miércoles, 14 de octubre de 2009

De como los libros llegan a nosotros

O de como nosotros llegamos a los libros.

Soy socia de Círculo de Lectores desde hace muchísimos años, aunque algunos periodos de forma intermitente. Puntualizo: la verdad es que la primera que fue socia fue mi abuela. Ella no leía pero compraba los libros para mí cuando era pequeña, para cuando fuera mayor. Pocas novelas, eso sí, casi todos eran libros educativos: la enciclopedia "Maravillas del saber", una de Geografía Universal, un diccionario enciclopédico de la A a la Z, otra colección de libros de peces, de animales salvajes, de flores y plantas... Después, años más tarde, pasé a ser la socia yo. Y los libros fueron diferentes. Muchas novelas. Libros de relatos. Y más novelas.

Pero a lo que iba.

peces

En la última revista de Círculo compré dos libros que resultaron ser muy de mi agrado. El primero que leí (la semana que estuve en Valencia de vacaciones) fue  "El frío modifica la trayectoria de los peces" de Pierre Szalowski. Un libro ameno, espontáneo, tierno, divertido, optimista, tan original como un cuento de hadas y al mismo tiempo real, que se lee del tirón. 

"Tenía seis años y medio cuando Alex, mi único amigo, me dio la triste noticia con una amplia sonrisa. De repente sentí que perdía pie en un mundo donde todo tenía una explicación. Para olvidar mi decepción, en la escuela hice lo mismo que Alex. Me dediqué a convencer a los más pequeños de que Papá Noel era un invento de los padres. En casa intenté con algunas indirectas que mis padres entendieran que ya era hora de que dejaran de decirme que si no me portaba bien Papá Noel no me traería nada. Pero cuando vi la mirada de pánico que mi madre lanzó a mi padre, lo dejé correr. No quería que se pusieran tristes. A veces hay que mentir a los padres para que estén contentos."

Marius-Serra-Quiet-portada

El segundo que leí, ya de vuelta en casa, fue "Quieto" de Màrius Serra. Una especie de bitácora que cubre siete años de la vida de Lluís Serra Pablo, alias LLulu, el segundo hijo del autor que nació con una grave encefalopatía que la ciencia neurológica todavía no ha sido capaz de definir. Lejos de ser un libro triste (que también lo es) pretende ser un canto a la vida. Como dice Màrius "He buscado una forma narrativa de explicar el ambivalente estado emocional que provoca tener un hijo que no progresa adecuadamente. Un estado a menudo expuesto al aguijón del dolor, pero en el que predomina el regocijo y el embeleso."

"Veo el futuro. Querer creer que la esperanza de vida del Llullu es la de un niño occidental cualquiera resulta una quimera. Un engaño. Y, francamente, ha llegado un momento en el que el ingenio del engaño ya sólo me interesa entendido como bella arte."

"Me miro y me remiro, pero no descubro ningún rastro demasiado específico. En cambio, me sobresalta reconocer rasgos muy claros de mi padre en mi cara alarmada. ya debo de haber llegado a esa edad en la que empiezas a parecerte a tu padre tal como tú lo recuerdas de niño. Ya me gusta parecerme a él,sobre todo ahora que nos falta, pero me gustaría más poder imaginarme a Lluís de mayor. Y no. No sé si llegará nunca a mi edad, ni tampoco si lo deseo."

Llullu murió con 9 años de edad, el día 26 del pasado julio.

Nada en el libro me ha dejado indiferente.

Y en el libro de Màrius fue donde encontré el título del que leí a continuación, el tercero: "Una cuestión personal" de Kenzaburo Oé.

