domingo, 15 de enero de 2012

Cara y cruz. I

 

ANTE LA BARBARIE

SAM_2257

NO

SAM_2279

TENGO

SAM_2270 

6

PALABRAS…

NI MÚSICA.

Según la Wiki, “Se llama visión a la capacidad de interpretar nuestro entorno gracias a los rayos de luz que alcanzan el ojo. También se entiende por visión toda acción de ver. La visión o sentido de la vista es una de las principales capacidades sensoriales del hombre y de muchos animales.”

En todo lo que hacemos, o en todo lo que nos sucede, hay muchas visiones, todo depende [creo yo],más de lo que necesitemos sentir en ese instante preciso, que de lo que vemos en realidad. Pero a mayores, creo que existe una visión más aséptica de las cosas, es decir, una visión analítica de ese instante o esos momentos como si fuésemos simplemente unos ojos sin corazón. Y así de una situación podemos extraer lo bueno y lo malo, lo bello y lo feo, como haciendo un balance, o un resumen.

Eso es lo que sucedió el domingo en mi paseo; os cuento.

Necesitaba salir a que me diera el sol y de paso aprovechar para que Ron se pegase unas carrerillas. Y entonces, a medida que iba caminando y haciendo fotos, recordé los versos: ”No quiero más que estar sobre tu cuerpo como lagarto al sol los días de tristeza”... Desde que un día leí estos versos nunca más me abandonaron y cuando siento el sol [de un modo intenso] muy dentro de mí, es raro que no se me vengan a la cabeza. El domingo, ni siquiera recordaba que eran de Valente, así que cuando volví a casa los busqué y volví a releer de nuevo más poemas suyos hasta encontrar, los que a mi modo de ver, casaban con lo que yo había visto en conjunto.

Pero después, analizando las fotos [muy normalitas y sin pretensión alguna] decidí buscar dos visiones contrastadas: lo bueno y lo bello, lo malo y lo feo. Y así surgieron los post, Cara y cruz I y Cara y cruz II (que publicaré a continuación).

Al final, de todas mis visiones, por supuesto, me quedé con lo positivo: todas las emociones buenas que me provocó el paseo, todo lo que disfrutó Ron y todo lo que quería compartir con vosotros.

P.d.: Después de escribir esta divagación, blogueando por aquí y por allí, descubrí un blog nuevo: “El almacén de los días perdidos” y en él me encontré con la frase perfecta para terminar el post, ¿no os parece?

“Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos”
Fernando Pessoa

clip_image002
Imagen de aquí

Fernando Pessoa, uno de los mayores poetas y escritores de la lengua portuguesa y de la literatura europea tenía 72 heterónimos. Entre ellos los más importantes son: Álvaro de Campos, Ricardo Reis y Alberto Caeiro.

“…puse en Caeiro todo mi poder de despersonalización dramática, puse en Ricardo Reis toda mi disciplina mental, vestida de la música que le es propia, puse en Álvaro de Campos toda la emoción que no me doy ni a mí mismo ni a la vida…”

“Desde niño tuve la tendencia a crear en torno a mí un mundo ficticio, de rodearme de amigos y conocidos que nunca existieron. (No sé, bien entendido, si realmente no existieron, o si soy yo quien no existe. En estas cosas, como en todas, no debemos ser dogmáticos)…” “Ricardo Reis nació en 1887 (no me acuerdo del día y mes, pero los tengo en alguna parte), en Oporto, es médico y está en este momento en Brasil. Alberto Caeiro nació en 1889 y murió en 1915; nació en Lisboa, pero vivió casi toda su vida en el campo. No tuvo profesión ni educación casi ninguna. Álvaro de Campos -que es por quien más se interesa nuestro amigo en común Figueiredo- nació en Tavira, el día 15 de octubre de 1890 (a la 1,30 de la tarde). Éste, como sabe, es ingeniero naval (por Glasgow), pero ahora está aquí en Lisboa en inactividad. Álvaro de Campos es alto (1,75 m. de altura, 2 cm. más que yo), delgado y un poco tendente a encorvarse…” “Caeiro escribía mal el portugués; Campos lo hace razonablemente, aunque incurre en cosas como decir 'yo propio' por 'yo mismo', etc.; Reis mejor que yo pero con un purismo que considero exagerado…”. Más información aquí.

