viernes, 5 de noviembre de 2010

La dulce Bea

em bolas

Matías se ha ido a la cama un poco más temprano que Beatríz, normalmente espera por ella, pero esa noche no, tiene muchas ganas de estirarse y de descansar los ojos. Demasiado estrés en la oficina durante la semana.

Beatríz llega a la habitación y ve a Matías con los ojos cerrados y le pregunta: ¿Duermes?

Matías responde que no. En realidad tiene ganas de fiesta. Le vendría bien para aliviar el estrés, así que le suelta con tono erótico festivo, en cuanto ella se mete en la cama y se pega a su cuerpo: ¿Follamos?

Beatríz en realidad no tiene muchas ganas y se lo hace saber: Es que me parece que estoy un poco cansada, cariño.

Matías le dice que no importa aunque no es verdad. Él quiere follar, hacer el amor, echar un polvo... Quiere un final feliz para aquella noche, con fuegos de artificio si además pudiera escoger.

Beatríz se pone a hablar y a tocar el cuerpo de Matías mientras tanto. Le cuenta a Matías lo que soñó la noche anterior: Resulta que estaba en Nueva York, en una excursión organizada, íbamos en el metro y... Toca el pene de Matías y siente que está juguetón, que no se ha tranquilizado a pesar de la negativa.

Matías le dice: Continúa.

Beatríz le responde: ¿Tocándotelo? ¿O contándote mi sueño?

Matías añade: ¿Pueden ser las dos cosas?

Beatríz ya se ha puesto picarona y los toqueteos aumentan. En vez de seguir narrándole el sueño, le dice a Matías: Prepárate que ya se me ha despertado la tigresa que llevo dentro.

Matías se ríe y simula que la recrimina: ¿Pero tú no decías que no tenías ganas?

Beatríz, respondona y mandona donde las haya, se sienta sobre el cuerpo de Matías, dominándolo, y le conmina de buenas maneras a que se esté calladito y quietecito porque la película va a empezar.

Lluvia de salivas, caricias dulces, besos a diestro y siniestro, lenguas que se lamen en la oscuridad, jadeos in crescendo, palabras picantes, y frases sueltas.

Así cariño, así me gusta.
No pares ahora, sigue, sigue.
Joder, que bien me lo haces, cariño.
Me encanta no tener ganas.
...

Fuegos de artificio.

Beatríz y Matías, se levantan, realizan sus abluciones y se vuelven a la cama otra vez.

Se abrazan.

Se enroscan.

Matías envuelve a Beatríz con su cuerpo. Coloca su pene, vencido y victorioso al mismo tiempo, contra el trasero generoso de Beatríz. ¡Su trasero!, Matías se vuelve loco con el trasero de Beatríz pero ahora está saciado.

Beatríz se revuelve un poco entre sus brazos y ronronea como una gatita mimosa. Con la respiración de Matías pegada a su cuello, suelta como si se le escapase un suspiro: Cariño, ¿lo hacemos otra vez? ¡Es que me ha  gustado tanto!

Y Matías se siente el hombre más feliz del mundo.    

 

 

El delicioso cuadro es de Leandro Lamas 

 

 

49 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

:)

Que sencillo y que hermoso.
Te sobra arte por todas partes.

Besos.

zeltia dijo...

y eso que está cansado, con todo el estrés de la oficina y tal.
Al matías ése se lo pilla una un domingo por la mañana y en esa casa no se come, jajaja

plinnn... dijo...

jajaja :))) bonita historia sí! :)) y el cuadro me encanta! hace cosa de un mes, o más, ya no recuerdo bien, estuve en Ourense y en la calle donde vivía había un cuadro de Leandro Lamas, yo no sabía el nombre (pero le hice una foto que tengo guardada en el móvil) ahora ya sé de quién es :))) gracias!!!! moitos biquiñossss y disfruta mucho mucho del fin de semana :))
PD: he leído tu historia con el ronroneo de fondo de Neo, un minino ronroneador y alpinista donde los haya :)) jeje biquiñosss

Dilaida dijo...

Muy discriptiva la historia que nos cuentas hoy. El cuadro es muy bonito, me gusta.
Bicos

Ío dijo...

