lunes, 23 de noviembre de 2009

GraCiaS




Gracias a todos por vuestros comentarios y sobre todo Gracias a los que de nuevo perdéis unos minutos para releer. Y por favor, perdonar mi insistencia. No lo habría hecho de no considerarlo importante.

Al menos reconoceréis conmigo en que, la interpretación de los textos, es un buen punto de discusión.

Estoy de acuerdo en lo que decís acerca de que, una vez que el texto es leído por otras personas, las interpretaciones son infinitas. Eso siempre me ha parecido estupendo. Es lo bueno de colgar los textos aquí en el blog y que personas ajenas a nosotros los lean libre y objetivamente, con un total desconocimiento de la vida del autor, que le pueda llevar a dejarse influir por la vida real.

Pero en el caso de este texto (para mí) existía una cuestión impepinable, que si no se entendía, el texto no tenía el significado profundo que debía tener; de ahí mi insistencia. No es lo mismo pensar en la ausencia de alguien que volverá, que en la ausencia de alguien que jamás estará a nuestro lado. La intensidad del relato y de lo que se intenta transmitir difiere notablemente.

Con el corazón en la mano os digo que cualquier lectura me parece interesante y que vuestros comentarios siempre son bienvenidos; es más, sabéis que siempre os he animado a que si algo no os gusta, lo critiquéis objetivamente.

Mi verdadera preocupación era que yo no supiera haceros llegar lo que sentí escribiendo ese texto, que lo hubiera contado mal. Como dice muy bien Chousa: "No debo exigirme tanto" pero una es como es. Y por si alguno no la sabiáis, las sirenas también somos muy exigentes con nosotras mismas. Particularmente, las sirenas del norte somos muy tenaces y hacemos lo imposible por conseguir aquello que para nosotros es importante. Y la escritura para mí lo es. Intento siempre ofreceros las mejores palabras, las más sentidas, las que más os emocionen, o las que más os hagan reir, no importa de lo que hable o lo que me haya inventado.

Pues eso, ya está. Me siento mucho mejor. No es bueno quedarse dentro con las cosas que nos preocupan.

Asunto arreglado.

Biquiños gordos,

La foto es de aquí

13 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Transmitía un hondo pesar por la ausencia. Besos.

fonsilleda dijo...

Yo creo que lo había interpretado bien, pero, ya te digo, como que me pareció "pecado" tocar una pena tan intensa.
Bicos

El Pinto dijo...

"Me siento mucho mejor. No es bueno quedarse dentro con las cosas que nos preocupan.
Asunto arreglado.
Biquiños gordos,"

Pues eso un fuerte abrazo o biquiños gordos.

Belén dijo...

Es curioso, yo también he colgado textos que no se han interpretado como yo los escribí, pero eso es lo bonito del blog (o lo feo, según se mire :))

Besicos

TORO SALVAJE dijo...

:)

Muakkkkkkkkkkkkk.

Estela dijo...

Como ya te he dicho abajo los interpretamos de una forma sencilla alomejor deberiamos leer con mas detenimiento pero en definitiva siempre que escrubes de Congo se nota que estas muy enamorada de el y que no te gustan sus ausencias...Por lo menos yo lo interpreto asi.

Un abrazo!!

Alegría dijo...

Leí el "primer Boba" cuando lo publicaste. Creí entenderlo, pero no tenía el ánimo para contestar. Ví el "Boba II" pero no lo leí al publicarlo. Lo leo hoy, y es cuando me pierdo.
Lo que yo pensé, es que te sientes sola de la ausencia que dura entre semanas, (la barba de dos días, es que no se afeita el finde...)¿Quizás has querido reflejar la ausencia "entre semana", cuando él no está?

Ahora soy yo la que no paro de dar vueltas...
Besos.

Juanjo dijo...

Gracias a ti, Aldabra. Es una suerte que te exijas tanto. Así, tus textos tienen cada vez más calidad.

La foto me gusta: diez dedos son suficientes para abarcar un corazón. Es una buena metáfora.

Besos.

iliamehoy dijo...

Las ausencias casi siempre duelen. Unas por eternas, las otras por cambiantes. Porque si las primeras no dan opción, en las segundas a menudo tampoco, y la frustración doblega la alegría de un nuevo encuentro.
Aunque no me hagas mucho caso.Con esta mi suscripción a la melancolía, todo aparece desdibujado.
Gracias por tu calor, tus palabras, y esa generosidad al prestarme atención un rato.
Una sonrisa

Silvia dijo...

Gracias a ti, Aldabra. Tu blog siempre me hace compañía en mis tardes de soledad

Chousa da Alcandra dijo...

Tócalle os testos!, i eu que viña buscando bicos flacos...

Bicos sin calibrar

P.S.: A foto que che fixen na praia de Antas quedou francamente ben

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

no siempres descubrimos lo que la palabra escrita nos dice..esa es la riqueza de la lieratura...besos

Carlos dijo...

Ahora que haces la aclaración, reconozco que hablas de ausencias más definitivas; se ve que lo leí partiendo del conocimiento de hsitorias tuyas personales y me quedé en ese relato.

Valió tu aclaración entonces.

Un beso.