viernes, 20 de marzo de 2009

Que toda la vida es cine y los sueños cine son.

 

El_Aliatar_B&N

 

Siguiendo la serie que empecé la semana pasada con Santiago, del blog "Fotos brujas", hoy publico este texto para acompañar la fabulosa fotografía titulada "El Aliatar, que pertenece a Paco (Francisco Martin Cobos) del blog: Cielos y que muy amablemente me regaló para el blog. Pinchar en los enlaces si queréis ver más fotos suyas. Os encantarán porque hace unas fotos magníficas y además en el formado de su blog lucen más. También podéis escuchar buenas canciones, ahora que se ha decidido a ponerles música. Gracias por la fotografía Paco y espero que el texto y la música sean de tu agrado. 

 

- ¿Sabes? Todavía no acabo de asimilar que se hubiera cerrado el cine. ¿A ti no te pasa?
- Mujer... Me acuerdo del cine pero ya me hice a la idea.
- Es que la plaza no es la misma. Echo de menos ver aquellas colas que se formaban los días de estreno, ¿te acuerdas?
- Sí. Ya te dije que me acordaba... pero no soy como tú. Siempre fuiste una sentimental.
- Supongo que sí, no lo niego.
- ¿Quieres que entremos a tomar algo?
- No. No pienso entrar nunca en ese bar. Me da igual que lo pongan por las nubes. Prefiero ir a cualquier otro sitio.
- ¿A dónde?
- Pues vamos a ese sitio donde ponen el Tiramisú tan bueno. Parece que se me está antojando.
- Ya sé cual dices. Ven, ya podemos torcer por aquí.
- Y pégate más a mí que me estoy mojando.
- Si quieres lleva tú el paraguas.
- ¡Pero que gracioso eres!
- Si es que eres una enana...

Risas y pellizcos varios.

 

 

La empresa Aliatar Cinema, propietaria de las salas de cine del mismo nombre cerraron las puertas del cine buscando una salida que permitiera explotar comercialmente el edificio, ubicado en pleno corazón de Granada. El objetivo era encontrar un tipo de negocio compatible con las características del edificio.

Al inmueble, al tener catalogada su fachada, no era posible cambiarle su fisonomía. Ese detalle, a juicio de la empresa, dejaba muy mermadas las posibilidades de explotación del local. Teniendo en cuenta esas circunstancias, la intención de la empresa era dar una salida como centro comercial o centro de ocio.

Al final:

El espacio situado en la parte inferior del local está ocupado por la firma Blanco, dedicada a la venta de ropa y complementos, que tiempo atrás sustituyó a una serie de pequeñas tiendas que había instaladas desde 1994, cuando el cine reabrió tras una importante reforma.

Y además:

"Efectivamente, el edificio que albergara las únicas salas de exhibición cinematográfica alternativa de esta ciudad, con pelis en VOS o provenientes de países exóticos, ahora se ha convertido en un macro bar de copas de diseño, que empieza a ser muy frecuentado por los granadinos... leer el resto de la noticia.

Información sacada de internet y del blog: "Pateando el mundo".

 

 

17 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Cuando cerraron un par de cines que frecuentaba tuve la sensación de que me amputaban recuerdos.

Todavía cuando paso delante me siento disgustado.

La foto es espléndida.

Besos.

vazquez74 dijo...

El centro de algunas ciudades ha perdido parte de su magia al desaparecer los viejos cines.
En Gijón teníamos dos cines en plena calle Corrida, el Cine Robledo y el Maria Cristina. Este último era especialmente bello, con su escenario clásico con patio de butacas cuadrado y palcos alrededor. Ambos desaparecieron, solo quedan sus "fachadas catalogadas", cascarones vacíos que se rellenaron con viviendas de lujo y bajos comerciales: en el primero, un Mc Donald´s y en el otro una óptica.
Tan sólo subsiste el teatro Jovellanos, de propiedad municipal.
También estaba céntrico el Teatro Arango, no he vuelto a visitar su interior desde que se reformó para albergar un ¡centro de estética! pero casi prefiero no asomarme por allí.
A veces es mejor quedarse con los recuerdos, son más bonitos que el presente.
Besinos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Magnífica colaboración. Tú y yo seguimos teniendo algo pendiente...

guillermo elt dijo...

