lunes, 11 de julio de 2011

Y al final…

12836607-md

la foto es de George Trakakis y la encontré aquí

 

Todavía no era muy mayor ¿verdad?

Pues no, 72 años no son tantos y estaba muy bien de salud pero…

¿Fue un cáncer?

Noooo, que va. En realidad no tuvo nada. Simplemente se dejó ir.

¿Cómo que se dejó ir?

Pues sí. Se dejó ir y la vida se lo llevó.

¿Querrás decir la muerte?

Bueno sí, la muerte, ¿qué importa el nombre que le pongamos? Se agota la vida, llega la muerte. La vida se nos lleva hasta que atravesamos el umbral y llega la muerte… Al final todo es lo mismo.

Visto así…

Primero fue su mujer. No pudo superar su pérdida. Toda la vida estuvieron juntos, desde la escuela. Poco a poco se fue encerrando en casa hasta convertirse en un mueble más, un apéndice del sillón. Adiós la partida de dominó con los amigos, los paseos los domingos por la mañana… Nosotros, los vecinos, lo intentamos todo para animarlo pero ya te digo… Se dejó ir. No hubo más.

¡Era un hombre tan bueno!

Sí que lo era. Y no lo digo porque ya esté muerto. Es que lo era. Cabal, honrado, franco, servicial, generoso… Dicen las malas lenguas que un día, ya casi al final, subió a verlo, Maribel… Maribel, ya sabes… aquella chica que trabajó en el puticlú de la carretera... Ahora dicen que ya no trabaja allí pero hay quien dice que todavía hace trabajitos… El caso es que se rumorea eso, que subió a verlo y que lo besó pero ni el beso surtió efecto. Él mantuvo los labios sellados, fiel a la que fue el amor de toda su vida…

¿Sería verdad?

Maribel contó que en cuanto lo besó ya supo que pronto iba a morirse. Y cuándo le preguntaron por qué, ella respondió: “Esas cosas se saben, sobre todo alguien que como yo ha besado miles de bocas perdidas.” Pero todo son rumores, ya sabes.

¿Ya han venido sus hijos de fuera?

Creo que llegan esta tarde. Eso es lo que dijo la cuñada y el hijo que tiene en la ciudad.

¡Era un hombre tan bueno!

¡Y que sólo murió!

Sí, muy solo.

 

esta canción me tiene abducida.

si te gusta la canción tanto como a mí y quieres escucharla por segunda vez,
te recomiendo que la escuches 
aquí y así podrás ver también a sus intérpretes.

33 comentarios:

Aldabra dijo...

Estos días me he descolgado un poco de internet, pero en breve me pondré al día. Biquiños a discreción.

TORO SALVAJE dijo...

A que vienen los hijos?

Que hubieran venido antes.

Besos.

mobtomas dijo...

Hola Aldabra. Me gustó mucha esta entrada. todo termina, el caso es saber llenar el hueco que hay entre el nacimiento y la muerte (como lo hizo él), y al final partir cuando ya no hay sentido. Al final... nadie sale vivo de aquí. Saludos

Milu dijo...

la historia de una vida , una vida que termina porque esta vida cansa, cansa mucho. Lástima que en plenoi cansancio no estuvieran sus hijos más cerquita.
Un beso, cielo

Myriam dijo...

Pobre hombre, al final ella lo va a estar esperando al otro lado del tunel. Me recuerda a mi historia del herrero.

Besos y sigue disfrutando de tus vacaciones

beker dijo...

La historia de muchos, que sólo tuvieron la compañía del tiempo, porque muchas veces los afectos se riñen con la edad, que triste

Besos

Georg dijo...

Gracias por el enlace a mi blog en esta entrada.
Saludos! :)

paideleo dijo...

O amor dá forza para vivir.

Carlos dijo...

Nada más vulnerable que un hombre, apagada su voluntad de vivir.

A veces la muerte es un reencuentro.

Un beso.

Dilaida dijo...

Muchas veces los seres humanos nos sentimos solos, vulnerables y lo fácil es dejarse ir.
Bicos

Asun dijo...

Cuando uno se deja, la luz se va apagando poco a poco.

Besos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

la soledad...la antesala de la muerte... para vivir solo mejor morir..besos

Kaplan dijo...

