jueves, 16 de diciembre de 2010

Los lunes

No sé en qué día ni en qué mes comencé con mi afición.

Pero estábamos viendo Saber y Ganar en La 2. Estábamos compitiendo (siempre lo hacemos)  durante el reto final, junto con la participante del momento. Para los que no conozcáis el programa, deciros que consiste en adivinar una palabra, cuyo significado va leyendo una voz en off. Para ello ponen una columna en la derecha de la pantalla, con las tres primeras letras de las palabras a adivinar; se trata de ir encajando palabras y significados hasta el final y todo ello en un tiempo límite.

Faltaban tres grupos de letras: LUN, CAR, COM, y una de ellas era: "Pequeña mancha en el rostro u otra parte del cuerpo, producida por una acumulación de pigmento en la piel".

Congo y yo dijimos al mismo tiempo: Lunar.

Ahí, en ese mismo instante, nada más salir esa palabra por mi boca, sentí el deseo urgente de desnudar a Congo y pedirle que me dejase contar todos sus lunares. Al verme tan enfebrecida fue incapaz de negarse. Se tendió en el sofá, sumiso, mientras yo iba hasta el escritorio a buscar folios, lápiz y goma de borrar.

Lo primero que hice fue contarlos todos: los grandes, los pequeños, los minúsculos. El primer día conté 123. Al cabo de los meses irían apareciendo más. Y después de contarlos, con infinita paciencia y cuidado, dibujé un mapa de su cuerpo en el papel, con la situación geográfica de cada uno de ellos. También hice niveles para los que eran sobresalientes.

Cuando los tuve todos localizados, hice estadísticas por zonas del cuerpo, colores, formas... Descubrí que los lunares de Congo son caprichosos. Sí, ya sé que piensan que me lo estoy inventando, pero no es así. ¿Por qué si no en una pierna tiene 25 y en otra sólo 3? Sólo puede tratarse de un capricho, no me digan. He buscado e investigado y no hay ninguna razón lógica para que se sitúen de ese modo, es más, es totalmente infrecuente.

Desde aquel primer día, todos los lunes (escogimos el día de la semana por sorteo) sin faltar ninguno, siempre procedo al recuento, de un modo riguroso, como una tenaz investigadora.

Estoy convencida de que un día le nacerá mi nombre en su espalda, como esos dibujos que se forman a partir de los puntos que hay que ir uniendo. Lo presiento. Todavía no se lo he contado a Congo, podría asustarse porque él nunca ha querido sentirse atado a nadie y al  tener mi nombre en su piel podría pensar que es como una marca de posesión. Pero nada más lejos, yo se lo aclararé todo bien cuando suceda.

Le explicaré que mi nombre sólo le indicará el lugar al que volver, si algún día se extravía, el lugar que siempre va estar con las puertas abiertas, como un jardín al aire libre y que...

 

"Se dice que todas las personas del mundo
están relacionadas por una cadena de conocidos
de no más de cinco intermediarios.

Puede que no sea cierto.

Pero me gusta pensar que sí."

(escrito al comienzo del vídeo)

45 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hace un par de años hubiera pensado que era una invención literaria.
Ahora ya no lo tengo claro.
Tú eres capaz de eso y de mucho más.

Besos.

Dilaida dijo...

O luns, mentres vemos "Saber y ganar" ímonos pór a contar lunares, cópioche a idea.
Bicos

Asun dijo...

¿No será que eres tú quien mientras los cuenta los va moviendo de sitio para que acaben conformando tu nombre? :)

Besos

claudia dijo...

Por dios! que preciosidad de afición!

Milu dijo...

Embelesada me has dejado. Perfecto!. Tengo muchos lunares, pero hay uno (Te voy a dar una idea)en la palma de mi mano que me cautiva. Un día mirándolo me percaté que podía convertirlo en algo más que un lunar, así que de vez en cuando miro mi lunar y cuando la morriña me vence dibujo alrededor del lunar rayos solares y lo convierto en un sol. Tamaña tonteria me alegra muchos días.
Seguro que encuentras tu nombre entre los lunares, no me cabe duda.

Besos, Aldabra

muxica dijo...

Aunque no te lo creas, lo que tú haces con los lunares de Congo, me lo recomendó el dermatólogo hacérselo a mi socio. Cuando hay tantos lunares alguno puede cambiar y darnos un susto, aunque tú lo adornes de un precioso aire erótico poético . Muy bien traído.
Un biquiño

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Yo prefiero buscar montañas y valles.
Por cierto, vigílaselos mucho y muy de cerca. Por prescripción médica, ya sabes.

carapuchiña dijo...

Y tu nombre será su hogar. Que bonita práctica!