"Barcelona, 24 de abril de 2005.
Ayer fue el primer Sant Jordi en muchos años en que no fui a firmar libros. Por la mañana me quedé en casa releyendo, por tercera vez, la traducción castellana de la primera novela que Kenzaburo Oé publicó después de tener a su hijo discapacitado. La primera lectura la hice cuando el Llullu tenía meses. Josep Maria, un buen amigo a quien no he vuelto a ver, me la recomendó La segunda, una semana antes de entrevistar a Oé para el Canal 33, el 16 de marzo de 2004. Después de esta tercera lectura me he entretenido en la dedicatoria que me estampó aquel día, en la Casa Asia..."

Me fui derecha a la biblioteca a ver si lo tenían, lo pedí en préstamo y me metí de lleno en el papel de Bird, el personaje protagonista de la novela de Oé, un hombre que se debate entre el egoísmo y su corazón.  

una-cuestion-personal    

"- Esta vez sí que hiciste frente a los problemas -dijo el profesor.

- En realidad intenté zafarme varias veces. Y casi lo logro. Pero parecía que la realidad lo obligara a uno a vivir adecuadamente cuando se es parte del mundo real. Quiero decir que, aunque uno intente permanecer en la red del engaño, al final descubre que la única alternativa es salirse de ella. -Bird se sorprendió de la amargura contenida en su tono de voz-. Al menos, eso es lo que he aprendido.

- Hay personas que toda la vida van saltando de un engaño a otro, e igualmente viven en el mundo real."

Y se cierra el círculo en el número 3.

28 comentarios:

Titajú dijo...

Yo estoy convencida de que los libros llegan a nosotros porque para nosotros han sido escritos.
Los míos son, normalmente, comprados por mi o regalados por mi padre, de las ediciones viejas de las que se deshace.
Ahora, por ejemplo, estoy leyendo (releyendo en algunos casos) las obras completas de Oscar Wilde.
Ese libro tenía que haber sido leído por mi tarde o temprano.
Tenía que llegar a mi.

guillermo elt dijo...

Yo, en Madrid, estuve vendiendo a puerta fría con DiscoLibro... Parecido a Circulo de Lectores.

Hemos sido socios varias veces de Círculo, pero al final, hace 3 ó 4 años dejamos definitivamente... Y es que, nos gusta el curioseo en ferias y librerías... Bueno, un punto de vista, nada más.

Ahora, desgraciadamente, leo menos de lo que... desearía... digamos, bastante menos.

Recuerdo mis tiempos cuando, acompañado de una ginebra sola, sin cubitos, claro, devoraba libro tras libro... bueno, ya llegará de nuevo el momento. No me preocupa en demasía... Tengo la literatura aprendida de años atrás, con mi experiencia de vida y la que me queda, tengo mi literatura y mi músikilla... mi pandilla reencontrada después de 30 años... Pero sí, echo de menos leer más... Sinceramente... sí.

Besicos.

Dilaida dijo...

Eu levo moitos anos sendo socia de Círculo, na miña casa somos grandes consumidores de libros, o meu marido normalmente le dous á vez, ten un na mesa de noite e outro na finca a que vai todas as tardes. Eu vou de un en un.
Como anécdota direiche que cando a miña filla maior era adolescente e suspendía (gustáballe moi pouco estudar) sempre a castigabamos a non ler libros, as nosas amizades non o entendían, porque aos seus fillos tíñanos que castigar para que os leran.
Bicos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Después de leer que tu abuela, que no leía, compraba libros para cuando fueras tú mayor, he comprendido con la emoción tantas cosas de ti. Besos.

Silvia dijo...

Gracias por las recomendaciones, Aldi. Te sigo leyendo aunque a veces no te comente, es que ando atareada. Un abrazo

Adolfo Payés dijo...

Gracias por compartirlo son libros muy interesante..

Siempre es un placer pasar por tu blog..

Un abrazo
Con mis saludos fraternos de siempre...

galicia maravillas dijo...

gracias por las reseñas :) aunque los tres tienen muy buena pinta, los dos últimos me los voy a comprar, porque creo que con lo voraz que es una parte del alumnado en lo que se refiere a libros (uno ya leyó el niño de los caballos, y yo aún no he hecho las preguntas para que haga el comentario...ejemmm) que los tengo que alimentar jejeje :) un biquiño!! :)

fonsilleda dijo...

