martes, 9 de febrero de 2010

¿Quién eres tú?

máscara teatro

Todos nos hacemos preguntas acerca de la vida de los otros. Preguntas de todo tipo y condición. Si somos sinceros con nosotros mismos habremos de reconocerlo.

¿En qué pensará Guillermo por las noches cuando se mete en la cama y apaga la luz? ¿Estará enamorado Xavi? Parece siempre tan triste. ¿Será Carlos feliz en su matrimonio? ¿Tendrá Laura un amante como dicen las “malas lenguas”? ¿Por qué habrá intentado suicidarse Ana, si parece que lo tiene todo?

Para satisfacer su curiosidad, algunas personas preguntan directamente a los interesados. Otras en cambio, investigan, sonsacan, indagan, espían, cotillean.  La meta es saber. Tener datos por el simple afán de tenerlos. O incluso, si hay maldad en la persona, usarlos en contra de los interesados si llegara el caso.

A mí me gusta ir más allá de las preguntas. Yo, imagino. Me invento sus vidas puertas para adentro, sus conversaciones, sus sueños...

Y con eso me basta.

 

Tal vez el título de la canción no os diga nada (como a mí, en un principio) pero seguro seguro que la conocéis porque es la sintonía de C.S.I.Las Vegas.

 

la_vida_de_los_otros 

Mientras escribía este texto recordé "La vida de los otros" (Das Leben der Anderen), una película que ví cuando se estrenó y que me dio mucho que pensar.

La vida de los otros es una película alemana ganadora del Óscar a la mejor película de habla no inglesa en 2007, que supuso el debut como guionista y director de Florian Henckel von Donnersmarck. Asimismo fue galardonada con siete premios Deutscher Filmpreis (Premios del cine alemán) y fue candidata para los Globos de Oro en la Categoría de película extranjera.

 

33 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Conozco algunos que se preocupan de los otros para huir de sí mismos.
Besos. Qué buena película.

beker dijo...

La vida de los demás se ha convertido en un buen negocio, a falta de otras casas.. buena elección porque esta película dejó huella.. besos

Myr dijo...

Reconozco que a veces vivo en La luna de Valencia y no he visto esta película, asi que ahora la veré.
Gracias por traerla y el cotilleo, no es mi fuerte. Besos.

galicia maravillas dijo...

yo la peli tengo ganas de verla :) un biquiño!! y muy feliz semana :))

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

empezaré por el final...la película magistral...reconozco que me agobié viéndola.

¿pero porque nos afanamos por llevarle la vida a los demás? ...saludos

Juanjo dijo...

Yo creo que cierta curiosidad es sana y útil para todo el mundo. Me parece muy arrogante no querer saber nada de los demás.

El problema es saber cómo manejar esa información.

Besos.

Chousa da Alcandra dijo...

A información ó poder!!!
(Que é outro xeito de confesar solapadamente que somos uns cotillas de moito coidado).
Mola coñecer secretiños dos demáis. Imaxinalos tamén...A vida dos demáis desperta en nos moitas curiosidades; pero a realmente importante é a NOSA!

(Vaia bicazo que lle mete a tipa na foto da carátula de "La vida de los otros"! Vaino deixar sin respiración!!!)

Suso Lista dijo...

Aquí, tamén escoitan as paredes. Un bico grande

El Drac dijo...

Con esos datos que das de ti misma creo que podrías ser una buena productora de cine ¿no amiguita? Un besote.

TORO SALVAJE dijo...

A mí también me basta.
Además, cuanto más sé de todo más me decepciono.
Prefiero imaginar.

Besos.

Cele dijo...

Hola:
Lo malo no es saber, es el uso que se hace de lo que se sabe.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola, es una película que encontré un día de esos y me encanto, sobretodo el final donde demuestra que nuestra humanidad esta por sobre todas las cosas, ordenes y prerrequisitos de todo tipo, sin ello no creo que estaríamos contando el cuento, me agrado tu blog, saludos ciberianos!
Pablo

Chus dijo...

Yo soy esa, la que odia los programas de cotilleo, seria incapaz de estar sentada delante de la tele , viendo o escuchando uno de esos, mi vida es mía y a los otros no les interesa, tengo suficiente con montarme mi historia y mi pelicula, y a mi manera y en mi mente hago de ella una gran novela, ojalá supiese escribir, os contaria las bellas historias de las que durante años
soñé ser la protagonista

iliamehoy dijo...

Una cosa es la curiosidad, y otra la avaricia de datos. Preguntar no es interrogar, si el respeto permanece intacto.
Hermosa película e interesante reflexión.
Una sonrisa

irene dijo...

En muchas, muchas ocasiones, mejor no saber demasiado.
No sé por qué, se me vino a la cabeza una parte de una canción que decía "¿quién eres tú?, yo no lo sé, pero por si acaso te querré", mejor dejarse llevar y no indagar con tanta profundidad.
Un beso, Aldabra.

Alegría dijo...

