martes, 15 de julio de 2008

El spinning y yo



Decididamente el spinning me gusta. Y me gusta por muchas razones.

En primer lugar, hacer ejercicio me resulta muy satisfactorio. Sesión a sesión mi cuerpo se va moldeando, endureciendo y noto que tengo fuerzas y energías renovadas.

En segundo lugar, durante la hora que estoy allí machacándome no pienso en nada. Consigo poner mi mente en blanco, concentrada solamente en mantener con mis piernas y brazos el ritmo de la música. Y en respirar lo más armoniosamente posible para no ahogarme.

En tercer lugar, lo que más me gratifica es comprobar como resisto al lado de los chicarrones del norte que pedalean y sufren como yo, única mujer de la clase. Sí, esto último hace que crezca mi ego más que ninguna otra cosa. Los veo por el espejo esforzándose mientras les resbala el sudor por cada poro de su piel. Entonces siento que ya no soy el sexo débil. Puedo ser como ellos si me lo propongo. Incluso alguno me mira a hurtadillas a ver como resisto, momento que aprovecho para redoblar mis esfuerzos y pedalear con más pasión y más entrega. Que no se diga.

Físicamente me encuentro genial pero psíquicamente no sé qué pensar. ¿Qué opinan ustedes? Esta noche pasada soñé que golpeaba como una posesa uno de los sacos que hay en el gimnasio para las clases de kick boxing. Lo hacía genial. Mis puños batían con una agilidad y con una certeza dignas de las mejores películas. Tal vez imaginaba que golpeaba a alguien de ese modo porque como toda hija de vecina también tengo una vena un poco animal y tuve ganas en alguna ocasión muy puntual de romperle la cara a alguien o cosérsela a bofetadas. Bravuconadas. Toda la fuerza se me va siempre por la boca y no paso de ahí. Sólo palabras. Pero ese deseo contenido sigue latiendo y manifestándose como puede. Esta vez lo hizo por medio del “inconsciente”. De todos modos quiero probar. Esta tarde preguntaré si puedo asistir a una de esas clases y ya les contaré. ¿Y si resulta que el Kick Boxing es el deporte que mejor liberará mi estrés? ¿Y si el sueño es la señal?

Porque…

¿Ustedes creen en las señales? Yo tengo una que no falla. En tres ocasiones en las que encontré una araña en mi casa me ha pasado algo malo. Pero no se trata de una araña cualquiera no. Ha de ser una de esas arañas enormes y negras. Ya se imaginarán. Lo que no se imaginan es que tengo fobia a las arañas lo cual hace todavía más desagradable todo este asunto. Sé que no se creen nada de lo que digo por eso voy a contarles brevemente lo que sucedió en cada una de las ocasiones.

La primera vez era verano, por la mañana y yo estaba vistiéndome para venir a la oficina. El que era por aquel entonces mi marido estaba en la cama. Todavía me veo de pié descalza en la alfombra de lana mientras descubro en la sábana una de esas arañas de las que le hablo. Al poco tiempo, muy poco, nos separamos.

La segunda vez era verano, por la noche y yo no podía dormir así que me levanté de la cama. Me dirigí al salón también descalza y nada más encender la luz descubrí en la mitad del farrapo de color crudo otro de esos bichos repugnantes. Supe que iba a pasarme algo, no tuve ninguna duda. Al poco tiempo la relación que mantenía se rompió sin explicaciones.

Y la tercera vez y última por el momento también era verano. Acababa de ducharme cuando ya de pié ante el lavabo me secaba el pelo. No sé por qué miré hacia la bañera. Algo negro me llamó la atención. Ya se imaginan lo que era ¿verdad? Sí, una araña que no sé de dónde demonios había salido. Esa misma noche tenía una cena. Llegamos al restaurante, nos instalamos y nos sirvieron el primer plato: langostinos. No bien comíamos el primero cuando alguien empezó a ver que salía humo de la cocina. Pronto empezó el revuelo de camareros y con discreción y serenidad nos dijeron que desalojáramos el local porque se había producido un incendio en una de las freidoras industriales. Cuando salimos del restaurante el humo ya lo había invadido todo. Hasta tuvieron que venir los bomberos.

Y digo yo ¡como para no creer en las señales!, ¿no les parece? Pero bueno, no sé porque me he puesto a contarles todo esto que no viene a cuento de nada. Me lanzo, unas cosas llevan a otras y acabo por peteneras. Tienen que perdonarme.

