martes, 15 de marzo de 2011

Lamento de nai

infanciahoy_com_8044_1432011_japon

maldígote, deus
sí, maldígote
¡meu filliño!
él tiña soños, ¿sabes?
este ano habiamos de comprarlle unha trompeta
de segunda man, claro
pero a él dáballe o mesmo
estaba tolo por aprender a tocala
e agora, mírao…
¡estarás contento, oh!
ódiote
¡meu neniño!
non volvas chamarme máis,
maldito Deus,
nin con con gaitas, nin con lerias
nin coa música das campás da igrexa

desde hoxe, deus,
co meu meniño,
morres ti tamén

- Xoana, xa é a hora
- Mira que branquiño está, Manuel
- Falas por boca da pena, muller. Anda vai coa tua irmá.
- Xa vou. Deixa que o aperte por última vez.

Lamento de madre

Te maldigo, dios. Sí, te maldigo. ¡Mi hijiño! Él tenía sueños, ¿sabes? Este año íbamos a comprarle una trompeta, de segunda mano, claro, pero a él no le importaba, estaba loco por aprender a tocarla. Y ahora, míralo… ¡Estarás contento! Te odio. ¡Mi hijiño! No vuelvas a llamarme más, maldito dios, ni con gaitas, ni con engaños, ni con la música de las campanas de la iglesia. Desde hoy, dios, con mi hijiño, mueres tú también.

- Juana, ya es la hora.
- Mira que pálido está, Manuel.
- Hablas por boca de la pena, mujer. Anda, ve con tu hermana.
- Ya voy. Deja que lo abrace por última vez.    

 

Este poema lo escribí hace algunos años.
Pensé en rescatarlo hoy pensando en todas esas personas de Japón que en estos días están sufriendo tanto… tanto que es impensable siquiera imaginar tanto DOLOR.

36 comentarios:

plinnn... dijo...

& no sé cómo escribir sin escribir, un abrazo, así que lo escribo: un abrazo

LittlePan dijo...

increíble, además creo que es una ocasión perfecta para publicarlo,
por desgracia..
un beso

El Drac dijo...

hay situaciones que pueda hacerno enloquer de dolor. Un fuerte abrazo y mi solidaridad para nuestros hermanos de Japón

TORO SALVAJE dijo...

Entre los rugidos de la naturaleza y la inconsciencia del hombre vamos muy mal.

Que horror.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

Muy triste tu poema pero viene muy a cuento con la situación terrible de Japón. Estoy con lo que dice TORO. Volveré con calma a leer tu "Adela" que me lo he perdido y hoy tengo Formentera... Besotes, M.

Manolo dijo...

Te digo lo mismo que a Pablo: Los dioses no nos tienen en cuenta para nada. Después de todo son invenciones nuestras.
Besos.

jg riobò dijo...

Dolor.
Nos empeñamos en vivir en el continuo riesgo.

Dilaida dijo...

Únome á túa homenaxe ao pobo nipón. O poema que lle adicas é moi fermoso aínda que moi triste.
Bicos

Paco Cuesta dijo...

Has pensado bien, el sentimiento no podía estar mejor expresado.

Allan Smithee dijo...

me gusta como suenan esos versos, aunque estés llenos de pena...
la verdad, si, las cosas son injustas... suele pagar el que menos tiene

un abrazo, besos, sirena

pancho dijo...

"Maldígote, ódiote"; Que sonoro es el gallego, suena a castellano antiguo.

La sociedad mejor estructurada no es más que un pelele a merced de la furia desatada de la naturaleza.

Un abrazo.

Belén dijo...

No se puede jugar con la naturaleza, aunque seas japonés...

Besicos

zeltia dijo...

Intento sustraerme de toda esa dor. Nin prendo a tele para non ver esas imaxes.
Onte estaba ceando nun sitio e tiñan a tele posta, e case non me baixaban os bocados. Non podo recibir ese bombardeo de imaxes impactantes, refleixonar na dor de CADA PERSOA, e seguir vivindo sin volverme insensible.
Non quero volverme insensible.

Asun dijo...

Este poema expresa perfectamente la rabia que me imagino que estarán sintiendo allí ahora mismo.

Los dioses hablan por boca de la naturaleza todopoderosa y que tan poco valoramos.

