martes, 28 de julio de 2009

Un paseo por las NuBeS

La fotografía que os muestro hoy me la ha hecho llegar Silvia del blog: El filandón.  Silvia es de Ponferrada y Maestra de Educación Infantil en Ávila (creo recordar).  Fue tomada desde el avión, en un viaje que hizo a Valencia.

Su blog se llama así porque antiguamente El filandón (o fiandón, filorio, hilandorio, hilandera, etc.) era una reunión que se realizaba por las noches una vez terminada la cena, en la que se contaban en voz alta cuentos, al tiempo que se trabaja en alguna labor manual (generalmente textil). Tal reunión se solía hacer alrededor del hogar, con los participantes sentados en escaños o bancadas.

Actualmente El filandón se sigue practicando en ciertas zonas de Galicia, de la provincia de León (en ciertas zonas de esta provincia al filandón también se le conoce como calecho) y Asturias.

Y para ilustrar la fotografía os dejo un poema de Herrman Hesse que se titula La nube silenciosa. Curioseando por la red me lo encontré y me pareció adecuado para ilustrar el post. Y también un texto escrito por mí (ese es el trato de las fotografías). Dos estilos totalmente diferentes y totalmente incomparables por la grandeza que tiene Herman Hesse en toda su escritura. Sólo sus "Lecturas para minutos" le pueden dar a uno para pensar una vida entera. Ahí radica en parte, según mi opinión, el acierto y la magia del título del libro.

 

                                                                    Suave, silenciosa, 
                                                                    angosta, blanquecina, 
                                                                    una nube se extiende en el azul.
                                                                    Inclina tu mirada y siente
                                                                    cómo te lleva con ternura blanca 
                                                                    entre sueños azules.

Valenciaenavion - Silvia

Diálogo 3

- Me gustaría volar
- ¿Para qué?
- Para perseguir a las nubes
- ¿Y eso?
- Siempre me han impresionado. Míralas. ¿Te has fijado en esa que parece un caballo?
- ¿Dónde está?
- Ahí, a la derecha, ¿la ves?
- Sí, es verdad
- Un caballo a manchas como el de Pippi Calzaslargas, ¿te acuerdas?. Se llamaba Pequeño Tío
- No recuerdo su nombre
- Da igual. Se me ocurrió ahora
- Tú siempre te acuerdas de cosas
- Puede ser
- Yo olvido pronto
- Tienes suerte
- ¿Nos vamos?
- Sí, es mejor. Empieza a refrescar

 

(Este diálogo fue el primero que publiqué en el blog, el 15 de enero de 2008 (recién estrenado) y nadie lo comentó. Me pareció oportuno dejarlo hoy con esta foto. Deciros que lo escribí porque a mí de pequeña me gustaba jugar a encontrar formas y dibujos en las nubes, sobre todo en la playa. Y a vosotros ¿también os gustaba?

Por último ya, os dejo también un pedacito de la película  de la cual tomé prestado el título de este post, protagonizada por los guapos Keanu Reeves, Aitana Sánchez Gijón y el gran Anthony Quinn).

22 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me gusta como escribes..

Me sorprendes.
Excelente..

Un abrazo
Saludos fraternos

TORO SALVAJE dijo...

A mí todavía me gusta.
Sigo viendo todo tipo de cosas.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

cuántas sugerencias en dos personas diferentes que recuerdan cómo miraban las nubes...

iliamehoy dijo...

si; me gustaba y reconozco que aün quedo prendida de sus formas en mis cielos mediterräneos:
suave y dulce recorrido por los recuerdos.
Una sonrisa de algodón

Albino dijo...

Me hizo ilusion los nombres de filandon y calecho, porque mis padres eran de un pueblecito de la montaña de Leon, Murias de Paredes, y allí, hasta no hace mucho, se seguian utilizando, aunque se van perdiendo porque cada vez hay menos habitantes, pues de los 1500 que tenia, ahora en invierno se quedarán unos 100 cubiertos por la nieve. Desde los años 60 los hijos de estos laboradores y ganaderos, comenzaron a ir a estudiar, sobre todo a la Universidad Laboral de Gijón o incluso a Universidades complutenses, y los viejos murieron.
Curiosamente en verano, con un clima muy sano de altura, muchos vuelven (yo alguna vez) porque las viejas casas en las que la vivienda estaba en el primer piso y la cuadra debajo para aprovechar el calor que desprendian los animales (vacas, caballos, ovejas, cabras y cerdos), los hijos las han remodelado y lo que era cuadra lo convirtieron en sala de estar baño y cocina, dejando el piso alto para dormitorios y baños.
La casa que fue de mis abuelos se la quedo mi hermana y asi la tiene. Yo solía ir, pero ahora ya me cuesta trabajo aunque la carretera ha mejorado ya que se va por autovia hasta Ponferrada, y luego por otra hasta que sigue a León por el valle de Omaña y que pasa por el pueblo.
¿Bueno y tu dirás a que viene esto?. Pues al recuerdo del filandon y el calecho que yo todavia le oia a mi madre.
Un bico grande


