martes, 26 de julio de 2011

Puntos y apartes

SAM_0716

Cuento las grapas en el vientre de Congo.

Trece grapas crueles. Una detrás de otra.

Y después, cuando ya han desaparecido, cuento los agujeros en la piel.

Veintiséis puntos dolorosos. Uno enfrente de otro.

Acaricio despacio la cicatriz, con respeto.

Y no me atrevo a besar la piel tantas veces antes besada.

Huele a tiempo de espera. Y carne fresca.

Nuestros cuerpos [que todo lo saben], ya no se atraen como antes, saben que hay que dejar que cure la herida.

Y esperan, pacientes, la pasión que ha de volver.

 

SAM_0715

Mientras tanto, Congo y yo, paseamos con Ron y admiramos, serenos, el mundo que nos rodea.
Y recogemos laurel para aderezar los guisos en el invierno.

 

38 comentarios:

Manolo dijo...

Si es literal y no metafórica la referencia a una operación, siento lo que le haya ocurrido a Congo y a ti, con él.
Todo se pasará y volverá a ser como siempre.
Besos

Aldabra dijo...

Sólo ha sido una mortal hernia común y corriente, Manolo... has entrado a dejar tu comentario antes de dejar yo éste.

Se me ocurrió escribir el texto esta mañana pensando en tantas personas a las que la enfermedad les trastorna la vida [no es este caso, toco madera]

Gracias y como siempre, biquiños.

zeltia dijo...

Me ha emocionado lo del laurel para los guisos de invierno.

que se termine de recuperar Congo muy pronto para daros unos fogosos revolcones

TORO SALVAJE dijo...

Hay que dar tiempo a la herida.
Todo volverá a ser como antes.

Besos.

Dilaida dijo...

Seguro que contigo a su lado Congo se recupera rapidamente.
Bicos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Aunque solo sea una hernia, le deseo el mejor restablecimiento posible. Seguro que le mimas mucho.
Por otra parte -aunque suene cruel y espero que no se enfade- bienvenida sea la hernia si ha dado lugar a un texto tan hermoso.
Besos.

la reina del mambo dijo...

Mis mejores deseos de un pronto restablecimiento.
Precioso texto.
Un beso

Susana dijo...

Sólo hará falta un poco de tiempo y otro tanto de mimo para que la herida desaparezca. Y mientras tanto disfrutad de esos paseos con Ron, que seguro segurísimo que los disfrutará como buen cachorrete que es.

Un abrazo, y a cuidar a Congo, que es lo que ahora toca.

claudia dijo...

Las cosas dolorosas también unen.
Ánimo, cuídalo bien y verá que todo pasa.

Besos para tí.

claudia dijo...

Por cierto me encanta sade, no hay nadie que tenga una voz tan sensual.

galmar dijo...

Que sane la herida bien :) es un bonito tiempo para cuidarse (y que te cuiden y que le cuides) ahora :) vamos al veterinario, a ver qué nos dice :) bicosss

LittlePan dijo...

Mejor dejar curar...Cuidarse es muy bonito..
Besos
P.D. Que guapo ese pelirrojo..:)

Chus dijo...

Me habías asustado a mi también, menos mal que solo ha sido una hernia, llevo desde el 15 de vacaciones, y ya estoy deseando volver, estoy mas sujeta y dispongo de menos tiempo que cuando voy a chollar, y lo peor es que no tengo gnas de hacer nada, un biquiño, hasta para escribir estoy vaga, pero no he dejado de leer tus entradas.

Fiona dijo...

Buf!!! Por un momento creí que le había pasado algo grave...viendo lo visto, abstinencia estival, mucho paseíto, buena vida y a esperar que son dos días ;) y luego se coge con más ganas!!
Besotes de parte del Ogro y mía para una pronta recuperación.

Titajú dijo...

No será nada, sólo cuestión de tiempo.

Alma en el verso dijo...

Mi deseo de que el restablecimiento sea óptimo y rápido en los dos aspectos.
Saludos

muxica dijo...

La verdad es que eres genial y terminas hablando del laurel de los guisos...¡Muy bueno!
Biquiños

Abejita de la Vega dijo...

Que cierren bien las heridas y sigáis recogiendo laurel juntos muchos años

Ron, una excelente compañía. La foto es muy original.

