miércoles, 14 de mayo de 2008

Después de quererme





Dibujo: Dorianart


Después de quererme, a Congo le gusta cerrar los ojos y acariciarme el pelo.

Con sus brazos de gulliver me atenaza a su cuerpo mientras sigue susurrando, lentas, sutiles, las palabras que tanto me gustan.

No busca nada fuera de nosotros. No hay otro paisaje más allá de nuestra cama revuelta y mis besos, que se van apagando a medida que se cansa la tarde.

A veces jugamos a que es un trol y yo una princesa encerrada en la torre de un castillo. Otras veces sólo es él y un silencio que lo dice todo.

Un sueño breve, inocente, sin preaviso, nos roba los últimos instantes.






18 comentarios:

guillermo elt dijo...

El amor tiene silencios que envuelven momentos con lazos rojos de pasión.

Besicossssssss

Carlos dijo...

Si Congo, por esas cosas que a veces pasan, falla en tu rescate, puedo intentar trepar a la torre del castillo. :)

Besos escaladores.

Monopoesia dijo...

Buena recreaci�n, y bastante ingenio, los silencios son los mejores instantes para conversar.
te invito a pasear por las olas de mi blog
http://monopoesia.blogspot.com

profetabar dijo...

El juego en el amor es válido, y el silencio necesario para subrayar el conocimiento que se tiene del ser amado, me gustó tu blog.
te invito a que nades y puedas llegar a esta dirección:
http://profetabar.blogspot.com

Belén dijo...

Y te parece poco, estar mirándote después de hacer el amor?

Besicos

TOROSALVAJE dijo...

Cuánta ternura siempre.

Me alegro.

Besos.

ButTerfly^kisS dijo...

LLegué a ti por guillermo, me alegro de haberlo hecho.
Un blog para visitar con frecuencia.
Besines alados.

aunqueyonoescriba dijo...

ainsss que momentos...

Wycherly dijo...

Opino que congo se haga realidad, me quedo sin palabras, me likea!!!!

d2 dijo...

Hoy siento sana envidia de esos momentos de ternura... Gracias por recordar los

Juanjo dijo...

Y ese sueñecito de después, ¡qué bien sienta!

Aldabra dijo...

Guiller: la verdad es que el amor tiene de todo un poco.

Carlos: por el momento Congo puede con trepar sin problema pero descuida que si me falla, aceptaré tu ofrecimiento.

Monopoesía: Gracias por visitarme. Puedes volver cuando quieras.

Profetabar: Gracias por visitarme y nadaré.

Belén: no me parece poco... me parece muchísimo.

Toro: es que resulta que a veces soy muy "blandita".

Butterfly kiss: Guiller es muy buen amigo mío. Estás en un buen lugar a su lado. Gracias por venir hasta aquí.

Aunqueyonoescriba: aínsss... son la sal de la vida.

Wych: Abracadabra, que Congo se haga realidad.

Miguel: no sólo hay que recordarlos, hay que procurar vivirlos.

Besitos a todos, buenas noches y muchas gracias por vuestros comentarios.

Aldabra dijo...

Juanjo: antes sienta bien todo y después sienta bien el sueñito y todo lo que venga.

bicos y gracias por tus comentarios.
Aldabra,

Eifonso Lagares dijo...

Esos momentos son preciosos y muy dulces, hay que vivir al cien por cien esos pequeños pero felices instantes. A tope diría yo.

Un beso

Enredada dijo...

Vos y Congo... la vida con él, los sueños compartidos, la sutileza y el amor...
bello amiga...
te quierooooo!

Aldabra dijo...

Eifonso: esos momentos son preciosos, valiosos, son (junto con otros de igual intensidad) los que consiguen que nuestras pilas se recarguen (al menos mis pilas).

Enre: me gusta... vos y Congo... Congo y yo...

besiños a los dos... bueno, a ti, Enre, más besos... no te celes Eifonso.

Aldabra,

STEVE dijo...

QUE LINDO.......COMO DIRIAN EN ESAS TIERRAS DE LUZ..
BESOS

Elbereth dijo...

¡Qué paz! En el silencio de un abrazo encontramos las palabras más verdaderas, con las que sujetar el alma.

Un fuerte abrazo, Aldabra.