Quiza los libros nos encuentran o llegan a pertenecerenos porque antes nos soñaron ellos. Quizá. Por lo menos, es bonito pensarlo y sería más si fuera verdad.
Lo cierto es que, algunas veces, te tropiezas con cosas que te impactan de tal forma, que no las olvidas, se te graban y, lo más importante, te impulsan a seguir leyendo.
Las reseñas de tus libros interesantes. Cuando necesite comprar, quizá me pase y los busque.
Bicos.

Carlos dijo...

Buenas noches niña lectora, hace mucho tiempo supe ser socio del Círculo de Lectores y por esa vía compré infinidad de libros, luego en alguna de las tantas crisis del país, la empresa cerró y tuve que recurrir a métodos más artesanales (concurrencia a librerías) :)

Sin haber leído el segundo libro que citas, me hizo acordar al "Paula" de Isabel Allende, y si bien es cierto que esos libros te dejan una gran enseñanza, he dejado de leerlos porque terminan arrasándote el ánimo. Ultimammente te diría que estoy casi volcado a la lectura de poesía y no sé si eso es bueno o malo, pero yo lo disfruto mucho. :)

Un beso (con un libro en las manos)

TORO SALVAJE dijo...

Mis padres fueron socios mucho tiempo.
Cuántos libros, cuántos recuerdos.

Hay libros que parecen escritos para uno.

Besos.

Belén dijo...

No sabía que había muerto el niño! no he leído el libro pero compañeros míos si lo han leído y la verdad es que lo recomiendan porque no es nada victimista...

Lástima

Besicos

Aldabra dijo...

Buenos días a todos, aquí estoy disfrutando de mis días de vacaciones, mañana ya llega el último pero he disfrutado mucho de mi tranquilidad casera y además, ya vendrán más vacaciones, que no se acaba el mundo.

Titajú: que suerte poder compartir con tu padre la aficción a la lectura.

Guiller: si es que no das a basto con tantos frentes que tienes abiertos: música, pandilla, tus poemas... el blog.

Dilaida: Encántame recibir a revista de Círculo e falar un cachiño con Gregorio, o meu axente, un home afable e agarimoso. E despois remexer pola revista ata atopar o que vou pedir, o que quero deixar para un próximo pedido... é emocionante.

Miña filla (18 anos) non lé moito pero eu sigo a insistirlle, e confío que nun futuro poda disfrutar da lectura tanto como mían.

Pedro: No quiero menospreciar ninguna sensación pero cuando uno se hace a la lectura por sí mismo, no porque lo ha mamado en su casa, es otra cosa. Los libros siempre me han ayudado a escapar de la realidad, han sido un pilar fundamental en mi vida. Aunque pueda parecer dicho así una exageración es la pura verdad. Siempre me hicieron conservar la esperanza.

Silvia: pero mujer, si yo no me enfado porque comentéis o no, siempre sois bienvenidos.

Adolfo: Pierre Szalowski fue fotógrafo de prensa, periodista, diseñador gráfico, director artístico y de creación de publicidad, diseñador de softwares educativos y productor de videojuegos. En 2003 dejó la vicepresidencia de la empresa Ubisoft para dedicarse a la redacción de guiones. Ma fille, mon ange fue su primer guión llevado a la gran pantalla, y Tragédies su primer documental. Actualmente el autor escribe series para TV. El frío modifica la trayectoria de los peces es su primera novela. Y vive en Montreal-Québec.
Megusta compartir las cosas que para mí son importantes porque tal vez puedan ser de ayuda o interés para los demás. El placer es que vosotros os intereséis por mis cosas.

Galicia: seguro que si leen mucho, entonces serán buenos alumnos... el primero "el del frío" está narado por un niño, no sé qué edad tendrán tus alumnos pero a mí me resultó divertido y ameno.

