jueves, 17 de mayo de 2012

Vilamor

1

Vilamor: o aquí e o agora.
Vilamor, el aquí y el ahora.

¿Qué pasaba en el mundo en 1977?

Mientras la nave  Enterprise  comienza  su  andadura  espacial,  las Madres de mayo marchan por primera vez en Buenos Aires y  Star Wars  llena  los  cines  de  todo  el  mundo,  en  un maravilloso y recóndito lugar del noroeste español –recién terminada la dictadura de Franco- el tiempo se detiene; y comienza un sueño.

7
Rubén Ríos

Breixo, un joven altruista lleno de buenas intenciones, se topa con los habitantes de una comuna aparecida  en las inmediaciones de su aldea, al otro lado del río. A pesar de su cercanía a las fuerzas vivas del pueblo,

8

Breixo se deja seducir por el ideal de un estilo de vida alternativo, y ayuda a los jóvenes comuneros a recuperar la aldea perdida de Vilamor. Sin propiedad privada, trabajando la tierra y en total comunión con la naturaleza, el sueño comienza a hacerse realidad (a pesar de los constantes ataques de las autoridades locales). El horizonte de un mundo nuevo se dibuja en las montañas perdidas de Galicia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pero todo se complica para Breixo. Se enamora de Sonia.

9
Sabela Arán

No todo el mundo está destinado a vivir este sueño. Con gran tristeza, abandona Vilamor. Treinta y tres años después, convertido en un escritor de éxito y con los ideales oxidados en algún rincón de la memoria,

eee
Luís Iglesia Besteiro

canvas1

Breixo regresa al lugar donde vivió los mejores años de su vida.


Xoel Yañez

Hermes es de buena familia, rebelde y especialista en hierbas medicinales. Pero  su conpocimiento  es de libros, le falta conocer a alguien con experiencia.

El tráiler y todo sobre la pelìcula

La historia de Vilamor está inspirada en la comuna que se instaló en los años 70 en las montañas de Lugo,

5

y que aún continúa activa.

El rodaje se realizó en febrero y en el verano de 2011 en los mismos lugares donde se instaló la comuna original (Negueira de Muñiz) y en otros ayuntamientos de la zona como La Fonsagrada y Cervantes (Lugo), Grandes de Salime y Santa Eulalia de Oscos (Asturias).

Vilamor es asimismo un topónimo, el seudónimo cinematográfico de un lugar llamado Foxo, en donde se desarrolló la historia que describe el filme, basado en hechos reales, y como parece indicar el título (para su distribución internacional será Lovetown) una historia de amor. Un romance a finales de los años setenta entre una chica que hoy llamaríamos “alternativa” y un seminarista, dos caracteres opuestos unidos por la querencia a la tierra.

“El cine gallego debe existir, porque tenemos que contar nuestras historias a nuestro modo”, reclamó el director, Ignacio Vilar, al público que asistió al preestreno en Lugo.

“Fue una experiencia que comenzó en 1976; gente preparada, universitarios con conciencia política que querían ser un germen de una sociedad nueva. Aquella etapa se cerró en 1982, cuando apareció la droga dura”, dice Ignacio Vilar, que conoció el asunto a finales de los noventa, cuando fue allí para realizar un documental.

Después viajó por todas partes para conocer y entrevistar a aquella gente. “El promotor, Nilo, fue un personaje que ya había tenido en Lugo un bar peculiar, en el que cada uno pagaba lo que consideraba que era justo. Querían tener una relación hombre-mujer distintas, intentaron crear y legalizar una escuela… Ahora algunos son profesores universitarios, una fundó las Escuelas Fingoi, un referente pedagógico”. Varios aparecen como extras en las escenas finales. También han servido de escenario algunas casas que todavía habitan sucesores de la comuna.

Vilamor narra aquellos inicios, y sobre todo la reacción de las fuerzas vivas y de parte de la población, más que negativa. Es asimismo la descripción de todo un mundo, la sociedad rural tradicional, que entonces comenzaba su declive. En aquellas aldeas (Foxo, Vilar) todo está hoy como estaba entonces, acceso en barca incluido. Quizá por ello la ambientación es perfecta, pese a la falta de medios y al exceso de dificultades.

La apuesta por la fidelidad incluye los diálogos. La versión original está en gallego, usando la mayoría de los personajes una variante dialectal de la lengua gallega poco conocida y propia esa zona, y los jipis —excepto una de origen barbanzano— el gallego estándar, con la terminología de la época.

La frase “no se dan las condiciones objetivas” caracteriza a un personaje, e incluso figura en las camisetas promocionales.

3

Esta es la cuarta película de Vilar y la segunda, después de Pradolongo. Mientras, hasta el 17 de mayo, Vilamor se va proyectando en cines de 15 localidades gallegas, Ignacio Vilar, Sabela Arán, Rubén Riós, Xoel Yáñez y dos productores se pasarán esos dos meses en la Caravana Vilamor

333
Ignacio Vilar

(una furgoneta Volkswagen típica de entonces) presentándola en 190 institutos y 250 asociaciones culturales.

10

Y eso, sin contar las acciones en Internet y las redes sociales. Después se podrá ver en sesiones de verano al aire libre, 150 confirmadas en 25 ayuntamientos de Lugo y 40 de Ourense. Vilar tiene claro que si los espectadores no van al cine, el cine tiene que ir a por los espectadores.

