lunes, 5 de noviembre de 2012

En las calles de piedra



SAM_0299
Foto Aldabra: Sos del Rey Católico [Zaragoza] 2011


ella - Háblame de ti

él -  ¿Qué quieres saber?

ella - Si te gusta el invierno

él -   No, me gusta el mar

ella - ¿Por qué?

él -   Es inmenso

ella - ¿Y que hay del invierno?

él -   Es largo y frío

ella - A mi me gusta

él -  ¿Y yo te gusto?

ella - No lo sé

él -  ¿Por qué?

ella - He perdido mi estrella

él -   La buscaremos

ella - ¿Dónde?

él -   En las calles de piedra

ella - No la encontraremos

él -   Confía en mi

ella - No puedo

él -   ¿Por qué?

ella - Tengo miedo

él -   Cierra los ojos

ella - Tropezaré

él -   Te llevaré de la mano

ella - De acuerdo, vamos

 

Para ti, Congo,
por conseguir que todavía me ruborice.

26 comentarios:

Aldabra dijo...

voy muy atrasada en mis visitas a vuestros blogs (demasiadas cosas entre manos) pero esperarme porque pasaré a visitaros. biquiños,

Merche Pallarés dijo...

¡Otro de tus diálogos geniales! Besotes, M.

Ana dijo...

¡Ay! La inmensidad frente al invierno, a mi me gusta el invierno y me ahoga encontrarme junto al mar...

claudia dijo...

Apropiadísima esa cuesta empinada de SOS para el diálogo.

Besos.

guillermo elt dijo...

Es bonito que alguien te ofrezca su mano para encontrar esa "estrella"

Besicos Muchos

TORO SALVAJE dijo...

Tenéis magia.
Sois muy afortunados.

Os felicito.

Besos.

Lunática Shop dijo...

Menudo diálogo de besugos...pero encantador...y la canción preciosa, pero la prefiero en original ;)
Me ha encantado la foto, con esas casas de piedra...y esa cuesta en la que sin duda necesitas una mano..o dos
Besos obesos

Docecuarentaycinco PM dijo...

¡Hola Aldabra! Me encanta esa foto.
El dialogo lleno de silencios que transmiten mucho, me temo. Una conversación llena de dudas y confianza, en iguales dosis.
Algún día tengo que probar yo tambien a escribir un diálogo... cualquier día de estos me lanzo a ver que sale.

En cuanto a que no te da tiempo a pasarte por los blogs, ya te comenté hace unos días que (al menos para mi blog) tómatelo como un libro en la mesilla, siempre va a estar ahí y lo bueno es que aunque pase el tiempo no eprderás el hilo. Así que paciencia y tómalo como un disfrute. Todo llega a su tiempo.

Aprovecho y te pongo aquí mis respuestas a tus comentarios de hoy, igual que hice la úñtima vez (¡MIL GRACIAS POR LEERME Y COMENTARME! me encanta sentiros tan cerquita a pesar de la distancia):

"DÍA 101: ¡10.000!... y pico
¡Gracias Aldabra! Ya estás inscrita ;).
Un beso.

DÍA 103: Querida resiliencia
Pues ahora puedes traerla de nuevo al recuerdo ;).
Un besazo enorme.


DÍA 104: Nací en el Norte
Hola Aldabra, yo nací en el Norte, estudie en en el Centro izquierdo y me forjé como trabajadora en el Centro Centro... y ahora ya me ves... al otro lado del charco creciendo como persona y como trabajadora.
La vida nunca sabe por qué caminos nos va a llevar, y hay que estar preparado para ello.
Tambien es verdad que yo siempre he sido una persona que me agobia no mirar más allá, quiero y adoro mis raices (y las necesito, sin duda) pero también necesito descubrir mundo... ver más allá, experimentar y ponerme a prueba.
Cada uno estamos hechos de necesidades y expectativas diferentes y eso enriquece al mundo ;).
Un besazo enorme.

