jueves, 26 de abril de 2012

Á r b o l e s

SAM_2517
Congo y yo paseamos por Las Médulas, entre árboles viejos y olvidados.

SAM_2496
Árboles que un día fueron frondosos y llenos de vida.

SAM_2501
Árboles de raíces grotescas e inverosímiles.

SAM_2503
Árboles secos pero con la hermosura del tiempo impregnada en sus cortezas.

SAM_2504
Árboles de cuentos de hadas…

SAM_2523
… o de historias de misterio.

SAM_2502
Árboles cansados.

SAM_2550
Árboles grandiosos que hasta son capaces de renacer.

"Cada vez que te sientas extraviada, confusa, piensa en los árboles, recuerda su manera de crecer.

Recuerda que un árbol de gran copa y pocas raíces es derribado por la primera ráfaga de viento, en tanto que un árbol con muchas raíces y poca copa a duras penas deja circular la savia. Raíces y copa han de tener la misma medida, has de estar en las cosas y sobre ellas: sólo así podrás ofrecer sombra y reparo, sólo así al llegar la estación apropiada podrás cubrirte de flores y de frutos.

Y luego, cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad que respiraste el día que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda y aguarda más aún. Quédate quieta, en silencio, y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve.”

Susanna Tamaro, “Donde el corazón te lleve”

- Un libro que os recomiendo -

33 comentarios:

Aldabra dijo...

Como estuve muchas veces extraviada y confusa, leí muchas veces el hermoso final de esta libro.

Y seguí a mi corazón.

Os quiero,

Álter alma dijo...

Árboles raros y muy llamativos.

"Donde el corazón te lleve" es uno de los libros más conocidos de Susanna Tamaro pero yo no lo leí -tengo otros en mi biblioteca-.
Es hermoso lo que dice, aunque después de algunas experiencias personales una ya no crea tanto en lo que algunos autores saben decir "tan lindo". :)

Saludos.

Dilaida dijo...

Son unas fotos preciosas y el libro tienes razón, merece la pena leerlo.
Bicos

Merche Pallarés dijo...

Pues sí que son muy curiosos esos árboles, cada uno con su historia y el peso de los años... Besotes, M.

TORO SALVAJE dijo...

Me gustan una barbaridad los árboles.
Aunque los secos o medio moribundos me dan pena.

Buen libro ese.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cualquier árbol centenario es toda una lección de vida...
Besos.

mariola dijo...

Vaya entrada nos dejas! Con toda la sabiduría de la naturaleza, con toda la sabiduría de estas palabras tan hermosas de un libro magnífico. Cuando uno se sienta sin más, escuchando nuestro interior, suceden cosas grandiosas. Las sombras desaparecen y uno se aquieta.
Precioso, de verdad.
un abraciño.

El Pinto dijo...

Sombra, leña, calor, alegría, pasado, presente, futuro, legado,... elarbol es para quien siente la vida cercana sentimiento. Cuenta Saramago que su abuelo, al sentir que la vida se terminaba acudió al árbol situado junto a su casa, para abrazar y despedirse.
Un fuerte abrazo

violeta dijo...

Las fotos son preciosas. Los árboles son tan especiales. Los amo.

Un abrazo, sirena

claudia dijo...

La verdad es que es un pena que esos árboles se sequen. Ley de vida.


bss

iliamehoy dijo...

Gracias; por tu comentario, por tu cariño, y por lo oportuno de tu entrada. Siempre, siempre reconforta recordar nuestra esencia.
Una sonrisa

Chus dijo...

Es un libro precioso, yo lo he leido un par de veces, nunca estuve en Las Medulas en invierno, pero en verano es una delicia pasear a la sombra de los castaños, te lo aseguro.
Un biquiño y que pases buen puente.

moderato_Dos_josef dijo...

A mí me encantan los árboles. Por desgracia creo que en este país es uno de los lugares donde se desprecia más a los bosques y árboles.
Hace poco, en Galicia, alguien quemó un bosque milenario que era un verdadero tesoro, demostrando el más rotundo desprecio por los árboles y la naturaleza. todavía tengo clavadas las astillas clavadas en el corazón pero... ya nadie se acuerda... total, sólo era un bosque no?

Asquerosa civilización!

Bsos, amiga. Tú si que sabes apreciar todo cuanto nos rodea. siempre lo demuestras...

Cornelivs dijo...

Asi es, querida, solo los arboles que crecen en terreno dificil y que estan expuestos al continuo viento y demás inclemencias, son fuertes y aguantan, como decia Seneca.

n enorme abrazo, y gracias, siempre, por tus comentarios y por tu cariño.

David C. dijo...

Buena reflexión la de los árboles.

Myriam dijo...

¡Qué maravilla de árboles! que estupendo recorrido y que inspirador.

De acuerdo con S. T: No hay mejor brújula que el propio corazón...


Besos

Abejita de la Vega dijo...

Bellos árboles, viejos árboles, resisten. Resistamos.

