sábado, 19 de noviembre de 2011

El muro

 

SAM_1947

Un día, después de más de diez años de matrimonio, le confesé al que entonces era mi marido, que no sabía lo que me estaba pasando pero que me estaba sintiendo atraída por un compañero del trabajo.

“Tienes que ayudarme”, le dije, “Porque yo quiero superar ésto a tu lado ya que es a ti a quien quiero”.

Un tsunami asoló nuestro hogar, nuestra pequeña familia.

Nada ni nadie fue capaz de parar el huracán de los celos.

Y otro día, Él me dijo:

“Tienes suerte, otro en mi lugar ya te habría pegado un tiro”

Palabras textuales.

Si en ese justo momento, Él me hubiese pegado el tiro de gracia, no me habría quedado más muerta.

Y con el miedo, llegó el insomnio.

Me acostaba en la cama, a su lado, con mucho cuidado de ni siquiera rozarme un ápice y casi sin atreverme a respirar, rígida y minimizando todos mis movimientos.

A Él lo iba venciendo el sueño.

Cuando ya me parecía que se había quedado dormido, muy, muy despacio, me levantaba de la cama. A oscuras y procurando no despertar al niño en la otra habitación, me ponía a salvo.

Me iba a la sala y me tendía en el sofá, tapada con la manta de cuadros, un poco más tranquila, pero no lo suficiente como para que mi cabeza consiguiera reposar, de tantos pensamientos como la agitaban.

“Tienes que hacer algo. No puedes seguir así. No es vida. Tienes que hacer algo. Haz algo ya. Decídete. Saldrás adelante, no te va a pasar nada. No tengas miedo. No será capaz de hacerte daño. Dice esas cosas pero no las siente. Te quiere mucho. No tengas miedo. Él es bueno pero ya no eres feliz. Tienes que dejarlo…”

A veces ni siquiera me tendía, simplemente me envolvía en la manta, como un indio y sentada en el sofá, me mecía. Adelante, atrás, adelante, atrás, tratando de dejar la mente en blanco porque ya no podía más con mi carga.

Meses de infierno.

Me llevó un tiempo reunir el valor.

Tomar una decisión.

Alejarlo de mi vida.

Para siempre.

 

[Otras no han tenido la misma suerte que yo.
No puedo dejar de pensar en ello cada vez que me golpea,
una nueva noticia de violencia de género]

La foto es de Lanzarote.

Y la canción no tiene nada que ver con el texto,
pero es que la escuché hace unos días
y no puedo dejar de oírla.
¿No os sucede algunas veces lo mismo?

38 comentarios:

rubo dijo...

Y, sin duda, hiciste bien. Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Desde luego.
Otras no han tenido tanta suerte y han sido asesinadas por unos bestias que dicen que las quisieron alguna vez.

Besos.

Froiliuba dijo...

Y no se si es un simple texto o si es autobiográfico, pero los "pelos de punta".
Ojalá todas reunieran la fuerza y la autoestima suficiente para escapar de semejantes elementos

bicos

Froiliuba dijo...

te dejo un enlace

es un artista de manga, tiene no solo estas, bucea en su espacio que hay un sireno de lo mas curioso

http://pan-sayan.deviantart.com/gallery/32652357

pancho dijo...

Mejor protegerse ante las tempestades de incomprensión. No hemos sido educados para compartir tanto. Eso dicen.

Foto preciosa, azules y verdes en armonía.

Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Es que cuando te pierden la confianza, todo se hace MUY cuesta arriba. Lo mejor es no decir nada pero eso se aprende al andar, queridiña. Besotes, M.

Dilaida dijo...

Es la mejor decisión que pudo tomar, lo grave es que muchas no tienen tiempo a tomarla y si la toman las matan igual.
Bicos

Abejita de la Vega dijo...

No, mejor no decir nada. Y menos aún si es un cactus.

Tus relatos me dejan pensando...

Besos

Chus dijo...

He visto a tantas mujeres flaquear, dar marcha atrás, después de haber dado el primer paso, es difícil muy difícil, pero no imposible, muchas lo han logrado y muchas más lo harán.
Un besiño y feliz fin de semana

Asun dijo...

Ante situaciones así lo mejor es poner distancia de por medio. No tiene que ser fácil, pero más difícil debe de ser vivir con ese infierno.
Algunas, aun habiendo tomado la decisión y habiéndolo alejado de su lado, acaban siendo víctimas de quienes dicen que las quieren.

Un beso

Alma en el verso dijo...

¡Qué fuerte!! sabia decisión la tuya... ante algo así hay que ser tajante, valiente y decidida.

El Drac dijo...

Pero si el hombre está golpeando ¿por qué no separarse? y por qué, además de ello, decirle que está siendo atraída por otro hombre; ¿no es esto acaso enceder la mecha de un polvorín??

A mí me parece que hay una insanía en él y en ella; en todo caso, qué bueno se terminó separándose.

Un gran abrazo

semilla dijo...

Venía una chica a limpiar a casa que me dijo: "mi marido es muy bueno, no me pega" te hablo de hace muchos años...era lo normal, que pegaran y uno como el suyo era la excepción...lo digo porque así me lo contó ella, era raro, no era normal.....y por eso era bueno....no se como se puede acabar con esta plaga pero me preocupa enormemente ver el nivel de machismo que hay entre determinados jovenes (de ambos sexos) en algunos cutre programas de tv...ellos macarras y machistas y ellas solo pendientes de ellos, de agradarles, de conseguirlos...en fin ¡vamos a peor!

Manolo dijo...

