domingo, 11 de diciembre de 2011

Diálogo 85

 

SAM_1808
Fotografía: Casa Fundación César Manrique – Lanzarote

Ella - No puedo dormir, y tú ¿tienes sueño?

Él - No mucho pero es lógico. Nos levantamos muy tarde esta mañana.

Ella - Igual me está haciendo efecto el café que me tomé después de comer… como no tengo costumbre.

Él - ¡Qué va! No creo. ¿Quieres que ponga la radio?, ya sabes que a mí no me molesta en absoluto, duermo igual.

Ella - Ya, ya lo sé pero prefiero que no. Estoy a solas con mis pensamientos.

Él - Quedarse a solas con los pensamientos de uno mismo es aburrido y más en tu caso que sólo tienes serrín en la cabeza.

Ella - ¡Te vas a enterar!

(Risas y pellizcos varios)

Él - ¿Y en qué piensas si puede saberse?

Ella - Pues verás, estaba pensando en una pareja que vi esta tarde a la salida del centro comercial. Veintitantos. Estaban sentados en las escaleras exteriores que suben a la planta superior, ¿sabes?

Él - Sí.

Ella - Ella estaba llorando, sentada dos escalones más abajo que él. No sé si tiene o no importancia este dato. Puede que sea significativo porque desde la distancia en que los vi era como un gesto de imploración. Ella hablaba y gesticulaba mucho y él solo parecía escuchar, contrito y cabizbajo. Todo en el rostro de la chica reflejaba dolor. Era rubia natural y si cabe parecía frágil. Al pasar cerquita de ellos, la chica le decía al chico: “Sólo quiero una vida normal, hacer cosas normales y dialogar sin estar discutiendo todo el tiempo”. Mientras volvía a casa no dejaba de pensar en eso de “una vida normal”.

Él – Los humanos somos muy contradictorios. La mayor parte del tiempo anhelamos aventuras y todo aquello que no poseemos para después, a la hora de la verdad, echar de menos la vida sencilla, la rutina, las cosas de siempre: casa, un libro, música, hijos, paseos, playa, una peli… Supongo que a eso se refería la chica.

Ella - Sí, pensé lo mismo que tú. También pensé que uno de los mayores sufrimientos de los humanos es por culpa del amor. Ojalá inventaran alguna pastillita, incluso alguna vacuna. ¡Porque mira que duele el desamor! Sólo de pensarlo…

Él - Tienes razón, sí. Lo mejor es no enamorarse, como yo.

Ella - ¿Qué dices?

Él - Eso, que yo no estoy enamorado, ni nunca me he enamorado, ni nunca me enamoraré.

Ella - ¡Pero mira que eres tonto!

Él - Y tú más, por eso me quieres… o eso dices.

(Risas y pellizcos varios)

Él - ¿Te va entrando el sueño o paso directamente a aplicarte el tercer grado?

Ella - ¿Interrogatorio con esposas incluidas?

Él - Todo el paquete, sí.

Ella - Pues me pido el tercer grado.

Él - Ahora sí que te vas a enterar… Ya verás como al final vas a dormir como una linda gatita.

Ella - No espero menos de ti que para algo te tengo…

Él - ¿Con que para eso me tienes?

Una peli de domingo.

33 comentarios:

Chus dijo...

Creo que hoy lo que yo más deseo también es una vida normal, con pellizcos incluidos, por supuesto, un besiño. Chus

TORO SALVAJE dijo...

No hay vídeo del tercer grado?

Besos.

Cuento de Mariposa. dijo...

Supongo que yo, al tener diecinueve años, aún no quiero una vida normal, en la que caigas en la rutina. Yo espero algo más, una vida llena de misterios y aventuras, una vida llena de curvas, y aunque a veces, las cosas se compliquen, sé que el amor tiene sú parte buena y sú parte mala. Por eso estoy de acuerdo en parte en que ojalá existiera una pastilla para el desamor, pero por otra parte, creo que es un sentimiento que debemos vivir todos.

Besos.

claudia dijo...

Seguro que lo confesaste todo!

;)

la reina del mambo dijo...

Me pido una pastillita contra el desamor y desilusiones varias.
No he visto la película, pero tiene pinta de ser lo que dices...
Un beso

Dilaida dijo...

“Sólo quiero una vida normal, hacer cosas normales y dialogar sin estar discutiendo todo el tiempo”. Tampoco pide nada raro y fuera de lo común.
Bicos

LuisaH dijo...

Estoy de acuerdo contigo !bendita vida normal! Aunque a veces... ;)

Manolo dijo...

Y quién quiere una vida normal cuando hay terceros grados.
Besos.

Myriam dijo...

Pués, entiendo muy bien las contradicciones de las que él habla: después de haber tenido una vida muy, pero muy agitada y llena de aventuras y conflictos, ahora me gusta y disfruto la vida tranquila.

Con respecto al desamor: deja de doler cuando se tienen amigos profundos y uno sabe que cuenta con ellos.

Besos
PD y gracias por el trailer. No la he visto aún.

pancho dijo...

La complicidad en tercer grado sirve para que vuelvan a saltar chispas.
Precioso Lanzarote negro.