(Te comento tambien que M.G. otro lector/a del Blog te ha dejado un comentario en esta entrada, le he indicado que a veces no relees los comentarios en las entradas para ver si han sido contestados y le propongo que te escriba en tu Blog, para asegurarse de que te llega el mensaje ;D)

DÍA 105: Soltar Amarras
Así es Aldabra, y a veces la rapidez con la que el tiempo ejecuta sus soluciones depende de nuestra preparación para afrontar situaciones (el tiempo pone cada cosa en su sitios, pero nuestra ayuda a acelerar el proceso es indudable ;D).
¡Un beso enorme y que tengas un muy buen día!"

¡¡FELIZ MARTES (o lo que queda de él)!!

virgi dijo...

Un sitio precioso para encontrar una estrella, colgada de algún tejado antiguo.
Besos besos

Chela dijo...

Da seguridad tener una mano en la que apoyarse. Así se pueden subir cuestas y escaleras. Así es más fácil encontrar estrellas.
Biquiños.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Me gusta esta historia que promete futuro, hilvanada en diálogo puro, sin acotaciones, sin intervención alguna del narrador.

La foto se muy buena, por cierto.

Un abrazo,

Vlixes dijo...

Gracias por recordarnos que existe el amor.
Y enhorabuena por el vuestro!
Un abrazo

Lan dijo...

Puede que la inseguridad sea, para la mayoría de los seres normales, el sentimiento más firme de su vida.
Bicos.

Ele Bergón dijo...

Aldabra, te echamos de menos en la comida del sábado

Tu diálogo me recuerda a los diálogos que tiene el Principito.

Bello pueblo éste de Sos del Rey Católico

Un abrazo

Luz

Abejita de la Vega dijo...

El pueblo de "La vaquilla", tronchante película.
Pueblo de piedra, pueblo medieval, bello escenario de vuestros diálogos.
Te echamos de menos, Aldabra.

Biquiños

pancho dijo...

Dialogo puro y vivaz con el amor de argumento, pero los ojos se van a esta bella sirena pelirroja de la izquierda. Bien podía tratarse de una antigua ciudad gallega de piedra.

Un abrazo.

mariola dijo...

Siempre me han gustado tus diálogos, tienen magia, espontaneidad, eso que a veces vamos perdiendo por el camino y que no deberíamos.
Tienen frescura y estrella...
biquiños.

silaro dijo...

¿por que el titulo de Congo y yo?

zeltia dijo...

e eu... xuraría que escribín unha mensaxe aquí, que falaba da foto, da curva, da sombra na pedra... claro que pode ser que todo estivera no meu maxín cando lin o post hai xa uns días.

pero sempre é un placer deixarche un bico.

Tesa Medina dijo...

Justo en ese lugar, en el Parador, encontré esa mano con la que salir a recorrer esas calles de piedra mientras trataba de encontrar mi estrella.

Hace ya 24 años y todavía seguimos intentando que no se apague la luz.

A mí me gusta el invierno, a él no tanto.

Un diálogo muy sugerente, Aldraba, y un entorno con muchos y buenos recuerdos.

Un beso,

Tesa Medina dijo...

Justo en ese lugar, en el Parador, encontré esa mano con la que salir a recorrer esas calles de piedra mientras trataba de encontrar mi estrella.

Hace ya 24 años y todavía seguimos intentando que no se apague la luz.

A mí me gusta el invierno, a él no tanto.

Un diálogo muy sugerente, Aldraba, y un entorno con muchos y buenos recuerdos.

Un beso,

Maripaz Brugos dijo...

Bellísimo!! estoy segura que Congo se habrá emocionado...
Un placer visitar tu entrañable rincón.
Bicos.

Ŧirєηzє dijo...

que suerte...tener alguien que nos ruborice y nos lleve a buscar estrellas...

precioso post....

Un abrazo...¡¡¡

Déjame que te cuente
www.dejamequetecuente.net

M. dijo...

Me encanta el diálogo. Para escribir diálogos hay que tener un oído y una sensibilidad especial, no es fácil. Y tú lo haces de maravilla.

Un beso.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hay que dejar cogerse de las manos, pero también hay que saber por quién dejarse coger de la mano...
Besos.

Alma en el verso dijo...

Buena parece ser esa mano que tan gustosa se ofrece para buscar la estrella que una ha perdido cuando además se está dispuesta a cerrar los ojos y dejarse guiar por ella.