Preciosos estos retoceos, Aldabra.
Todo es ponerse...... y se va el cansancio, y llega...... jejejeje
Lo dicho, me encantó
Biquinhos

Ío

T.M. dijo...

Me encanta la pintura, y me ha gustado mucho la historia, porque es tan real!!!
saludos.

rubo dijo...

Muy bien la historia, además acierta de lleno con la distinta visión que suelen tener de este tema los dos sexos.
Para él, al principio se trata de "follar", sin más preámbulo.
Para ella es diferente: se trata de prepararse, de hablar, de susurrar, de acercarse paulatinamente hasta hacer despertar a la "tigresa".
¡Si es que con un poco de voluntad cuesta muy poco entenderos!
Y desgraciadamente nosotros seguimos siendo tan, tan, tan primarios...
Besos y buen fin de semana.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El juego sexual debería ser siempre así, juego.
Besos.

Susana dijo...

Qué bueno! :-)

Un abrazo.

Myriam dijo...

Veo que esos dos retozan de lo lindo.

Beso

Asun dijo...

Me ha gustado la sencillez con la que está relatado.

Viendo a esa dulce Bea del cuadro, con esa pose tan sugerente, es difícil de creer que está cansada.

Más vale que al principio ambos dos estaban cansados, que si no los fuegos de artificio se habrían visto desde el espacio.

Besos

SOMMER dijo...

¿eso por soñar con Nueva York?, los hay que nacen con suerte...

Chousa da Alcandra dijo...

Está claro que non so no comer e no rascar todo é empezar...

Bicos

Carlos dijo...

Amar, amar hasta agotar el pulso de la sangre...

"Olvídate del reloj nadie se ha muerto por ir sin dormir una vez al currelo" (JS)

Bellísimo, don Lamas.

Un beso.

Concha López Fernández dijo...

Un bo relato cotiá, natural e sinxelo, pero cheo de sensibilidade.

Saúdos.

MAROCHA dijo...

Sencillo, real, tan real que me ha puesto nostalgica de otros tiempos.
Me gustan tus historias, pasaré por aquí más a menudo, con tu permiso.

Un saludo.

susana moo dijo...

La dulce cotidianidad de un matrimonio bien avenido.
Me encanta ver por la mirilla.

beker dijo...

Una noche de victoria para los sentimientos que reconfortan al más pintado. Besos

Tonet dijo...

Por Dios¡ siempre consigues sacarme los colores...buenísimo y divertido, me ha encantado...
Besote

Misón dijo...

Precioso, lo has reflejado estupendamente, nada vulgar sino todo lo contrario, hasta me estaban entrando a mi las ganas, jejeje.

Belén dijo...

Gusta tanto cuando es así de fluido...

Besicos

Silvia dijo...

Lo que reflejas en tu relato es totalmente cierto: muchas veces surgen las ganas sin buscarlas. Muy bueno. Un abrazo

Silvia dijo...

Lo que reflejas en tu relato es totalmente cierto: muchas veces surgen las ganas sin buscarlas. Muy bueno. Un abrazo

semilla negra dijo...

Me ha encantado, tan sencillo y tan real... hay que hacerlo más la vida nos iría mejor a todos y estaríamos más unidos, ¡que bien lo has descrito!

claudia dijo...

sencillo y perfecto así debería de ser. Olé por Matías y Beatriz

paideleo dijo...

Que bonitas son as historias con final feliz !.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

me ha encantado tu expresión...tan natural, como la realidad....bueno...así...así...besos

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Tan sólo nos hace falta eso...

Sentirnos reyes en el amor, y tener una reina para amar.

Tan simple.

Tan complicado.

Que bien que te leo de nuevo. Tu sencillez un bálsamo para estos ya castigados párpados.

Un beso amiga.

Albino dijo...

...Y uno aqui, ya sin comer un rosco. Que pena ser viejo y setirse joven.
Besos

Chus dijo...

¿Historia?, quizás para unos pocos, para la mayoría es parte de su vida, pero aveces cuesta decirlo en público, ¿por qué la gente es reacia a reconocer las bondades y pequeñas alegrías que nos da la vida ? No te lo vas a creer, pero me acabo de percatar de que en lugar de alegrías había puesto alergias, menos mal, no quiero imaginarme ni por un instante lo que pensarían de mi si no rectifico el entuerto. Un besazo

lemaki dijo...