eL PUEBLO, QUE ERA LABRADOR Y GANADERO,SE FUE DESPOBLANDO PORQUE A PARTIR DE LOS AÑOS SESENTA LOS HIJO0S COMEZARON A IR A ESCUERLAS DE FORMACION PRFESIONAL (EN ESPECIAL LA uNIVERSIDAD lABORAL DE aVILÉS) O INCLUSO A uNIVERSIDADES TRADICIONALES, Y LOS VIEJOS SE FUERON MURIENDO.
dE LOS 1500 HABITANTES QUE TEN´ÇIA AHORA, EN INVIERNO, EN QUE SUELE ESTAR CUBIERTO DE NU

fonsilleda dijo...

Ya ves, hasta Albino ha dejado su impronta por el recuerdo recuperado.
Por mi parte siempre me han gustado las nubes que adornan, inspiran e impulsan a imaginar.
Posiblemente todos hayamos jugado a ver en ellas otras cosas.
Las palabras de Mr. Hesse, como anillo al dedo.
Es un placer hacerte visitas.
Bicos.

fonsilleda dijo...

Perdón, tu diálogo, perfecto para la ocasión y yo tampoco recordaba el nombre del caballo de Pipi

Dilaida dijo...

Descubrín o teu blog hai poucos días e paréceme moi interesante.
Bicos

Juan Luis G. dijo...

Hola Aldabra.

Hay que ver; para lo machote que soy para otras cosas y el miedo que me da subirme en uno de esos armatostes que van por encima de las nubes. Mejor mirarlas desde abajo, tumbadito en la arena o en la fresca hierba.

Besos.

galicia maravillas dijo...

qué requetebonito todo! la fotografía, Hesse, y tu historia de un minuto (que a mí me ha recordado otra de sexo, mentiras y cintas de vídeo, cuando dos de los protagonistas están en el porche y empieza a llover, me encantó esa escena:)
un beso!

Titajú dijo...

Siempre me ha apasionado ver las nubes desde arriba, parece que puedes caminar por ellas.

Gisela dijo...

preciosa esa fotografia
y hermosas palabras

un besico enorme

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Por partes: la película me encantó... sobre todo el Quinn.
La foto preciosa, yo nunca la haría no me asomo a la ventana de un avión....

La conversación: a eso jugaba yo con mi niña tumbadao enla playa...

besos

Cuspedepita dijo...

Si hay algo que consiga trasportarme a outra dimensión es quedarme un rato mirando al cielo. Salgo "volando" al instante y me desconecto del mundo. Quizá por eso a mi también me encanta sacarle fotos. Como esta esta hermosa de Silvia.

Carlos dijo...

Aldabra, has citado a mi admirado Hesse de mi adolescencia, en Shidarte, juego de abalorios, el lobo estepario, cuántos recuerdos.

En cuanto a las nubes, recuerdo los veranos cuando nos íbamos a la costa y en el viaje con mi hermano y mis primos identificábamos formas diferentes en el trazo vulnerable de las nubes.

Además, siempre mirar hacia arriba, de alguna manera te levanta de la tierra. :)

Un gran beso.

Silvia dijo...

Hola, Aldabra!:
qué grata sorpresa volver de Lisboa y encontrar mi fotografía adornada con tus maravillosos textos. Me encanta Hesse, y "Un paseo por las nubes" es una de mis pelis románticas favoritas. Me he emocionado mucho. Muchísimas gracias!. Un abrazo grandísmo!!

migramundo dijo...

¡Qué grande Hesse! En mi adolescencia me leí casi todos sus libros, llenos de una empatía y de una honesta ternura que no resultan fáciles de encontrar. ¡Y qué buen estilo tienes para los diálogos! Tan frescos... Bicos.

vazquez74 dijo...

