viernes, 26 de noviembre de 2010

Un contagio singular

clip_image002

Hace poco tiempo, escuché por la radio hablar de Gay Talese, del que, hasta ese momento, no conocía nada de nada. Todo lo que contaban de él y de su obra me intrigó, así que me puse a investigar. Decidí empezar por “Sinatra está resfriado”, un texto que ha entrado en el panteón del periodismo universal, según decían. Y lo leí.

Fue justo, al terminar de leer la historia (12 folios por las dos caras, más o menos), cuando empecé a notar los primeros síntomas.

Primero, un ligero dolor de garganta que iba en aumento; segundo, congestión nasal y agüilla; tercero, congestión aguda, mocos y tos; cuarto, visita al médico: antibióticos, jarabe, ibuprofeno; quinto…

Mi diagnóstico particular fue que estaba siendo víctima de un contagio. Sinatra me había contagiado su resfriado. No podía ser otra cosa.

En el quinto lugar de mi enumeración y para deshacerme de todos esos síntomas molestos de una vez por todas, me dispuse a recordar a mi abuela, a mi madre y a sus ponches. Ellas decían que los catarros, las gripes, los resfriados y demases, había que sudarlos. Por tanto, la noche del miércoles me preparé un ponche a la antigua usanza, con yema de huevo, tres cucharadas de azúcar y leche hirviendo (no soy de coñaq) y me metí en la cama enfundada en el pijama de Congo, 45 tallas más grandes que la que necesito. Con el olor a él, respirado a duras penas, me tapé hasta los ojos, con manta y edredón, y me dispuse a sudar mi lo-que-fuera-que-tenía.

Ayer, me desperté a las once de la mañana (no estaba en condiciones de ir a trabajar) chorreando por mis cuatro costados pequeños y semi nueva, ya que a mis años pensar en estar nueva es una ilusión.

No le quise hablar a nadie de mi contagio porque nadie iba a creerme y pensaría que estoy loca. Ni tan siquiera se lo sugerí a Congo.

clip_image004

Sinatra está resfriado (Frank Sinatra has a cold), pasa por ser el primer perfil que se escribió en la historia. Es un encargo que recibió Gay Talese de la revista Esquire para entrevistar a Sinatra, en la cumbre de su popularidad. Sinatra se negó siempre pero Gay Talese perseveró y entrevistó a todo aquél que sí dejó que se acercara.

El resultado no es una entrevista pero es un trabajo nuevo en la historia del Periodismo, con técnicas propias de la ficción novelística, que enriqueció la manera de contar una historia y lo ha convertido, cuando el periodista tiene talento y tiempo para realizarlo, en un género periodístico de categoría.

Gay Talese escribió a su jefe: «Puede que no tenga lo que esperaríamos sobre el verdadero Frank Sinatra, pero quizá, al no obtenerlo y ser rechazado constantemente y al ver a sus esclavos proteger sus flancos, nos acercaremos a la verdad sobre el hombre»

La historia se publicó en abril de 1966 sin que Sinatra cooperase lo más mínimo. El texto se convirtió en un clásico instantáneo, y ha sido celebrado desde entonces como uno de los trabajos pioneros del llamado Nuevo Periodismo.

Si quieres leer Sinatra está resfriado pincha aquí.

Gay Talese

"Siempre estuve orgulloso de contar las historias tal y como fueron, sin engrandecerlas”. G.T.

Nació en 1932, en Ocean City (Nueva Jersey), una pequeña ciudad. Era mal estudiante y encima era el único niño que vestía con chaqueta y corbata, las que diseñaba su padre, un sastre que emigró desde Calabria (Italia del sur) y que montó una pequeña tienda junto a su esposa. Allí fue donde Talese aprendió a escuchar.

"Las clientas de mi madre le contaban sus problemas y frustraciones, y con ellas aprendí a interesarme por las preocupaciones del ciudadano común". G.T.

Y eso es lo que trató de reflejar en sus reportajes desde que fue contratado por The New York Times en 1953 como chico de los recados. Consiguió ascender a redactor porque fue capaz de llamar la atención de sus superiores, ofreciéndoles artículos sobre gente corriente.

"Escribir sobre Obama es muy fácil porque el personaje es apasionante. Pero ahí no hay desafío. El verdadero reto es conseguir que un desconocido, por ejemplo, el doble de Brad Pitt, se convierta en un personaje interesante gracias a tu pluma". G.T.

Honrarás a tu padre (1972 )

Talese defiende la necesidad de mantener el contacto con la gente a la que un periodista entrevista, para poder regresar a ellos. Así lo hizo con todos sus reportajes y libros, incluido éste, sobre la familia mafiosa Bonnano.

