miércoles, 19 de enero de 2011

Inquietud en el Paraíso (V). Lutero, Amiel y Voltaire.

Capítulo III. EN LA CASA DEL PUEBLO.

391px-Martin_Luther_by_Lucas_Cranach_der_Ältere 
Lutero a los 46 años de edad (Lucas Cranach el Viejo, 1529)

Pág 137

"..., pero  baste decir que la corte celestial no se había conmovido tanto por el comportamiento de uno de sus ministros en la Tierra desde lo de Lutero en Wittenberg."

Wittenberg es una ciudad de Alemania, situada a orillas del Elba. La importancia de Wittenberg radica en su conexión directa con Martín Lutero, y el inicio de la Reforma protestante.

El 3 de enero de 1521 fue publicada en Roma la bula papal, por la que León X  excomulgaba a Lutero.

El 22 de enero de 1521 el emperador Carlos V inauguró la Dieta imperial de WormsLutero fue llamado a renunciar o reafirmar su doctrina y le fue otorgado un salvoconducto para garantizar su seguridad.

Lutero se presentó ante la Dieta, pidió un tiempo para pensar su respuesta, el cual le fue concedido. Lutero oró, consultó con sus amigos y mediadores y se presentó ante la Dieta al día siguiente. Cuando se trató el asunto en la Dieta, Lutero dijo: 

"Que se me convenza mediante testimonios de la Escritura y claros argumentos de la razón —porque no le creo ni al Papa ni a los concilios, ya que está demostrado que a menudo han errado, contradiciéndose a sí mismos— por los textos de la Sagrada Escritura que he citado, estoy sometido a mi conciencia y ligado a la palabra de Dios. Por eso no puedo ni quiero retractarme de nada, porque hacer algo en contra de la conciencia no es seguro ni saludable". De acuerdo con la tradición, Lutero entonces dijo estas palabras: "¡No puedo hacer otra cosa; esta es mi postura! ¡Que Dios me ayude!".

En los siguientes días se hicieron conferencias privadas para determinar el destino de Lutero. Antes de que la decisión fuese tomada, Lutero abandonó Worms. Durante su regreso a Wittenberg desapareció.

El emperador redactó el Edicto de Worms el 25 de mayo de 1521, declarando a Martín Lutero prófugo y hereje, y prohibiendo sus obras.

La desaparición de Lutero durante el viaje de regreso de Wittenberg fue planeada. Federico el Sabio dispuso que una escolta enmascarada a caballo capturase a Lutero y lo llevase al castillo de Wartburg en Eisenach, donde permaneció cerca de un año. Le creció una amplia y brillante barba, tomó el atuendo de un caballero y se asignó el pseudónimo de Junker Jörg (Caballero Jorge). Durante este periodo de estadía forzada, Lutero trabajó a paso firme en la traducción del Nuevo Testamento. Su estancia en Wartburg fue el comienzo de un periodo constructivo de su carrera como reformador. En su «desierto» o «Patmos» de Wartburg (como le llamaba en sus cartas), empezó a traducir la Biblia, imprimiéndose el Nuevo Testamento en septiembre de 1522.

800px-WartburgLutherstube1900
Su habitación en el castillo de Wartburg, en Eisenach.

Lutero retorna a Wittenberg el 6 de marzo de 1522 y en sus "prédicas de la cuaresma" devuelve el movimiento reformista, que amenazaba con radicalizarse, a su línea mesurada; toma el "cetro de la Reforma".

El retorno del proscrito no está exento de peligro, pero los reformadores logran nuevos éxitos parciales en cuanto a la seguridad de Lutero: la segunda Dieta de Nuremberg declara la imposibilidad de cumplir la proscripción de Lutero. A pesar de eso, ésta es renovada en la tercera Dieta de Nuremberg, pero hasta entonces la Reforma se ha afirmado tanto que una detención de Lutero es poco probable.

Lutero murió del 18 de febrero de 1546 en Eisleben, la ciudad donde nació. Fue enterrado en la Iglesia del Palacio de Wittenberg, cerca del púlpito desde el cual había transformado al cristianismo.

35

Pág 176

" - Yo el único diario que leo es el de Amiel."

 
Henri-Frédéric Amiel (Ginebra, 1821 – Ginebra, 1881) fue un filósofo y moralista suizo.

Huérfano desde temprana edad, Amiel viajó mucho, haciéndose amigo de líderes intelectuales europeos, y estudio especialmente filosofía alemana en Berlín. En 1849 fue designado profesor de estética en la Academia de Ginebra, y en 1854 se hizo profesor de Filosofía moral. Estos cargos, conferidos por el partido demócrata, le hicieron perder el apoyo del partido aristocrático, que dominaba casi toda la vida cultural de la ciudad. Este aislamiento inspiró un libro por el cual todavía conocen a Amiel, el "Diario Intime" ("Diario Íntimo"), que, publicado después de su muerte, obtuvo reputación por toda Europa.

Su "Diario" obtuvo una simpatía que el autor no halló en vida. Además, produjo varios volúmenes de poesía y escribió estudios sobre Erasmo, Madame de Staël y otros escritores.