Recuerdo de pequeño los filandones en el pueblo, en casa de mi tía Ángeles (QEPD) ó en la de Salvador y Piedad, los abuelos de mi colega Alberto.
Los mayores aprovechaban para comentar cosas del pasado ó de la actualidad, para realizar tareas (p.e. las esfoyazas, que eran las reuniones para quitar las hojas a las mazorcas de maíz) y los niños solíamos - como no - enredar bastante.
Son cosas que, por desgracia, ya se han perdido, ahora en los pueblos se usa más la televisión y la gente se hace más independiente.
Me han gustado mucho los dos textos, el de Hesse y el tuyo.
Besos.

anabel dijo...

Die leise Wolke

Eine schmale, weiße
Eine sanfte, leise
Wolke weht im Blauen hin.
Senke deinen Blick und fühle
Selig sie mit weißer Kühle
Dir durch blaue Träume ziehen

... adoro los poemas de Herman Hesse. Rcihard Strauß les puso mäusica en "las cuatro últimas canciones"...

Poesía, música, imágenes para soñar en este paseo por las nubes.

Una entrada preciosa.

Besotes.

Aldabra dijo...

Buenas noches a todos:

Adolfo: es agradable saber que te gusta mi escritura y que vienes aquí a mi espacio a disfrutar unos minutillos.

Toro: yo también sigo viendo todo tipo de cosas... verdaderas películas, incluso.

Pedro: pensé que resultaría interesante la perspectiva de ver dos puntos de vista de personas tan distantes en el tiempo y en la grandez, como dije en la entrada.

Iliamehoy: los nubes son impresionantes, nunca dejan de sorprenderme.

Albino: me alegra haberte recordado todas esas cosas de tu infancia y me alegra que las hayas compartido en mi espacio.

Fonsilleda: mujer, no me pidas perdón, el poema de Hesse es perfecto y de hecho estuve tentada a publicarlo sólo pero los tratos son los tratos y siempre que se puede me gusta cumplirlos.

Dilaida: Gracias por pasarte polo meu blog, volve cando queiras.

Juan Luís G.: miedoso, miedoso... ¡pero hombre!... no me lo puedo creer.

Galicia: me gusta como lo has dicho "tu historia de un minuto"... es perfecto. La película hace mucho tiempo que la ví y sólo recuerdo escenas sueltas.

Titajú: a mí me gustan desde arriba desde abajo desde la moto y desde la ventana de mi cocina.

Gisela: las nubes de la foto están genial.

Manuel: a mí me chifla volar, disfruto y me emociono que no veas... voy mirándolo todo. Pierde el miedo y mira por la ventana porque no sabes lo que te estás perdiendo.

Cuspedepita: volare, volare, uo uo up uo, nel blue...

Carlos: a Hesse lo leí de muy jovencita "Rastro de un sueño" y "El último verano de Klingsor"... "Las lecturas para minutos I" creo que hasta llegué a saberme alguna de memoria y hace muy poquito leí "Sidhartra" que me encantó.
Y dices muy bien, mirar hacia arriba te levanta de la tierra en todos los sentidos, te despega de las preocupaciones.

Silvia: me alegra haberte recibido con esta pequeña sorpresita y que aún encima te gusten Hesse y la peli... he tenido suerte y he acertado.

Guillermo: eso dice mi profesor del obradoiro, que tengo mucha mano para los diálogos... la verdad es que es de lo que más facil me resulta... será que soy muy peliculera y en seguida me imagina la escena y le doy vida a través de las palabras.

Rubén: cuando era pequeña los fines de semana íbamos a la aldea de mi padre, una casa de piedra enorme con lareira y demás... después de cenar los mayores contaban cuentos y yo me iba a la cama muerta de miedo... pero no recuerdo eso del filandón.

Anabel: supongo que en alemán, su idioma de origen tendrán muchas más musicalidad que una vez traducidos... los poemas pierden con las traducciones, creo yo.

biquiños a todos y muchísimas gracias por dejar vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

Yo imaginaba figuras en las nubes sí, pero también en las piedras y en las rocas... todavía lo hago.

Besosss de azúcar...

Aldabra dijo...

Anónimo: para las figuras sirve cualquier cosa, sean nubes, piedras, rocas, árboles... sólo es cuestión de dejar volvar la imaginación.

biquiños,