lunes, 2 de enero de 2012

¿Dónde está el paraíso?

 

SAM_2207

Para aquellos que conservan su trabajo en el Astillero,
el paraíso todavía está tras la puerta.

Pero para otros menos afortunados,
ya no está ahí.

SAM_2208

¿Dónde está el paraíso para todos esos hombres y mujeres que vemos en las noticias cada día?

SAM_2210

El paraíso

Los verdugos suelen ser católicos
creen en la santísima trinidad
y martirizan al prójimo como un medio
de combatir al anticristo
pero cuando mueren no van al cielo
porque allí no aceptan asesinos

sus víctimas en cambio son mártires
y hasta podrían ser ángeles o santos
prefieren ser deshechos antes que traicionar
pero tampoco van al cielo
porque no creen que el cielo exista.

Poema de Mario Benedetti, en Inventario.
Poesía 1950-1985

Aunque no trabajo en Astilleros Navantia, mi oficina está situada dentro del recinto del Astillero y casi siempre entro y salgo por esa puerta (hay varias).

¿Cómo evitar el desasosiego de estos días convulsos?

Las fotos las hice el viernes pasado.

25 comentarios:

zeltia dijo...

Un sector moi castigado.
E outros máis.
E os negocios que se abriron con tanta ilusión e esforzo, pechando e os emprendedores cargados de deudas que non tiñan cando empezaron.
E os mozos e mozas formados durante anos de estudio, para agora facer avións de papel cos seus curriculos.

si, home si, feliz aninovo.

Milu dijo...

Dura entrada. Tengo 53 años. Toda la vida luchando por mantener puestos de trabajo en mi propia empresa. Hoy formamos un número en la lista del paro. Duro. Muy duro.

Un abrazo

Dilaida dijo...

A verdade que é moi duro todo o que está a pasar e moito me temo que aínda virán cousas peores.
Esa porta pola que dis que entras ao traballo, parécese moito a que utilizan a miña filla e o meu xenro todos os días para ir tamén traballar, eu penso que é a mesma.
Bicos

claudia dijo...

Tener un trabajo es un derecho y ya empezamos a hablar como si fuera un privilegio.



bss

Asun dijo...

El Paraíso sólo será para los elegidos. Para los que elijan ellos, claro. Los demás "ajo... y agua..."

Un beso

galmar dijo...

só hai paraísos interiores, cando os hai :) os mellores son os que podemos compartir; é fermoso cando esos paraísos son comunitarios, pero acostuman a esvaecerse rápido, o peso da "realidade" os afunde con demasiada facilidade; é fermoso tamén o vídeo,
biquiñosss

TORO SALVAJE dijo...

El desasosiego está en alza.
Mires donde mires, vayas donde vayas hay miedo y desesperanza.

Besos.

Concha L. F. dijo...

A realidade diaria tumba os soños...

Onde está entón o paraíso?

Bicos.

LittlePan dijo...

El problema está en pensar que el paraíso está ahí, hay miles de paraísos más.
Son malos tiempos.
La canción me encanta, ya la conociía!
Un beso!

pancho dijo...

Todo se puede empeorar. Al menos tenemos salud y el lujo de no tener hambre y dos manos para buscarse la vida por ahí fuera.
Muchos tienen que empezar de cero, como si fuera hace 75 años después del disparate.

Un abrazo.

Abejita de la Vega dijo...

El Paraíso siempre está en la otra esquina..nos parece paradisíaco justamente lo que no tenemos.

El paro es un enorme drama, seguramente más de lo que nos imaginamos los que trabajamos, aunque nos congelen, nos suban el IRPF, etc, etc.

Biquiños

Myriam dijo...

Noticias muy tristes, sin lugar a dudas. Aunque las hay peores, no te creas. Hoy me informaron del fallecimiento de un amigo bloguero que conocí personalmente en Barcelona hace tiempo y por el cual publico mañana una entrada.

