martes, 1 de enero de 2013

Tiempo de invierno

 

SAM_3053

me gusta el sabor de los días de invierno
cuando unos tibios rayos de luz
acarician mis ojos cerrados
mientras estoy pensando en arena
olas algas caracolas y delfines

me gusta el sabor de las gotas de lluvia
en el parabrisas del coche
cuando conduzco hasta el faro
esperando que los rayos de la linterna
te traigan de nuevo hasta mi boca

me gusta el sabor de tu piel húmeda
tumbado sobre la cama esperando
que desande la casa vacía oscura
para llegar hasta tus brazos abiertos
en los que caeré abandonada

me gusta el sabor de tus sueños
de persecuciones y monstruos
entre las sábanas revueltas
que conservan el calor adormecido
de las últimas treguas del día

me gusta el sabor del viento
abrazada a tu cintura en la moto
de camino al bar de la playa desierta
y saborear tus besos inclinados en la terraza
mezclados con el café solo cortito

me gusta… me gusta tu sabor

el sabor de esta tarde de siesta

 

24 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Si, parece una siesta magnífica.
Que tengas muchas más.

Besos.

Myriam dijo...

Maravillosos siesta con sabor del amado. Me alegro mucho y que ambos la disfruten por los siglos de los siglos.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué romántica eres, Aldabriña! Sigue así porque es muy bonito lo que dices. Muchos besotes, M.

Ana dijo...

yo tuve un amigo una vez que adoraba el mar en Galicia cuando había galerna. Hecho de menos a mi amigo y el poder haber viajado allí y ver ese mar embravecido.

claudia dijo...

mmmmm qué buenas mezclas: el mar y los besos y el viento, la piel y la luz.


bss

Abejita de la Vega dijo...

Ay, quién tuviera el mar más cerca, envidia me dais.

Mar y amor.

Bueno, amor sí tengo cerca.


Biquiños

Lunática Shop dijo...

y a mí me gusta ver cómo pones los sentimientos sobre el papel ;)

toupeiro dijo...

Me gusta el sabor de la buena literatura y de las personas interesantes.

Un abrazo

Dilaida dijo...

Y a mi me encanta leer lo que tú nos dejas.
Feliz año, Bicos

mariola dijo...

Tiene muy buen ritmo el poema que se desliza en nuestras mentes como esas gotitas de lluvia en el parabrisas del coche.
Las siestas son magníficas.
un beso.

guillermo elt dijo...

Me gusta que te sientas feliz, mi Querida Amiga.

Un Montón de Besicos y Abrazos y compartelos, eh???... jejeje... bueno, no muchos... Para tí la mayoría... jajajajaja

Chousa da Alcandra dijo...

Vexo que a serea da blogosfera desperta o ano novo con inspiración poética. Que siga!

Bicos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Qué placer es estar vivo así, Aldabra!

¡Feliz año nuevo! Brindo porque en este 2013 sigas disfrutando de todos estos sabores.

Un abrazo,

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hay un momento en el que el invierno detiene todo. Es justo ese momento en el que hay que construir un refugio en la piel del otro.
Besos. Regreso. Feliz año.

moderato_Dos_josef dijo...

Hay sabores que nunca se olvidan como los primeros cincuenta. Cumplí mis primeros cincuenta en septiembre del año pasado. Y espero que no sean los últimos!!

Precioso poema.
Respecto a la foto de abajo, te veo pletórica! tú también cumplirás muchos más cincuentas, ¿verdad?

Por cierto, muy felices reyes!

Un abrazo especial navideño.

El Pinto dijo...

Disfrutar compartiendo lo que te gusta. NO tiene precio

susana moo dijo...

qué bonita Aldabra, felicidades.

virgi dijo...

Me encanta el viento, siempre que no sea un peligro excesivo.
Y leerte es muy tierno, sabes?
Besos :D

Ele Bergón dijo...

Me gusta tu poema de mar y amor.

Felices Reyes

Besos

Luz

Tesa Medina dijo...

Hay mucho amor, romanticismo y pequeños detalles preciosos en estos versos de invierno.

Una gozada para los sentidos en este día brumoso, gris... y sin mar desde el que te leo.

Un beso,

MucipA dijo...

Mmmmmmm...
El sabor de los sueños y del viento... ME ENCANTA...

Biquiños y Felicidades con retraso.

Espero que sigas cumpliendo muchísimos años más con la misma sonrisa que tienes ahora.

zeltia dijo...

los pequeños momentos de felicidad que tejen la armonía en la que vivir una vida linda.

Me gusta este tema que nos has dejado. Y completa muy bien esa complicidad de dos que transmite este post tan agradable de leer

pancho dijo...

A quién le va a desagradar leer los sabores de la carnalidad de un viaje hasta la terraza de un mar tan horizontal.

Un abrazo.

Alma en el verso dijo...

Precioso poema, con el sabor íntimo y entrañable de lo que uno más ama y valora en la vida. Mis felicitaciones.
Un abrazo