viernes, 29 de agosto de 2008

Cuando llegue el momento...





"Prisoner in Paradise" - Virgiliu Narcis




Vivo prisionera en una lujosa celda.

Las paredes están empapeladas en tela de seda granate y oro. La cama tiene un dosel de encaje blanco roto y hay cojines de múltiples colores por toda la estancia. Cómodos y mullidos sofás acogen mi cuerpo desganado como si fueran vientres maternos. Luces estratégicamente situadas hacen que mi cárcel parezca un palacio de oriente en miniatura. Y la única ventana de mi pequeño mundo da a un patio interior con un maravilloso jardín. El ruido de la fuente es el que me adormece cada noche antes de rendirme por completo al sueño.

En la puerta de mi celda, cada día a las horas de las comidas, encuentro suculentos manjares preparados con ricas especias traídas desde todos los confines del universo y los más tiernos y apetitosos frutos.

También me obsequian cada día con tisanas y bebidas espiritosas y adornan mi habitación con flores bellas. Podría ser una mujer muy dichosa. Más nada satisface mi hambre y mi sed.

Porque sólo quiero alimentarme de Congo, renunciando así a todos los demás placeres que me pueda ofrecer el mundo. Por eso mi cuerpo se niega tenaz y rotundamente a abrir la boca sino es para recibir sus besos y beber de su saliva.

Sí, sólo quiero alimentarme de sus susurros lentos recorriendo los lóbulos de mis orejas, de su lengua sigilosa y húmeda dibujando un camino sinuoso por mi espalda, de sus manos fuertes acariciando mis mejillas arreboladas…

Sí, quiero alimentarme con el aroma que se desprende de su cuerpo cálido cuando entra en contacto con el mío, mirarme en sus ojos como en un espejo y emborracharme hasta el orgasmo con toda la savia que emana de sus entrañas.

Por eso aquí, en estra cárcel de abrazos y soles anaranjados es donde quiero exhalar mi último suspiro. No tengo ninguna duda.




15 comentarios:

Enredada dijo...

Aldi,
tu historia con Congo me recuerda esta canción...
te quiero
besotes

Quereme... tengo frío
Sandra Mihanovich


Una tarde, un té frío, una espera
y esta casa buscando tú presencia...
te espero entre los discos,
los libros y la radio,
te espero como siempre te he esperado.
Quereme... como la tierra quiere al agua
quereme... como en el mar esa mañana
quereme... que las disculpas se han perdido
como perdida estoy sin vos, y tengo frío.
Vuelvo a calentar agua. Suena un timbre...
pero otras manos, otras puertas abren.
Volando en tu recuerdo
de pronto me di cuenta
que el agua se ha enfriado ya bastante
Quereme... mis pasos van por la vereda
quereme... se que tu casa queda cerca
quereme... hay una luz en tu ventana
pero tu sombra está, mi amor, acompañada
Quereme... mis pasos van por la vereda
quereme... sé que tu casa queda cerca
quereme... hay una luz en mi ventana
pero mi sombra está, mi amor, desamparada.

Lobadiz dijo...

Se llama " Amor "
Verdad?
Es cierto, sin él, ya puedes tener de todo, que con nada te conformas. Él lo es todo. Amar de mayor es igual que amar ahora? Cuéntamelo :) Que no quiero esperar a saberlo! Espero no llevarme una desilusión cuando crezca!

Biquiños Aldabra :)

Belén dijo...

Toma no, como no vas a querer a congo si es tu vida?

Y la verdad es que los dos sois afortunados...

Besicos

TOROSALVAJE dijo...

Que la cárcel de su piel te contenga siempre, y pronto.

Besos.

Vantysch dijo...

Te imagino como una Princesa disfrutando de mil y una noches al lado de Congo...

Un beso

Juan Luis dijo...

Hola Aldabra.

Dile a Congo que haga un bizcocho, que meta una lima dentro y te lo mande a la cárcel. Así podrás romper los barrotes y huir en busca de tu amado.

Besos.

Silvia dijo...

Precioso, simplemente precioso.Sobran las palabras...

Aldabra dijo...

Enre: bonita canción, muy bonita. Gracias por dejarla aquí.

Lobadiz: verás, el amor no es igual con 17 años que con 45, evidentemente. Aunque la intensidad de los sentimientos sea la misma todo lo demás es distinto. Yo me enamoré algunas veces a lo largo de mi vida, lo que yo entiendo por amor, y tengo que decir que ahora estoy viviendo una de las etapas más felices de mi vida. Ahora sé que amo y porqué, con todas las consecuencias, con todos los pros y los contra. Es un amor más natural y profundo. Bueno, es lo que pienso. De todos modos no olvides Lobadiz que esto pretende ser un blog literario y como tal Congo sólo es un personaje mezcla de ficción y realidad. La vida no es tan idílica como la relación de Aldabra (que no soy yo pero tiene mucho de mí) y Congo, aunque sí que puede asemejársele.
Resumiendo, si de mayor sigues siendo como eres ahora, el amor llegue cuando llegue nunca te desilusionará porque es uno de los sentimientos más hermosos de la vida.

Belén: tú lo dices bien, es mi vida.

Toro: que bonito como lo dices "la cárcel de su piel".

Vantysch: eso es lo que intento siempre, ser una princesa de cuento y cada noche inventarme un escenario para amar a Congo como se merece y que Congo me ame también como yo me merezco.

Juan Luís: ja ja ja... mi cárcel es Congo y no quiero salir de ella.

Silvia: me alegra que te haya gustado.

Bicos a todos y gracias
Aldabra

Wycherly dijo...

Clap clap!!!



Besos y un abrazo

Kiri_dido dijo...

Muy bonito y muy cierto lo que dices. Uno no ama igual a los 17 que a los 30 o a los 40. Pero de lo que se trata es de amar. Un beso guapetona.

Lobadiz dijo...

Yo a veces me creo demasiado lo que leo. Y otras veces intento desenredar realidad de ficcion, soy así de curiosa. Y aunque la no realidad exista entre tus palabras, estoy segura de que todo eso lo sientes, y me gusta como cuentas que es el amor a los 45, entiendo por lo que me dices que es como más sereno no? Debe de ser precioso. Aunque me gustaría ser pequeña para siempre, yo tambien quiero vivirlo algun dia!
Aunque la vida dá muchas vueltas, de aquella, si me acuerdo, te hablaré otra vez de esto si por una casualidad nos encontramos y aún seguimos aquí. Podría ser muy interesante! :)

Lobadiz dijo...

Por cierto, gracias por todas esas palabras. Me encanta leerte Aldabra :)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

hay prisiones que son un buen lugar en donde estar, seguro

horabaixa dijo...

Hola Aldabra,

No siempre se puede querer así. Ni que asi te quieran.

Es un privilegio, sea la edad que sea.

Y lo curioso...... estás cosas ocurren.

Bicos

jg riobò dijo...

Todo amor tiene sus cortapisas, lo de cárcel es exagerado.