Oda
Para ser grande, sé entero: nada
tuyo exageres o excluyas.
Sé todo en cada cosa. Pon cuanto eres
en lo mínimo que hagas,
por eso la luna brilla toda
en cada lago, porque alta vive.

De heterónimo Ricardo Reis

Poema XXIX
No soy igual en lo que digo y escribo.
Cambio, pero no cambio mucho.
El color de las flores no es el mismo bajo el sol
que cuando una nube pasa
o cuando entra la noche
y las flores son color de sombra.
Pero quien mira ve bien que son las mismas flores.
Por eso cuando parezco no estar de acuerdo conmigo
fijaros bien en mí:
si estaba vuelto para la derecha
me volví ahora para la izquierda,
pero soy siempre yo, asentado sobre los mismos pies.
El mismo siempre, gracias al cielo y a la tierra
y a mis ojos y oídos atentos
y a mi clara sencillez de alma.

De heterónimo Alberto Caeiro

Consejo
Cerca con grandes muros aquél que te sueñas.
Después, donde es visible el jardín
a través del portón de reja adecuada,
pon las flores que sean las más risueñas,
para que te conozcan sólo así.
Donde nadie lo vea no pongas nada.

Haz macizos como los que otros tienen,
donde las miradas puedan entrever
tu jardín tal como se lo vas a mostrar.
Pero donde es tuyo, y nunca lo ve nadie,
deja las flores que vienen del suelo crecer
y deja las hierbas naturales medrar.

Haz de ti mismo un doble ser guardado;
y que nadie, que vea y mire, pueda
saber de ti más de lo que sabe un jardín?
un jardín mostrable y reservado,
por detrás del cual la flor nativa roza
la hierba tan pobre que ni tú la ves…

26 comentarios:

Luisa Horno D dijo...

Mi querida amiga, qué cosas más bonitas cuentas y qué cosas más bonitas tienes dentro. Besazos

TORO SALVAJE dijo...

Quiero ver las fotos bonitas.

Venga.

Besos.

Dilaida dijo...

He visto algunas fotos bonitas en el blog de Ron, aunque alguna ya dejaba entrever algo feo. Bueno la segunda parte de la entrada también es bonita.
Bicos

Asun dijo...

Yo también me voy a esperar a la segunda parte para ver las fotos bonitas.
Bueno, en estas que nos has puesto aquí, en la última, también hay una cosa bonita. Un peludito peli-rojo.

Si te digo la verdad, la vista se me ha ido a él en lugar de a los cables. Esos los he visto después.

Besitos

Belén dijo...

Es una muy buena idea esa de poner versos de Pessoa para tanta gamberrada :)

Besicos

Lucía dijo...

Preciosos versos. Yo más que quedarme con lo bueno o lo malo, me inventaría mil historias diferentes que desembocaran en esas fotos. Quiero pensar en ese corazón a base de spray y en sus consecuencias, seguro que preciosas.
Un beso.

Milu dijo...

Buena idea poner versos...Quiero ver esa segunda tanda de fotografías.

UN BESO

Concha L. F. dijo...

Diante da barbarie, pouco hai que dicir, pero hai moito que facer: buscar o xeito de evitala. Aínda que semella unha misión imposible...

Agardarei ás seguintes fotos.

Bicos.

Paco Cuesta dijo...

En efecto, es nuestro estado de ánimo el cambia el sentido de las cosas.

pancho dijo...

Excelente entrada con recuerdo a dos poetas nada fáciles, que hay que leer con calma por su intensidad. Al menos difuminan los estragos de los que no entienden que lo público es también suyo, son los que no ven nada aunque se empeñen en mirar.

Un abrazo.

Abejita de la Vega dijo...