Fonsilleda: Me encanta descubrir libros, me encanta ir a la biblio y curiosear por los títulos, sacarlos del estante, mirarlos y luego decidir (bueno, a veces esto es complicado porque me los llevaría todos), lo mismo en las librerías sean de libros nuevos o usados. Me considero una lectora compulsiva. Con la compra me tengo que medir más si no me arruinaría.

Carlos: He leído "Paula", soy muy admiradora de Isabel. Y la verdad, Paula es un libro triste pero que no busca la lágrima facil y al mismo tiempo es un libro de optimismo. Simplemente es la vida, Carlos, que es una sensación de alegrías y de tristezas. Pero si disfrutas con la poesía, pues sigue por ahí, aunque yo creo que te pierdes mucho con la narrativa, en mi humilde opinión... je je je.

Toro: Cuando encuentras un libro que te hace vibrar, claro que piensas que ese libro fue escrito para ti ¿por qué no?

Belén: Me enteré de la muerte de Llullu mientras escribía el texto, buscando enlaces en internet y también me dio mucha pena, porque de verdad que el libro te hace sentir muchas cosas. Y desde luego que no es victimista, para nada. Es una pasada como esos padres con LLullu y su otra hija viajan por medio mundo, siguen otra velocidad, no cabe duda, pero no se privan y no privan a LLullu de vivir una vida normal, mientras dure.

Hay que saber saborear la vida, y a veces cegados por la soberbia nos olvidamos de que tenemos un paraíso a nuestro alcance, que no cuesta nada.

Biquiños y que tengáis un bonito día.

EL Pinto dijo...

Creo que la apuesta del círculo es una muy buena idea.
Te deseo un buen retono al curro de cada día.
Saludos

Wycherly dijo...

Es un placer leerte, de los libros no habia oido hablar gracias por el dato!

saludos y un abrazo

Juanjo dijo...

No he leído ninguno de los tres, pero parecen tres excelentes libros. Lo tendré en cuenta en siguientes pedidos ;)

Besos.

Chousa da Alcandra dijo...

Eu tamén fun do Círculo. E non me arrepinto de telo sido; o que pasa é que chegou un momento no que me esquecía de facer os pedidos e mandábanme cada trapallada...; así que zás! un día divorcieime deles e agora merco o que me peta (menos) e leo cando lle cadra (menos tamén, debo recoñecer). Non digas nada, pero penso que me dei algo ó vicio... chssssss que non se entere ninghén.

Bicos e...aos teus pes tamén, animada lectora!

iliamehoy dijo...

me admira tu capacidad al enlazar con esa dulzura textos, palabras propias y ajenas esculpiendo nuevas formas de sentir los momentos.
Una sonrisa

Estela dijo...

yo tambien soy del circulo en los lo que pasa que voy mas rapida comprando que leyendo jejeje...pero creo que cuando llega un libro a tus manos no es por casualidad, en esos momentos que necesitas respuestas los libros te las dan me guata mucho la lectura y leo todas las noches es el mejor tranquilizante que te puedas tomar.


Un abrazo y se nota que estas muy relajada me alegro!!!

adolfo payés dijo...

Quiero compartir con tu blog un premio. Puedes pasar por el en esta dirección del blog...

http://aapayes.blogspot.com/

Un abrazo
Saludos fraternos

Que tengas un buen fin de semana..

Angus dijo...

Kenzaburo Oé es uno de mis escritores favoritos, junto a Hemingway y otros... de como llegaron hasta mí, es una historia compleja... Los libros te eligen, no los eliges tú a ellos, de Platero a los Buendía, todos te eligen. Un saludo.

mariona. dijo...

(tan duras como mi corazón..)


conozco a màrius... y es una grandísima persona, aunque no me preguntes porque me dió una tristeza....

Bea dijo...