No tenía idea de que La Viking Line era armada en el astillero de Sevilla.

UN beso querida y espeor que ya estés recuperada totalmente de la gripe.

DANI dijo...

Aiss que año mal dificil nos espera E.

Que al menos seamos felices tod@s!!!

Besazos enormes

Belén dijo...

Ni idea de como salir de esta, solo sé que hay que luchar para que no nos coman...

Besicos

Alís dijo...

Sentir desasosiego es inevitable en los tiempos que corren. Malos bichos seríamos si no lo sintiéramos.
Ojalá pudieran decir lo mismo aquéllos de cuyas decisiones depende nuestro presente y nuestro futuro.

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Tiempos difíciles. Por eso mismo, hay que estar más alerta que nunca: pensar, opinar y hacer. Pensar, opinar y hacer.
Besos.

Ele Bergón dijo...

El paro, algo sé de eso. Mi hijo, después de estar seis años trabajando en una empresa, lo mandaron al paro. Luego ha trabajado, pero sólo por temporadas, sobre todo en el verano. Después, como ahora, otra vez al paro y lo peor es que no tiene ya ni ganas de buscar un curro, pues no hay nada por ningún sitio.

¿Qué podemos hacer? No permitir que nos sigan sangrando.

Conmovedora y realista entrada.

Un abrazo

Luz

Lunática Shop dijo...

Pues realmente nos espera un año duro..y muchos lo están empezando con malas noticias como la que comentas...qué nos queda? apechugar y buscarnos la vida como sea, somos luchadores y trabajadores así que donde nos lleve el viento.
Besos y feliz año

beker dijo...

Malos tiempos, en los que se hace difícil hasta respirar, tiempos cargados de incognitas y desasosiego...

Abrazos

Paco Cuesta dijo...

No lo se, quizás no exista el paraíso mas que en nosotros mismos.

mariola dijo...

Cuando voy de regreso a mi casa también veo los buzos colgados en la valla de Navantia Fene.
Una realidad muy dura. Se me ha espigado la piel y más recordando que hace años mi padre fue uno de los que tuvo que luchar ya por su puesto de trabajo, días de huelga, meses de huelga... sin cobrar, con la mirada agria...menos mal que al final acabó bien, pero ahora la situación quizá sea mucho peor.

un abrazo.
Precioso el poema de Benedetti.

Kaplan dijo...

O paraíso está na esperanza.
E esa, que non nos falte nestes tempos tan duros. Algún día, espero que non moi lonxano, eles, nós, e todos, botaremos a vista atrás comprobando que sobrevivimos sen saber como nin por que.
Nunca vivimos tempos coma estes, pero si que os houbo, e até peores.
Só hai que preguntar aos máis vellos.

Mariola dijo...

A verdade é verdadeiramente triste. Eu o vexo dende a otra cara, ao saír da porta da Universidade, vexo tódolos buzos atados de pés e mans ás verxas... e por cada un imaxino dous fillos que alimentar e que choran porque non entender porque pra eles os Reis non son Magos. Dame vergonza explicar porque me caen as bágoas cando vou acompañada e volvo a pasar por diante da porta do Asteleiro.

Hoxe son eles, e mañá seremos os demáis. Non teño esperanza de estudar ante un futuro tan desolador. Como sabes , estudo Enxeñería Naval, e sei que o que me queda é irme á Alemaña... xa estou estudando alemán e inglés... e ¿Por que? Eu quero traballar aquí, na miña terra, coma todos... PERO AQUÍ NON NOS QUEREN, NON NOS QUEREMOS...

¿Que será o que lles toque aos seguintes?

Son atea, pero aínda así danme gañas de rezar por esto...

Mariola dijo...

(por qué me pon Mariola ao firmar e non Lobadiz se non o cambiei?)

Juanjo dijo...

La esperanza hay que crearla. Como sea. Sin esperanza no hay quien salga de ésta, por mucho que deliberen los ministros.

Besos.