Los vándalos nocturnos abundan, una pena. Ron está precioso y hace que no miremos la farola con las tripas fuera.

Los versos me los llevo para luego. ¿Por qué tantos nombres? Lo leeré bien...

Besos, biquiños.

Maca dijo...

Nunca entendí el vandalismo gratuíto, que impera por doquier en casi todo el mundo ¿civilizado?.
No se que clase de placer le puede resultar a alguien dañar las cosas que son hechas para el beneficio y disfrute de todos, pero en fín....
!!viva el mundo civilizado!!(dicho esto con ironía).
!! Que preciosa bolita rizada camina por ese paseo!!.Bicos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Pessoa es una literatura entera, al igual que la degradación de nuestro entorno define a una sociedad entera...
Besos.

mobtomas dijo...

Pues así es el mundo Aldabra, trama de dualidades contrastantes y enredadas. Todo depende del cristal con que se mire, y del humor que uno tenga en ese momento. un abrazo. (Y no me gusta la barbarie)

Toupeiro dijo...

Oye, tengo una curiosidad que no tiene nada que ver con este post
¿Por qué le pusiste RON al perro?

Vikiños

David C. dijo...

Gran verdad la de Pessoa.

Lunática Shop dijo...

Es verdad que podemos buscar la cara y la cruz en cada situación pero viendo la cara en las fotos que muestras estoy deseando ver la cruz...yo también estoy harta de tanta barbarie...All you need is love!!

Maripaz Brugos dijo...

Las fotografias que nos muestras me producen indignación. Solamente una cosita marroncita que he visto ha logrado calmarme.
Hay que saber mirar para encontrar la cara y la cruz en lo que vemos, aunque a veces sea dificil.

Carlos dijo...

Frente a cualquier cicunstancia de la vida, siempre hay que intentar rescatar lo bello, y en eso, la poesía es una herramiento de valor incalculable.

Bellos poemas.

(Aldabra, hace un tiempito publicaste unas imágenes de unas sirenas en la que había una que estaba sentado como en una roca, fumando, como nostalgiosa, recuerdas de quién era)

Un beso.

o canto da lúa dijo...

Moitas palabras fermosas vexo aquí...

E en canto a cara ou cruz, nesta vida sempre están os lados opostos,como tamén o branco e o negro,a risa e os choros.

Un saúdo.

Raúl dijo...

Una entrada de lo más instructiva.
En cuanto a tu pregunta en mi blog; sólo conozco ese local madrileño por referencias. Algún compañero de letras ha presentado su obra allí, y me han hablado muy bien de ese peculiar espacio.
Besazos.

Kaplan dijo...

Dos heterónimos de Pessoa, con diferenza, escollo a Bernardo Soares e sobretodo a Álvaro de Campos.
Tamén a min me fan dano esas imaxes de vandalismo: todo iso, sen dúbida, empeza na casa e na familia

Juanjo Montoliu dijo...

Qué fácil distinguimos la cara de la cruz en las monedas. Es mucho más difícil en otras cosas. Y no te digo nada en las personas. Para empezar tenemos varias caras y ocultamos todas las cruces.

Besos.

P.S: Me tienes que enseñar a poner la opción de responder en los comentarios. Me parece una idea estupenda.

Juanjo Montoliu dijo...

Ya he encontrado la forma de incluir la opción de respuesta en los comentarios. Gracias, de todas formas, por tu interés.

Myriam dijo...

Ay... creí que te había dejado comentario aquí cuando leí la entrada, pero se ve que por alguna interrupción no lo hice.

No me agradan los vándalos que van destruyendo nuestro entorno citadino y natural. Los detesto, tal aprece que les molesta un entorno público limpio, cuidado, estético.

Un beso

xenevra dijo...

Pessoa e Valente poñen palabras das que gosto enormemente. Ti pos a túa visión deste paseo, do que tamén gostei polo que de instructivo ten. Cantas cousas hai que acabamos introducindo como "normais" na nosa cotidianidade e que son denunciabeis!!
Un bico