sábado, 6 de junio de 2009

Margarita, la tortuga que surgió de un sueño

Emulando el título de la novela del inglés John Le Carré: "El espía que surgió del frío", da comienzo esta historia.

Hace un par de años, un sueño extraño me mantuvo varios días desconcertada. En cualquier momento, da igual lo que estuviese haciendo,  la tortuga de mi sueño (que todavía no tenía nombre) hacía su aparición en mi cabeza y trataba de decirme algo, sin llegar a identificar del todo qué podría ser lo que quería decirme. Hasta que caí en la cuenta de que debía escribir su historia.

Y le di nombre a la tortuga: Margarita.

Y convertí el árbol sin especificar del sueño en un ciprés, una elección meditada por toda su simbología. Muchos pueblos consideran al ciprés un árbol sagrado, llamándolo también: el árbol de la vida.  En otras culturas simboliza la unión entre el Cielo y la Tierra y en otros lugares es el Árbol de la Muerte.

Meses después de escribir mi cuento "infantil" se lo envié por correo a una amiga para que me diese su opinión. Ella me respondió, señalándome que se había acordado de un libro que tenía en casa y que me pasaría en cuanto nos viésemos. Se titulaba: "Aldabra" de Silvana Gandolfi.

51TG42YEM9L__SL500_AA240_

Sinopsis: Elisa tiene una abuela envidiable, capaz de inventar nuevos juegos cada día y de crear un universo mágico en torno a la casa, el huerto, y el cobertizo, repleto de telas y pinceles. El truco para darle con la puerta en las narices a la muerte consiste en transformarse, dice la abuela a su nieta al inicio de esta novela. Pero, ¿de qué clase de transformación habla? Y, sobre todo, ¿qué quiere decir cuando afirma que lo mejor es ser muy duro por fuera y bien blando por dentro? ¿A qué tendrá que enfrentarse Elisa si quiere ayudarla?

Cuando terminé de leer el libro sentí curiosidad por Aldabra y busqué por internet. Aldabra es un atolón de coral en el océano Índico con una gran riqueza natural en lo referente a flora y fauna autóctonas, lo que le ha valido ser catalogado por la Unesco en 1982 como Patrimonio de la Humanidad. Entre su fauna endémica destaca la tortuga gigante de Aldabra. También destaca una importante población de tortuga verde y tortuga carey.

2360193471_6e06096db8           2312215974_bf7f6dc782

Hace un par de semanas Eifonso Lagares, del blog Islas Cíes Blog (un espacio personal para la reflexión, comunicación, opinión y expresión libre), que edita desde Vigo, me hizo llegar un correo con un enlace, en donde se hablaba de Aldabra: 101 Lugares Increíbles, una  sección del Blog Visión Beta (cosas que ni te imaginas).

eif   101   beta

Tengo que decir que el hecho de que Eifonso se acordara de mi blog me hizo una ilusión enorme y me ofreció así la oportunidad de hablar del porqué de mi nombre en el blog y de porqué me gustan las tortugas y lo que significan para mí. Porque desde que existe Margarita, todas cuantas tortugas veo (también las de Senia) son un poco ella (aunque parezca un desvarío).

n1537481467_129630_5469

 

     ññññ       

Desde aquí, mil gracias a Eifonso, al que os invito a visitar pinchando en los enlaces. Su blog abarca temas de lo más variado y siempre que lo visitéis vais a poder aprender o recordar cosas realmente  interesantes.

Por último, deciros que el cuento que os dejé ayer: Margarita "La verdadera historia de la tortuga Margarita que más que tortuga quería ser otra cosa", tiene una continuación que os mostraré en unos días, aunque más que continuación debería decir regresión. Espero que no os defraude.

 

sirena2      

Las fotografías del atolón de Aldabra están sacadas de:  101 Lugares Increíbles y las de las tortugas de Aldabra son de diferentes páginas de internet. Las dos tortuguitas pequeñas son las de Senia y la fotografía la saqué yo. Espero no haberos aburrido mucho porque el post es un poquitín largo. Y si todavía queréis más información pinchar los diferentes enlaces.

 

18 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Yo también me había preguntado que significaba Aldabra, ya lo sé.

Seguro que no defrauda la segunda parte.

Besos.

BIPOLAR dijo...

Aldabra es un nombre precioso. Tiene mucha fuerza. Me encantan las sirenas.

Chela dijo...

¡Hola Aldabra!
Gracias por visitar mi blog y dejarme un comentario.
Seguiré tus consejos y leeré el segundo libro de Manuel, aunque ya pensaba hacerlo cuando termine otro que estoy leyendo, también de un autor ferrolano.La verdad es que el pasado de Ferrol, sumando la sensibilidad de sus gentes, su fina ironía y sentido del humor, ¡da para mucho en la literatua!
En los seguidores de tu blog he encontrado amigos comunes,entre los que destaco a mi querido Toupeiro, a quien espero conocer antes de terminar este verano.

Me gusta mucho tu blog, lo que escribes y las fotos ¡preciosas!.

Voy a mandar una foto a tu correo. Seguiremos en contacto a través de nuestros blogs. ¡Encantada de conocerte! Un abrazo.

˘͵ŽŭċÇĦ€řŘ ŏ§͵˘ dijo...

Es bonito aprender cosas nuevas, interesante la novela, intentare comprarla o descargarla.