“A diferencia entre un home é un tolo,
é que o home non sempre fai o que quere.”

Frase extraída de la película:

(La diferencia entre un hombre y un loco,
es que el hombre no siempre hace lo que quiere)

Decir por último, que la fotografía fija de la película me pareció extraordinaria, nada menos que se la debemos al prestigioso fotógrafo gallego Xurxo Lobato. Si queréis disfrutar de sus imágenes pulsar aquí.

…ooo000ooo…   …ooo000ooo…  

La información para este post está extraída de aquí y de aquí. Las fotos son de diferentes páginas de la red.

24 comentarios:

El Pinto dijo...

En estos tiempos más que nunca, es preciso defender la alegría y, por supuesto el patrimonio en general y las lenguas en particular.
Un abrazo

Myriam dijo...

¡¡Qué interesante!! Este es del cine que me gusta. Vi las fotografías de X. Lobato me gustaron mucho.

Gracias por esta reseña tan completa y ojalá que en algún momento pueda ver la película.

Un beso
(Sabia que te gustaría el poema de TORO y la pintada por GOYO le va como anillo al dedo)

Myriam dijo...

Y por supuesto, les deseo ¡mucho éxito!

Silvia dijo...

Muy interesante. Opino lo mismo que Myriam : les deseo mucho éxito. Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Me gusta ver mi poema ahí...
Si me quisieras te lo tatuarías, jajajjajajjaja

Besos.

Juanjo Montoliu dijo...

Me parece interesante la película y fascinante aquella época, frustrada en muchas cosas, pero germen de otras.

¿No se podrá ver en el resto de España?

Besos.

O SuSo dijo...

Es una película que ya quería ver, pero ahora más, y tengo varios pueblos entre Lugo y Asturias que quiero visitar, alguno puede que sea Foxo...

aaaa en 1977 pasaba algo más, venía al mundo O Suso, para vivir aquí y ahora.

Abrazos

Chousa da Alcandra dijo...

Hai que vela no cine. Contén os aditamentos necesarios para pasar un anaco moi xeitosiño. Dou fe.

Chus dijo...

Yo estuve en Foxo en el año 94, fui un par de veces a la comuna, conocí a Nilo, por aquellos años las gentes de A Fonsagrada decían que era el maromo de la comuna, los veíamos de vez en cuando por el pueblo, lo que recuerdo de él es que era un hombre alto, de complexión fuerte, pelo largo y barba, con sandalias de cuero y ropa de algodón y lino, siempre había niños a su alrededor correteando, se les veía felices,
en aquella época la gente del pueblo ya no recelaba de ellos.

Dilaida dijo...

Haberá que vela, grazas por presentárnola.
Bicos

Álter alma dijo...

Muy buena la frase final :)

Saludo.

virgi dijo...

Épocas de ilusiones, pocos prejuicios, grandes esperanzas...¡tal como ahora...ay!
Besos

Merche Pallarés dijo...

Le has hecho una reseña estupenda Dan ganas de verla sin duda alguna Preciosas las fotos de Lobato Espero que se pueda ver la peli por toda España, bueno, por lo menos en Barcelona. Besotes, M.

PD No me funciona la tecla de los puntos pero de vez en cuando sí... (como ahora)

Asun dijo...

Pues es una película que tiene muy buena pinta y que me gustaría verla. Como dice Merche: a ver si la ponen por también por aquí.
Gracias por esta estupenda reseña.

Besos

zeltia dijo...

yo tengo ganas de verla!, además en aquella época yo quería ser hippy lo tenía clarísimo.
Menos mal que no me enteré de esta comuna, porque a lo mejor me largaba "por el mundo" y allí me presentaba!
(aunque no creo, porque también era cagada)

:-)

ti viches a película?

zeltia dijo...

Mirei, para ir vela, pero nos cines da Coruña non a poñen... o máis cerca onde a botan é en Narón.
(haberá que esperar)

zeltia dijo...

pois preguntábache se a viras, porque como citas varios sitios de onde sacaches información, podía ser que elaboraras un post de difusión sin, necesariamente, ter vista a pelicula. Dame máis confianza a información directa de que a viras tí que outras que poida topar pola rede. :)

grazas!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

En el 77 yo era feliz.
Qué bello proyecto, ojalá se acerquen lo suficiente para verlo.
Besos.

ever - juegos dijo...

que impresionante muy memorable todo un abraso

moderato_Dos_josef dijo...

En el 77 yo iniciaba una vida. Para mí fue como el pistoletazo de mi salida a la sociedad....

Buena película. con esos recuerdos de lugares que fueron importantes en las vidas de tantas personas.

Besos.

El Canto de la Luna dijo...

Interesante... todo isto pinta moi ben..
Un saúdo e moi contenta de atoparme con tan grata información.

Lunática Shop dijo...

Pues ya me gustaría a mí haber podido vivir allí...lo mismo aún tengo tiempo ;)

Anónimo dijo...

Y a mi contiz

Y a mi co digo

Anónimo dijo...

Yo estube alli con nilo y con javier hellin en su casa fue increible libertad absoluta