Jode mucho que el sabor "de siempre", te lo cambien a sabor "de ahora en adelante"... Me pasa con cartagena. Cuando paso por las viejas-nuevas calles de mi niñez, empiezo como un tonto a recordar viejos... ejem... viejíiisimos tiempos... Uno que es un nostálgico de narices... snif... la edad... jajajajaja.

Los únicos cines que quedan en cartagena son los de la zona comercial de mandarache y los del centro comercial del mediterraneo.

Mariola; Principal; Maiquez (2 salas); Carlos III; Central, Sala Azul; Alfonso XII (2 salas) y Teatro Circo.

Ni uno. Solo se salva el Teatro Circo, que se ha quedado como sala de espectáculos para teatro, conciertos... etc.

Y en las barriadas... tb. ni uno.

Besicos.

--Vamos al cine?
--Vale, pero antes sacamos las entradas para la última sesión, cenamos de tapeo en "tal sitio", y tomamos café en el "otro sitio"... paseamos y cuando sea la hora, entramos en el cine. Vale?
--Hecho!

Sí, sí... es una psicofonía que grave hace unos días... jejejeje.

Besicos y buen finde.

adela dijo...

Una foto preciosa con ese damero de acera delante... lástima de cine.

besos,

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Conozco la zona...y el cine cuando lo era...; en mi pueblo cerrraron loscines esperando especular con el espacio..menos mal que los protegieron...bueno algunos...pero de 7 , ya no queda ninguno....saludos

entrenomadas dijo...

Qué pena da!!!+
EN fin...

Tienes tres premios en el blog.
Disfrútalos, hermosa,

Biquiños,


Marta

David C. dijo...

Por aquì por Perù transformaron varios cines en Iglesias, imaginate. Saludos.

Paco dijo...

muchas gracias a ti, lo que pocos saben es que en la entrada del cine hay ahora un portero, pero no el tipico portero de los de toda la vida, ahora esta el matón de discoteca, el de tu si entras , este no entra... a mi me vio hacerle fotos al edificio y me mando a un chaval para decirme que me prohibia hacer fotos del mismo... a lo lejos y a pesar de sus amenazas... lo mande donde pico el pollo.

saludos

Carapuchiña Vermella dijo...

E co cine levaron a memoria...

Estela dijo...

Es una pena que desaparezcan eas salas de cine que parecian teatros pero todo va igual entorno al negocio y el dinero, y donde habia una gran sala ahora hay 8 pequeñas es una pena de verdad...

Un abrazo!!

tertulias para perogrullos dijo...

Aquí también se están cargando todos los cines, pero la verdad, no me extraña, está carísimo últimamente, en fin... habrá que conformarse con el cine en casa. Un salduo

Bambú Blanco dijo...

Es el paso de la vida... lo que queremos va desapareciendo, incluso nosotros....
Besos.

Aldabra dijo...

Buenos días a todos y muchas gracias por haber dejado vuestro comentario.

Precisamente la intención del post, entre otras cosas, era que todos recordáramos los cines de nuestra juventud que han dado paso a todo tipo de cosas: aquí en mi ciudad a edificios, la myoría. De los de antes sólo conservamos uno que han restaurado hace poco tiempo, el Teatro Jofre.

biquiños y feliz domingo.

Hipolitta dijo...

Me pasa como a él, ya me acostumbré a la desaparición de los cines.

Bueno, a mi manera, porque salvo alguna ocasión muy especial, me niego ir a esas salitas, más pequeñas que la cocina de mi casa, donde se proyectan hoy las películas.

En cuanto al diálogo, destila esa ternura de lo cotidiano, que suele darse entre las parejas que son parejas.

Aldabra dijo...

Hipolita: echo mucho de mensos algunas salas a las que iba de pequeña... eran unos teatros estupendos con palcos...

biquiños,

BIPOLAR dijo...

Qué pena, en mi ciudad ha pasado igual, sólo nos quedan dos, uno de ellos en un centro comercial... y no es lo mismo que estas preciosidades de edificios.

Qué imagen tan fantástica.