jueves, 7 de agosto de 2008

A pa ga da







Incluso aunque le hayas prometido a alguien que de verdad aprecias que no pensarás en cosas que te hacen sufrir, la mente se empeña en ir por libre cual caballo sin jinete y no puedes ponerle brida.

Empiezas sintiendo un no se qué, una desazón, una melancolía que no tiene nombre y lo demás cae, más pronto o más tarde, por su propio peso.


Te encuentras de repente tirada sobre la cama que todavía no has hecho a pesar de que ya son las seis de la tarde ¡Y malditas las ganas que tienes de hacerla! ¿Para qué? Si lo que quieres es desnudarte, bajar del todo la persiana y olvidarte del mundo. Conseguir, por arte de magia, que vuelva a ser de noche y dormir. Dormir sin que el sueño se interrumpa, sin que los malos pensamientos te turben.


¡Es que es tan facil caer en el abatimiento!


Y dejarse apagar... como el día que no fue capaz de abrirse.





18 comentarios:

Elena dijo...

Hola guapa
Es tan difícil a veces no dejarse dominar por la melancolía...
Cuando crees que eres fuerte y lo has superado... vuelve esa desazón, extendiendo su sombra, y nublando nuestros sentidos.
Pero hay que levantarse, tener fuerza y seguir adelante...
Y este consejo que te doy.... me lo doy a mí misma... y nadie como yo sabe lo difícil que es cumplirlo...
Un besazo y un super abrazo... arriba ese ánimo, porque eres maravillosa!

STEVE dijo...

SOLO PUEDO DEJARTE ESTO:
ALEGRÍA
hoja verde
caída en la ventana,
minúscula
claridad
recién nacida,
elefante sonoro,
deslumbrante
moneda,
a veces
ráfaga quebradiza,
pero
más bien
pan permanente,
esperanza cumplida,
deber desarrollado.
Te desdeñé, alegría.
Fui mal aconsejado.
La luna
me llevó por sus caminos.
Los antiguos poetas
me prestaron anteojos
y junto a cada cosa
un nimbo oscuro
puse,
sobre la flor una corona negra,
sobre la boca amada
un triste beso.
Aún es temprano.
Déjame arrepentirme.
Pensé que solamente
si quemaba
mi corazón
la zarza del tormento,
si mojaba la lluvia
mi vestido
en la comarca cárdena del luto,
si cerraba
los ojos a la rosa
y tocaba la herida,
si compartía todos los dolores,
yo ayudaba a los hombres.
No fui justo.
Equivoqué mis pasos
y hoy te llamo, alegría.

Como la tierra
eres
necesaria.

Como el fuego
sustentas
los hogares.

Como el pan
eres pura.

Como el agua de un río
eres sonora.

Como una abeja
repartes miel volando.

Alegría,
fui un joven taciturno,
hallé tu cabellera
escandalosa.

No era verdad, lo supe
cuando en mi pecho
desató su cascada.

Hoy, alegría,
encontrada en la calle,
lejos de todo libro,
acompáñame:

contigo
quiero ir de casa en casa,
quiero ir de pueblo en pueblo,
de bandera en bandera.
No eres para mí solo.
A las islas iremos,
a los mares.
A las minas iremos,
a los bosques.
No sólo leñadores solitarios,
pobres lavanderas
o erizados, augustos
picapedreros,
me van a recibir con tus racimos,
sino los congregados,
los reunidos,
los sindicatos de mar o madera,
los valientes muchachos
en su lucha.

Contigo por el mundo!
Con mi canto!
Con el vuelo entreabierto
de la estrella,
y con el regocijo
de la espuma!

Voy a cumplir con todos
porque debo
a todos mi alegría.

No se sorprenda nadie porque quiero
entregar a los hombres
los dones de la tierra,
porque aprendí luchando
que es mi deber terrestre
propagar la alegría.
Y cumplo mi destino con mi canto.




Poemas de Pablo Neruda

TOROSALVAJE dijo...

Te entiendo bien. Sé lo que es sentir eso, y sé lo difícil que es salir de ahí.

Pero créeme, se sale, sé que lo primero que pensarás es cuando?, cómo?, mira, eso nadie lo sabe, recuerdo un libro de Vallejo Nájera, un eminente psiquiatra, que decía que incluso los más sesudos doctores se sorprendían de las recuperaciones inesperadas, no previstas, intempestivas, y ocurren, constantemente. Ni ellos mismos saben porqué.

Sé que cuando uno está así todas las palabras son inútiles, por eso quizás te he dicho lo anterior. No desesperes amiga, cualquier día, en cualquier momento.

Tampoco pienses que no hay tristezas después, todas las personas tienen días así, cuando hablo de que se sale de ahí me refiero a que el porcentaje de días buenos, es muy superior al de días malos.

Saldrás de ahí. Ten paciencia.

Saldrás seguro.

Ojalá que muy pronto.