Y una vez leí de una personita muy especial una frase que sentenciaba que en los libros hay todo un mundo aislado para nosotros. Cierto y tierno. ^^
Anotadas las recomendaciones y a seguir bebiendo letras!.
Besos, mil.

anabel dijo...

cuando era pequeña, recuerdo que cuando un libro caía en mis manos lo devoraba rapidísimo para saber qué pasaba y después, de inmediato, volvía a leerlo de forma tranquila y pausada.
Adoro los libros, mi mator sueño era tener una biblioteca enorme, que voy ya construyendo. Y tengo también una para mi hijo Erik. Él todavía no lee, pero le encanta ver los dibujos y decirme: "mamá, esta es mi biblioteca, la tuya es la otra" con sus ojos enormes.
Dentro de muy poco, mi biblioteca recibirá un nuevo libro que va a ocupar un lugar destacado en mi corazón.
Muchísimas gracias, cielo.

Aldabra dijo...

Buenas noches:

El Pinto: Creo que Círculo siempre apuesta por una buena selección de libros, al menos cumple mis expectativas.

Wych: que alegría verte de vez en cuando.

Juanjo: a mí los tres me han gustado, no sabría recomendarte uno sólo.

Chousa: pois claro que vou dicir, faltaría máis, basta que mo digas que non para que sí, eu son así de teimuda... ler é bon, Chousa, non te esquezas de un placer tal.

Iliamehoy: me gusta enlazar, enredar, engarzar... me encanta hacer collages.

Estela: también yo voy más rápida comprando que leyendo, sobre todo porque no me limito sólo a Círculo

También estoy de acuerdo en que la lectura es el mejor tranquilizante.

Adolfo: graciñas.

Angus: gracias por pasarte por mi blog y bienvenida... espero que repitas la visita.

Mariona: no me cabe ninguna duda de que Màrius es un hombre excepcional, se desprende leyendo su libro.

Bea: me gusta lo del mundo aislado para nosotros.

Anabel: vas a hacer que me ponga colorada. Me emociona que tengamos el mismo sueño: una gran biblioteca y me emociona lo que te dice Erik a propósito de los libros.

biquiños a todos y que tengáis una bonita noche de sábado.

BIPOLAR dijo...

Admiro a las personas que leen tanto.

Yo también fui del Círculo de Lectores, pero con lo de la obligatoriedad de comprar me acabé hartando porque había meses en los que no me seducía nada. Me borré hace dos años, creo. Sí, ya sé que ahora ha cambiado. Aún así la revista es una delicia ¿verdad?

No sé de dónde sacas el tiempo, a mí el blog me absorbe mucho, entre escribir y leer.

Albino dijo...

Leo bastante. Tengo miles de libros. Ultimamente he dejado un poco de lado la narrativa, pues me interesa mas el ensayo, sobre todo si es en torno al cine, al arte, al teatro o a la música.
Muchos libros, por mi profesion o por amistad, me los regalaron, pero curiosamente casi nunca coinciden los regalos con los deseos, salvo los catalogos de algunas exposiciones importantes de pintura o fotografía.
Pero no me gusta comprar a domicilio ni a través de circulos. Me gusta ir a la librería, especialmente las de libros viejos o descatalogados, donde puedes encontrar alguna joya. Me gusta tener el libro en mis manos, ver el indice, pasar las hojas, revolver, con cuidado claro está, en las estanterias y en las mesas (odio a los libreros que te quieren dar orientaciones como si ellos lo hubieran leido todo).
Es mi punto de vista.
Besos

toupeiro dijo...

Sin duda 3 buenas recomendaciones.


Sabia tu abuela.

bikiños

horabaixa dijo...

Hola Aldabra,

Interesantes lecturas. Te he leido, me he puesto al dia, y me he parado en éste. Me ha llamado la atención que el libro "quiet" haya trascendido tanto.

Me impacto la foto en su momento, luego, vino la historia y la "normalidad". Me enteré luego del suceso. La vida a veces las gasta de una manera un tanto caprichosa.

Bicos