domingo, 25 de enero de 2009

La fuerza del viento

 

Madrugada del día 24 de enero de 2009.

Aproximadamente sobre las nueve de la noche comenzó a soplar el viento más fuerte de lo que lo hizo durante el día, acompañado de agua y apagones.  A esa hora me encontraba en Fene. Hasta Ferrol, el trayecto por el Puente de las Pías (lo recordaréis de cuando se empotró en él, el barco "Discovery Enterprise" -13.01.1996) dura apenas 10 minutos pero ante la fuerza del viento, ya no me atreví a cruzarlo, obligándome a dar un rodeo considerable. Pasé mucho miedo en el coche durante el trayecto porque los contenedores se atravesaban por la carretera y la fuerza del agua me impedía por momentos ver la carretera. 

Recogí a Senia en casa de una amiga en el centro de Ferrol y nos vinimos a casa. Nos encerramos a cal y canto y escuchamos el ulular del viento muertas de miedo. Los apagones seguían y en vista de que ya eran las doce y el último apagón parecía que no terminaba, decidimos que nos iríamos a dormir. Senia dijo que dormiría conmigo porque se sentía más segura.

A mí se me encendió una luz y le dije: "Vamos, coge la linterna que subimos al trastero a ver si todo está bien" (una altura de 5 pisos). Al llegar nos encontramos que la velux del tejado había desaparecido y el agua llegaba hasta la puerta. Daba miedo estar en el trastero porque el ruido del viento era ensordecedor. Rápidamente movilizamos a los vecinos que nos ayudaron con fregonas, a secar el agua y a tratar de averiguar donde iba la velux. Se había girado completamente y estaba encima del tejado de pizarra.

Llamé a los bomberos, a la Policía Local, al 112 pero estaban todos saturados. Así que como  pudimos aseguramos la velux para evitar que se cayera a la calle y provocase algún desperfecto grave, colocamos cartones por el suelo y unas alfombras viejas que tenía en uno de los armarios para que empaparan el agua que caía.

Esta mañana el seguro de la comunidad me envió a un operario que con ayuda de otro vecino consiguió darle la vuelta a la velux y dejar más o menos tapano el hueco, asegurada de nuevo con cuerdas y taponados los laterales y holguras con plásticos porque hasta el lunes que el seguro consiga contactar con alguien que me reemplace la ventana quedará así.

P1240003   P1240006

Así es la fuerza del viento: DESTRUCTORA

   P1240004                      P1240007

Y así me encontré los alrededores de mi casa.

Polígono de La Gándara 

 

 P1240019         P1240036

Polígono de Caranza

P1240022   P1240021

Árboles arrancados en los paseos, en los jardines.

P1240024 P1240025

Pazo da Cultura - Concello de Narón (Palacio de la Cultura)

P1240030

Recién inaugurado el día 13.12.08

 P1240027 P1240028

El tejado estaba por los alrededores tirado por las aceras y por el aparcamiento que todavía está por terminar.

 P1240034

Aunque ha sido una noche de muchos nervios y mucho miedo no hemos tenido que lamentar daños personales. Solamente han sido daños materiales que tienen solución, más tarde o más pronto. A esta hora: 23:08, todavía no tenemos internet y la Comunidad ha sufrido otros pequeños desperfectos: antena colectiva, unas puertas de las llaves del gas... pero nosotros, los vecinos de mi comunidad que siempre nos apoyamos en los momentos difíciles, estamos bien.

Congo, te echamos mcuho de menos.

............................................................

17 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Estos días son para recordar lo frágiles que, en verdad, somos. Y que la fuerza de la Naturaleza siempre será superior a nosotros. A no ser, claro, que nos unamos para protegernos.
Besos.

Silvia dijo...

Madre mía. En el Bierzo ha habido viento pero no de la magnitud que veo habeis tenido nuestros vecinos.
En esos momentos duros lo que más llena es la solidaridad de muchas personas. Espero que todo se arregle y vuelva a la normalidad.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Aquí gracias a la imprevisión y a la falta de información y avisos ha muerto gente.
Entre ellos cuatro niños.

Besos.

guillermo elt dijo...

Conforme leía, yo tb. pensaba en Congo.
Bueno, pero sabes qué???.
Pues que no hay viento alguno que pueda con Aldabra, por muy recio que azote. Que hay Aldi para eso y para más.
Besicos.

Belén dijo...

Aquí en Zaragoza no ha sido tanto pero también se han oído casos de tejados volando...

Besicos

P.D compartimos perfume...

Paco dijo...

que barbaridad... pues aqui en el Sur, casi nada.

saludos

cuentosbrujos dijo...

Lamento el desastre pero me alegro que estáis bien

Anti-Yo dijo...

Suerte que solo han sido daños materiales... veo que la fuerza del viento es igual por todas partes!

Salu2

jg riobò dijo...

Somos poca cosa ante los elementos desatados, a pesar de la supertecnología.

horabaixa dijo...

Hola Aldabra,

Se enfurece la naturaleza, es su manera de ir avisando. Y nosotros, no escuchamos.

Altera, oir el viento. Es imprevisible.

Un abrazo

Adela dijo...

Qué miedo este viento tan furioso... parece mentira como llega a tener tanta fuerza como arrancarte así la ventana... vaya susto!! Esperemos que vendavales de esta naturaleza tarden en volver a azotarnos.

Besos,

PMM dijo...

Impresionante. ¡Qué pequeño te sientes frente al viento!

Toupeiro dijo...

Me alegro de que no tuvierais daños personales y de que os apoyeis todos los vecinos, cosa no muy facil.

Aldabra dijo...

muchísimas gracias por vuestros comentarios y ánimos.

biquiños,

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Acabo de ver tus fotos y he quedado alucinado. ¡Qué mal lo debisteis pasar con el Velux ahí colgando, amenazando caer a la calle¡¡

Joder, como alguien antes dijo en su post, en estos momentos es cuando nos damos cuenta de que realmente somos muy poquita cosa..

Animo amiga¡¡

BIPOLAR dijo...

¿por qué te ha tocado a ti tanta ausencia?... me transmites mucha tristeza y la siento mía.

Aldabra dijo...

Genji: Y tan poquita cosa que somos, aunque algunos se crean "la repera"

Bipolar: pues a cada uno le toca lo que le toca, no nos dan a escoger pero no me quejo.

biquiños,