Besos.

Wycherly dijo...

Bueno quiza asi logres dormir sin que el insomnio se aparezca.

un día al año no hace daño!!!

Sin estos dias no habria dias que se abren, dias lindos....


Un abrazo

Juan Luis dijo...

Ánimo Aldabra.

Hay que distraerse, hacer algo de ejercicio, pasear... lo que sea. Hacer que el tiempo pase lo más rápido posible teniendo cuerpo y mente ocupados.

¡No quiero verte abatida!

Besos.

Kiri_dido dijo...

Hola guapa de sonrisa radiante:-). Mira en la vida nos guste o no, todo tiene un final. A veces los preciosos momentos que queremos que duren eternamente...se van. Pero lo mismo pasa con los malos momentos. La tristeza, la nostaliga, el duelo, la pena...todo, se pasa. No importa cuando pero verás como pasa. Permítete los estados emocionales que necesites. Pero date un tiempo. Si estás triste, pues lo estás. Si estás depre, pues también. Solo recuerda que siempre, siempre, tienes que seguir adelante. Y ya verás como lo consigues. Un beso y mucha energía positiva para ti.

Goyo "El Dragón" dijo...

Los Dragones somos mágicos. Si quieres me paso por ahí, te subes a mi lomo y seguro que después de un fantástico viaje a un lugar mágico que conozco y cuyo nombre y ubicación no puedo desvelar, volverás a casa con esa fantástica sonrisa recuperada y con ganas de vivir a tope mientras esperas el regreso de Congo.
p.e.j.o.d.d.n.c

Carlos dijo...

Querida Aldabra, has contado varias veces lo mucha que te gusta todo lo que tenga que ver con el ejercicio físico, este podría ser un buen principio, cuando aparezca la "nube negra" súbete a la bici, sal a correr, párate cabeza abajo, respira profundo, escribe un poema, riega las plantas, conversas con ls pequeñajas, ve con Senia al cine, recopila tus cuentos; muchas veces lo que cuenta es cruzar esa pequeña frontera. Y siempre, siempre, amanece y con cada nuevo día que nos legan, quien te dice que no venzas tus temores.

Y si no, grita, grita bien fuerte, que aquí estaremos.

Un gran beso.

tertulias para perogrullos dijo...

Aldabra, eso nos pasa a todos, quien no ha estado deprimido, amargado, o simplemente no tiene su día. A mí por lo menos me pasa mucho. Lo mejor es hacer algo, ponerse con el blog, leer, dar una vuelta, lo que te apetezca. Besos y ánimo.

javiera vega dijo...

Hola vengo de lo de Javier, te he leido y te digo, no hagas la cama, no fuerces el momento, dejate sentir, sin que muevas un dedo se abren ventanas y puertas para que tu salgas por ellas...solo dejate ser! Saludos, si es ficcion, muy bien logarada y sino muy bien descrito ese sentir

Lobadiz dijo...

Cuándo me siento así , Turrón me dice que estoy "Dilemática" .
Hay una canción que me gusta mucho, mezcla de reggae y flamenko, que parece que habla de eso... Se llama como tu etiqueta:

Uno de esos días- Shabu one Shant

http://www.youtube.com/watch?v=USX4DMHhvrI

Y cuando no sabes salir de un día así, viene otro y otro, y cada vez lo ves todo más oscuro,quizás tendremos que aprender a hacer como los camellos, que ven hasta con los ojos cerrados , porque sus párpados son transparentes...

Bikiños!

d2 dijo...

Mira que me jode que me falte la imaginación suficiente como para creerme que esto es un derroche de capacidad narrativa... Me encantaría que fuera así. Me jode que te pase. Un abrazo enorme y cuídate mucho que te quiero.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

De esos estados salen bellos textos y dolorosas amarguras. Déjate querer un rato por la sensación y luego sal a tomarte algo en una terraza. Sin más. Besos.

nandara dijo...

Poquito a poco...,escribe..., exterioriza..., llóralo...., luego, mírate al espejo y pregúntate si alguien tan maja como tú merece el gusto/disgusto de abatirse tanto tiempo... sólo hay una vida.
Salud y descanso. :)

jg riobò dijo...

Parar y esperar, algo ocurre.

Fortimbras dijo...

Nunca caigas abatida y aprende que "si la vida te da limones, hazte una buena limonada".
Un bico

Enredada dijo...

Amiga, vos y yo sabemos que no tenemos que hacer eso.
Es lo peor que podemos...
tenemos gente por la que vivir, y sonreír.
te quiero

horabaixa dijo...

Hola Aldabra,

Se lo mal que se pasa con ese vacio dentro del cuerpo, y, en mi caso, sin razón aparente.

Te siento próxima y me duele que tengas esta sensación. Si cuando vuelvas (espero que ya no te ocurra) sigues así, me gustaria ayudar a que el dia se abra un poquito más para ti.

Biquiños