Cuando iba por la mitad, leyendo, pensaba, "yo imagino, me hago ideas y preguntas para mí, a menudo mientras hago otra cosa, mientras camino...", y acabo leyendo, "Yo, imagino; eso me basta". A mí también me basta.

Un beso.

fonsilleda dijo...

Quizá la curiosidad forme parte de nuestra naturaleza y en algnos aspectos es bueno que así sea porque ello debe significar, también, el avance de la sociedad, la técnica, la ciencia...
He visto la película y me ha encantado.
Bicos.

migramundo dijo...

A veces me quedo dormido con la luz encendida, señal de que la lectura también tiene un efecto sedante. Bicos.

zeltia dijo...

bueno, somos algo selectivos á hora de ter esa curiosidade.
polo menos en mín só se desperta esa curiosidade cando a persoa me interesa, cando adianta un paso por diante das outras, que conforman o conxunto denominado "xente".
e son moito de preguntar directamente eu. pero tamén é porque son eu de poucos "segredos", e non teño moito problema á hora de falar da miña vida
(lóxico, xa co subtítulo do meu blog...)
pode que sexa porque teño a seguridade de que somos todos bastante parecidos. inlcuso cando nos pasa algo que pensamos que é bastante "excepcional", pasoulle xa antes a milleiros... e despois falas con algunhas persoas, desto, daquilo, e comprendes que estabas no certo, que así é.
(muller, sempre haberá a xente fatua, engreída, snob, que pensa que a sua merda non cheira, se non que arrecede)

a película ennncannntoume!. i eso que me é moi dificil porme na pel do protagonista (ó ser eu tan sociable, cústame entender esa extrema soedade protexida) pero só o principio; despois cando ves a súa sensibilidade, cando non se sabe con que milagro o director consegue que "entres" dentro da súa soedade... conmoviume. sei que podería amar a un home así, pero tamén sei que me custaría moito adaptarme a esa introversión. noutra orde, a fotografía oscura, os interiores, os barrios dan unha imaxe moi boa do que debía ser a vida neses barrios nese momento.
unha película na miña lista de pelis tamén.
(non apta para os amantes da acción e os diálogos chispeantes)

zeltia dijo...

ah, e grazas polos eloxios do meu relato breve.
xa sabes que non escribo, e saber que che gustou anímame.

d2 dijo...

Hago lo mismo, y no solo con la gente que conozco (esos son más aburridos por conocer muchos datos) con los que no conozco me invento unas historias terribles. Me encanta hacerlo en los aeropuertos , da mucho juego, supongo que porque no se ve mucha pobreza y hay muchísima gente ilusionada y sonriente…
Un beso

Belén dijo...

Yo también soy de imaginar... aunque a veces me cuenten sus cosas ;)

Besicos

jg riobò dijo...

Los otros estan en tí.

Carlos Sousa dijo...

¿Será Carlos feliz en su matrimonio? Uii!! Non sei se contarcho, jeje.
Aquí haiche moito cotilla ou curioso, non vexas as que se montan as veces polos comentarios. Eu penso que a xente o que ten é moita envexa, tanto do bo, como do malo. Teño unha veciña, que se che contara... Buff! mellor non che conto que me poño de mala leche.

Un bico con curiosidade.

guillermo elt dijo...

En qué piensa Guillermo??? ... Te refieres a este Guillermo de aquí???... Sí, claro, para que tenteres y senteren los demás... jajajaja.

Recuerdas aquellos poemas dedicados a las amistades blogueras???... Pues fíjate si me gusta meterme en la piel de los demás, incluso a sabiendas que, puedo equivocarme de cabo a rabo... Pero es un viaje excitante, maravilloso... Uno cierra los ojos y comienza a teclear... me abstraigo de todo y solo veo imágenes en mi mente.

Mañana nos vemos-leemos, que hoy he estado malico.

Besicos.

Andrea dijo...

Si esque en realidad, somos todos iguales, tanto a la hora de ver la tele como a la hora de interesarnos por los demás.

Besos. (:

El Pinto dijo...

La película estupenda.
Sobre tu comentario parece cierto que nadie escapa de la curiosidad.

paideleo dijo...

Dicía Amos Oz: máis da metade do que sabemos dos outros é imaxinación. E dicía verdade.

Gústame como quedou a serea.

vazquez74 dijo...

A mi me gusta observar a la gente por la calle e imaginar sus vidas, sus preocupaciones...
Pero sin ánimo de cotillear.

eva dijo...

CREO Q LA VIDA DE OTROS ES MAS FACIL..DE VER Q LA PROPIA

Aldabra dijo...

Muchas gracias a todos por dejar vuestros comentarios.
Veo que más o menos todos pensamos de modo similar.
La curiosidad sana y bien empleada es totalmente imprescindible porque es la que nos lleva a aprender, a explorar... fuera de ahí, la otra curiosidad es destructiva.

Imaginar siempre es mucho mejor ¿verdad?

biquiños ansiosos de fin de semana.

Silvia dijo...

cómo me gusta esta película!!!

BIPOLAR dijo...

Le doy demasiadas vueltas a mi entorno como para preocuparme de los demás.

La película parece muy recomendable