viernes, 30 de marzo de 2012

Ahora es una gran mujer


Imagen0124
Un día fue una mujer triste.
Que pensaba triste.
Así:

“Hoy hace uno de esos días apagados en los que me faltan fuerzas hasta para hacer la cama.

Esta noche soñé con agua. Caía desde lo alto de una fuente de piedra. Y me arrullaba. Me mecía. Tenía la sensación de que nadaba en un mar de sollozos. Buceaba por entre las transparencias cristalinas hasta llegar a tus ojos acogedores. En el fondo. Muy en el fondo.

Hoy hace una de esas tardes lánguidas que no se desperezan ni con café amargo ni con té verde.

Así que decido no hacer la cama y olvidarme de las obligaciones. Me desnudo y me cobijo entre las sábanas blancas arrugadas. Enciendo la vela de lavanda en la mesita de noche, y me pongo a enredar en la radio. La música macedonia me transporta a aquel verano en el monasterio, cuando el dolor agudo me hacía arañar una y otra vez las piedras de las paredes frías.

Hoy hace uno de esos días, en los que sería mejor, simplemente, no estar.”

Un día fue una mujer triste.
Pero ahora es una gran mujer,
que a través de la ventana
ya es capaz de ver el mundo en colores.

bnparcial

 

Las dos fotos son de Senia

28 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Me alegro infinito por ella.
Que disfrute del mundo y de todos sus colores.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Siempre lo había sido, pero no se había dado cuenta.
Besos.

Manolo dijo...

Y si sale más allá de la ventana será más grande, porque se ampliará su mundo.
Felicita a tu "niña" por las fotos.
Besos (para las dos)

Asun dijo...

¡Qué bien que pudo cambiar los colores de su mundo!

Besos

violeta dijo...

Qué preciosa mirada la de la mujer triste que ha sabido sacar el color a la vida...precioso canto .
Las fotos son estupendas. Felicita a Senia, para ti un gran abrazo, sirena

Luisa Horno D dijo...

Sí, gran mujer siempre lo había sido. Con los altibajos propios de la vida. Muy bonito, Aldabra, y muy verdadero.
Besos.

Dilaida dijo...

Fermoso e as fotos de Senia tamén.
Bicos

zeltia dijo...

la foto de arriba la reconozco, claro, está hecha desde la domus, nas lagoas, na coruña,
a outra non.
o texto esta vez son dous textos, un incrustado no outro,
porque un faise independiente aunándose coas fotos. os dous están ben, pero
un dia fue una mujer triste tiene fuerza así solo con un par de frases y el apoyo de las fotos, me gusta esa conjunción.

zeltia dijo...

Acabo de releer lo que escribí y creo que quedó un poco confuso: los dos textos me gustan mucho, cada uno en su estilo, uno más trabajado, más literario, más cuidado en la forma, y el otro, el de cuatro frasecitas más fresco y espontáneo, cortito, como una instantánea de polaroid.

Abejita de la Vega dijo...

Démosle la bienvenida al mundo de los colores. Preciosas fotos.

Biquiños

Myriam dijo...

Somos lo que pensamos y cambiar la calidad de los pensamientos puede llevarns a terrenos insospechados.

Me gustó tu relato.

Besos de colores

Merche Pallarés dijo...

CHAPEAU!!! Las fotos de Senia, ideales. Besotes, M.

virgi dijo...

He paseado por tu blog y me quedo. Desde la ventana he visto a la mujer nueva y una preciosa caracola en las manos de la vida.
Besos

Paco Cuesta dijo...

Abandonarse a ratos es tan necesario como respirar.
Besos

Belén dijo...

Es bonito leerte así

Besicos

irene dijo...

Me alegro por ella, y por los que la rodean, es triste estar con alguien triste, aunque ¿quién no ha tenido alguna vez días de esos?, lo importante es ser capaz de volver a ver el mundo de colores.
Precioso relato.
Biquños, Aldabra.

El Pinto dijo...

Cambiar la tristeza por la alegría, ver la vida con todos sus matices y disfrutar de la libertad, es imprescindible y necesario para quienes deseamos vivir.
Me gusto esa ilustración que nos abre a un mundo desde la ventana que son nuestros ojos.
Besos

beker dijo...

Las miradas en blanco y negro deben dejar paso a la luz, que es vida. Muy gráfico.

Abrazos

mariola dijo...

De vez en cuando la tristeza asoma de nuevo.
Pero esta mujer sabe ya que aunque asomen días tristes el ahora es diferente y gracias a su fuerza sabrá enfrentarse a las inclemencias.
Ahora es una nueva mujer.
Y me alegro.
biquiños.

mariola dijo...

Se me olvidaba: me encanta la segunda fotografía.
bicos.

Chela dijo...

Siempre hay días bajos, días tristes, de desgana... Lo importante es abrir la ventana, salir, andar, caminar con la gente, buscar amigos, sonreir, y confiar en encontrar el confort y el ánimo de un abrazo.
Y si vuelven días tristes, volver a abrir la ventana y salir. Así una y otra vez. Eso es vivir, no dejarse vencer ni por la tristeza ni por la desgana.
Un abrazo muy fuerte.

Lunática Shop dijo...

Pues prefiero a la gran mujer que lo ve todo de color. Por cierto, la foto de la ventana...me la llevo ,)
Besos obesos

A nena do paraugas dijo...

Difícil tarefa conseguir ver o mundo en cores! Sempre ha de haber algo que poña un toque gris nos días...

Pero en fin, supoño que será cuestión de agardar a que a vida descrubra as súas tonalidades!

Bicos.

guillermo elt dijo...

Hoy, el mundo, mira desde afuera a dentro y ve una gran mujer.

Besibrazosssssssssssssssss

guillermo elt dijo...

Olé con las buenas costumbres... jeje... es que casi todo el mundo tiene ess asquerosas letras monigotas que hay que descifrar... jo

Besibrazos muchos más

Misón dijo...

Precioso Aldabra. Es bueno pasar por la tristeza siempre y cuando tenga un final de foto como el de la ventana. La foto está chulísisma.

Alma en el verso dijo...

Una historia sencilla y entrañable que unida a la música de Bob Dylan, me llega muy hondo.
Un abrazo, Aldabra

Juanjo Montoliu dijo...

Es difícil salir de ese estado que has descrito tan bien. Sólo las grandes mujeres saben hacerlo. Pero la gran mujer también está dentro de ese espíritu derrotado.

Besos.