Besos.

Titajú dijo...

me ha gustado mucho el post, y también las tortugas.

Luna Menguante dijo...

Gracias atrasadas :), ahora toca cruzar los dedos para la selectividad, a ver si hay suerte... He cambiado de blog, para ver si asi mi madre me pierde la pista. Un besiño.

Albino dijo...

Te he dedicado mas de 15 minutos y merecio la pena. Yo tambien tuve, hace muchos años, una tortuga casera. Fue en San Sebastian y vivíamos en un sexto piso. Un dia salió al balcón y se suicidó. Lo sentimos mucho, sobre todo los niños, que eran muy pequeños.
Creo que desde aquel momento jamás quise tener animales de compañía. Bueno, a veces alguno racional.
Un biquiño

Belén dijo...

Que bonito post!!! la verdad es que si me había preguntado qué significaba Aldabra...

me has recordado a un cuento de Roal Doahl. cuyo protagonista es un niño y una tortuga...

Besicos, hermosa

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Aldabra... qué maravilla.

Eifonso Lagares dijo...

Gracias Aldabra por incluirme en esta maravillosa historia. Me ha gustado mucho el post y la buena combinación entre texto e imagen.

Bicos.

Carlos dijo...

Hoy has venido docente. :) y hemos aprendido contigo algunas cosas, que las tortugas pueden convertirse en árboles, que no te llamas Aldabra :) y que queda una segunda parte del cuento. Esperaremos pues.

Un beso y una manzana para la seño.

Juanjo dijo...

Entonces, Aldabra es una tortuga que nos quiere decir algo, una tortuga salida de un sueño para hablar con nosotros.
Este blog es, por lo tanto, un sueño hecho realidad. Qué bonito.

Besos.

irene dijo...

Siempre que leía tu nombre pensaba qué significaria, me sonaba a alguna ciudad o aldea gallega, no sé por qué, y nunca se me ocurrió mirarlo, es muy interesante todo lo que cuentas, estoy un poco mal de tiempo, en otro momento leeré los enlaces y otros de tus post.
Un beso, Aldabra, me gusta como suena el nombre.

Chousa da Alcandra dijo...

Unha bonita razón para un bonito nome.
Non coñecía tampouco a súa existencia e a primeira vez que te lín, debo recoñecer que a fonética de "Aldabra" fíxoseme moi cercana precisamente á miña Chousa: "Alcandra". Seremos parentes?

Bicos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Que bonito esto de los nick´s cuando están puestos tan inteligentemente y tan emocionalmente perfecto...un abrazo

cuentosbrujos dijo...

curioso l ahistoria de tu nombre, yo la del io ni puñetera idea
, tienes un nombre mágico¡¡¡¡¡
te dije que tengo un par de tortugas?
con más de una década a su espalda, ui perdon caparazon
besos moza

Aldabra dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios.

Toro: pues ahora ya sabes qué significa mi nombre.

Bipolar: Me alegro que te guste mi nick. En un principio pensé en elegir una tortuga como imagen de mi nick pero luego se me ocurrió que siempre había querido ser una sirena y aproveché la ocasión. De hecho tengo un poema que habla de esto, un día cualquiera lo colgaré.

Chela: Otra vez coincidimos, el mundo es un pañuelo. En cuanto pueda preparo el texto y cuelgo la foto, muchas gracias.

Zuccheros: Aldabra es un libro infantil, te lo advierto, aunque merece la pena leerlo, es divertido.

Titajú: me gusta llegar al origen de las cosas.

Luna: cruzo los dedos, confío en vayáis a aprobar todos, aunque Senia os va a echar mucho de menos. Me va a tocar limpiar muchas lágrimas, ya verás.

Albino: los animales son agradecidos (casi siempre). Las tortugas son muy tontiñas pero yo las quiero.

Belén: los niños tienen unas relaciones muy especiales con los animales.

Pedro: si tú lo dices :-))

Eifonso: Gracias a ti por esas imágenes. Me alegro de que te haya gustado el conjunto.

Carlos: Te has acordado del cuento de la profe y la manzana, me ha hecho ilusión.

Juanjo: Aldabra iba para tortuga pero al final eligió ser sirena.

Irene: soy bastante cuirosa y desde que existe internet cosa que se me ocurre, cosa que busco, aunque luego se me olvide.

Chousa: tés razón que Alcandra e Aldabra son parecidos, non caíra na conta. Igual si buscamos somos parentes, como dixe máis arriba o mundo e moi pequeno.

Manuel: sí que tiene significado, sí, sobre todo porque estuvo madurando mucho en mi interior antes de salir a la luz.

Santiago: pues a ver cuando las fotografías para que las conozca. Las mìas ya han crecido tanto que este verano voy a tener que comprarles una casita más grande porque se tropiezan para comer y casi no tieen sitito para caminar.

Biquiños a todos.

fonsilleda dijo...

¿Aburrir?, bueno yo no desde luego, aparte del cuento es interesante lo de Aldabra y curioso ver cómo lo descubriste.
El cuento, me ha gustado, con su pelín y humana reivindicación, que podemos apliar ¡cuidar el planeta y todo lo que encierra!, entre lo que están, por supuesto las tortugas.
Es un animal impresionante. Tan resistente, longevo y antiguo.
Fascina pensar en ellas y fascina verlas moverse en el agua.
Bicos