Titajú dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Titajú dijo...

A ver, que la del anterior comentario soy yo... Decía que ni de coña me pongo a contar los lunares del Cj, porque tengo derecho a tener días libres al mes, y creo que no acabaría nunca ;-)

Allan Smithee dijo...

estoy de acuerdo con lo caprichoso del lunar... yo que soy un "lunático" absoluto puedo decírtelo, que tengo unos 50 en un brazo y sólo 6 entre las dos piernas.

un abrazo, sirena aldabra
un placer leer tus historias

Chela dijo...

Es estupendo encontrar motivos en la vida cotidiana para hacer algo nuevo y divertido, como por ejemplo contar los lunares que tiene Congo. Estupendo también hacer de eso un orginal relato, y sobre todo concluir con la idea de que tu nombre, le sirva como indicación del lugar al que volver, si un día se perdiese.

¡Te ha quedado redondo!¡Como un lunar!.

Biquiños.

Silvia dijo...

"Yo puedo escalar los Andes solo, para ir a contar tus lunares...) (Shakira). Me ha encantado el texto. A mí, lo de los lunares es algo que me fascina. Creo que son una seña de identidad, como las huellas dactilares. A mí también me encanta observar los lunares de mi pareja :). Precioso texto. Un abrazo

fonsilleda dijo...

Me ha encantado el texto lunaroso. Os he imaginado a Congo y a ti, cuenta que te contarás y no he podido por menos que reirme.
Creo que el próximo lunes pensaré en vosotros.
En cuanto al nombre, a mí también me parece que cualquier día puede suceder.
Jajajaja.
Estupendo.
Bicos

BIPOLAR dijo...

Tu Congo es un dálmata.
¡Adoro el amor libre!

:D :D

(la canción es chulísima)

Es curioso, no más de cinco intermediarios...
curioso

BIPOLAR dijo...

Nunca te lo he dicho, pero me encanta tu colección de sirenas, mira que son chulas todas.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué paciencia! Pero, creo, como ASUN que los fuiste juntando hasta que conformaran tu nombre... Ay, ¡pillina! Besotes, M.

jg riobò dijo...

Importante tener un faro en forma de nombre para regrasar a puerto.

zeltia dijo...

[e despois teño dudas eu de que alguén me poida auturar a min...]

a min pare´ceme moi tierniño todo iso. e estou case segura de que non é un exercicio literario :-)

Isra dijo...

y despues que pasó, que pasó, que pasó, porque esto de los lunares tiene un componente de pasión muy divertido, eh jajajaja

Un beso cielo

Belén dijo...

No creo que sea tu nombre el que aparezca en su espalda... ¡será una sirena!

Besicos

LittlePan dijo...

Que maravilla. Me encanta lo de que algún dia los lunares van a escribir tu nombre en su espalda.

Un beso

Ío dijo...

Cuenta, cuenta, no dejes de contar sus lunares..... te has parado a pensar en los tuyos???? dile a Congo que haga lo propio jejejeejej puede ser muy divertido, un poco más, encontraroslos a la vez

Me encantó, sirena Aldabra¡¡¡
Bicos

Ío

semilla negra dijo...

El amor hace maravillas, seguro que aparece tu nombre en breve, ¿te ha contado Congo tus lunares? a lo mejor está tu nombre...y yo también digo como la otra ¿que pasó después?

Maca dijo...

TE DESEO DE TODO CORAZON UNAS FELICES FIESTAS DE NAVIDAD Y EBTRADA DE AÑO,CON TODO LO MEJOR QUE DESEES
BESOS

jordim dijo...

Me siento identificado con Congo..

iliamehoy dijo...

No encuentro una idea mejor que saber el lugar al que volver. Hermoso texto, moteado de ternura.
Una sonrisa

beker dijo...

Pues a mi sinceramente no me gustan, y eso que les tengo de varios colores. Besos

susana moo dijo...

Qué bonito, contar lunares. Ya llevar el control tan exhaustivo, como que parece un poco cansino.

Cornelivs dijo...

Feliz fin de semana, queridos amigos...!

Un enorme abrazo.

plinnn... dijo...

Volver al hogar!! ao fogar! me gusta que en gallego lleve la efe de fuego :) me ha encantado tu relato biográfico y televisivo :)) y lo de los puntos!! que me he visto todas las imágenes!! es el tuyo un mapa del tesoro fantástico :) y aderezado con música!! me gustan Delafe y las flores azules :))) hjom, suít hjom!!
jajaja mientras te leo escucho a mi hermano (con su nuevo móvil...): -no me gusta que mi propio móvil me trate de usted!!- jajaja, me ha hecho gracia :)
un biquiño muy grandeeee y muy feliz fin de semana :)) muásssss!!

plinnn... dijo...

