miércoles, 26 de noviembre de 2008

En la terraza - Diálogo 28




"Terrazas" - TodoJuanjo - Flickr




- Marina. Mira aquel hombre
- Qué le pasa?
- Quiero conocerlo
- Estás loca
- Necesito oir su voz
- Te has pasado con las pastillas o qué?
- Pareces mi madre. Que poco aventurera eres
- Eres una loca. Una loca peligrosa. No te basta con los líos que ya tienes?
- Líos yo?
- No te basta con tener un matrimonio a punto de irse al traste?
- Por eso
- Por eso qué? Deberías arreglar unos problemas antes de meterte en otros
- Eso lo dices tú. Pero yo sabes qué te digo: que llegada a este punto toda mi vida pasada me parece una mentira. Una puñetera mentira. Pero eso va a cambiar
- Sí. Arremetiéndola con el primer desconocido que se te pasa por la cabeza
- No lo entiendes. Y si te digo por qué quiero saber quién es me llevarás de cabeza al psiquiátrico
- Seguro
- Verás, la otra noche soñé con un hombre. No veía muy bien su rostro pero al ver a ese hombre ahí sentado supe que era él. El hombre de mi sueño es ese hombre. No tengo ninguna duda
- Laura, baja de la nube. Mira, estás en un estado de tensión emocional grande. Duermes poco. Y todo lo ves distorsionado. Lo digo por tu bien
- Marina, me importa todo una mierda. Me voy a levantar ahora mismo de esta silla y dirigirme hacia él. Tenemos muchas cosas de que hablar
- Eso en el caso de que quiera hablar contigo
- Querrá
- Por qué estás tan segura?
- En el sueño hacíamos el amor. Me susurraba unas cosas increíbles al oído y sus manos conseguían que cada centíimetro de mi piel sintiese deseo ¿Recuerdas cuántos años llevo casada?
- Claro. 14
- 14 años. Nunca tuve una sensación parecida
- No seas estúpida, Laura. Sólo fue un sueño
- Quiero comprobarlo
- Ten cuidado. No conoces a ese hombre de nada
- Vale, lo tendré. Venga, dame un beso y deséame suerte. ¡Ah!, y paga el café, porfa
- Escucha, cuando llegues a casa llámame porque no me voy tranquila
- No es para tanto. No exageres
- Bueno, tú llama
- Adiós tonta

- (…)

- Hola, buenas tardes. Me llamo Laura
- Nos conocemos?
- Tal vez sí, tal vez no
- Mi nombre es Mario
- Te pega un nombre así
- Perdona, no te he invitado a sentarte
- Gracias
- Te he visto con otra mujer en el otro extremo de la terraza
- Es una amiga
- Pues tú dirás
- Dispones de tiempo?
- Tengo todo el tiempo del mundo y estoy deseando saber que tienes que contarme
- Pues entonces allá voy
- Te escucho
- Pues… sabes qué? La otra noche tuve un sueño…




20 comentarios:

Aldabra dijo...

¿Nunca os entraron ganas de querer conocer a un desconocido?

biquiños a todos y buenas noches,

Sue dijo...

Bufff... Tantas y tantas veces que he perdido ya la cuenta!! Lo único que me retiene es que, cuando el desconocido pasa a ser conocido, pierde toda su gracias...

Mejor fantasear de vez en cuando que perder toda ilusión...

Besines irlandeses primis!!

Sue*

TOROSALVAJE dijo...

Claro, porque los idealizamos.

Después son como nosotros.

Besos.

Belén dijo...

Buf, anda que no... una vez en la cafetería donde siempre tomo el café, un hombre maravilloso... cuando se fue se me partió el alma, una que no se lanza...

Ais

Besicos

PMM dijo...

Yo tengo unos amigos, que cada día se veían en el metro y se miraban. Pasaron muchos meses. Y un día uno de ellos dijo: ¿Creo que nos podríamos tomar un café?
Hoy están felizmente casados.

KUKA dijo...

Ese ímpetu es maravilloso, aunque soy algunas veces muy lanzada, dicen que demasiado, no sé yo si lo haría tengo que estar segura que no me rechazaría........Besos y buen finde amiga

Carlos dijo...

Entre Laura y Marina, me quedo con los impulsos de la primera.

El otro día soñé que estaba tomando un café y me abordó una mujer que soñaba que había hecho el amor conmigo. :)

Un beso.

guillermo elt dijo...

Pues la verdad, sinceramente, no.
A una desconocida, sí... jejejeje.
Y después, qué... satisfacer el morbo, la curiosidad???... Quesquestoy pillaooooo... y por los 4 costaoooooos... jejejeje.
Besicos.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Creo que es la fantasía por naturaleza...

Hacer el amor en un tren, en uno de esos coches cama.
Hacer el amor en los aseos de un avión o debajo de la manta.
Hacer el amor en medio de una aglomeración, despacio...con garbo.
Hacer el amor de noche en la playa o en el agua.....

¿Quién puede continuar la lista?

Wycherly dijo...

Y que pasa?? o quiero saber.

Y claro de vez en cuando me entran ganas de saber acerca de personas desoconocidas.

saludos un abarazo

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

huy¡¡¡ hay que huir de las citas a ciegas...ya sabes "más vale malo conocido"....saludos

ladychena dijo...

¡Uau! me identifico con Laura, jajaja, mi amiga también me diría que me he pasado con las pastillas.

Me ha encantado

Juan Luis dijo...

A mí me han abordado muchas desconocidas por la calle, pero al final nunca compré nada ni me hice de ninguna religión.

Saludos.

Kapi dijo...

Bufff... ganas sí, pero con la cantidad de desequilibrados que hay sueltos por el mundo, se van igual que han venido.

Besos.

Fortimbras dijo...

Siempre quesi conocer a alguna desconocida, y en ocasiones lo consegui. Hoy todo es un sueño
Bicos

BIPOLAR dijo...

Por un momento pensé que era el propio marido... JAJAJA

Pues no, nada de rolletes, que son para problemones.. Quita, quita

horabaixa dijo...

Hola Aldabra,

Estas cosas existen te lo puedo asegurar.

Ocurren sin saber demasiado ni como ni porque. Pero ocurren.

Me gusta la narración. Es fresca. original y como muchas otras veces, tocas todos los temas.

Bicos

Aldabra dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. En vez de enrrollarme a contestaros iré a visitaros pero tendréis que esperarme hasta la noche porque ahora me voy a mis clases de Inglis.

biquiños,

Juanjo dijo...

Esta vez me imagino yo en una situación así, a ambos lados de la mesa, y podría ser interesante.
Es un atrevimiento que se da muy pocas veces y que, si lo piensas un poco, encuentras 20 motivos para no dar ese paso. Pero, a veces, los impulsos funcionan.

Aldabra dijo...

Gracias por pasarte Juanjo y por tu opinión. También pienso que a veces los impulsos no son tan malos.

bicos,