lunes, 9 de abril de 2012

No me olvidas, no te olvido.

 

Foto0282
Estaca de Bares, ayer

Ahora, anclado en tu flamante soledad, echarás de menos los pechos que una vez te atreviste a rozar, y aquel beso furtivo a destiempo, sentados a la mesa de aquel café de barrio.

Ahora, solo, sin ilusión, me echarás de menos tanto, que para que no te duela, te convencerás de que simplemente fui uno de tus sueños locos de juventud, cuando todavía tenías las ganas intactas y el corazón henchido de ternura.

Foto0289
O Barqueiro, ayer 

Te quise en aquel momento.
Te deseé en aquel momento.

De nada sirve ahora intentar buscarte en las aguas del olvido porque aquel que un día fuiste, ya no existe.

33 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Todos los que fuimos viven en los recuerdos y nada más.

Besos.

pancho dijo...

También el olvido habita dentro, es parte de los recuerdos.

Bonitas imágenes del norte del norte. De cuando estudiábamos la geografía y apenas teníamos recuerdos, solo futuro por delante.

Un abrazo.

Rubén Xixón dijo...

Qué desazón recordar las cosas que no fueron!!
Biquiños.

Silvia dijo...

Yo siempre digo que las cosas suceden porque tienen que suceder. Muchas veces me he quebrado la cabeza pensando en lo que pudo ser, cuando la respuesta más sencilla es que no podía ser, y que por eso no sucedió. Un biquiño, guapa!

Chus dijo...

Oh! que envidia, ayer en el Barqueiro, me encanta, yo antes iba muy a menudo, se come muy bien en el puerto, y la playa de Esteiro me fascina, su pinar sus alrededores , su soledad, su bravura, en realidad es mi favorita, pero ya hace meses que no voy, que conste que cuando pueda hacer una escapada no me lo pienso dos veces.
Biquiños

Chousa da Alcandra dijo...

No disco duro sempre quedan cousiñas que non hai fdisk que as borre.

Bicos

Asun dijo...

El tren hay que pillarlo cuando pasa. Lo demás todo serán "tal vez", "quizás", "a lo mejor", "si hubiera".

Como tú dices: el pasado ya fue.

Besos

xenevra dijo...

Marabillosos lugares para gardar os recordos; tal e como foron. Así é como ha de ser.

Myriam dijo...

Un texto lleno de añoranza...de un pasado que ya fue.

Las fotografias muy lindas...O Barqueiro se ve precioso en el enlace.

Besos

Myriam dijo...

... ni somos los mismos....

DANI dijo...

Lo pero de los recuerdos, no es olvidarse de ellos, sino que ellos se olviden de nosotros.

Bonitas fotos :)

Besazos enormes

Gaya dijo...

De ti para mi, le sigo echando de menos. Aunque ya no duele tanto.
Gracias por tu compañia, por tus mimos y por compartir conmigo lo más sagrado, tu familia y tu casa.
Un abrazo que te envuelva.

Dilaida dijo...

Non, non ten porque ser así, talvez el nin se lembre de nada. Ao mellor tan só, naqueles tempos, ía de flor en flor zugando o néctar, se podía, pero sen facer un oco na súa memoria.
Bicos

Belén dijo...

Ohhh qué pena hija... siempre me aterra pensar que alguien interesante pasó a mi lado y lo dejé marchar...

Besicos

Titajú dijo...

Mucho me ha gustado el texto, Al; casi tanto com las fotos.

Tesa dijo...

Le podías cantar aquella vieja canción de mari Trini

"ya no soy esa que tú te imaginas, una señorita sencilla y tranquila..."

Siempre queda alguna traza de lo que fuimos, pero más poso de lo que recordamos.

La memoría es muy selectiva.

Un beso,

moderato_Dos_josef dijo...

