miércoles, 2 de noviembre de 2011

A CASA

SAM_1696

Diario de Viaje. Lunes 24 de octubre de 2011.

mordedura

Esta mañana me rasguñó la muñeca Camoes, el perro de Saramago pero no me mordió porque sea un perro agresivo, no, me mordió porque es viejito [ya tiene 17 años] y está ciego. Tal vez al acercar mi mano a su hocico pensó que iba a ofrecerle comida [fue la versión que me ofreció el guía].

“A cierta distancia de aquel herido paisaje que hoy se denomina Parque Nacional de Timanfaya, vive, en una bella y blanca casa de perfil insular, José Saramago. Al llegar a la isla aún no castigaba el calufo, ese calor local y profundo, ni el siroco imponía en el cielo su amarillo de desierto africano. Los tres perros que Pilar del Río, la esposa del escritor, ha rescatado del abandono de sus dueños, alborotan entre curiosos y alegres alrededor de la mesa donde está servido el café. Ella los identifica: "el caniche se llama Pepe;

Camoes

el de agua, Camoes, y la yorkshire, Greta",

SAM_1720

mientras va llenando de elogios y cuidados a ese tumulto canino. Luego, ya en la acogedora biblioteca del escritor, los sonidos lejanos semejan un suave salmodia enmarcando la entrevista...” 

[la entrevista completa aquí]

Aún me quedan algunas cosas de interés por ver en Lanzarote pero a estas alturas del viaje, sé que solamente por ver “A casa” y la Biblioteca de Saramago, mi visita a la isla ya ha merecido la pena.

En los dos lugares se respira tranquilidad, arte, orden, equilibrio y mucho, mucho cariño.

josé y pilar 1      josé y pilar 4 

josé y pilar 3       josé y pilar 2

josé y pilar 5

Las fotos y cuadros de José y Pilar salpican todas las estancias.

las 4 en punto

Y los relojes de toda la casa marcan la hora en la que se conocieron.

despacho

A Casa es “Una casa hecha de libros”

SAM_1718

“Galería: Piedra y luz”

salón  

su sofá de piel marrón

“Salón: La caída de la tarde”

dormitorio

“Dormitorio: Sentir que se acaba el día”

la cocina

La Cocina: El hogar de la casa”

SAM_1724

el olivo  SAM_1727

“Jardín: Un olmo, tres olivos, un granado y el sol del membrillo”

la silla del jardín

Y la silla donde le gustaba sentarse a contemplar la isla.

a casa - folleto

Biblioteca

Edificio Biblioteca

la biblioteca

“Dice José Saramago que los libros hay que abrirlos con cuidado, porque tienen dentro al autor, con toda su sensibilidad, con todo lo que le ha hecho ser único e irrepetible. Dice que hay que pasar la yema de los dedos por los lomos de los libros con un gesto cómplice, decirles a los escritores que no están olvidados y demostrarlo acudiendo a ellos, hoy un libro, mañana otro, para que no se desesperen mientras nos aguardan y nos reclaman…”

la bilbioteca 2

“La biblioteca está presidida por un retrato de José Saramago y su esposa del pintor  checo Jiri Dokoupil que plasma un momento de la presentación del libro “Las pequeñas memorias…“

“… los libros escritos por mujeres están juntos y por orden alfabético. Saramago nunca compartió este criterio, pero respetó la decisión de su esposa, que no quiso que autoras que no fueron consideradas por sus pares por el hecho de ser mujeres estuvieran condenadas a compartir estantes con quienes no las respetaron o valoraron.”

[Párrafo extraídos de una Guia de visita que compré]

 

Quijotes 1   Quijotes 3

Quijotes 2

Quijotes 5

Quijotes 0

Sus Quijotes

Saramago en figura   En el Nobel

Si bien me gustó ver de cerca como vivió [somos curiosos por naturaleza], he de reconocer que sentí cierto pudor. No sé, exponer así todas sus cosas: su cama, su sofá, sus objetos personales…

¿Qué pensáis vosotros?  

