miércoles, 17 de septiembre de 2008

Última parada: La Alberca (Salamanca)










A mí los viajes me ponen muy nerviosa. No puedo evitarlo. Claro que hay pocas cosas en esta vida que no me pongan nerviosa. Nací así y hay que fastidiarse si no fuera tan educada, tan divina de la muerte, etc., diría: “Hay que joderse”).

Por eso ahora mismo estoy sentada en la plaza número 17 de un Alsa rumbo a la capital, chorreando por mis cuatro pequeños costados y con el corazón a punto de salírseme por la boca. Es una pena, lo sé, porque una vez puesta en acción me lo paso estupendamente pero todavía no he conseguido vencer mis miedos y ansiedades a este respecto. Y eso que siempre me espera alguien en el destino porque sino creo que ya no sería capaz de emprender ruta.

El psicólogo me dijo una vez, cuando tratamos este tema, que debería emprender un viaje en solitario, sin que nadie me esperara en algún lugar. Por cierto, esto me recuerda un libro estupendo de relatos: “Quisiera que alguien me esperara en algún lugar” de Anna Gavalda, que desde aquí os recomiendo.

A lo que íbamos, el psicólogo cree que viajando sola superaría de una vez mi trauma. Está convencido además de que no tendría ningún problema porque dice que dispongo de todos los recursos necvesarios para defenderme en un caso de apuro y que soy lo suficientemente sociable como para encontrar personas con las que hablar a lo largo de lo que sería mi experiencia viajera. Yo también quiero verlo como él pero no lo tengo claro.

Lo que más miedo me da es sufrir una crisis de ansiedad repentina y encontrarme tan perdida y sola que podría hasta morirme. Es absurdo pero es que los miedos son así. También tengo miedo que me roben y que nadie me ayude o a verme envuelta en alguna de esas peripecias surrealista que salen a veces en los noticiarios o en alguna película ¿Recuerdan aquel anuncio que empezaba así: “Iba sola paseando por la Casbah cuando de repente me vi envuelta en un tumulto…”? Bueno, pues algo así pero en versión Aldabra. En fin, hasta ahora me las he ido arreglando como he podido: sudando, con pastillas y haciendo ejercicios de respiración. Mientras sigo soñando con emprender mi gran viaje de aventura como alguno de los que veo en esos documentales de la tele que tanto me gustan.

Y es que hasta ahora, soñar nunca me ha dado miedo. Algo bueno había de tener ¿no?






13 comentarios:

Aldabra dijo...

¿Alguien recuerda que se publicitaba en aquel anuncio? He pensado, he googleado y nada, no he dado con la respuesta. Sólo recuerdo el principio: la frase y algunas imágenes sueltas... chica guapa, tumulto, chico guapo... ¿era un anuncio de colonia?

En cuanto pueda os dejaré algunas fotos porque ví algunos lugares que me encantaron.

Bicos,

TOROSALVAJE dijo...

Quizás si que era de colonia, pero tampoco lo recuerdo, puede que si.

Creo que podrías dar la vuelta al mundo si quisieras.

Ánimo y muchísimas gracias.

Besos.

luis felipe comendador dijo...

Te disfruté un ratito... gracias.

Titajú dijo...

Era un anuncio de colonia masculina. Y es que los chicos de los anuncios de colonias masculinas son como los brazos de John Wayne cuando abrazaba a una chica: parece que todo va a ir bien.
Me encanta viajar, y cuando voy de congreso con mi marido, yo hago turismo mientras él trabaja. Voy sola por el mundo adelante, y me encanta.
Me da sensación de libertad, y tengo tiempo para fijarme en todos los detalles de un país o ciudad con costumbres distintas a la mía.
El próximo, el mes que viene, es Islandia.
De todas formas, permíteme un consejo. La próxima vez que viajes, no vayas en "ALSA" o similares.
No tienes crisis de ansiedad; tienes claustrofobia por falta de espacio.
Te lo digo por experiencia: He recorrido España entera en autobús más de treinta veces.

Juanjo dijo...

Un pueblo precioso La Alberca, y los alrededores de la Sierra de Francia.
Ya nos contarás si te va bien tu experiencia en solitario. A mí ya me va apeteciendo hacer un viaje de esos, sin destino fijo, ni persona esperando, y con la esperanza de un tumulto.

Besos.

Carlos dijo...

