martes, 16 de octubre de 2012

La vida te da sorpresas


Hace años me prometí a mí misma que no iba a volver a caer en la tentación.
Pero hoy, sin pensarlo, caí otra vez.
Sorpresas te da la vida.


16 comentarios:

zeltia dijo...

te apuntaste en un gimnasio a correr como una loca en una bicicleta estática...???

Merche Pallarés dijo...

Hay que caer en las tentaciones de vez en cuando... Te vas a volver a poner cachas de nuevo ¡bien! Besotes, M.
P.D. ¿Hay tantas arañas de esas peludas y negras en Galicia?

TORO SALVAJE dijo...

Nada de doparte eh?

:P

Besos.

claudia dijo...

El deporte muy bien, que hay que estar en forma.


Pero lo de las arañas negras que me ha impresionado, ¿porque nos aparaecen siempre a las que les tenemos fobia?




besos


O SuSo dijo...

El ejercicio es saludable, siempre que no vaya en contra de tu salud.
Con calma y estirando muuuuuuuuuuuucho.

Beijos

fonsilleda dijo...

¿Las arañas también forman parte de la tentación?
Espero que no.
Más bicos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Que te dure...
Besos.

pancho dijo...

Cuatro años menos un día más tarde retomas la actividad de darle vueltas a la rueda de Duchamp que gira sobre sí misma y que no lleva a parte ninguna. Prefiero darle a los pedales para ir a algún sitio.

Como buena gallega algo de bruja tenías que tener. Este puente pasado estuve por tu tierra galega y me acordé de ti y de tu blog. Sobre todo en el pueblo de las brujas. Muy bonito, Combarro.

Un abrazo.

Lunática Shop dijo...

Pues haces bien en volver, yo no cambio mis clases de pilates por nada, antes me relajaba bailando pero ahora los hombros se niegan a sujetar mis brazos en alto por más de unos segundos...maldita tendinitis...y lo de las arañas, la próxima vez que veas una, háblale, dile que no va a pasar nada y le pegas un pisotón que se le quiten las ganas de volver a fastidiar ;)

Pedro dijo...

Volver a caer es un gran ejercicio, Aldabra, siempre.

Me ha gustado tu entrada anterior. Al contrario que a ti, a mi la arañas -todas- me dan suerte. Por eso jamás mato a ninguna. :-)

Un abrazo,

virgi dijo...

Oí hablar a un especialista del spinning y me pareció muy adecuado para mí.
El paso siguiente es que me decida...
Besos besos

Asun dijo...

En alguna de esas tentaciones debería caer yo, que cada vez estoy más abuela. El problemas es que no me deben de tentar lo suficiente jajaja.

Besos

violeta dijo...

No pude con este deporte!. Imposible para mi.
Disfruta, tesoro

Tesa Medina dijo...

Bien por ti. No soporto encerrarme en un gimnasio para hacer ejercicio.

Lo he intentado, pero acabo aburriéndome o agobiándome.

Pero me gusta estar en forma, así que camino todo lo que puedo, y alguna vez me apunto a bailar.

Antes montaba a caballo, eso si que me mantenía en forma en cuerpo y mente.

No creo que mis lumbares aguantaran la posición del Spinning, aunque estoy segura que mis piernas sí.

Un beso, y quiero foto de tipazo, a ver si me animo.


toupeiro dijo...

La tentación está siempre ahí, acechándonos, esperando un momento de descuido o debilidad para ganar una nueva batalla. ¡Cuidado! No caigas en la tentación de probar una bicicleta, porque crea adicción y no podrás librarte de ella.

Bicibiquiños

Muchos Vientos dijo...

Yo me voy a apuntar otra vez al gym..ufff..

animo con tu bici!

www.conmibolsoacuestas.com