lunes, 16 de febrero de 2009

grAnde, grAnde, grAnde

P2160017

te ríes de mí porque, para dormirme,
enrosco los dedos de las manos en una mantita
de cuando Senia era pequeña

y a veces, para hacerme rabiar,
me la escondes, antes de meternos en la cama,
o me la quitas cuando ya hemos apagado la luz 

te burlas como un niño travieso
y yo finjo que me enfado,
aunque sé que hay candidez en tu sonrisa

sabes que eres el único que conoce mi secreto
y eso te hace sentir grande, grande, grande

 

................
Foto: Aldabra

17 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué gesto ese de enroscar los dedos en la manta...
Besos.

BIPOLAR dijo...

Mejor en la manta que en otro lado, que luego van al pan y así no hay quien duerma y al día siguiente madrugar y se acumula el cansancio y pasa lo que pasa.

Todos tenemos secretos nocturnos y diurnos. Algunos son tiernos. La mayoría no.

Ulysses dijo...

Que buena canción, grande, grande grande.

Saludos

Abril Lech dijo...

Mucha ternura, mucha...

TORO SALVAJE dijo...

El poema es tierno, tierno, tierno.

Besos.

Estela dijo...

Que bonito sentirte como eres pequeña y que gran cancion Grande grande....

Un abrazo!!

Kiri_dido dijo...

Ainsss que bonito!:-). Yo también enroscaba la mantita!!!. Besos guapa.

CURSO TTS MENORCA 2009 dijo...

Aun pasado los días tenemos dentro de nosotros ese pequeño ser en que no fuimos capaz de crecer, el envase es otra historia, pero no acompaña este momento.
petonets

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Las pequeñas "manias" de infancia nunca se olvidan...yo las tengo...me muerdo el cuello de la camisa...besos

Bambú Blanco dijo...

Precioso Aldabra. Me ha emocionado tiernamente dando un instante de brillo de emoción a mi mirada.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

En el fondo casi todos - y dejo lo de casi todos porque siempre hay excepción a la regla -..seguimos siendo niños. Con nuestras travesuras, con nuestros juegos. Niños disfrazados de mayores. A veces pienso que sólo eso nos sigue permitiendo vivir esta vida sin volvernos un poquito locos...

Espero volver más a menudo, he vuelto a la caña, al timón, pero aun se ven al frente arrecifes y el viento aún empuja hacia la costa...Ya veremos.

Bicos sinceros, Y no dejes nunca de aferrarte a esa mantita, aunque un día ya solo esta esté en tu cabeza.

Wycherly dijo...

Ja creo q todos tenemos nuestras manias para dormir o antes de ir a la cama, seguro el las tiene!

saludos un abrazo!

Carlos dijo...

No te olvides que yo tengo una manta tuya. :)

Un beso.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Era el único que conocía tu secreto, pero sigue siendo el único que puede hacerte rabiar, de mentira.
Un saludo

Aldabra dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios:

Pedro: sí, sí... debe ser todo un gesto.

Bipolar: bueno, algún que otro lado también podría valer... je je je.

Ulysses: Sí, es una canción preciosa.

Abril y ToRo: Supongo que sí, que es muy "tiernito".

Estela: pequeña y grande al mismo tiempo.

Kiri: "enrosacabas" ¿y ahora?

Steve: y que bueno es que esa parte "niño pequeño" no crezca nunca.

Manuel: ¿el cuello de la camisa? ¿no es un poco difícil?

Bambú: sé como es tu cara cuando te emocionas... mucho más bonita de lo habitual.

Genji: de corazón te lo digo que me alegra que hayas vuelto, ahora no retrocedas.

Wych: sí todos tenemos nuestras cosillas.

Carlos: se me olvidaba que te había regalado mi manta de cuadros como regalo por ganar un juego... buena memoria.

Antonio: gracias por visitarme, bienvenido y vuelve siempre que quieras.

Biquiños a todos y buen fin de semana.

toupeiro dijo...

Que cara repleta de felicidad te salio en la foto ¡Me encantan los niños!!

Y las niñas.

anabel dijo...

precioso, y muy tierno.
Voy a tener que mandarte una foto para que redactes un texto genial de los tuyos.
Besotes.