lunes, 27 de diciembre de 2010

Inquietud en el Paraíso (II). Areópago y dos apuntes más.

clip_image002
El Areópago visto desde la Acrópolis.

CAPÍTULO I. DANTE EN EL SALÓN ROJO

Pág .18

“Los hombres cabecearon unánimes, un poco vacunos, con la misma expresión en el rostro que los ancianos del Areópago en el juicio de Friné. Todos miraban hacia el rincón donde la venus les daba la espalda, un poco melancólicos.”

El Areópago, o colina de Ares, era un monte situado al oeste de la Acrópolis de Atenas, sede del Consejo que allí se reunía.

Friné era el apodo de una famosa hetera o hetaira griega (cortesana), célebre por su sensualidad y belleza.

Era asidua en los simposios atenienses, y llegó a convertirse en la amante y musa del escultor Praxíteles, que la utilizó como modelo para sus imágenes de la diosa Afrodita.

Un amante anterior de Friné, despechado y celoso ante su creciente prestigio, la acusó gravemente ante el areópago por impiedad hacia la divinidad, uno de los máximos delitos por los que podían ser acusados los antiguos atenienses.

Se le imputó a Friné un doble cargo: haber comparado su belleza con la de la propia Afrodita, y haber quebrantado de palabra el sacro secreto de los Misterios Eleusinos (Ritos de iniciación anuales al culto a los diosas agrícolas: Deméter y Perséfone que se celebraban en Eleusis, cerca de Atenas, en la Antigua Grecia. De todos los ritos eran los de mayor importancia).

A petición del propio Praxíteles, fue el orador Hipérides, antiguo discípulo de Platón, el abogado defensor con el que contó la ilustre Friné ante los magistrados del areópago. Una vez comenzado el juicio, Hipérides se vio en el brete de no ser capaz de quebrar la voluntad de los jueces, firmemente dispuestos a condenar a la bella. Decidió entonces dar una última vuelta de tuerca: despojó a Friné súbitamente de sus vestiduras ante los sorprendidos ojos de los ancianos, y les explicó que el verdadero crimen sería privar al mundo de semejante belleza: la desnudez de Friné era ya un tributo a la misma Afrodita.

clip_image004
Friné ante el areópago, 1861
Óleo Sobre tela, 80 x 128 cm.
Jean-León Gerome,
Museo Kunsthalle de Hamburgo

El lienzo presenta la singularidad de captar el momento en que Friné es desnudada ante los ojos de sus jueces: el cuerpo límpido de la cortesana señala la intersección de las dos masas cromáticas que configuran la armonía del cuadro: las rojas túnicas de los magistrados y el azulado peplo de Friné (vestidura exterior, amplia y suelta, sin mangas, que bajaba de los hombros, formando caídas en punta por delante, usada por las mujeres en la Grecia antigua.)

Pág. 24

“Así que, para esta ocasión, le impongo que medite sobre la Orestíada y el capítulo veinte del Levítico y, además, va a rezar cuatro padrenuestros.”

La Orestíada u Orestea es una trilogía de obras dramáticas de la Grecia Antigua escrita por Esquilo, la única que se conserva del teatro griego.

Todas ellas rondan en torno a los conceptos de justicia y venganza

Las tres obras que la forman son: Agamenón, Las coéforas y Las eumérides.

El Levítico es uno de los libros bíblicos del Antiguo Testamento y del Tanaj (24 libros de la Biblia hebrea). Para los cristianos forma parte del Pentateuco y para los judíos de la Torá (La Ley).

El libro se denomina Levítico porque se trata, en esencia, de un manual religioso para uso de los levitas, sacerdotes encargados del culto, escogidos de entre los miembros de la tribu de Leví, una de las doce tribus de Israel.

clip_image006
Levita hebreo

La tradición judeocristiana lo atribuye a la pluma del patriarca Moisés, como los demás libros del Pentateuco. Se trata de un texto muy difícil de interpretar para el lector moderno, y aún más para el gentil porque constituye un libro típico y absolutamente judío.

NO OLVIDAR, que en el margen izquierdo del blog, justo debajo del libro de Óscar Esquivias, están todas las entradas que voy haciendo sobre la lectura, para todos aquellos que queráis utilizarlas.

23 comentarios:

plinnn... dijo...

Qué cantidad de palabras nuevas!!! y qué difícil de pronunciar areópago ufff :))) biquiñosss :))
PD: confieso que brete también lo incluiría dentro de las búsquedas en el diccionario, aunque se entiende por el contexto :)

Dilaida dijo...

Sabías que o nome de Friné significa sapo, é un nome antifrástico, é dicir, a un obxecto ou persoa danlle un nome que indica calidades contrarias ás que realmente posúe.
Existe unha anécdota de Friné, ocorreu estando nunha cea con Praxíteles na súa casa, o escultor díxolle que escollese do seu taller, a estatua que quixese como pago aos seus servizos.Como Friné non entendía de esculturas e naturalmente quería levar a de máis valor, díxolle a un dos seus criados, que nun momento dado da noite, entrase na sala berrando "Lume, hai lume no taller!.Cando entrou o criado dando voces, Praxíteles rapidamente exclamou: "Salvade ao meu Eros. Salvade ao meu Eros!". Como é de supor, Friné levou o Eros para a súa casa.
Bicos

Aldabra dijo...