Creo que ambos, Matías y Beatríz se sienten las personas más felices del mundo: él porque ha encontrado a alguién que le llena plenamente y ella, porque él le hace sentir un enorme deseo...

Qué bien!! tenía ganas de leer algún relato erótico. Siempre levantan el ánimo o la lívido... me gustó mucho tu modo de explicarlo.

saludos.

fonsilleda dijo...

Así me gusta. Y eso sin ganas, porque cuando se tienen, ya no se necesita ni escribirlo. EStupendo.
Bicos.

El Pinto dijo...

Una sonrisa, y mucha alegría llegar nuevamente a este rincón. Uno perdido en la vida con sus asuntos, peleando contra los fracasos que le persiguen y la gente, la buena, con sus animos y afecto, poniendo letra al amor.
Que decir de ese relato?, posiblemente lo mejor sea la segunda parte, la que falta, la que está en ese tintero pendiente de contarse.
La segunda parte, más pausada, parece asomarse lentamente a la vida con todas sus puertas abiertas y llegado ese momento decian las mujeres en la fuente, ·Ciudad de dios·, puede encontrarse el camino del cielo.
Un fuerte abrazo

Sergio dijo...

jajaja los hombres somos tan simples a veces... bueno, casi siempre, para que nos vamos a engañar! jaja un beso

Alís dijo...

Está claro. Las ganas se hacen si se quiere...

Biquiños

jg riobò dijo...

Asusta como luego todo es tan previsible.

Beatriz dijo...

Bonito y próximo.

Alegría. dijo...

Acabo de leer tu comentario. Yo aún tengo pendientes algunas entradas. ¿Que no consigues dejar comentario? ¡14, nada menos! Jajajajajaja. Te contesto en cuanto pueda. Estoy haciendo "la tarea con la pequeña".
Un beso.

semilla negra dijo...

Si que lei tu post, de hecho acabo de volver a hacerlo...yo tb me siento así, espero que te recuperes pronto de tus males y te pongas mallas y escotes como yo si no lo haces ya,¡seguro que estás guapísima! No está mosca lo dice de coña, me quiere demasiado para dudar de mí, de momento no tiene motivo real y yo espero que no llegue a más, tb le quiero demasiado pero el otro me ha hecho sentirme más viva, me da una ilusión que creía que había desaparecido, es un amor imposible y un poco absurdo, espero que pase pronto sino me volveré medio tarumba...pero me pone ¿que vamos a hacer?

irene dijo...

Tampoco cuesta tanto hacer feliz a alguien... y seguro que la dulce Bea también lo fue, así es el amor.
Un beso, Aldabra.

Juan Camilo dijo...

Jugar, tocar, besar, chupar, beber, soñar, dormir, reir... y luego a la cama como un par de niños vencidos por el amor. Claro que el deseo sigue aullando bajo las cobijas

eva dijo...

una pintura hermos.... pero el amor es mas fuerte

Maripaz Brugos dijo...

Precioso, real, tierno,sencillo,el amor y el deseo que se cobija bajo las sábanas en la noche...

plinnn... dijo...

Un biquiño Aldabra y muchas gracias por tu comentarioooo:)) muacssss:))

setesoles dijo...

Como para non sentirse feliz...;)
Se acaso, contar antes ata cen ou cento cincuenta... digo eu... (qué doces traballiños!! )

Kaplan dijo...

Se está visto que só fai falta meterse en fariña para poñerse a amasar.
É como o de comer e rañar, que todo é empezar!

Juanjo dijo...

Es importante vencer esa pereza inicial. La recompensa llega con creces.

Final con fuegos de artificio. Ésa es la frase.

Y está a nuestro alcance muchas noches.

Besos.

mariola dijo...

Una historia contada con total naturalidad, y eso es un don.
Nos has despertado el deseo que a veces duerme esperando ser despertado.
Que maravilla el amor!
biquiños.

BIPOLAR dijo...

¡Bah! Yo me lo he leído todo de un tirón por saber de qué iba el sueño, por si se lo contaba al final. Y encima me he perdido todos los fuegos artificiales.

¿así es?

:P