sábado, 5 de noviembre de 2011

Haciendo balance

tarabela

No me engaño a mí misma, ¿para qué?
Ahora tengo ya casi cuarenta y nueve años [gasté ya más de la mitad de mi vida, seguro], y soy perimenopáusica. Tengo sofocos, a pesar de la soja, y duermo mal por las noches.
Tengo cinco lunares nuevos en la espalda y algunas manchas oscuras en la piel de las manos.

Tú tampoco eres el mismo: menos pelo, más pereza.

Tantas palabras para explicar que la pasión, conforme pasan los años, termina por apaciguarse.

A veces no puedo dejar de echar de menos aquellas tardes noches amorosas de cortinas descorridas, escondidos en tu casa bajo el nórdico de manzanas verdes. 

Es verdad que ya no es como antes, pero ¿sabes qué, Congo? Dentro de mí, de mi corazón, tú sigues siendo el mismo trol de mis primeros versos , aquellos en los que yo era una princesa encerrada en la torre de un castillo. Y tú siempre me rescatabas.

 

No es necesario que todo sea como antes. ¿para qué?
Todavía hacemos planes para emprender nuevos viajes, y reímos.
Reímos mucho.
Y dormimos abrazados.

 

…………………………………………………………………..

La foto la hice este verano en esta tienda tan curiosa de moda y complementos:
Tarabela, en A Coruña

 

 

35 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Os va muy bien.
Todo evoluciona.
Todo cambia.
Y vosotros seguís.
Que lo disfrutes.

Besos.

Manolo dijo...

Si dormís abrazados es que todo sigue como antes.
Besos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

No es como antes, seguro que es mejor, porque es presente.
Besos.

Merche Pallarés dijo...

Ay, Aldabriña, el poder reir con tu compañero, especialmente después de hacer el amor y que no se duerma, te rodée con sus brazos, te cuente historias..., eso es inolvidable y perdurable. Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Déjate de sojas e isoflavonas, que eso es una estrategia comercial para que las mujeres nos zampemos la cosecha enterita de esa oliental leguminosa.

Santifica el momento presente, que es el mejor, es el que existe. Y, en cuanto a la menopausia, no es para tanto, ya verás. Todo quedará en la peri esa.

Besos para los dos, qué suerte tenéis de estar tan enamorados.

Dilaida dijo...

Cada etapa es distinta, pero no por eso deja de ser tan buena o mejor que la anterior, lo importante es vivir el momento.
Bicos

Asun dijo...

Aunque no seáis los mismos.... ¡Qué importa!
Lo que cuenta es que os seguís queriendo.

Besos

Maripaz Brugos dijo...

Aunque no sea lo mismo, se nota que vuestro amor si lo es, maduro, profundo, con raices...
Biquiños.

Myriam dijo...

¡Qué afortunados sois!

LuisaH dijo...

Mi querida Aldabra, eres una ráfaga de aire fresco. Me emociona, y me da envidia, cómo relatas el amor ¿maduro? ¿antiguo? pero siempre amor. Me gustaría poderlo hacer la mitad de bien que tú. Es una suerte haberte encontrado. Besazos











¡

Concha L. F. dijo...

Todo cambia no entorno e no corpo co paso do tempo. Ata a maneira de ver e vivir o amor, a compañía, a paixón. Pero se todo estaba e está ben asentado, o que non muda é a complicidade, as risas e ese abrazo de cada noite. Ou o bico do amencer...

Chousa da Alcandra dijo...

Cada etapa ten os seus sabores. E todos teñen os seus matices para facer disfrutar o padal...

A modelo de Tarabela ten unhas pernazassss!. A cara é algo almodovariana para min jajaja.

Bicos tarabelos

El Drac dijo...

Ése era mi sueño; justamente al tramo del camino que has llegado, que la pasión se vaya a paciguando y dormir abrazados; pero aunque todas las personas dicen amar y soñar este tipo de situaciones; existen algunas que las desdeñan por alcanzar una vasta experiencia. En fin Ces't la vie!!

LittlePan dijo...

Con el tiempo, la pasión se reduce, pero sigue ahí, que es lo que importa, aunque esté más escondida.
Besos!

zeltia dijo...

pois deses "primeiros versos" a os que nos leva o teu enlace só fai dous anos. A "locura" dos primeiros tempiños é irrepetible, e esvaise quéirase ou non. Pero o que queda despois é moito máis profundo, e ás veces sempre se volve, por unhas horas, por uns días, revívese ese enamoramento primeiro coa mesma forza

Paco Cuesta dijo...

Quizá no sea conveniente que sea igual. Nosotros como bien dices tampoco lo somos.

MucipA dijo...

Para mí dormir abrazados es símbolo de una gran pasión. Mientras no falten los abrazos estamos salvados.