¡Que tarde es! Tengo que preparar ya la bolsa del gimnasio. Espero que no se me olvide nada como es habitual. Y ya saben, mi recomendación es que practiquen ejercicio físico. No tienen más que verme a mí para animarse. Este cuerpazo que tengo… de la cabeza no hablamos que eso es harina de otro costal. Tampoco hay que entrar en detalles.

Que sean felices.




24 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Si alguna vez nos conocemos y voy a tu pueblo, recuerdame que me aloje en un hotel, jo, con el asco que le tengo a las arañas....

Te recomiendo que le arrees al saco, a mí me va muy bien, me gusta, me compre unos guantes especiales, la primera vez me abrí los nudillos, y ahora es una gozada, me relaja muchísimo.

Besos.

Javier Martinez dijo...

Mi "desaparición" se debe a diversos factores. Ordenador en coma, conexión que deja mucho que desear, crisis emocional, crisis creativa, estrés laboral...en resumen, alguna de las miserias de la vida moderna. Pero lo que cuenta es que he vuelto.

Tu historia con las arañas se podría interpretar de otra manera. ¿Y si en lugar de ser un bicho agorero fuera en realidad tu Guía o Animal Totémico que, más que anunciarte próximos malos augurios, te advirtiera de algún peligro?. Ya sabes, algo así como una Araña de Guarda.

Saludos!

PD: Si lo que quieres es huir, pedalea con la bici estática. Si lo que quieres es enfrentarte, golpea el saco. ;)

STEVE dijo...

Por lo que cuentas, creo yo que la mala suerte no es producida en ninguno de los casos por ver a la araña negra, el estudio sobre tus relatos que vengo realizando da la conclusion inequivoca que la verdadera razon de tu mala suerte en esos momentos fue sin dudas:

en los dos primeros casos te levantas de la cama con el pie izquierdo.......malo, malo, malo, sigo, que va pa mas.........lo del restaurante no tiene nada que ver con la araña, haz memoria, recuerdas en esa esquina antes de llegar al restaurante que viste, si piensa!!, te cruzaste con el.... si te miro, tu disimulaste, pero le viste........
recuerda...... eso es!!! el maldita gato negro de la bruja....... joer asi, pues claro como no vas a tener mala suerte, ya te dije que no fueses a ese restaurante ya que tenias que pasar bajo una escalera, tu ni caso, te dije que te lebantaras cada dia con el pie derecho,..... tu ni caso......joe...... si al final pondras velas negras para decorar navidad, ya veras........
ajajajajajjajajaj
jjajajajajaajjajajja
jajaajajajajaajajajaj
bromas a parte...... besos y MOLTA SORT.
pd:pobre arañita proxima, lo que la espera!!!

Anónimo dijo...

"Tal vez imaginaba que golpeaba a alguien de ese modo porque como toda hija de vecina también tengo una vena un poco animal y tuve ganas en alguna ocasión muy puntual de romperle la cara a alguien o cosérsela a bofetadas. Bravuconadas."


con esto me quedo, tengo la misma sensación, jejeje


saludosss

Juanjo dijo...

Practica kick boxing, y la próxima vez que te encuentres una araña le lanzas un directo a la mandíbula. Se acabará la mala suerte.

Un besazo.

J.C. dijo...

Pegar a un objeto inanimado al que puedes identificar con cualquiera que te cae mal y zurrarle sin que devuelva los golpes es algo que libera unas cantidades de adrenalina que no te puedes ni imaginar, sobre todo cuando llevas unos cuantos dias de medio bajon. Si a eso le unes tres o cuatro gritos combinados con los golpes la energia liberada se multiplica, luego llegas a la ducha y te sientes muy cansado, pero tambien muy a gusto.
Si lo pruebas ya me contaras ;)
Un besazo prima.

aunqueyonoescriba dijo...

ufff yo es que con el deporte tengo un problema... no veas como te admiro!!

yo es que en las premoniciones no creo, ni en las señales ni en nada... pero oye mira las arañas te previenen... no provocan lo que pasa, pero te avisan de que va a llegar!

Fortimbras dijo...

Acabo de subir de la piscina cuando leo tu comentario. Hoy fue un dia caluroso y pase mas tiempo en el agua que lo habitual. Como no soy capaz de estar quieto, nado los 25 metros varias veces. Creo que hoy llegue a cerca deel millar, (de metros, no de largos).
El gimnasio lo dejo para el invierno, con su piscina climatizada y muchos aparatos que veo, pero no puedo tocar. A mi edad los unicos permitidos son la bicicleta estática, la cinta transportadora y un poco los remos.
¡Que se le va a hacer!
De todas maneras el deporte siempre fue una constante en mi vida: futbol, rugby, hipica, fronton de pala y mucho tenis (el padel no se había inventado). Reconozco que en todo fui bastante malo, a pesar de lo cual supe elegir a los peores para ganar algun trofeo.
Asi que sigue con tu gimnasio y esos deporte-danza modernos para que tu cuerpo, muy juvenil por cierto, se mantenga en plena forma.
En cuando a las arañas....ufffffffffffffff. Evita la próxima o en todo caso contarresta sus efectos haciendo vudú, es decir clavandole un alfiler.
Un beso

Wycherly dijo...