Las Médulas es un lugar donde hay que ir, lo tengo apuntado.

Biquiños

Alma en el verso dijo...

Bellísima entrada... por las imágenes y por el texto.
Cerca de casa hay un árbol, par mí muy especial, es el de mayor tamaño y seguramente el de mayor edad de los que hay en el barrio, imposible no mirarlo cuando pasas cerca de él, algunas de sus ramas ya están muertas sin embargo otras siguen pobladas de hojas; para mí es todo símbolo, hermoso y bien patente, de la lucha por seguir vivo... algunas veces me acerco y acaricio su corteza.
Perdón, me he dejado llevar pero al ver tus bellas imágenes era inevitable pensar en él.
Muchas gracias, verdaderamente he disfrutado viendo y leyendo.
Un abrazo

El Canto de la Luna dijo...

Me ha gustado esta entrada por el significado que le has puesto con tus palabras y porque me ha recorado a un tiempo en el que he estado entre esos árboles que te hacen soñar con cuentos con encanto.
Un lugar precioso...
Un saludo y muy bonita entrada!!

Chousa da Alcandra dijo...

Tiñas que porlle de fondo a música de Mago de Oz (La ciudad de los árboles). Víñalle que nin pintado.

Asun dijo...

Debe de ser por algo que no había leído yo antes esta entrada, tal vez porque hoy era el día más indicado.
Las casualidades no existen.

Esos árboles serán viejos y olvidados, pero cada uno es especial. No hay más que verlos.

Un beso.

Ele Bergón dijo...

El verano pasado estuve en Las Médulas y yo no vi esos árboles, pues estaba todo lleno de verdor y un intenso cielo azul donde estacaban los mónticulos de la tierra roja.

Quizá no los vi porque no los quise ver o porque el bosque no me dejaba ver el árbol. Cuando miras a algo o a alguien depende del momento así ves.

Bonita y certera la descripición que hace Suanna Tamaro. Hace tiempo que leí el libro y me gustó.
Muy buena recominedación.
Un abrazo

Luz

Paco Cuesta dijo...

Hoy patrimonio de la Humanidad, ayer explotación a cielo abierto que con seguridad costó muchas vidas. El entorno es una maravilla

zeltia dijo...

eu deixara un comentario aquí... e que estiven na miña aldea, e alá a cobertura de internet falla máis ca unha escopeta de feria queda enviando enviando ... e non envía máis!
agora xa non me acorda o que dixen, pero sobra que dicir acerca desas árbores centenarias. Eu diría que algunha que parece morta non o está, e para o outono estarán cheas de castañas!
Unha das miñas excursións pendientes é ás médulas, claro que teño o mundo enteiro pendiente. Iso ao estár máis cerca ca o resto do mundo, teño máis posibilidades de ir

:-)

Silvia dijo...

Las Médulas, un paisaje tallado por manos humanas pero que parece estar esculpido por duendes y hadas. Siempre me ha parecido un lugar mágico, y sus árboles lo son también. Preciosa entrada. Biquiños

virgi dijo...

¡Otro sitio donde quisiera pasear!
Pero nos queda todo tan lejos...
Me gustó mucho cuando leí este libro, creo que después lo que ha escrito no llegó a ser tan hermoso?
Besos

MucipA dijo...

Entonces el secreto de los árboles y las personas está en las raíces, no me queda duda de esto.

Bellas fotos y gran libro.

Biquiños!

pancho dijo...

Detrás de cada uno de estos árboles tan hermosos y antiguos que nos muestras hay una historia escrita en su piel.

Excelente extracto del libro que nos recomiendas.

Un abrazo

Lunática Shop dijo...

Las Médulas es uno de los viajes que Jose y yo tenemos guardados para cuando vuelva a galopar a lomos de su "Rana" jjj
Me parece fabuloso!!
Los árboles me encantan. En Cantabria hay una ruta que me ha recordado mucho a estos, la de los árboles singulares y hay verdaderas obras de arte naturales alrededor de esos troncos.
Nosotros solemos abrazarlos, nos da muy buen rollo ;)
Y por cierto el final de la entrada me la copio enterita en mi libro de sueños, y me apunto el libro para leerlo...creo que lo tengo...pero aún no lo he leído, cuestión de falta de tiempo y muchas cosas que hacer jjj
Besos obesos

susana moo dijo...

Me han hablado muchas veces del libro de Susanna Tamaro, parece uno de esos imprescindibles. Me ha gustado la reflexión que copias. Tomo nota.

xenevra dijo...

Cada vez que me sinta extraviada volverei ás Médulas da man das túas fotos, das túas palabras.

Juanjo Montoliu dijo...

Estuve hace años por El Bierzo y me encantó; pero veo que me he perdido muchas cosas.

Si no me pillara tan lejos...

Besos.

Hosting Sharepoint dijo...

Hermoso blog, una conexión total con las maravillas de la naturaleza, me encanto, un saludito.