Un abrazo, por supuesto,

Y biquiños.

irene dijo...

Eres una niña, ¡quién pillara esos 49!, todos vamos cambiando poco a poco, y eso es lo importante, sobre todo si en el caso de Congo y tú, lo vais haciendo juntos, peor sería no contarlo.
Ojalá sigáis otros 49, por lo menos, riendo mucho... y durmiendo abrazados.
Moitos biquiños, Aldabra.

Lunática Shop dijo...

Por supuesto que todo cambia, es inevitable pero no tiene porque ser a peor, puede ser a mejor. Yo, que comparto tu fase mecagoentómenopaúsica también noto cambios de humor y sobre todo en la lívido pero se sobrellevan y al final todo acaba bien ;) Tampoco es que estemos ya para estar todo el día haciendo el salto del tigre...pero el de la rana de vez en cuando no esta mal jjjj

Toupeiro dijo...

También pertenezco al club de los de dormir abrazados, no es lo mismo que una noche de intenso placer, pero se parece mucho. Cada edad tiene sus cosas, Congo sabrá comprenderlo.

Te envió unos cuantos besos recién sacados del congelador para que los apliques en tus mejillas en los momentos en que el abanico no es suficiente; Se lo que es “eso", indirectamente; que te pongan el aire frio a tope en pleno invierno lo dice todo.

Kaplan dijo...

Claro que todo cambia, empezando por nós mesmos (dígollo eu que acabo de celebrar os 46), pero o cambio é vida; a inmobilidade, non.
Este post é un dos mellores poemas de amor que teño lido nos últimos tempos. Parabéns.

semilla dijo...

Mientras no te de por llorar como a mí todo va bien, el problema es cuando te deprimes, cambias y toda tu vida da un vuelco, no sabes si por las hormonas o por otras cosas, pero si que te aseguro que la soja funciona a las mil maravillas....¡que bonito que durmais abrazados!....todos cambiamos y pienso que es para mejor...nos quedan los mejores años de nuestras vidas...como en la peli...biquiños

pancho dijo...

Qué cosas tan bonitas le dedicas a Congo en el poema y qué agradable es querer después de haber querido.

Es lo que tiene el otoño, abres la ventana y la brisa fresca hace enredarte en la espesura de la melena de tu pareja en lugar de apartarla con el pie por el calor pegajoso del verano.

Un abrazo.

mobtomas dijo...

Nada es como antes (si las cosas permanecieran igual, serían aburridísimas). Todo es en presente, y si el presente es bueno, pues qué mejor. Saludos.

Lucía dijo...

Devenir. Las experiencias nos enriquecen y lo bueno es que nunca se acaban.
Un beso enorme.

DANI dijo...

Tienes toda la razón, yo también llegaré pronto a mi mitad y pienso igual que tu!

Besazos enormes

Milu dijo...

TE QUEDA LO MEJOR DE LA VIDA. ¿MENOPAUSIA?. No le hagas ni caso. Compra abanicos y soja. Mucha.
Pasará. Abraza a Congo y no lo sueltes es maravilloso como vamos cambiando y viene la serenidad mientras seguimos mirando a los ojos de la persona que amamos.
Un abrazo

Ele Bergón dijo...

Todo tiene su tiempo y su etapa.Lo importante es difrutarlo lo mejor posible. Y la experiencia vale mucho en todo, incluida la parte sexual y sensual.

Un abrazo

Luz

Tere dijo...

Qué envidia me dais, y tienes toda la razón, las risas y los abrazos son fundamentales

Besitos

moderato_Dos_josef dijo...

Creo que este post está muy bien narrado; tanto que me llegó. Pienso que tienes la inmensa gracia de tener a alguien como Congo y vivir felices, pero sobre todo riendo, es algo tan ¡saludable!
Yo, a tu edad, no tengo esas cosas. Me refiero, sobre todo, a alguien a mi lado. Naturalmente procuro buscar, pero cada día que pasa es como si alguien tallara una losa y la pusiera delante de la puerta por la que respiro e intento introducirme. sigo tirando de la manilla, no desfalleceré....

UN saludo.

paideleo dijo...

Vivir é cambiar e iso é o que importa.
Por certo, teño unha serea no meu blogo para a túa colección.
http://leoeosseus.blogspot.com/2011/11/para-gustos.html

Belén dijo...

Estáis hechos unos chavales, hombre de dios...

Besicos

Daeddalus dijo...

La vida tiene que ser diferente para que todo siga igual.

Bruma dijo...

Viva la evolución y el caminar en paralelo. :*
Me encanta Tarabela!
Achuchon!

Juanjo dijo...

Sana envidia que dáis. :)

Besos.