Menos malque al verlas no se decidieron a picarte porque entonces si se arma la grande!!!!

Bien con el ejrecicio sigue asi.

Saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Yo me lo tomo con más calma: camino. Mucho. Y cuando veo una araña pienso en las moscas.
Besos veraniegos.

asbeirasdoarnego dijo...

Tranquila Aldabra, vete sin prisa pero sin pausa.
Un Saludo

Belén dijo...

Buf, no me extraña que con las arañas te pasen cosas, creo que es el unico animal que le tengo verdadero asco!!!

besicos

d´Agolada dijo...

No conocía la palabreja, la verdad es que no soy mucho de gimnasio, prefiero salir por ahí a correr en bici a meterme en uno, aunque al final, lo que cuenta es hacer deporte no donde jaja. Besos

KUKA dijo...

Joder, que asco me dan las arañas, no las puedo soportar, es superior a mi, aunque es verdad, que son como tu amuleto, ya sabes que algo pasará........, aunque me siguen dando asco que conste en acta.
Lo de el spinning, no sé, quizás con más gente será divertido, pero yo la tengo en casa y me aburre ponerme en ella, si fuera otra cosa, ya veríamos, bueno que me desvío......, si es verdad que la bici, quita muchas tensiones, así que chica, dale mucha caña.

Juan Luis dijo...

Hola.

La práctica de ejercicio es un beneficio a corto y largo plazo. Tendría que ser tan prioritario como el comer o dormir. Hay que huir de la vida sedentaria.

En cuanto a las arañas, sospecho que ellas tampoco terminarían muy bien paradas de aquellos encuentros, ¿o no?

Saludos.

Anónimo dijo...

a mi me pasa lo mismo...pero con otro bichejo, grrrrr...¡¡¡¡¡
y sabes que?lo cazo vivo, superando el asco, y lo suelto a la calle
asi gano al destino, o eso creo.

Silvia dijo...

Hola, preciosa:
vengo a despedirme por un tiempo y también decirte que no veo mal lo del kick boxing. Lo digo porque mi compi de primaria es campeón de ese deporte (5 veces campeón de españa y subcampeón de europa). Es una persona de lo más pacífica y tranquila, ahora pero eso sí, debe meter unas ostias.. (con perdón). Él lleva en este deporte desde los 12, y ya te digo que es la persona más tranquila, pacífica y reflexiva que conozco. Yo también he pensado en hacer una clase de deporte así. Tal vez también me venga bien soltar adrenalina, porque soy tan pacífica y tranquila, que todo lo callo y lo meto para dentro y muchas veces me hace daño.
Lo de las señales, yo más bien tengo intuiciones. Cuando a alguien le va a pasar algo malo o a mi, me pongo a llorar como alma en pena y no sé por qué. La última vez fue dos días antes de que mi novio me dijera que ya no me quería, bueno, esa fue la penúltima, la última cuando este año se declaró un incendio en la casa de alquiler en le que vivía. Cosas de meigas.
Bueno, preciosa, te deseo un buen verano y sigue cuidando ese cuerpazo.
Un abrazo

jg riobò dijo...

Yo cada vez más parado, sólo ando.
El furor cede a la calma.

Aldabra dijo...

Toro: así que me saliste boxeador... vaya, vaya... y aún con esas escribes esos poemas tan negros... uy,uy,uy...
podrás alojarte en un hotel pero las arañas viven en todos los lugares, nos guste o no.

Javier: Espero que te hayas recuperado de todas tus crisis y estreses, si no es así pide ayuda que te daremos algún consejillo que otro... je je je... Me gusta tu teoría sobre las arañas... es más, he pensado mucho en ella.
Y siempre siempre me enfrento, no me gustan las huídas.

Steve: Anda que no me he reído... pie izquierdo, gato negro, escalera...

Anónimo: ¿vamos juntos a apuntarnos al kick-boxing?

Juanjo: Ten por seguro que aún sin saber kick-boxing me las arreglé muy bien... je je je

J.C.: si me pongo tan estupenda como la chica de tu blog, me apunto ya...