Si, cando se acaba o desexo de seguir vivindo non hai maribel que valese...

LittlePan dijo...

Todos morimos solos, realmente...
Besos!

Merche Pallarés dijo...

Le entiendo. Creo que llega un punto en la vida cuando ya no vale la pena seguir luchando y te dejas ir... Y, sí, la soledad en la vejez es muy dura. Los hijos están lejos, tienen su vida y la tuya ya no tiene alicientes. Lo bueno es, por lo menos, haber vivido, haber disfrutado de los momentos buenos, sufrido con los momentos malos y saber que tu vida está llegando,inexorablemente, a su fin. De todas formas nunca hay que dejar de ser optimista. El optimismo es un gran aliciente. Eso y la buena salud que tengo el privilegio de disfrutar, por ahora, es lo que me mantiene viva. Bello y triste relato. Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

¿Se muere uno de pena?

Pienso que no es tan fácil.

Biquiños

Elèna Casero dijo...

¡qué lástima y cuánta realidad hay en tus palabras¡

Chousa da Alcandra dijo...

"Deixarse ir" é unha das causas de morte menos diagnosticadas, pero non por elo menos frecuentes.

Bicos

DANI dijo...

Que miedo me da todo esto chica!!! la soledad, la muerte...:(

Besazos enormes

Belén dijo...

Morir solo debe ser lo peor que le puede pasar a una persona...

Besicos

mariola dijo...

Triste, máis el quixo así a súa partida. Deixarse ir para atopar así o seu sitio coa súa muller.

Gústame esa frase que dis " sobre todo alguien como yo ha besado miles de bocas perdidas" precioso.
un biquiño.

Maripaz Brugos dijo...

Una realidad cotidiana en muchas vidas. Cuando no se tiene interés por seguir viviendo es muy facil saltar a la otra orilla para buscar al ser amado.
Que bonitas fotos de Toledo, veo que disfrutas mucho con tus escapadas moteras.
Biquiños y feliz verano.

Lunática Shop dijo...

Triste y humana...La realidad que nos abofetea cada día...
Cuánta gente muere sola aun estando acompañada y cuántos mueren acompañados aun estando solos...misterios de la vida-muerte.
Besos lunáticos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

A veces, dejarse ir es toda una lección.
Aunque nos acompañen, todos morimos solos: la compañía es para los que quedan vivos.
Un hermoso texto. Besos.

zeltia dijo...

Eu entendo moi ben esa maneira de morrer... e non é dun día para outro. Vaise xestando, como a enfermedade máis insidiosa, caladiñamente.

A canción... non me disgusta, é moi pegadiza, xa a teño escoitado, supoño que precisa do estado de ánimo adecuado

pancho dijo...

Morirse cerrando los ojos, arropado por los tuyos es menos muerte. Don Quijote quiso volver a su casa y acostarse antes del viaje definitivo.

No me suele gustar tanta electrónica en la música, pero Carlos Jean es de los mejores.

Un abrazo.

Juanjo dijo...

Me ha gustado mucho el relato. He visto morir gente así, dejándose poco a poco. Pasa mucho con los viudos, por ejemplo, que no son capaces de asumir la pérdida de su pareja.

Ojalá pudiera elegir todo el mundo el momento en que desea abandonar este mundo.

A nena do paraugas dijo...

A soedade, en soedade ou en compañía, acaba facendo que os corpos e as mentes se acomoden de tal maneira que a vida vaise arrastrando por eles e nada pode facerse desde fóra para resucitalos.

ESTEVE dijo...

y al final siempre la luz y alguien que te espera......
besos sirena motera, menudas salidas

David C. dijo...

Si, la muerte es la que nos espera finalmente. Sin embargo más miedo que a la muerte, debemos tenerle miedo a los vivos. Saludos.

Azucala - Melba Mercedes Almeida dijo...

Hola me ha gustado, así pasa aquí en el más allá. Llega a viejo tan solos y los hijos no hacen el tiempo, la pasa arrebatando la ultima frase.

Un post para reflexionar genial ..!

carapuchiña dijo...

A veces la ausencia es tan grande que ocupa más que la vida...

Paco Cuesta dijo...

Morir de melancolía es una manera triste de irse, quizá inevitable en algunos casos, pero triste