viernes, 24 de abril de 2009

Destronada

Esta foto sigue las huellas de las demás que surgieron antes que ella en mi sección de Fotografías y pertenece a Pedro Ojeda Escudero del blog La Acequia, que además de publicar sus textos y artículos también gusta de hacer siempre unas fotografías sugerentes e interesantes.

Pedro Ojeda es Profesor de Literatura Española en la Universidad de Burgos y pasear por su blog es estar siempre en contacto con la cultura y con el saber. Es un hombre que argumenta con mucha inteligencia todas las exposiciones que hace, hable de lo que hable, y del cual se puede aprender cada día una cosa nueva o diferente.

Desde su blog La Acequia, Pedro Ojeda coordina magistralmente (es de justicia decirlo), una lectura colectiva de El Quijote. Se trata de una serie, en la que Pedro cada jueves, intenta comentar capítulo a capítulo, algunas de las claves de la obra, con el ánimo de que todo el que quiera le siga en la lectura, aportando también sus ideas, preguntas o sugerencias. El próximo jueves ya toca el Capítulo LI (y parece que fue ayer). Además días más tarde publica otro artículo referente a las noticias surgidas de cada capítulo semanal, dejando enlaces a los blogs donde se publican, fotografías que le envían los lectores, autorretratos de los mismos con algo "quijotesco" ... ¿No os apetece visitarlo ya?

Muchísimas gracias, Pedro, espero que el texto y la música sean de tu agrado y no desmerezcan a lo que tú habías imaginado para la imagen. 

 

DSCF2954

 

Todo el puñetero día pensando en lo mismo.

Seguro que ella es como esta chica del cartel. La mitad de años que yo. Asquerosamente joven Sí, JOVEN. Con mayúsculas. Ojos apasionados. Pechos firmes. Boca jugosa. Piel tersa y radiante de anuncio...

No puedo dejar de pensar en qué le dirá al oído cuando hacen el amor, si tocará su cuerpo igual que tocaba el mío, si dormirán abrazados, si se ducharán juntos… sí…

¡Cabrón!

Seguro que ella es como esta chica del cartel. Es guapa. Eso me han dicho los niños. Y que es muy simpática. También yo lo era antes. Al menos eso era lo que él decía, que se reía mucho conmigo. Que era muy feliz a mi lado.

¡Cabrón, más que cabrón!

No puedo quitármelo de la cabeza.

 

 

22 comentarios:

Carlos dijo...

La solución para esto es salir con un chico que tenga la mitad de la edad de la mujer del relato. :) Vieras como se pasa todo enojo.

Bella foto.

Un beso (joven) :)

TORO SALVAJE dijo...

Ahí no hay nada que hacer.
La del tiempo es una guerra perdida.
Me gusta mucho la foto.

Besos.

vazquez74 dijo...

Me recuerda el caso de una compañera mía de trabajo, la dejó su marido por una chica joven, después de treinta y tantos años de matrimonio con dos hijos ya emancipados.
Como decía ella una vez, le había dado la "pitopausia".
Poco a poco lo ha ido superando, no queda más remedio.
Un saludo.

Albino dijo...

Me sumo a tus ideas.
Es un cabron
Y tu una mujer maravillosa
Besos de un viejo que no quiere dercaer

guillermo elt dijo...

La seguridad en uno mismo, desprecia el sufriiento... por lo menos, en gran medida, si no lo quita todo. Que esto, es jodido.

Y si se fue, que se "fuesa", buen viaje... Quedó demostrada la clase de hombre que es.

Besicos.

adela dijo...

Bueno, pues ¡que le siente bien!, no te comas la cabeza con eso. Que ella es más joven es evidente pero no es la única cualidad a valorar seguro que a tí la edad te ha dado otras como son la experiencia, la sabiduría, la tolerancia y la paciencia...
Y no creo que esa solución de buscarte un hombre joven sea positiva. Creo que nosotras un hombre al que doblemos en edad, a parte de un buen polvo, no nos aporta lo que necesitamos.
Besos,

Chousa da Alcandra dijo...

A visión dende estoutra acera...concorda coa de Adela. Ás veces non por ir máis veloz se chega máis axiña, ainda que o pareza
(Ainda que amole...)

Unha aperta dende a Chousa

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Aldabra amiga...No te consumas por pensar lo que hace o deja de hacer...Piensa en ti, desmelénate coño y vive esta vida sin pensar en nadie mas que en ti y en tus hijos...

Acuerdate de aquella de "No hay mejor desprecio que no dar ningún aprecio...".

Ignóralo. Eso te traerá la felicidad de nuevo.

Besos amiga, besos.

Titajú dijo...

La vida, en su ir y venir, nos trae arrugas, efectos secundarios debido a la ley de la gravedad, y además, nos cambia el carácter.
Cuando me iba a casar, fui a una imprenta a hacer las invitaciones de boda; fuimos mi novio, su madre y yo.
Primero fui sola, luego con ellos, y volví sola a encargarlas, después de haber discutido y planeado.
Y cuando me marchaba ya, con todo encargado y semipagado, e, buen señor me dijo:
-" Te voy a dar un consejo, y no suelo hacerlo. Te he visto en tres días y me has encantado.
Tu vida cambiará. llegará un día en que ya no tengas ese tipo, ni esa cara. Pero no permitas que nada te cambie el carácter.
Eso aleja a los hombres".
Yo no sé si será verdad, pero oigo muchas veces eso de "está amargado/a, ya no hay quien lo aguante".
Quizás hay que reírse más con la pareja, no lo sé.
Yo llevo 22 años con mi marido; 12 casada y diez de novia, y con nadie me lo paso como con él.