Sobre su obra Gregorio Marañón, escribió "Amiel".

Algunas de sus frases célebres:

"El hombre se eleva por la inteligencia, pero no es hombre más que por el corazón."

"Sin pasión, el hombre sólo es una fuerza latente que espera una posibilidad, como el pedernal el choque del hierro, para lanzar chispas de luz."

"La verdadera humildad consiste en estar satisfecho."

“Hacer con soltura lo que es difícil a los demás, he ahí la señal del talento; hacer lo que es imposible al talento, he ahí el signo del genio.”

Aquí, encontraréis más frases.

Y si queréis leer una estupuenda entrada que hizo Cornelivs, del blog Diario de Cornelivs, sobre Amiel, hace poco tiempo, pinchar aquí.

050906hutchison4

Pág 180 

"- Es tan bien intencionado que resulta enternecedor, se comporta como un Pangloss.
- Desconozco quién es Pangloss, padre Herrera."

Pangloss es un personaje de "Cándido", novela del escritor francés Voltaire. Es el tutor de Cándido durante su estancia en el castillo Thunder-ten-Tronckh en Westfalia, Alemania, y posteriormente se une a Cándido en algunas de sus desventuras.

Pangloss es un seguidor del filósofo Gottfried Leibniz, el cual en su Théodicée afirmó que vivimos en «el mejor de los mundos posibles». De ahí que Pangloss señale continuamente que "no existe efecto sin causa", o dicho de otro modo, que todo lo que existe, desde la nariz de nuestro rostro hasta las catástrofes naturales, responde a un propósito específico.

Sin embargo, esta cosmovisión provoca que Pangloss no sólo mantenga el optimismo ante la terrible tragedia, sino que la justifica.

El nombre Pangloss se construye a partir del prefijo y del sufijo griegos pan- (que significa totalidad) y -gloss, (que significa lengua). De esta forma, se bautiza como Dr. Pangloss a un personaje erudito para dar a entender que domina todas las lenguas; no obstante, otra posible traducción de "Pangloss" sería "todo lengua", es decir, alguien que habla locuazmente sin pensar.

El término "panglossianismo" se refiere al optimismo infundado.

29 comentarios:

Aldabra dijo...

Si le estoy dedicando muchas entradas del blog a este libro es porque realmente pienso que merece la pena perder unos minutos para aprender cosas nuevas; al menos así es para mí.

Probablemente parte de la información la perderemos porque, evidentemente, el cerebro no puede almacenarlo todo (y menos ya a algunas edades como la mía, por ejemplo) pero gran parte se quedará ahí en un rinconcito y cuando volvamos a verlas en otro libro o las escuchemos en algún programa de radio o tv, diremos: "Me suena", y al seguir leyendo o escuchando comenzaremos a recordar y...

Pues de eso tratan estas entradas.

A los que os resulte "un rollazo" leerlas (que también lo comprendo) pues que no pasa nada, dejáis de visitarme un tiempito que no me enfadaré (aunque os eche de menos).

Biquiños para todos a discreción, que quiere decir, muchos muchos y muy variados.

Aldabra dijo...

Se me olvidaba recordaros que, como siempre, la información y las fotos están sacadas de la red, de por allí, del otro lado, y de más allá.
biquiños,

Aldabra dijo...

Otra cosa más que se me olvidaba:

Todas estas referencias, así como el vocabulario empleado, nos ponen de manifiesto la grandeza cultural que demuestra Óscar a la hora de escribir.

Para sacarse el sombrero, desde luego.

biquiños,

p.d.: y ahora sí que ya no digo nada más.

Manolo dijo...

Viene muy bien tu trabajo para ilustrarnos. Nos lo das hecho y eso que vamos adelantando.
Muchas gracias.
Besos

Sergio dijo...

grandes e importantes figuras de la historia. Da gusto visitarte. Siempre he admirado mucho a Lutero, me haría protestante si no estuviese en contra de cualquier tipo de religión... jaja un beso

zeltia dijo...

Me alegro mucho de tener un palabro en mi vocabulario como "panglossianismo".
Estoy rodeada de gente que lo "disfruta"

guillermo elt dijo...

Te comentaré sobre lutero y su espiritualidad, solo un poquillo:

Tal vez, a la Iglesia le hubiera convenido la reforma luterana y digo tal vez, porque sobre estas cosas no se puede afirmar nunca, ya que una cosa son las ideas, y otra cosa su aplicación, que fue lo que paso... al igual que el marxismo... Por qué?... Es facil adivinar: "La animalidad humana"

Besibrazos.

Milu dijo...

Estoy encantada con estas entradas. Es un lujo leerte y alimentar al intelecto. Me tienes rendida y créeme si te digo que te leo con papel y lápiz, tomo apuntes.

Un beso y gracias por esto

Asun dijo...

Has escrito una entrada tan completa y con tantos enlaces que no me va a quedar más remedio que volver con más calma (tal vez el fin de semana que dispondré de más tiempo) para leerla bien leida, porque ahora mismo tengo las neuronas en posición de pseudo-siesta.

Mientras tanto te mando un montón de besos.

TORO SALVAJE dijo...

