martes, 29 de abril de 2008

Indiferencia (Por Golem)


No tengo muy claro si fui yo mismo quien la echó, o fue ella la que huyó o es que ella no me soportaba mas. O quizás fue al revés y fue ella la que me echó, o fui yo el que huí o era yo el que no le soportaba más.

También es verdad que fue algo progresivo, quizás por eso dolió menos. O a lo peor es que no nos importábamos el uno al otro tanto como ambos podíamos llegar a pensar y en el fondo sabíamos que todo iba a acabar así.

Mientras estuvimos juntos hay que reconocer que todo funcionaba bien, hablábamos, nos reíamos, discutíamos, pero todo acababa arreglándose. Era una relación de respeto mutuo, ahora que lo pienso, mas que amor era compañía, quizás nos hacia falta a ambos tener a alguien en quien cobijarnos, un regazo en el que descansar y un lugar donde lamernos las heridas.

Quizás lo que paso es que las heridas acabaron por cicatrizar y abandonamos el calido refugio que teníamos el uno en otro para volver a probar fortuna en el mundo exterior.

Fuese lo que fuese el caso es que no nos volvimos a ver. Y lo peor es que no me arrepiento de que todo se haya acabado.

Indiferencia.

13 comentarios:

Eifonso Lagares dijo...

Vamos que fue bonito mientras duro y nos interesó, queda cariño.

UN beso

Wycherly dijo...

Por que nada es para siempre el "amor" acaba, lindo mientras tanto.

38 grados dijo...

una relación sin llama acaba extinguiéndose. No podemos ni debemos pretender tener un fuego amplio y vivo en toda una relación, pero tiene que existir siempre esa llamita de ilusión por tu pareja. un beso

Belén dijo...

Bueno, mejor... así no hay sietes ni cosas tristes ni nada...

Besos

Sol solito dijo...

Que jodido no saber diferenciar en el momento el Amor con Compañia-Amistad. Pero eso suele pasar. Besos.

aunqueyonoescriba dijo...

ufff quizás fue amor... pero pasó, se deshizo, la indiferencia no deja pie a la duda...

d2 dijo...

Pasa, mas de lo que uno quisiera pero pasa muchas veces. Estupendo el relato...

Juanjo dijo...

Me gusta el relato, está muy bien escrito, pero no me convence el final. Pocas relaciones terminan con indiferencia; aunque las queramos vestir con ese traje.

Gracias por tu visita.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Todo tiene un final. Todo.

STEVE dijo...

COM DIUAM GOOD BYE LOVE
MUY INTERESANTE
ABRACITOS

Silvia dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Juanjo. Esa indiferencia más bien está vestida de orgullo. Yo creo que el autor sigue sintiendo algo, pero su orgullo es más fuerte como para dar las verdaderas razones . Este autor se miente a sí mismo.
Una relación de muchos años en la que se comparte intimidades, penas y alegrías, una relación tan intima no puede terminar con indiferencia.
Saludos

Fermina Daza dijo...

En el mejor de los casos, el amor queda reducido con el tiempo a eso, a una compañía, a un refugio seguro, a la costumbre. Lo malo es que a veces, esa rutina insulsa nos hace imposible la vida, en ese caso, lo mejor es salir o que te echen, lo mismo da, que da lo mismo.

Saludos

Kiri_dido dijo...

El amor tiene fecha de caducidad como la pasión, la tristeza, la alegría, etc. Asi que yo creo que lo mejor es irse cuando el amor ha muerto sino, es una tortura para los dos:-).Un beso.