domingo, 20 de marzo de 2011

Im-previsible




"Orange hat" 1990 - Alex Katz

Espérame siempre, aún cuando pienses que puedo no volver.

Espérame siempre porque nunca me iré sin antes decirte adiós.

Soy así de previsible.


39 comentarios:

plinnn... dijo...

Imperdible todojunto :)

TORO SALVAJE dijo...

Que tenga paciencia.
La va a necesitar.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

Seguro que te espera aunque no le digas adiós...je,je...
Precioso el "Orange Hat". Besotes, M.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Se puede esperar tanto tiempo? besos

Francisca / Froiliuba dijo...

Pues desde luego corto pero muy intenso.
Está claro que como se marche...

bicos

Belén dijo...

Lo bonito que es ser imprevisible...

Besicos

Adolfo Payés dijo...

La paciencia es un don..


Un gusto leerte..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que la semana que comienza, sea de las mejores.. mis mejores deseos..

Chousa da Alcandra dijo...

Na imprevisión está tamén a ledicia.
(Que ben se menea a serea animada. Anina a calquera...jajajaja)

Bicos previsibles

claudia dijo...

De previsible y de considerada.

La incertidumbre de si alguien se va a se queda es de las peores sensaciones.



Besos domingueros.

LittlePan dijo...

Quizá te siga esperando aun después de decir adiós.
Besos!

Mariona dijo...

Que grande es lo imprevisto...

Chus dijo...

Miedo me da leer entre lineas, ojalá no sea un adiós, que las horas y los días le permitan ser tan solo un hasta luego.
Te acepto ese café, pero tendrá que esperar por lo menos un par de semanas.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

pero cómo se sufre en la espera...
Besos.

Asun dijo...

Si la espera es larga siempre nos acecha la incertidumbre.

Besos

Myriam dijo...

Pués no queda otra que armarse de paciencia...

Myriam dijo...

Besos

Allan Smithee dijo...

exacto! eso no es tan pre visible....

un abrazo, besos, siren aldabra!
au revoir

Antonio Aguilera dijo...

Si te vas, sabe que no tardarás en volver.

pancho dijo...

Sabe que la esperan, por eso no le es necesario ser imprevisible.
Un abrazo

Maripaz Brugos dijo...

Uff, me has asustado...pensaba que te ibas de este rincón tan agradable.
No te vayas por favor.

Julio César dijo...

Nunca te vayas, querida Aldabra. Que seriamos sin ti! sigue por aquí, please.

Que Jehovah te bendiga.

Un abrazo.

zeltia dijo...

Moito hat
moito orange
e moito pidir!

[o texto gustoume moito]

jg riobò dijo...

A mi edad las esperas han dejado de existir.

David C. dijo...

Mejor es la despedida. Es triste pero se tiene que dar.

Milu dijo...

Sensación de desolación las despedidas, que tú suavizas con un texto impecable.

Besos

Concha López Fernández dijo...

E que pouca paciencia temos ás veces para agardar que cada cousa ocupe o lugar que lle corresponde!...

Carlos dijo...

Muchas veces la previsibilidad es un mérito.

Yo, esperaría. :)

Un beso.

Silvia dijo...

Siempre he detestado a la gente que pasa por tu vida y se va con un "hasta luego, Lucas". Si has compartido parte de tu vida con alguien le debes por lo menos un adiós. Breve pero muy sabio. Biquiños

beker dijo...

Habitaremos en el seguro rincón del amor para que no queden fugas.

Bsos

Abejita de la Vega dijo...

No nos despidamos a la francesa.

Biquiños

irene dijo...

Para los tiempos que corren, es una delicia tener alguien al lado tan..."previsible"
Mi enhorabuena para Congo.
Biquiños, Aldabra.

Ío dijo...

Yo nunca la digo, me parece una palabra hostil. Escribirla equivale a deshacerte de alguien, o de algo (aunque no niego que es necesaria en ciertos casos).
En cuanto a ser previsible, algunas veces está bien, pero la mayoría es mejor no serlo.
Besos, sirena Aldabra

Ío

Kaplan dijo...

Tampouco eu son dos que se van sen se despedir ou dar razón.
Por outro lado, xa viu que o meu blog estaba cancelado, pero foi por motivos alleos a min. Sigo aquí, pero cun novo enderezo. Tería a amabilidade de actualizalo na súa columna de enlaces. Agradeceríallo moito.

Ele Bergón dijo...

Siempre se espera, aunque sepamos que ya no volvera´.

Un abrazo

Luz

susana moo dijo...

Como debe ser. Como una persona bien educada!

Juanjo dijo...

Nos gusta que nos sorprendan, pero a veces viene bien saber cómo se va a comportar la persona que amamos.

Me gustó el relato.

Besos.

LLONXANA dijo...

Pese a la certeza de ese adiós, la espera no deja de desesperar.

fonsilleda dijo...

¡EStupendo!, 3 frases y una historia.
Admiraciones.

T.M. dijo...

Está bien esperar, pero siempre? no lo tengo tan claro, y a una edad determinada menos todavía, jajaja. El que espera se desespera, no merece la pena.

Pero me ha gusto mucho.
Saludos.