 

 

el viaje no acaba nunca

Quiero añadir los poemas que me han dejado en sus comentarios Toro Salvaje, del blog que lleva su nombre

José Saramago no ha muerto.
A las 17:37 de hoy martes
veintiseis de julio de 2011
ha subido al autobús
de la línea número 17
cerca de Plaza Cataluña.
Ha caminado lentamente
apoyado en su bastón
y se ha sentado frente a mí.
Iba a saludarle ilusionado
pero su mirada de súplica
me ha hecho desistir.
Al llegar a mi parada
me he despedido de él
con una sonrisa cómplice.
Quiere pasar inadvertido
y no seré yo quien le traicione

y Carlos del blog Apenas Penas

Morir en Lanzarote, colmenera
donde urdir la palabra combativa,
arder en carne viva
más allá del ardor y la ceguera;
hubo un tiempo de abril en primavera,
de claveles en flor, de voz altiva,
con tu verbo de savia y de saliva
atizando los gajos de la hoguera.
Libertario de lumbre, fuego ardido,
no habrá nunca ni olvido
ni indulgencia,
ni egoísmo de sal, ni Dios ateo,
sólo un laico deseo:
“Resistir desde toda resistencia”.

 

Gracias chicos,

25 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Supongo que a mucha gente le hará ilusión ver esos objetos.

JOSÉ SARAMAGO NO HA MUERTO.

José Saramago no ha muerto.
A las 17:37 de hoy martes
veintiseis de julio de 2011
ha subido al autobús
de la línea número 17
cerca de Plaza Cataluña.
Ha caminado lentamente
apoyado en su bastón
y se ha sentado frente a mí.
Iba a saludarle ilusionado
pero su mirada de súplica
me ha hecho desistir.
Al llegar a mi parada
me he despedido de él
con una sonrisa cómplice.
Quiere pasar inadvertido
y no seré yo quien le traicione.

Besos.

Kaplan dijo...

Teño moitísimas ganas de visitar esa casa. E si, ao mellor tamén eu sentirei pudor: non deixa de ser unha casa antes que un museo.
Podo dicir que unha vez, hai moitos anos, coñecín a Saramago e a Pilar del Río?
Igual un día destes o conto, xa veremos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Qué maravilla de crónica de viaje.
Por cierto: ser mordido por el perro de Saramago, con ese nombre, además, debe ser todo un honor... digo yo...
Besos.

Lunática Shop dijo...

Pudor?? se exponen muchos objetos de gente famosa en muchos sitios y cada vez hay más casas abiertas para que los seguidores incondicionales perciban la inspiración de quien tantos ratos buenos les ha hecho pasar...a mí personalmente nunca me ha gustado Saramago...para gustos los colores...pero la casa es curiosa y el paisaje increíble.

Asun dijo...

Oye, no a todo el mundo el araña la mano el perro de Saramago. Yo creo que debes sentirte afortunada.
Además, con el cariño que tú les tienes a los peludines seguro que tampoco te ha importado demasiado.

Desde luego el reportaje de su casa que nos has traído es bien completito.

Un beso.

Manolo dijo...

Buena y sensible crónica de un viaje bien aprovechado. Gracias.
Pero si el arañazo es poco más que "la patá de una mosca", como se dice por aquí (por ahí no sé. A ver si podemos ir y nos expondremos también a esas caricias.
Besos.

Abejita de la Vega dijo...

Saramago vive en sus lectores y en esa casa de libroladrillo.

Mordida por el perro del escritor, mira a ver cómo haces para que te quede una cicatriz bordadita.

Tuve incluso dudas al ver tu reportaje. ¿Murió Saramago?

Besos, biquiños.

Dilaida dijo...

Non me estraña que sentises pudor, a min tamén me pasaría. Eu opino que o que lle interesa ao mundo de Saramago está na súa obra, pero a súa cama, sofá,... iso é a súa vida privada e debería ser accesible só para os seus, non entendo por que o expoñen a o publico. Supoño que terán as súas razóns ao mellor máis válidas que as que eu expoño.
Asi que te mordeu Camoes, pobre! se está cego, hai que perdoarllo.
Bicos

Chousa da Alcandra dijo...

E logo de que marca é o teu reloxo? E que esa Y despistoume

claudia dijo...

Se me termina la batería.
Mañana lo leo con más calma, creo que merece la pena.


besos.

Carlos dijo...

Bello viaje. (enriquecedor y nutricio)

"No es que yo sea pesismista, sino que el mundo es
pésimo" (José Saramago)

Morir en Lanzarote, colmenera
donde urdir la palabra combativa,
arder en carne viva
más allá del ardor y la ceguera;
hubo un tiempo de abril en primavera,
de claveles en flor, de voz altiva,
con tu verbo de savia y de saliva
atizando los gajos de la hoguera.
Libertario de lumbre, fuego ardido,
no habrá nunca ni olvido
ni indulgencia,
ni egoísmo de sal, ni Dios ateo,
sólo un laico deseo:
“Resistir desde toda resistencia”.

