viernes, 27 de mayo de 2011

Volaré

mujer volando(1)

Ignoro muchas cosas. Ojalá pudiera saberlo todo. Tener la llave que abre todas las puertas. Pero aún así, con toda mi ignorancia metida en la mochila que cargo a la espalda soy capaz de afirmar: Nada ni nadie podrá impedir que siga peleando por vivir mi vida. A mi manera. Sé, con toda la certeza limitada que me permite mi ignorancia que voy a seguir adelante. Decidida caminaré con paso firme, aunque lento; los años aprietan mis huesos que se quejan de dolor los días de niebla espesa.  Ilusiones aún no me faltan. Ganas tampoco. Confío en que lo mejor esté por llegar. Tengo los brazos abiertos para abrazar. Y recibir. No tengo prisa, la edad me ha vuelto paciente.  Ya lo dijo Kavafis: “…Pide que el camino sea largo. Que muchas sean las mañanas de verano…”. Amor será siempre mi aliado. Amor a mi hija, a Congo, a mi familia. No pido más. Mi mundo es pequeño pero más que suficiente para ser feliz.

 

Deseo que…

 

Congo llegará pronto.

Y hablaremos. Y nos reiremos. Y cuando llegue el momento…

Abriré mis alas.

Y volaré.

 

 

La pintura que ilustra hoy el post pertenece a:
Rodrigo Núñez Carvallo, Perú.
Y la encontré en su página : Paisajes del Perú.

"Quiso volar igual que las gaviotas,
libre en el aire, por el aire libre
y los demás dijeron, ""¡pobre idiota,
no sabe que volar es imposible!"".
Mas él alzó sus sueños hacia el cielo
y poco a poco, fue ganando altura
y los demás, quedaron en el suelo
guardando la cordura….”

25 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

En este país está amaneciendo.
Mi agradecimiento para todos los indignados.

Besos.

Chus dijo...

Volar, volar y volar, esta semana el cuco voló del nido, fue una semana rara, triste, me quedé un poco vacía, mi compañero se ha ido este miércoles, y aunque era solo eso, mi compañero de trabajo, se que he perdido algo, le debo mucho, con su manera de ser, con su paciencia, con su silencio, me ayudó a salir de un gran bache, le echaré de menos, pero sigo aquí, y mañana será otro día.
Es por eso que esta semana mi indignación era otra.
Un besiño
Un besiño.

claudia dijo...

Abriremos las alas y volaremos.
Sí señor.

Besos.

LuisaH dijo...

Bravo, amiga. Yo también quiero volar. Y me hubiera encantado verte en Zaragoza. Quizá la próxima vez. Besos

Milu dijo...

Si, Aldabra. Vivamos como queramos sin imposiciones ni muecas obsoletas. Estoy totalmente volcada estos días en las plazas de la indignación. Realizo un trabajo en paralelo con diferentes ciudades para que exista un documento gráfico de una indignación que al fin encuentra cierto cobijo.
Mi mundo también es pequeño como el tuyo, pero grato, placentero y honesto.
Un beso

jordim dijo...

eso de vivir libre se practica poco...

Allan Smithee dijo...

preciosos ambos cuadrod, gran mensaje...
siempre hay algo más que hacer que indignarse

besos, sirena

LittlePan dijo...

Son momentos, también los tiene que haber malos y es lógico indignarse.
Por eso a veces es mejor volar mucho y muy lejos, y dejar que todo se calme.
Un beso!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Indignación y palabras. Del hogar a la calle y también en sentido contrario. Hay que volar con la palabra bien alta.
Besos.

Belén dijo...

No creo que tu mundo sea pequeño... es enorme ;)

Besicos

mariola dijo...

Me identifico mucho con el texto. Yo también abro siempre mis alas, y vuelo, pese a quien le pese, a veces también me indigno y naufrago por momentos, pero luego pienso con el alma y eso me libera, es cierto que no sabemos todo, pero todo lo que debemos saber está aquí dentro, con nosotros y eso nunca nos lo podrán quitar.
un beso enorme.

David C. dijo...

bonito.

Asun dijo...

Si antes estaba INDIGNADA, aún lo estoy más desde ayer.

No nos cortarán las alas para poder seguir volando.

Un beso

Myriam dijo...

Soberbio texto que le llegó al corazón y cuya indignación comparto. Hay que volar bien alto como Salvador Gaviota y no permitir que nos corten lso sueños. De eso se trata la vida.

Besos

Myriam dijo...

dice: que me llegó al corazón. Vale

Concha López Fernández dijo...

Voar sen despegar demasiado os pés da terra para que os soños se vaian facendo realidade.

Abejita de la Vega dijo...

Vivimos cada uno en nuestro pequeño mundo pero volamos cuando hay que volar.

Biquiños

Silvia dijo...

Me ha encantado tu post. Yo también soy otra indignada. Vivamos y que nos dejen vivir. Un abrazo

Dilaida dijo...

Vivir e deixar vivir, ese debe ser o lema, se queremos ser felices.
Hoxe estamos moitos algo máis que Indignados.
Bicos

Paco Cuesta dijo...

Cuando alguien se introduce en nuestra vida hasta el punto de formar parte de ella, hasta el punto de que no sepamos distinguir entre ellos y nosotros, la permanente mañana de verano no deja lugar a la indignación.

jg riobò dijo...

Esperanza.

carapuchiña dijo...

perfecto. el post perfecto.

pancho dijo...

Claro que volarás, como un angel con cuatro alas por anchas avenidas de libertad.

Gaviotas embarrancadas.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Si tuviera tu talento, queridiña, hubiera escrito el mismo texto. Me identifico completamente (excepto que yo no tengo a ningun Congo que esperar...). Excelente. Muchos besotes, M.

irene dijo...

Indignada también, al menos parece que estamos despertando y manifestando nuestra indignación, por algo se empieza.
Un besazo, Aldabra.