Aldabra dijo...

Antes de nada deciros que este relato es totalmente inventado aunque imagino que hay miles de historias reales como esta. El que algunos hayáis pensado en que era autobiográfica supngo que querrá decir que la he contado de forma veraz.

Carlos: no sé si es o no la solución pero creo que no es el estilo de la mujer del relato.

Toro: sí, el tiempo puede jugar a favor o en contra en determinados momentos, pero al final pone todo en su lugar.

Rubén: Cada caso es un mundo y a priori no se puede juzgar. Después de que dos se separan son libres de ir cada uno por su lado y hacer lo que mejor les parezca o lo que les haga más felices.

Albino: Supongo que esta reación es la normal al principio, rabia, impotencia... después ya se ven las cosas de otro modo.

Guiller: las reaciones y emociones hay que dejarlas aflorar para cerrar heridas.

Adela: pues eso, si es joven que le vaya bien... y ya he dicho más arriba que no me parece de esas la mujer del relato, ojo por ojo, diente por diente quiero decir.

Chousa: un ten que curar as feridas e logo xa se verá.

Genji: ¿has leído lo que comenté primeramente?... no es un relato autobiográfico... yo hace muchos años que me separé y lo hice porque creí que era lo mejor y no me he arrepentido de haberlo hecho ni un solo segundo, ni uno sólo... y hoy soy muy feliz.

Titajú: nunca he estado amargada después de separarme, sí muy deprimida, mucho y con pocas ganas de luchar y salir adelante pero lo hice, lo conseguí y hoy soy muy feliz. Este relato es inventado pero intenté ser lo más veraz posible. La reación de la mujer del relato creo que es muy real y lógica.
Me aegro de que te vaya bien. La conservación del amor es una mezcla de tesón y suerte. Estoy en ello, espero conseguirlo esta vez.

Biquiños a todos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Llego, tarde, pero llego. He dejado que mi cabeza descanse unos días y vengo a ver el resultado de esta primera colaboración (falta la mía: esta misma semana). Divertido, dolorido y certero el texto, muy tuyo jugando con una foto muy mía.
Jugando con las palabras de tu relato, lo malo es que llega un momento en el que ya no quedan vueltas de juventud que buscar y uno se encuentra sólo frente al espejo. Y se suele pensar en la propia estupidez.
Un beso. No, hoy cien.

guillermo elt dijo...

Claro, pero según y cómo, que no todo el monte es orégano no todo es elefante en cacharrería.

:))

Besicos.

Rosa Fdez. Salanova dijo...

Un texto desgarrador,la vida tambien lo es.Transmite perfectamente lo que quieres expresar.
Muy bien acompañado por una bella cancion y una magnifica fotografia

Bicos

Abedugu dijo...

Supongo que no es fácil, pero cuando el amor se acaba lo mejor es que cada uno siga su camino, claro que si en esta separación existió la traición el dolor es mucho mayor.
Un saludo

entrenomadas dijo...

Pues he visitado "La acequia" y me ha gustado bastante. Buena recomendación!!!

Ay, sobre la historia!!!, coincido con el resto de compas. Lo mejor es que cada uno siga su camino. Aunque esto es más fácil decirlo que hacerlo.

Aldabra, gracias y besos,

Marta

Titajú dijo...

A ver. Ya sé que las historias son inventadas por ti, pero eso no quiere decir que no sean verdad.
Todas tiene un trasfondo de verdad; y a mi me hacen pensar, recordar y actuar.
Por ahora me va bien, pero eso no quiere decir que mañana no me pueda ir mal, porque la vida te va cambiando el carácter, quieras o no.
No tienes ni idea de la cantidad de veces que me muerdo la lengua o sonrío cuando lo que realmente me apetece es mandar todo a la porra, y que me dejen en paz.

Aldabra dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios y en especial a Pedro por sumarse a mi serie con esa foto tan estupenda, nada nuevo por otra parte. Cuando ví la foto por primera vez en seguida se me vino a la mente la palabra Destronada.

El cartel en el suelo, una mujer que es "sustituída" por otra... Es una manera de decirlo, solamente porque nadie sustituye a nadie. En el corazón nadie manda y el que alguien se enamore de otra persona más joven o más mayor para mí no tiene importancia más que la que quiera darle cada uno.

En fin, pues eso... biquiños a todos.

BIPOLAR dijo...

Pero suele ser así. La mujer pierde su alegría con los años. Es injusto.

jg riobò dijo...

Qué magnífica foto y texto.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hoy publico mi parte del trato.

moderato_Dos_josef dijo...

Un texto muy entretenido que me ha provocado reírme bastante; y eso que hoy tengo un día negro. Uno de mis cantantes favoritos y aquien conocí personalmente hace unos años ha fallecido. Su mujer, una persona encantadora,y a quien también tuve el gusto de conocer, lo había hecho años antes... Un placer visitarte de todas formas!

Camille Stein dijo...

una hermosa colaboración (vengo ahora del blog de Pedro Ojeda)

lo que puede llegar a desencadenar una chica de cartel...

me ha encantado el relato

saludos