Beso.

Ele Bergón dijo...

Gracias Aldabra por tu entrañable viaje en fotografías y texto del lugar donde parece que fue feliz José Saramago. Me ha gustado mucho. Es como si también yo hubiese estado allí. Lo tengo pendiente y ahora me has animado más a ir para allá.

Lo de perro y al ser sólo un arañazo es para contar a los nietos.

Feliz vuelta a casa.

Un abrazo

Luz

mariola dijo...

Me ha encantado el viaje! He disfrutado observando y leyendo tus palabras.
Con respecto a exponer su cama, su cocina, sus enseres personales, no estoy totalmente de acuerdo. Desde mi modesta opinión no es necesario. Quizás lo hagan para enseñar el lado más humano del escritor, pero repito, a mi modo de ver no hace falta.
Y anda, dile a Congo que te cure la heridita.
un beso.

zeltia dijo...

comparto contigo lo del pudor.
lo estaba pensando cuando iba viendo las estancias, y al llegar al dormitorio ya fue demasiado para mi.

[pero al mismo tiempo lo deseo. Es ese morbo de la curiosidad por la intimidad de las personas que se nos hacen interesantes. Habrá que admitirlo]

veo que el viaje fue interesante.

me gustaron tus pies de foto, están muy bien.

Merche Pallarés dijo...

¡Has sido arañada por Camoes! Eso es un lujo que no has de olvidar en la vida... Me ha gustado mucho tu visita a esa casa, llena de amor, saudades y literatura. Especialmente me ha encantado ver a todos mis Quijos pululando por ella. A mi no me parece mal que la enseñen tal cual. Cuando he visitado casas de famosos e ilustres moradores siempre he sentido su presencia muy cerca y eso la hacía más entrañable que visitar un frío museo por ejemplo.
TORO y CARLOS son grandes poetas.
¡Bienvenida de vuelta, queridiña! Besotes, M.

la reina del mambo dijo...

Me ha gustado mucho leerte y ver las fotos. El poema de toro ya lo conocía el otro no, me ha gustado.
Cierto pudor si da el visitar una casa así (a mi me lo daría), no es como si fuera un museo, no sé; es contradictorio porque las fotos me gustan...
Un beso

Juanjo dijo...

A mí me gustan las casas donde se vive, donde no hay un especial interés en demostrar un orden y limpieza imposibles de mantener con el trajín diario.

Por eso, las casas de gente famosa que se enseñan al público me parecen algo artificiales.

Me hubiera encantado haber visitado esa casa con Saramago dentro, ojeando una revista mientras garabatea algún papel, por ejemplo. Eso sería una invasión de la intimidad inadmisible. Pero interesante. Ver la casa de alguien que ya no vive puede tener interés, pero yo no sentiría pudor por ello.

Besos.

claudia dijo...

Las casas dicen mucho de la gente, yo siempre me fijo en las casas, en las cosas que tienen y cómo las tienen, pero relamente ver la casa de Saramago, una vez muerto, da cierto pudor.

Interesante viaje.

Besos.

Maripaz Brugos dijo...

Mil gracias por compartir tus preciosas fotografias de la casa de Saramago.Es como si te hubiera acompañado en este viaje, es enriquecedora tu compañia.

Myriam dijo...

¡Qué hermosa crónica, me alegro de que lahayaqn pasado tan bien, mordida incluida!

Besos

ESTEVE dijo...

TODA UNA VIDA.........
NI TANTO PAPEL ESCRITO , NI TODA SU OBRA, PUEDE ACERCARSE A LA EXPERIENCIA SOÑADA DE ESTE GENIO
BESOS

Paco Cuesta dijo...

Completa crónica y visita virtual que hacen revivir tus mismas sensaciones.

Toupeiro dijo...

Permanecerá siempre entro nosotros, en el club de los genios, de los que dejan huella.

Beatriz dijo...

No sabía que la visita era tan personal, lo veo como tu, quizás demasiado íntimo para ser expuesto. Oye, un lujo ser mordida por la perra de Saramago....

saludos
p.d. estoy en dique seco, mucho curro, a ver si me viene la inspiración y escribo algo

Álter alma dijo...

Un hermoso recorrido que nos permite conocer algo más de la vida de este gran escritor.
La casa es muy acogedora y qué idea la de la de su esposa de colocar los libros escritos por mujeres por separado. Genial!
Lo de los relojes también me llamó la atención.
Gracias por haberme traído hasta esta entrada.
Saludo.