Dilaida, sí que sabía de esa historia, lo leí mientras buscaba la información para el post pero como son entradas ya un poco largas de por sí, intento dar la información más escueta posible para que sea más amena y corta. Pero gracias por apuntarlo, así queda dicho.
Biquiños,

Merche Pallarés dijo...

Chica, MUY interesante toda la información que nos das. También simpática la anécdota de DILAIDA. Aún estoy esperando recibir los libros... Muchos besotes, M.

TORO SALVAJE dijo...

En mitología soy un cero absoluto.
Alguna vez quise remediarlo pero se me atraganta.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Oportuna entrada. En el libro hay mucho de lectura de clásicos, pasados por Cervantes.
Besos.

Milu dijo...

Lo que aprendo contigo en el poco tiempo que conozco tu tu blog...Las veces que consulto el diccionario y la satisfacción con la que me voy siempre de esta casa. Divertida anécdota. Me ha encantado.

Besos, Aldabra

Ricardo Miñana dijo...

Que pases unas felices fiestas y que la armonía, la paz y la felicidad entren en tu hogar.

un abrazo.

zeltia dijo...

Me tienes que perdonar, igual me he perdido algo, pero supongo que todo esto viene a cuento de algún libro que estás leyendo, y que aprovechas para compartir la información que tu misma necesitas para la comprensión de lo que lees.
¿es eso?
es que me tienes desorientada, no será todo eso para mostrar el cuadro
Friné ante el areópago...

En cualquier caso mitología y clásicos, como pinceladas, siempre es interesante.

Un abrazo y feliz lectura.

Abejita de la Vega dijo...

Está claro que un libro lleva amuchos libros. El de Esquivias nos lleva aquí a la historia de Friné, la Orestiada, el Levítico...Es el culebrón cultural.

Preciosa entrada.

Biquiños

pancho dijo...

Nos ahorras un montón de trabajo. Cuentas cosas totalmente nuevas para mí. Gracias.

Chus dijo...

Creo que tendré que animarme a leer la trilogía si quiero seguir tus entradas, me gusta la literatura clásica, la mitología griega y romana, pero después del Vellocino de oro, no me he vuelto a adentrar en esas épocas y de eso ya hace años. Bueno cuando pasen estas fiestas quizás me anime, espero que sea amena.
Un biquiño

Allan Smithee dijo...

gracias de nuevo por ampliar nuestro, o al menos mi, conocimineto, sirena aldabra.

un abrazo congelado

Ele Bergón dijo...

Aldabra, muy interesantes tus aportaciones. Algunas las conozco, pero otras confieso que no, asi que te seguire, segun voy leyendo.

Besos

Luz

zeltia dijo...

Eres un cielo, Aldabriña.
Virme contar todos os pormenores pola miña ignorancia, e levarme o link...
Grazas!
Que disfrutedes da lectura

Asun dijo...

Esto es lo que se dice exprimir el capítulo.
Muy interesantes todas las cosas que cuentas, que si no fuera por ti me seguirían resultando desconocidas.

Un beso

semilla negra dijo...

Me ha gustado mucho como la has contado...lo que me da pena es que creo que las colinas de Atenas se quemaron hace un año en un incendio atroz, eran preciosas ahora sólo quedarán las ruinas, que son espectaculares, pero los bosques que las rodeaban les daban un aire mágico...biquiños

Cornelivs dijo...

Sin tiempo para leerte, querida amiga... Hoy solo me paso para dejarte un abrazo!

Kaplan dijo...

Só un instante para desexarlle o mellor para o ano 2011: todas as venturas e aventuras que lle aporten felicidade.

Maripaz Brugos dijo...

No soy experta en este tipo de literatura, pero siempre he querido iniciarme en su lectura. Gracias a tí, con estas entradas tan "curradas" no sabes todo lo que aprendo. Muchas gracias!

Ío dijo...

A mí me encanta la mitología; tu manera de contarla la hace todavía más amena, las explicaciones vienen siempre muy bien, auqnue esta vez conocía todas las palabras.
Muy interesante, Aldabra¡¡¡¡
Un abrazo, felicidad para ti y los tuyos en el próximo 2011
Bicos de luna

Ío

Juanjo dijo...

Es una lástima no poder apreciar la expresión de los ancianos del Areópago, aunque de alguna manera la imagino. La expresión "cabecearon unánimes, un poco vacunos" me parece muy fotográfica. Uno puede dibujarse la escena sólo con esa frase.

Muy interesantes tus investigaciones sobre el texto.

Besos.

Paco Cuesta dijo...

Imposible compensar tu trabajo.
Un abrazo