Hay un dicho de la sabiduría oriental que dice que todo viaje, comienza dando un primer paso; en este caso creo que ya lo has dado, charlando del tema con el psicólogo; sé que algún día daras el segundo y nos lo contarás al regreso. Apuesto por ello.

Un beso. Diviértete.

Wycherly dijo...

Deseo que te la estes pasando genial y espero ver la fotos pronto .
Besos

Belén dijo...

Bueno, yo cuando he viajado sola es cuando te das cuenta de que si, necesitas ser sociable, pero solo en la superficie, el resto, por desgracia y por ahora, no les interesa nada...

Pero sales del apuro, eso si... na, una que necesita que se queden mas tiempo conmigo :)

Besicos

horabaixa dijo...

Hola Aldabra,

Sabes? leyendote me he reconocido un poquito.

Se me ocurre una idea. Tu partes de tu tierra. Yo de la mia. Y vamos a un punto de encuentro. Como lo ves?

Me anoto el titulo del libro. Me gusta como suena y seguro que me gusta.

Bicos y feliz viaje

Anónimo dijo...

A mi da miedo hasta dormir sola...y me han dicho que de todo sale, pero el que no ha tenido una crisis de ansiedad en su vida no sabe lo que dice...

A mi me da miedo vivir sola.

Besos

Yolanda (SOL)

Aldabra dijo...

Toro: Supongo que si me lo propusiera y aunque pasara miedo, podría, no sé, de momento no pienso intentarlo... je je je. Aún tengo que andar otros caminos primero.

Luís Felipe: Ha sido un placer que me visites porque así te he descuebierto a ti también. Gracias por la visita y bienvenido.

Titajú: A mí la publicidad buena, me encanta. Disfruto mucho con los anuncios que son de calidad, son como pequeños cortometrajes. Y aquel anuncio tenía como algo de misterio, de sensualidad...

¡Que suerte tu vida viajera! ¡Que la disfrutes!

No tengo claustrofobia, es ansiedad de emprender viajes, una vez en el bus estoy genial. Disfruto de la lectura (a libro por viaje), escucho música, escribo (como este post)... en fin.

Juanjo: Coincido contigo en que es una maravilla de paisaje. Me gustaría volver otra vez.
Y sí, supongo que la esperanza de un tumulto tal y como lo expresas tú parece muy interesante... je je je.

Carlos: Seguro seguro que no me moriré sin hacer un viaje así. Soy muy muy tenaz y algún día daré ese paso definitivo.

Wych: Tengo mucha suerte porque disfruto mucho de las pequeñas cosas.

Belén: uno siempre se encuentra de todo tipo de personas y en los lugares más sorprendentes... yo creo en las personas a priori y no me pongo un caparazón ante ellas porque es la mejor forma de descubrir a las buenas.

horabaixa: muchas gracias por leer mis post, aún los atrasados, me conmueve... parece una buena idea reunirnos en un punto de encuentro... para vecner los miedos... je je je

SOL: Te podía decir una tontería: NO TENGAS MIEDO, pero él miedo no se tiene, está dentro de nosotras ¿verdad?. Claro que se sale y tú también lo harás, no es facil pero creo que tienes la fuerza necesario, al menos admites tus debilidades y eso ya es mucho. Yo también tuve miedo a dormir sola y a vivir sola, mucho miedo. No veas la de cosas que hacia para no sentir ese miedo. Tenía que irme a cama muy temprano para oir los ruidos de los vecinos, así sentía que había alguien más. Lucha, Sol, sólo te digo eso, lucha. He pasado muchas crisis y sé lo que me digo, de verdad. Que el miedo no te acobarde. Aunque sea con mucho miedo intenta hacer las cosas porque cada cosa que consigas te hará coger un nuevo impulso. Y si necesitas ayuda psicológica porque ves que tú sola no puedes, no te desesperes, vale. La terapia me ha ayudado muchísimo, me ha hecho mejor persona y lo mejor: más feliz. Biquiños solidarios (te he reconocido, yolanda... tienes un nombre precioso, siempre me acuerdo de la canción de Pablo Milanés)


Besitos a todos
y buen domingo.

Perdonar el retraso en las contestaciones a vuestros comentarios.

jg riobò dijo...

Veo que serca de mi pueblo, Béjar.
Mi mujer tiene el mismo problema, te comprendo.

Kapi dijo...

La Alberca es increíble. Te recomiendo que vuelvas en invierno: totalmente diferente.

Besos.