Es una cuestión de inmadurez y de sentido de posesión. Si no tiene seguridad y se le plantea una cuestión como esa, se le rompen todos los esquemas.
Lo que más nos falla es el sentido de libertad, la queremos para nosotros pero se la recortamos a los demás, sobre todo a las mujeres (entre ellas, también).
Besos(estos días, en los que vuelven a correr los arroyos , me ha parecido ver alguna náyade solazándose, ¿no serías tú?)

beker dijo...

Es tan difícil cambiar la historia, recomponer todas las deudas de la complicidad, superar el miedo de la seguridad. Muchas personas buscan el atajo más rápido para no enfrentarse al dolor.

Abrazos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hay que tener mucho valor para salir de esas situaciones. A veces, además, se cuenta con la incomprensión de la familia y la poca ayuda de los amigos. Menos mal que la sociedad ha cambiado, aunque aun queda mucho camino por recorrer.

Myriam dijo...

Suscribo al comentario de Pedro que me precede.

La historia me llegó al alma y pegó fuerte.

Besos

Belén dijo...

¡¡Fuiste muy valiente!!

Besicos

Myriam dijo...

Veo que hay algunos comentarios que hablan de que es mejor callar: "callar y.... aguantar"

¿Y eso es una relación de pareja?

No, no lo es: Es una relación DESpareja.

Porque hay temor de abrir el corazón y hablar de lo que anda bien o mal en la pareja.

En tu relato, si está entrando otra persona: es porque algo andaba mal y había un lugar vacío, es decir una carencia afectiva.

Los conflictos en las relaciones humanas unicamente se pueden resolver escuchando activamente al otro y hablando, para compartir así lo que le pasa a cada uno.

zeltia dijo...

El relato está bien y abogando para abandonar a los hombres que causan mal trato.
Pero a mí me parece que ninguna mujer cuyo marido es celoso en extremo o violento,
se le ocurra tan siquiera comentarle que se siente atraída por otro.
Ni se le pasaría por la cabeza comentarlo.
Bueno, eso es lo que pienso yo, en mi línea tan realista
;-)

Maripaz Brugos dijo...

Una historia muy real y con un final despues de todo positivo. No todo el mundo tiene esa valentia para tomar esa decisión y cuando lo quiere hacer es demasiado tarde.

Paco Cuesta dijo...

Conseguir salir de esas situaciones de un modo "civilizado" es muestra de gran esfuerzo personal, que como bien dices no todos/as son capaces de llevar a cabo.
Un abrazo.

mariola dijo...

Se me ha erizado toda la piel.
Ahora, perdonar al pasado para que no haga más daño y seguir adelante.

Milu dijo...

Hiciste lo correcto y comprendo esa angustia antes de tomar una decisión como la que tomaste.
"Siempre recto hasta la mañana".
Bien!

Besos

Ele Bergón dijo...

A veces es difícil tomar decisiones, por eso no salimos del conflicto. Cuando por fin lo hacemos creo que nos sentimos más tranquilas o tranquilos y ante el menor signo de violencia lo mejor es cortar.

Un abrazo

Luz

claudia dijo...

Esto se me hace tan familiar, que me da reparo hasta comentar.


Besos

susana moo dijo...

Tremenda lacra, poseida por el miedo meciéndote adelante atrás, adelante atrás.

Urge gritar.

Lunática Shop dijo...

Muerta me acabo de quedar yo...
He escrito un artículo que saldrá el día 25 con motivo del día internacional contra la violencia de género y me ponía en la piel de quienes la sufren a diario y me acababa poniendo mala...a mí gracias a Dios lo más que me han hecho ha sido psicológico y corté a tiempo. Hoy por hoy, como tú, estoy feliz con mi "Congo" particular y me alegro de corazón por ti, porque supieras romper los lazos y porque a día de hoy puedas contarlo. Besos lunáticos ;)

DANI dijo...

Joder!! En este mundo de locos no dejamos de huir por todo...

Felicidades por tu valentía, ahora hay que intetar ayudar a las que no tiene esa fuerza.

Besazos enormes

Elena Casero dijo...

mucha suerte has tenido. ¡qué barbaridad¡

Taty Cascada dijo...

Se necesita valor, coraje, fuerza para despertar, sobretodo cuando la familia no lo entiende, a la sociedad no le interesa y los amigos no existen.
Un beso

mobtomas dijo...

Que relato más impresionante. me ha dejado triste la experiencia relatada, pero asombrado del valor que se tiene para dejar atrás una situación así. Un abrazo Aldabra.

Sergio dijo...

Por fortuna, hay final feliz.

MucipA dijo...

No debemos dejar que nos posean hasta ese punto, es injusto y las injusticias deben pagarse.

PD: Me encantó tu MEME aunque no llegué a tiempo de dejarte comentario en su momento, ¡muy auténtico! Valió la pena la espera.

Gracias.

Biquiños

Lan dijo...

Las personas no estamos preparadas para las sinceridades. Y nos parecen confesiones ocultas porque vivimos instalados en el silencio, cuando no en las mentiras.
Tu relato, sin más, me ha dejado aterrado.
Bicos.

Lía dijo...

He sentido ganas de abrazarte y no decir nada, sólo abrazarte..

Tonet dijo...

Brutal! se me pusieron los pelos como escarpias...
Crees conocer a alguien y un buen día te das cuenta que vives con un desconocido.

Besote sirenita

moderato_Dos_josef dijo...

Casos que se dan en los matrimonios. Si ocurre una vez tienen solución, pero si se empieza a repetir quiere decir que uno de los dos ya no desea al otro y entonces es cuando empiezan los graves problemas que acaban en separación....

Bsos.