Aunqueyonoescriba: el deporte es sano... yo voy sobre todo por la ansiedad... soy un cúmulo de nervios y siempre se me está contracturando la espalda, el masajista no da hecho conmigo... imagínate que no me moviera un poquillo...

Fotimbras: así te conservas de bien... que ya me gustaría a mí... con la hípica fíjate que no me animo, me dan miedo los caballos...

Wych: espero que no se atrevan a picarme... hasta ahí podíamos llegar...

Pedro: Caminante no hay camino, se hace camino al andar... así haces esas fotos tan fantásticas... que se echan de menos estos días...

Asbeirasdoarnego: Gracias por visitar mi blog, pasaré a conocer el tuyo.

Belén: yo les tengo fobia pero fobia verdadera... Congo siempre me dice que porque no hago terapia y yo le contesto que ya tengo bastante terapia con lo que tengo sin añadir más... je je je

d´Agolada: en los deportes hay muchas palabrejas extranjeras... hasta nos hemos inventado el footingo que en inglés no existe esa palabra, que ya es decir...

Kuka: lo del spinning era divertido y me gustaba realmente pero es muy muy duro... y mira, yo ya no estoy para esos trotes, así que ahora sigo con mi método Curves...

Juan Luis: tus sospechas son totalmente ciertas... no salieron muy bien paradas... porque mira... por mucho asco que me den al final siempre reúno el valor y las machaco bien machacados... vamos, que no las resucita ni el mismo Dios...

Anónimo: pues respeto tu forma de actuar, ojalá yo pudiera...

Silvia: Bueno, a estas alturas ya se que tu despedida no ha sido del todo definitiva porque has vuelto a escribirme y claro está, me alegro... de todos modos, lo dicho, si te vas pues cuando vuelvas pásate que te esperamos...

Respecto al llanto, si tuviese que pasar algo malo cada vez que lloro... ¡sería terrible!... soy muy llorona, bueno ahora menos con las pastillas... pero era muy muy llorona... no veas las lloreras que me montaba yo solita...

Jg riobó: tú como Pedro, andando andandito... me parece estupendo, el aire libre siempre viene bien, sólo que yo como no me apunte a un gimnasio y pague y todo eso pues como que nunca encontraría tiempo para salir a caminar... eso sí que me daría pereza, y me encanta caminar que conste, pero lo de salir me puede...

besiños a todos y gracias por vuestros comentarios... se me olvidó hacerlo antes, espero que me perdonéis.
Aldabra,

horabaixa dijo...

Hola Aldabra,

Que bueno hacer ejercicio. Pero te voy a dar un consejo, dosificate...
jajajajaj, es mejor esforzarse un poco menos pero más continuado. Te ayudara fisica y mentalmente, es bueno para las dos cosas.

Referente a las arañas puedes pensar que es casualidad o haberlas haylas......

Bicos

Enredada dijo...

Hay que creer en las señales...
y el ejercicio no me gustaaaaaaaaaa! detesto hacerlo, pero como hago teatro se camufla con otras cositas y se me hace más liviano!
por lo menos no pienso que es gimnasia!!!!
jajajaja
Te quiero.
Gracias por tus palabras, recuerdo a la amiga de Senia...es horrible que esto pase.
te quierooooooooooooooooooooooooo!

Elena dijo...

Hola Aldabra... acabo de dejarme caer por tu blog y sólo decirte que me ha encantado lo que escribes... Yo siento algo parecido en mi gym... bueno, en realidad lo sentía cuando estaba en forma y, como bien dices, me sentía fuerte y no me amedrentaba ante los chicos (en mi clase de capoeira hubo un tiempo en que era la única chica) Por cierto, te recomiendo 100% las clases de kick boxing, aerobox, body combat o similares: pegar puñetazos (al aire) desestresa que da gusto.
Por cierto, yo también creo férreamente en las señales... y tu historia de las arañas me ha recordado alguna historia mía.
Un beso

fonsilleda dijo...

¿Arañas? y ¿negras?, ?de esas gordotas y peludas que más parecen amenazar que simplemente estar?, ¡que cosas!.
Aplausos y ascos compartidos.
Bicos también.

Ŧirєηzє dijo...

que me vas a contar a mi del spinning...¡¡¡
cai en sus garras hace 5 años...y desde entonces..solo a falto a clase si estoy enferma o pasa algo gordo....
todos y cada uno de mis dias...una sesion...o dos... segun andemos de tiempo y ganas.....

ni las olas de calor del mes de agosto me frenan...
ya te digo...mi adiccion es total y absoluta...
encima de la bici no soy yo...soy otra...y esa otra me gusta....

me hace mucho bien....

:-)