Besos, biquiños

Belén dijo...

Ay, espero que se le vaya pasando, es solo cuestión de tiempo :)

Besicos

Merche Pallarés dijo...

Últimamente, como llego tarde a todo, tiendo a estar de acuerdo con algun comentarista. Esta vez le ha tocado a nuestro profe PEDRO O.E. Me ha encantado su comentario. Que se recupere pronto tu, y nuestro, querido Congo y sigais queriéndoos con pasión, locura y desenfreno. Besotes, M.

Myriam dijo...

Y en cada punto y aparte, un beso tuyo. Bella tu carta de amor.

Besos

Myriam dijo...

( Con esa cura, seguro se cura rápido)

Myriam dijo...

Que si, que ya los puedes besar... pero solo eso ¡ojo!

Ele Bergón dijo...

Con tus cuiudados y tus suaves caricias, seguro, seguro que Congo ya está restablecido de su hernia para poder dar paso a la emoción y cariño contenidos.

Un abrazo

Luz

Ele Bergón dijo...

Con tus cuiudados y tus suaves caricias, seguro, seguro que Congo ya está restablecido de su hernia para poder dar paso a la emoción y cariño contenidos.

Un abrazo

Luz

Juanjo dijo...

Seguro que la pasión vuelve. Y espero que la convalecencia sea corta.

Las personas renacemos después de esas heridas de guerra, ¿o no?

Besos.

O SuSo dijo...

Las hernias del alma son las complicadas, las físicas, tienen solución, si sólo es reposo lo que precisa, pues a reposar y practicar el AMOR.

Un abrazo

PD:Yo también he dudado si era metafórico...

Humberto Dib dijo...

En primer lugar, menos mal que no fue algo muy grave, en segundo lugar, este texto me pareció una hermosa muestra de cariño.
Besos.

Ozepé dijo...

...ya veo que Congo se recupera perfectamente.
...un biquiño, sirenita !

maría dijo...

q pase pronto amiga, un besazo

Julio César Carranza dijo...

Hola Aldabra: lamento el retraso en pasarme por esta tierra fantástica (a veces, a veces los ríos se desbordan y te fijas en una playa que no es tu playa sino que demabulas en la arena sin sombra) que tú, Congo y Ron comparten. Espero que el guiso de invierno tenga el mismo sabor que el de estio .

Un abrazo

Que DIos te bendiga

Kaplan dijo...

Con isto das vacacións portuguesas non souben o da operación de Congo: espero que todo saíse ben e que a convalescencia siga como debe, que seguro seguirá.
Tamén eu teño marcas de grapas e puntos; curioso como os corpos se enchen de marcas e cicatrices. Como se quixesen probar que viviron e sobreviviron.
ánimo e moita sorte

Carlos dijo...

Lo duro son las cicatrices del alma, las del cuerpo (dolorosas por cierto y algo sé de ellas) pasan, se diluyen y quedan como sutiles advertencias, que hay que vivir la vida a pleno, cuando la salud viaja con uno.

Un abrazo a Congo.
Un beso por Quela.
Un silbidito de qué bella esta Senia.
Y un beso para tí.

Chousa da Alcandra dijo...

Os bicos son un excelente cicatrizante. E non é necesario "aplicalos" directamente na ferida...

Silvia dijo...

Hay tiempos de pasión y tiempos de ternura. Ahora toca curar heridas en buena compañía. Ambos momentos pueden ser igual de gustosos. Un abrazo y ánimo a Congo

Paco Cuesta dijo...

El invierno de la espera, dará paso a la explosión y júbilo de una primavera con recuperadas sensaciones.
Un abrazo para ambos. Maravilloso texto

Asun dijo...

Seguro que tras una semana de intensos cuidados que imagino le habrás dado ya se encuentra mucho mejor y vuestros cuerpos, que también lo saben, se atraen con la pasión que acostumbran.

Un beso para ti y otro para Congo.

mariola dijo...

Todo volverá a ser como antes, seguro.
Me gusta la foto de Ron y vuestra sombra reflejada.
También me ha encantado el final:" Recogeremos laurel para aderezar los guisos en el invierno"- Qué maravilla!
un bico, compañeira.