Un abrazo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

yo ahora llego a la conclusión de que nunca me enamoré...creo que me embaucaron en mi tierna inocencia...ahora no creo en eso del enamoramiento...besos

Concha L. F. dijo...

Non sei moi ben o que é unha vida normal. Supoño que cadaquén de nós temos un concepto diferente do que é.
Pero creo que máis ou menos todas e todos coincidimos no do diálogo. Vivir entre diágolos sí é unha vida normal. Ou debía selo.

Biquiños.

Belén dijo...

Al final durmió, eso seguro...;)

Besicos

Tonet dijo...

Hace tiempo que quiero ver esta peli...ahora se ha convertido en una necesidad ;)
Me encantan tus diálogos, consigues que lo veamos, es genial!! con pocas palabras dices tanto...
Con respecto al amor...no sé, cambiamos tantas veces de idea...pero estoy contigo, al final todos los "adornos" van cayendo y sólo queda lo que te hace realmente feliz...un libro, una peli...lo q sea pero con "ellos", los indispensables :)

Besito sirenita y feliz semana :)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cuando alguien aspira a una vida normal, no es sincero consigo mismo: aspira a que el otro se ajuste a su vida normal.
El problema es siempre saber aceptar al otro y no querer cambiarlo.
Cuánta tristeza y cuánta alegría en este diálogo.
Besos.

Paco Cuesta dijo...

Amar es una aventura que fracasa con la posesión.

susana moo dijo...

Qué ricos pellizcos y risas. Y qué rico estar tranquila, a solas con los pensamientos, aunque no venga el sueño ¡se está tan a gustito!

zeltia dijo...

quiero ver esa peli que deixas o trailer do youtube e soñar co que nunca pasa (só nas pelis)

zeltia dijo...

ah, moitísimas gracias polas cousas bonitas que me dis dos meus videoclips...! supoño que esa é a cousa que agora me gusta facer, pásoo ben tomando as imaxes, disfruto buscando a música, vóame o tempo editando o vídeo... e esquéceme todo aquelo que me falta.

Juanjo dijo...

Pues como el chiste, ¿no?

- Carmiña, dormimos ¿o qué?
- Primero qué y luego dormimos.

Como siempre, genial el diálogo.

zeltia dijo...

perdoa, aldabriña, que me esqueceu deixarche a música que me pediches:
figura ao final do videoclip, o grupo chámase The XX
o tema que soa é "Crystalised"

que ben que lle guste a Congo!
son un grupo de hai poucos anos.

Asun dijo...

¿Y qué es una vida normal y hacer cosas normales? Porque lo que para uno es una vida normal para otro puede que no lo sea.
Por ejemplo lo del tercer grado, que a él y a ella les parece normal, seguro que a Rouco Varela le parece lo más anormal del mundo :)

Un beso.

Abejita de la Vega dijo...

¿Qué es una vida normal? Depende de quién pone la norma.

Añoramos lo de todos los díss cuando nos salimos de lo cotidiano y al revés.

Me gusta ¿vuestro? diálogo. Tercer gardo y toooodo.

Preciosa la imagen de Lanzarote lunar.

Hemos cumpido un año de olla quijotesca...

Besos, bicos, biquiños.

Lan dijo...

Puede que, en las penas ajenas, temamos algún día ver las propias.
Y así vivamos, por un lado, felices si es que lo somos y, por otro, siempre temerosos de no serlo.
Bicos, señora.

Lunática Shop dijo...

qué es normal? Lo que para unos es una vida de locos para otro es una balsa de aceite...todo depende de quien lo mire...
Yo llevo una vida muy normal y no la cambiaría por otra ;)
Por cierto...hay vídeo casero del interrogatorio?? no es morbo, es sólo por tomar notas de la técnica jjj

MucipA dijo...

Si fuera tan fácil no enamorarse... y... ¿la normalidad existe?

Biquiños.

Maribel-bel dijo...

Todo vai xurdindo como etapas de vida, hai momentos para todo, inclusive para chorar. As vidas tranquilas son fermosas e as tolemias tamén, sempre e cando se fagan con libertade. Un saúdo, ruliña.

Ele Bergón dijo...

El amor es un misterio y aunque te complique la vida, es la miel y la sal de la misma.

¡Vida normal! Cada uno tiene su interpretación de estas dos palabras.

Un abrazo

Luz

DANI dijo...

Que momentos más geniales, verdad? que sería nuestra vida sin esas tonterias y risas :)))


Besazos enormes

LittlePan dijo...

Yo creo que ambas situaciones son un poco lo que es vivir en pareja. Unas veces se discute, y otros momentos como este, que son los que valen la pena...
Me ha encantado. Es muy cuqui.
Besos!

Milu dijo...

Cara y cruz, sin ellas no podríamos normalizar la convivencia.

Un abrazo

moderato_Dos_josef dijo...

Una charla divertida y reconfortante. Se nota que hay amor del verdadero pero... ¿cuál es el verdadero? jajaja.

Bsos.

irene dijo...

Creo que enamorarse es un privilegio, hay gente incapaz de hacerlo y estoy casi segura que se pierden algo hermoso, aunque duela mucho el desamor.
Biquiños, Aldabra.