Fama y oscuridad (1975 )

La mujer de tu prójimo ( 1981)

Su mayor best seller. Con él, Talese se metió directamente en la cama de los estadounidenses -a los que cita con nombres propios y reales-, haciendo una crónica del comportamiento sexual de su país en los años setenta y para el que practicó abiertamente relaciones con otras mujeres, vivió en una comuna de amor libre y fue propietario de dos saunas. Su matrimonio sobrevivió al terremoto de aquella experiencia y se dispone a explicar los detalles en el libro que está escribiendo (aún sin título ni fecha).

"Creo que es una buena historia. ¿Cuánta gente puede decir que lleva cincuenta años casado con la misma persona, viviendo bajo el mismo techo, haciendo cosas que jamás se te hubiera ocurrido hacer estando solo?".G.T.

El reino y el poder (1982 )

Retratos y encuentros (2010 )

«Los textos que aparecen en esta esperada y maravillosa recopilación son brillantes ejemplos de una época de la historia del periodismo en la que publicar en determinadas revistas era una forma de arte y Talese su Miguel Ángel. Este libro merece ser leído una y otra vez.» Publishers Weekly

«La obra monumental de este reportero norteamericano que ha hecho del periodismo un arte.» Babelia

I've got you under my skin
I've got you deep in the heart of me
So deep in my heart, that you're really a part of me...

35 comentarios:

rubo dijo...

Sinatra era un tipo fascinante. Creo que me contagiaría voluntariamente el resfriado, jajaja.
Saludos.

beker dijo...

Hay contagios que bueno, pero la gripe horrorr !!!. Tomo nota del señor Talese. Lo de sudar tiene muchas variantes, dicen que todas efectivas. Besos

Titajú dijo...

Prefiero estar resfriada a tomarme un ponche. ¡Me dan un ascoooooo!!!!!

plinnn... dijo...

qué día pasé ayer por el catarrón también! aunque a mí me contagió mi hermano :) qué buena pinta todo lo que cuentas!! hoy ya se me nubla la vista, pero después de leerte, me apetece leer sobre el resfriado de Sinatra :) un biquiño grandeeee y que al resfriado le siga un espléndido fin de semana :)

Silvia dijo...

Pues a mí lo del coñac es lo que más me gusta de estar resfriada :P jajajaj. Muy interesante tu post. Un abrazo :)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Sinatra es listo: ha dejado que te contagiaras para que estés libre de virus dentro de una semana.
Besos.

Maca dijo...

Unn escritor muy "enxebre" sin duda Talese.
curate pronto para poder leer todos esos libros que me imagino harto interesantes.
!quién tuviera tiempo!!.
Yo creo que Sinatra con esas actitudes se ganó su "fama"
Buén finde. Biquiños

zeltia dijo...

non parece que funcione o reproductor para escoitar under my skin, canción que me gusta moito.
irei buscala alá.
tamén presentas moi atractivas as lecturas; mais paréceme que non vou mesturar co que estou lendo agora, (pensa nao)
se non fago coma sempre, empezar varios libros e non terminar ningún...

espero que xa esteas recuperada totalmente do teu resfriado!

Myriam dijo...

¡Qué forma original de contagiarte un resfriado! Mejórate prontito... y yo si al ponche le pongo Cognac.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

No había oído hablar de este escritor.
Ahora tengo muchas ganas de leerlo.
Lo haré.

Besos.

Maripaz Brugos dijo...

Que interesante!! me parece un gran tipo. Gracias por descubrinos su talento...realmente escribe fenomenal¡quien pudiera!
Uff, creo que me estoy empezando a contagiar del resfriado!!
Como te curras las entradas...y cuantas cosas interesantes aportas.
Biquiños y feliz fin de semana.

Kaplan dijo...

Que curiosidade me entrou. Vou ver se atopo o libro (aínda que creo que o lerei con grandes doses de frenadol)

fonsilleda dijo...

Interesante. Procuraré buscar algo, aunque si caigo en la tentación del "catarro del Sr. Sinatra", procuraré leerlo con mascarilla y tal.
Buena manera de curar el tuyo.
Bicos.

susana moo dijo...

Qué interesante! No había oido hablar de ese libro, el de la vida sexual de los americanos! Voy a ver si lo consigo. Y ya estoy deseando ese que está en plena elaboración, 50 años juntos! qué ganas, muchas gracias Aldabra, me ha interesado un montón tu artículo de hoy.
Beso

Asun dijo...

Yo casi me lo leeré en otro momento, no vaya a ser que me contagie justo en vísperas de la comida quijotesca.

Besos

claudia dijo...

Yo te creo, por que una vez me contagié hablando por messenger, aunque tampoco se lo dije a nadie.
:) gracias por colocar la sirena. besos sinceros.

A NENA DO PARAUGAS dijo...

Agardo que te vaias recuperando do resfriado. Do contaxio... non sei. Hai contaxios que é mellor que duren!

Bicos sen catarro.

Dilaida dijo...