PD: el médico no me ha querido dar el alta porque para ir a trabajar necesito el coche y no puedo mover bien el pie aún, aunque sí apoyarlo (resultado: ando como un pato...)
Antes no me había fijado en la sirena! queda muy bien :))
PD2: me apunto la peli de Margueritte :)))

Maripaz Brugos dijo...

Buaff, que bonito!! has llenado de poesia los lunares de Congo con un tono erótico muy particular.
Eres genial!!

El video, chulo, chulo...

Oye, en la entrada anterior, he visto que has estado muy cerca de donde vivo...que valiente, con la que está cayendo. Pero has sabido captar las bellezas que tiene Castilla como nadie.

La próxima vez avisamé, me gustaria abrazarte.

Un abrazo enorme y felices fiestas!

Ele Bergón dijo...

Soy seguidora del programa "Saber y ganar" y el "reto" es una de las partes que mas me gustan,pero nunca pense que este programa en apariencia tan serio,le llevase a alguien al erotismo como el que nos vas relatando. Muy buena idea.

Un abrazo

Luz

Abedugu dijo...

Pues parece que vas a contar mucho si todos los lunes te tomas ese trabajo.
Un saludo

mariola dijo...

Cómo unas cosas nos llevan a otras, verdad? tan tranquila que estabas tú viendo la tele...
Me gusta pensar que los lunares son caprichosos y que un día aparecerá tu nombre en su espalda, PRECIOSO.
un biquiño.

oliva dijo...

Qué bonito!! tus relatos e historias resultan muy especiales (creo que ya te lo escribí). Si te digo que yo también de algún modo, controlo las decenas de lunares que tiene mi "Congoyo". Tiene una piel muy blanca, sin apenas vello, que se enrojece e irrita, no solo en verano, si no también con el frío del invierno y el viento del otoño y de un tiempo acá le han salido muchos lunares. Como continue escribiendote este comentario, voy a perder la envoltura de cariño y dulzura que me han dejado tus palabras, por tanto, me encantó leerte.

La música suena muy bien.

Un abrazo.

Tonet dijo...

Bueno está claro q mejor no te molesto los lunes jeje, estás muy, muy ocupada ;)
Es una entrada entrañable y preciosa.
Me gusta tanto... tanto cómo escribes... :)
Besotes y feliz sábado sabadete¡¡¡¡

Chus dijo...

Bajo el nombre de Aldabra viene escrito otro nombre, si, Congo se ha quedado con uno e tus lunares, el mas pequeño , el mas suave y así a tu lado poder disfrutar de una hermosa "balada", la que, como dos seres bohemios que anhelan recorrer mundo y amar en el y ser amados comparten sin que les tiemble la voz, sin que se nuble su risa. Y llegados a este punto, esos lunares quizás crezcan y lleguen a formar un hermoso sendero por el que caminéis los dos juntos.
Un beso, Chus

Albino dijo...

Yo si creo en la cadena. Fijate como, con menos todavia, llego hasta el Papa.
Yo soy amigo de Paco Vazquez. Paco Vazquez es embajador en el Vaticano. Paco Vazquez frecuenta al Papa, luego yo estóy a tiro de piedra del Papa.
Pero y a mi que coño me importa el Papa.
Y en cuanto a los lunares, mucho cuidado que a mi uno en la cabeza se me convirtió en cancer de piel. Menos mal que no fue melanoma (el grave) sino uno simple que me lo quitó el cirujano con anestesia local (vi el espectáculo por television) y luego me tapó el hueco con un poco de piel del brazo.
Ya no se si pienso con la cabeza o con el brazo.
Besos

David C. dijo...

Pienso igual, que todos estamos relacionados. Y es por esa misma razón que el motor del mundo deberia ser el amor. No hay más cosa importante que el amor.

Feliz Navidad y Próspero 2011.

Juanjo dijo...

Con lunares o sin ellos, lo cierto debe ser que Aldabra ha dejado a Congo una impronta que él, pase lo que pase, nunca olvidará.

Besos.

Misón dijo...

Qué casualidad Aldabra, esta mañana, busqué delafé y pinché en este mismo vídeo y me encantó la frase, parece que etamos conectadas, un besito

Toupeiro dijo...

Que anticuado queda eso que se llama tatuaje.

Myriam dijo...

¡Chiassss! ¿Cómo pude perderme esta entrada de los lunares congoleses?

Ya decía yo que esto de "Saber y Ganar" traía algo erótico en la lanzada de las palabras.

¡jajajaja sigan disfrutando por sorteo o licitación!

Besos