Empiezo a tener la sensación de haber vuelto al colegio.
Sola falta que nos pongas un examen.

Besos profe.

Myriam dijo...

ES un gusto leer tus entradas. Estupendo trabajo el tuyo.

Un millòn de gracias.
Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

hay que poner en contrase las referencias a estos personajes que protagonizan hoy tu entrada con los correspondientes a los que cita la otra parte en el conflicto... Significativo.

El Drac dijo...

Qué entrada para má sinteresante A Lutero lo conocía peor no así a Amiel. Me ha encanto la entrada

Cornelivs dijo...

Fantastica entrada, amiga. Me gustó muchisimo.

Gracias por el enlace.

Y gracias por alumbrarme algo que no conocia: panglosianismo.

Investigaré sobre eso.

BESOS...!

pancho dijo...

Sorprende la austeridad de la habitación de Lutero en comparación con las riquezas amasadas por la Iglesia en el XVI.

Se trata de un personaje sumamente interesante, el diablo para el catolicismo. También responsable de muchas muertes y sufrimiento que ahora no se entenderían y no sólo de católicos.

Tu entrada es una demostración de la gran cultura del novelista.

Un abrazo.

Asun dijo...

Aldabra, gracias por tu aclaración. Ya sé que no es necesario leer todos los enlaces si una no quiere, y es más que probable que todos no los lea, pero sí que me apetecen unos cuantos de ellos porque nunca viene mal ampliar conocimientos, que una está muy pez en muchas cosas jejejeeje.

Si me canso seguiré tu consejo de darme por satisfecha con leer el resumen y entenderlo.

Besos

Tonet dijo...

Ya conocía la frase de Lutero: "esta es mi postura" que Dios me ayude".
Es genial y más todavía que nos la hayas recordado.

Desde luego tienes un don para escoger frases que son como cajitas de sorpresa.
Y a mi encanta leerte....síempre te eh dicho que apuntas maneras de "pedagoga".


Muchos, muchos besos ;)

A nena do paraugas dijo...

A verdade é que o teu traballo é moi minucioso. Parabéns e grazas pola información que vas transmitindo. É moi interesante.

Biquiños.

Merche Pallarés dijo...

Excelente trabajo como siempre querida Aldabriña. Especialmente lo de Pangloss que cuando lo leí no entendí a qué se refería don Cosme y me quedé igual que Rodrigo Gorostiza aunque me dije: Seguro que Aldabriña lo explica... Besotes, M.

Abedugu dijo...

Pues a mi me parece estupendo este trabajo, siempre se pueden aprender más cosas y todos los datos que das son muy interesantes, así que yo me apunto encantada para leer todos los artículos que escribas de este estilo.
Un abrazo

Carlos dijo...

Siempre es bueno aprender cosas. Qué será peor (o mejor) un optimista infundado o un pesimista convencido?? Dura duda.

Un beso.

Paco Cuesta dijo...

Sumemos al trabajo de Esquivias el tuyo y tendremos un tratado.

oliva dijo...

Es muy interesante, tanto la vida y obra de Martín Lutero, exponiendo y demostrando su oposición al dogma católico de aquel siglo, fue un transgresor, un revolucionario. A Amiel no lo conocía, pero sin duda sus célebres frases son admirables: “Hacer con soltura lo que es difícil a los demás, he ahí la señal del talento; hacer lo que es imposible al talento, he ahí el signo del genio.” Esta me ha resultado sorprendente.
Y "no existe efecto sin causa" de Pangloss es casi irrefutable. Todo lo que hacemos tiene un motivo o justificación.

Me gustó mucho esta publicación tan enriquecedora.

Un abrazo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

me encanta que te entusiasmes y de camino nos contagies... fui excéptico a la hora de comenzar la lectura y tus palabras me animaron...es perfecta y oportuna tu entrada...un beso

eva dijo...

me encanta... Lutero siempre fue de mis favoritos, q se va a hacer de chica era rara ya, confieso q Marx tb aunq sus ideas son inaplicables a este mundo tan egoista en q vivimos..

Abejita de la Vega dijo...

Practiquemos ese optimismo infundado, aunque sea infundado.

Tu información nos enriquece.

Biquiños, Aldabra.

Juanjo dijo...

Me parecen muy interesantes tus entradas. Estoy aprendiendo mucho con ellas y también me estoy replanteando mi forma de leer. Tal vez debería dedicar más tiempo a entender bien esos párrafos que sólo comprendo a medias y, por pura vagancia, no dedico más tiempo a estudiarlos.

Mis tardanzas en pasar por aquí se deben a la falta de tiempo. Espero que no te importe que venga tan de vez en cuando.

Besos.

fonsilleda dijo...

Aprenderé, si me lo permites que creo que si, poco a poco contigo.
De entrada me parece muy interesante.
Bicos y gracias.

irene dijo...

Nunca viene mal aprender cosas, y más si son interesantes. Además tienes razón, tal vez no se nos quede todo, a mí menos que tengo más años que Matusalén, pero siempre queda algo.
Ahora debo irme, en otro momento vendrá a leer el VI y el VII.
Biquiños, Aldabra.