Espero que o resfriado xa te deixase libre. A verdade é que a min dáme medo pinchar aí onde puxeches o enlace, mira que se mañá teño que quedarme na cama.
Bicos

mison dijo...

Bueno, yo ya no corro riesgo, llevo dos días fatal y he tenido que ir a trabajar con la nariz pingando todo el día, encima de camarera! así que pasaré a leerme lo de Sinatra que promete. Por cierto ¿ no me lo contagiarías tú cuando leí tu otra entrada? Un bico.

irene dijo...

Lo has presentado de una forma que me han entrado muchas ganas de conocerle, no había oído nunca hablar de él. Leeré algo en cuanto pueda.
Besos, Aldabra.

BIPOLAR dijo...

una entrada muy apetecible.

y un escritor muy práctico-

y una mujer como la Madre Teresa de Calculta, chica. Esto no hay quién lo aguante.

Belén dijo...

NO hay frenadol para ese tipo de enfermedades, ¿verdad?

Besicos

Albino dijo...

Te diré que en 50 años de periodismo, Sinatra fue mi entrevistas frustrada. En tres ocasiones estuve a su lado.La porimera en Madrid cuando rodó "Orgullo y Pasión". Sus compañeros de reparto Cary Grant y Sophia Loren fueron amabilisimos, pero él, un borde.
La segunda fue en Buenos Aires cuando actuó en el Sheraton pues me invitó su promotir aquel cantante argentino llamado Palito Ortega, ahora metido a político. Me lo presentó y no dijo una palabra.
La tercera fue en A Coruña, cuando vino a cantar al Coliseo, un par de años antes de morir. Estuve en su camerino, pero el whisky se interpuso entre nosotros, lo que no quiere decir que, aunque entre su hijo y un musico lo tuvieran que subir al escenario, no tuviera una actuacióin magnífica.
Cariños

Chus dijo...

Yo hace tiempo que no me tomo un ponche, pero yo si le añadía esas gotitas mágicas de coñac, eso que el coñac no me gusta, seguiré tu consejo y cuando tenga un momento lo leeré, mira que ha sido casual , lo de tu resfriado, pero no me extraña nada con la que está cayendo a mi ya se me ponen los pelos de punta al pensar que mañana a las 6,40 de la mañana tengo 15 minutos de caminata para llegar al autobús, ¡qué frío!.
Un beso

Toupeiro dijo...

Ni se te ocurra leer cierto tipo de libros, Epidemia de Robin Cook, por ejemplo... que te nos mueres, fijo.

guillermo elt dijo...

Un post "inmen...aaa aaaatchusss!!!
"inmenso", quiero dec, dezzzzzz....
aaaatchussss!!!... decir.

oing!

;)

Besicos.

guillermo elt dijo...

Por otro lado... sí, deso

:(

Besicos.

Isra dijo...

No es alguien que me cause especial atracción por su vida, la verdad. Y para los constipados, nada mejor que sudar, di que si, yo estoy ahora en ello, que es lo mejorcito que puedo hacer, porque estoy con una encima ahora mismo, uffff

Un beso cielo

paideleo dijo...

Ben sudada esa catarreira.
Terei que ler algo de Talese ( pero non o da mormeira de Sinatra ).

Alís dijo...

A mí me has contagiado las ganas de leer a Talese.

Recupérate pronto

Biquiños

LLONXANA dijo...

Pues yo acabo de salir de un resfriado pero voy a arriesgarme y seguiré tu recomendación. Descagaré el pdf para imprimirlo dada la extensión del texto. Soy de las que prefieren disfrutar de la lectura en papel.
Agradecida nuevamente por tus sugerencias.
Besazo Aldabra.

Romek Dubczek dijo...

Pues no podrás leer nunca Madame Bovary o Ana Karenina jeje.
Abrazos

lemaki dijo...

Aprendí a escuchar con paciencia y cuidado y a no interrumpir nunca, ni siquiera cuando las personas se veían en grandes apuros para darse a entender, ya que en esos momentos de titubeo y vaguedad la gente suele ser muy reveladora: lo que vacilan en contar puede ser muy dicente.

Gay Talese, Retratos y encuentros.

Qué frase, me parece genial. Una buena publicación, de veras. La vida de Fran Sinatra, resulta muy atractiva...

"Mientras Sinatra entonaba esta canción, a pesar de haberla cantado en el pasado centenares de veces, de pronto fue evidente para todos los del estudio que algo muy importante bullía dentro de él, porque algo también muy especial salía de él. A pesar del catarro, estaba cantando con fuerza y calor; se abandonaba y su arrogancia había desaparecido...".

Me encanta buscar y descubrir y tú, me dejas pistas. Gracias.

Un saludo amistoso.

Juanjo dijo...

Atchísss!

Abedugu dijo...

:-) Es la primera vez que oigo que uno se puede contagiar de esta forma, espero que ya estés mejor.
Buen día