Así es Aldabra. Existieron esos momentos mágicos, agradables, y tal vez envidiables de nuestras vidas. Hoy quizá, ya no lo parezca, pero también la persona que nunca olvidaremos fue real, como nosotros, como yo o como tú; la perdimos en el río de la vida, pero sabemos que está ahí, en algún lugar y quizá, también nos recuerda....

Un placer volver. Nunca me fui. sólo estaba escribiendo las líneas que conforman mi vida: UN libro.
Lo anunciaré cuando se materialice.

Besos.

virgi dijo...

¡Qué agua, dan ganas de tirarme! Y olvidarme de todo durante un rato largo largo largo...
Besos besos

Maripaz Brugos dijo...

Yo tampoco me olvido de ti, solo que he estado muy atareada grabando la Semana Santa.
Has estado muy cerquita. Precioso reportaje de tus vacaciones.
Bicos, querida amiga.

Merche Pallarés dijo...

Muy bonitas esas rocas con sus grutas de O Barqueiro.
Con los años, desgraciadamente, lo único que va quedando son los recuerdos... Besotes, M.

Alma en el verso dijo...

Un mecanismo que parece funcionar igual para todos... siempre hay un momento en nuestra vida en que uno recuerda momentos pasados, seres que conocimos, y se pregunta como podría haber sido todo, si las cosas que sucedieron hubieran salido de otra forma.
Un abrazo

Anónimo dijo...

me encanta la última foto! la segunda, no parece Galicia! jejej que agua!!!!!
besitossssss

Senia

Ele Bergón dijo...

Aldabra, me disculpo contigo por no pasar por aquí en unos días, pero he estado de vacciones y sin internet.

En lo que escribes te diré que nunca somos los mismos porque al igual que las rocas o el agua de esas fotos tuyas tan impresionantes, estamos en continuo movimiento, la diferencia es que a veces el tiempo lo compartimos con las misma personas y otras, esas personas salen de nuestra vida y siguen su propio camino por otros lugares y otras compañías. Es bueno que nos lo recuerdes con tus palabras.

Un abrazo

Luz

Colla Garxoli dijo...

Tienes toda la razón, Aldabra. Muchas historias se truncan antes de empezar y luego los trozos no encajan. Pero queda una nostalgia tan tentadora como nos la has descrito.

Besos.

Álter alma dijo...

Es imposible buscar a alguien que algún día fue en nuestro pasado, pero que hoy ya no existe y lo que es peor, darnos cuenta que en aquel momento tampoco existía.
Bueno, yo me entiendo :)
Saludo.

mariola dijo...

Sin embargo el recuerdo perdura y perdurará siempre.

Y a juzgar por el título habitó el amor en aquel entonces, algo que dejó una huella imborrable.

Escueto, pero intenso.
un abrazo.

zeltia dijo...

pues que texto tan triste para unas fotos tan lindas...

gracias por el aviso del taller. pero , igual que la otra vez, lo encuentro un poco caro.
tendré que esperar a que pase la crisis y las administraciones de los Concellos o la Xunta ofrezcan alguno gratuíto. o casi)

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Los amores, decía mi abuelo, son como el café. Aunque lo recalientes, ya no sabe igual.

Me ha gustado este texto que me lleva a pensar en la soledad que genera este tipo de añoranzas del pasado. Cuando, como bien cuentas, ya no somos los que hemos sido.

Un abrazo,

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Tengo tantos olvidos que a veces me ha parecido que he sembrado de minas mi pasado.
Besos.

mari - casas en venta dijo...

vaya pero como se van a poder olvidar paisajes tan tan hermosos.

Paco Cuesta dijo...

Beso furtivo. Recuerdo permanente.

Concha L. F. dijo...

A memoria é como é, selectiva e caprichosa...

O SuSo dijo...

Gran despedida, hace tiempo que pienso que en cuanto a relaciones el ver hacia atrás es revisionismo histórico, y eso no puede traer nada de crecimiento.
Muchas veces cuando intentamos describir lo pasado nos cargamos todo lo que existió, así que mejor soltar amarras.

Abrazos