Un abrazo solidario para todos los japoneses y todos aquellos que sufren.

Un beso

semilla dijo...

Jopé me has dejado sin habla...rabia, dolor, furia...¿que se debe sentir ante la muerte de un hijo? no quiero ni pensarlo.....estoy impactada con lo de Japón, no puedo dejar de acordarme de ellos....¡cuando horror y cuanto miedo!

claudia dijo...

Es muy duro el poema, pero así es. Conozco alguna madre que asímismo lo sintió y dejó de creer.

fonsilleda dijo...

Queridiña Serea, precioso poema de dor que, xa o dis ti, chega axustada os tempos que van estes dias.
Tes razón, custa moito maxinar tanta dor...
Bicos

Chus dijo...

No miro la tv para evitar ver esas imágenes de desolación que nos rodean, prefiero no pensar, prefiero no mirar, si lo evito la pena y la tristeza no es tan honda, tan solo la rabia y la impotencia hacen mella en mi corazón.
Un nesiño

Milu dijo...

Duro escrito para una realidad dura
que nos tiene impactados e impotentes.
Muy duro...

Besos

Chousa da Alcandra dijo...

Sorprende a dureza coa que a nai natureza nos golpea en ocasións.
Permíteme xuntar as miñas palabras ás túas nesta cercanía con todos os nipóns que están sufrindo dun xeito tremendo. Ogallá atopen axiña a calma e maila paz que o teu poema reflicte.

Un bico. Un millón de bicos

beker dijo...

Una pena inmensa, cada vez que veo todas esas imágenes de tristeza

Besos

moderato_Dos_josef dijo...

Me uno a tus sentimisentos querida Aldabra. Qué gran desastre el de Japón, espero que lo de las nucleares se resuelva pero... cada vez me inspira más miedo y desconfianza. Pretendemos controlar fuerzas incontrolables...
Besos.

Maripaz Brugos dijo...

Un bello poema que grita y se desespera...mejor no podias describir la inmensa tragedia del pueblo japones.

Imposible controlar tanta catástrofe.

Me ha encantado la entrada anterior, un mágnifico relato.
Bicos

MucipA dijo...

Un poema con mucha sensibilidad que expresa perfectamente el sentimiento de dolor.
¿Algún día cesará el sufrimiento en el mundo?

Biquiños

Myriam dijo...

con que dulzura, expresas tanto dolor....

Myriam dijo...

Mi solidaridad para con el pueblo japonés.

moderato_Dos_josef dijo...

Hola Aldabra.

si hubieras leído mi último relato: Savia Nueva, habríasa salido más reconfortada. Es más positivo.

Besosssss.

Ío dijo...

Así es, Aldabra, no se puede pensar en su magnitud.
El dolor campa a sus anchas, libre, en todo el mundo, en todos los corazones.
Abrazo el tuyo

Ío

A nena do paraugas dijo...

Non sei se serei capaz de describir as impresións que me produce esta catástrofe.

Bicos.

Francisco Mendez dijo...

Estoy visitando a mis amigos, cada vez parece que tuviéramos menos tiempo Saludos y abrazo

Maca dijo...

No quiero pensar tener que pasar por la muerte de un ser querido y menos un hijo, por Dios!!!! tiene que ser lo más horrible que le pase a un ser humano
.
Cúantos y cuántos hijos e hijas y demás seres queridos
se fueron con esta tragedia.y aún encima la central..
Rezo por ellos.
Bicos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cuánto duelen las víctimas. Qué culpables somos como especie.

Silvia dijo...

Como dice Pedro Ojeda, todos nos sentimos un poco culpables cuando ocurren cosas como estas. Muchas veces nos gustaría parar nuestras vidas e ir a echar una mano. Cada vez que veo imágenes de allí se me encoge el corazón. Un biquiño

Ele Bergón dijo...

Impresionante poema donde con con pocas palabras reflejas muy bien el dolor de los que sufren de una forma inimaginable.

Un abrazo

Luz

irene dijo...

Muy bello poema, es terrible sentir ese dolor, debe ser lo peor.
Un beso, Aldabra.

Juanjo dijo...

Precioso el poema. Lástima que sea tan cierto.

Besos.