jueves, 25 de septiembre de 2008

Quiero ser Sara






"Golondrinas tras la lluvia" - Juan Santos Navarro




Sara es dulce,
dulce como mermelada de arándanos.


Y él lo sabe.


Por eso le gusta volver a sus besos
cada fin de semana,
una y otra vez,
igual que se suceden las estaciones
o las fases lunares.


Sara es abrigo,
abrigo como espigón de puerto.


Y él lo sabe.


Por eso le gusta regresar a sus abrazos
cada fin de semana,
una y otra vez,
igual que retornan los hijos pródigos
o las golondrinas.



19 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Claro.

Hasta volvería yo, y no la conozco...

Besos.

Anónimo dijo...

Y por que no vuelve todos los días??

Besos

Yolanda (SOL)

Carlos dijo...

Y Sara quiere ser Aldabra.

Un beso.

cuentosbrujos dijo...

Yo no quisiera ser sara, pero a esta sara me encantaria conocerla,
seguro
saludos brujos, tienes un sitio... uhmmm como lo diria?
tranquilo
saludos brujos

Kapi dijo...

Benditos fines de semana...

Besos.

Belén dijo...

Sara es especial, y el lo sabe...

Besicos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

yo quisiera ser él, para llegar a sus abrazos cada fin de semana

Elena dijo...

Yo debo de ser amarga, o al menos, no tan dulce como Sara... proque a mi lado no quiere volver nadie.... ayssssss.
Un beso preciosa

jg riobò dijo...

La felicidad sería ser abrazo.

Wycherly dijo...

Seguro le cobija mas que bien.


Besos

STEVE dijo...

Vuelve cada fin de semana, porque sino el sabor del endulzamiento de convertiria algo empalagoso, el lo sabe, ella tambien...... fines de semana maravillosos con esas dosis que deseas que llegue ese día.
besos

guillermo elt dijo...

Claro, siendo sara así, no me extraña que él vuelva con alguna excusa como... arreglarle el ordenata, o alguna cosica así... jeje.
Besicos.

Paco dijo...

¡quien fuera una golondrina!

saludos

horabaixa dijo...

Hola Aldabra,

A mi me gustaria también.

Bicos

Silvia dijo...

Todas nos hemos sentido alguna vez, Sara. Muy hermoso, Aldabra.
Besos, amiga

Aldabra dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Este pequeño poema (casi no me atrevo ni a llamarlo así)os lo dejé aquí porque al escribirlo sentí mucha placidez, algo dulce y agradable... me alegro que hubierais sentido algo parecido.

Guiller... como hay confianza te digo: espera que llegue el lunes verás la que se te avecina... je je je.

Biquiños y buen sábado noche.

P.d.: sigo sin ordenador, ahora estoy de prestado, así que perdonar que no os deje comentarios en vuestros blogs, espero hacerlo el lunes, bien en casa (si mi máquina infernal se pone buena) o en la biblio.

Lobadiz dijo...

Que poema más tierno Aldabra! :)

Juanjo dijo...

Precioso poema para una gran mujer. ¿Existen de verdad este tipo de mujeres?

Besos.

Aldabra dijo...

gracias lobadiz, y decirte a ti, juanjo que sí que existen estas mujeres, sólo hay que tener los ojos bien abiertos para que no se te pasen por delante y no las veas.

bicos,