sábado, 27 de febrero de 2010

En el desierto del Kalahari

Desierto-de-kalahari1

Cuando me desperté, la película ya se había terminado. Y Congo, lentamente, comenzaba a recorrer todo mi cuerpo con sus manos. Con su boca cálida.

En la pantalla de la televisión, los protagonistas eran unos elefantes en el desierto de Kalahari, que presurosos se dirigían rumbo al agua.

Mientras una madre y su cría, que no podía caminar tan rápido, se quedaban rezagadas de la manada, Congo me lamía los pezones y yo, poco a poco, me iba volviendo más salvaje.

Y justo en el instante en que los elefantes llegaban al delta, Congo y yo, también sedientos, nos apareábamos en libertad un viernes más, en el sofá anaranjado del salón.

 

delta     delta-del-okavango-botswana

El Okavango es un río que recorre casi 1.000 kilómetros como cualquier otro, buscando una salida al mar. Sin embargo, el Okavango tiene un final poco usual, ya que en su final, en Botswana, penetra en una zona de llanura en donde parece empantanarse en un delta endorreico, conocido en todo el mundo como Delta de Okavango, hasta morir disperso en el desierto de Kalahari. Es el escenario de una de las reservas de fauna más abundante y representativas de toda África:

 mamá elefante

El escenario, de un aspecto pantanoso, es el hogar de muchas de las especies más famosas y fotografiadas de África, y cuenta con una de las únicas poblaciones de leones nadadores del mundo, capaces de adaptarse a los cambio en los niveles del agua para sobrevivir cazando antílopes e impalas.

 

28 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Los elefantes se habrán sonrojado.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A veces uno no puede estar en dos sitios a la vez...

Adolfo Payés dijo...

Todo un mundo maravilloso..

Un gusto leerte siempre..

¨Hermoso cuando la poesía es todo en el sentir.. nace con amor la lectura..¨ Payés

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que disfrutes el fin de semana...

Andrea dijo...

Sí, esa es la cancion de parque naturales! jaja debería grabar un CD con todas las canciones que inventamos para los examenes.

Ahora hay que esperar que nuestro sufrimiento, y el de vosotras, las madres ,sirva de mucho.
Un beso.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Bueno...tórrida entrada...como buen fin de semana...estoy de vuelta...eso espero...un abrazo y gracias

guillermo elt dijo...

A ver que yomentere: Dónde estaba lo salvaje, delante o detrás de la pantalla???

:))

Besicos.

Myr dijo...

El color anaranjado tiene eso... que atrapa.

Belén dijo...

Vaya forma de despertarse más bonita, no?

;)

Besicos

fonsilleda dijo...

Conto y tú ¡perfectos!.
El Calahari, simple anécdota.
Bicos.

fonsilleda dijo...

Conto y tú ¡perfectos!.
El Calahari, simple anécdota.
Bicos.

Chousa da Alcandra dijo...

Fíxate se son provocadores os elefantes (...), que ata Fonsilleda duplicou o seu comentario! jajaja.

(Estas "siestas" son tremendas!)

Bicos furacanados dende a estepa ulloá

eva dijo...

un combo perfecto..

Maca dijo...

Aún tuviste tiempo de echarle una ojeada a la tele, ay, ay , bendito sofá.
Un beso

El Pinto dijo...

Una cabezadita pra reponer fuerzas y afrontar la vida despierta, según parece en toda su plenitud, en el sofá, un buen punto de encuentro para continuar el camino.
Saluds

mariola dijo...

creo que has encontrado tu camino con los relatos, quizás ya desde hace mucho tiempo. Todos ellos están llenos de mucha sensualidad, casi siempre, por no decir siempre, son referentes a distintas facetas del amor. Eso está bien, porque realmente quien mueve el mundo es el amor. bicos.

RMC dijo...

Excelente y reflexivo texto
un placer leerte.
que tengas una feliz semana
un abrazo.

Eifonso Lagares dijo...

Una muy interesante entrada, me ha gustado la historia del río y también la del sofa. Tienen razón los que dicen que la mujer es la única que pude hacer dos cosas a la vez.

Bicos
Eifonso Lagares - Islas Cíes Blog

Juan Luis G. dijo...

¿Dónde puede conseguirse ese documental?

zeltia dijo...

vaya! cuanto aprendí del Okavango!, un río que no va a dar a un mar, un río que muere penetrando lentamente las arenas del desierto.

no sé si es una alegoría, y tú solo intentabas ser el desierto para los fluídos de Congo...

:P

irene dijo...

Preciosas fotos de Kalahari, cada vez que veo estos lugares tan bellos me dan ganas de visitarlos.
Y cada vez que leo ciertas cosas, me da una envidia...
Moitos biquiños para ti, y dale alguno a Congo.

Carlos dijo...

No, si digo yo, que ver ciertos documentales siempre nos pone salvajes.

Beso.

jg riobò dijo...

De siesta con ese calor del desierto.

iliamehoy dijo...

Maravilloso encuentro entre fuerzas y naturaleza.
Bendita seas, por ser capaz de hacer ambas cosas de una forma tan estupenda.
Una sonrisa

vazquez74 dijo...

Como diría una compañera de trabajo, eso más que el Kalahari, parecía "Sodoma y Gomera", jajaja.
Enhorabuena por mantener la pasión. Besos.

Nolete dijo...

A un sempre lle queda a dúbida de se o que narras é só un relato ben construido e que toca certeiramente a sensibilidade e a sensualidade do leitor, ou se desvelas tal como parece episodios da tua vida. En calquera caso só podo dicir que os documentais de natureza son do mellor que se pode ver por TV nestes tempos e que se ademais dos seus benéficos efeitos instructivos poden compatibilizarse con excitación e realización da unión íntima na tranquilidade dun salón, a envexa é o sentimento que me invade.... e a envexa non é sá.
Disfrutade, en calquera caso, todo o que poidades

Juanjo dijo...

Y también es bonita, por qué no decirlo, esa pasión que desemboca en un sofá anaranjado un viernes por la noche.

Besos.

Aldabra dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios.

Como habéis visto los documentales dan para mucho... je je je.

Bromas aparte ahora, me gustaría responder a lo que dice Nolete sobre esta entrada. ¿Qué más da si es totalmente cierta o me la he inventado? Eso sólo lo sabemos Congo y yo. No obstante todos sabéis ya lo que pienso sobre los recuerdos y la realidad, que nunca recordamos las cosas tal cual han sucedido.

Lo importante, lo que de verdad me gustaría es que cuando salgáis por la puerta de mi blog, de mi alma, sintáis muchas ganas de vivir, de amar, de abrazar el mundo entero.

Sin pasión la vida es anodida, una línea recta.

biquiños a todos y gracias por seguir aquí.

BIPOLAR dijo...

Como Tarzán y Jane dale que te pego en el sofá.

He ido al enlace y no se pueden ver las fotos del delta.