sábado, 17 de mayo de 2008

"La flor más grande del mundo" - José Saramago


“Las historias para niños deben escribirse con palabras muy sencillas, porque los niños, al ser pequeños, saben pocas palabras y no las quieren muy complicadas. Me gustaría saber escribir esas historias, pero nunca he sido capaz de aprender, y eso me da mucha pena. Porque, además de saber elegir las palabras, es necesario tener habilidad para contar de una manera muy clara y muy explicada, y una paciencia muy grande. A mí me falta por lo menos la paciencia, por lo que pido perdón.



Si yo tuviera esas cualidades, podría contar con todo detalle una historia preciosa que un día me inventé, y que, así como vais a leerla, no es más que un resumen que se dice en dos palabras… Se me tendrá que perdonar la vanidad de haber pensado que mi historia era la más bonita de todas las que se han escrito desde los tiempos de los cuentos de hadas y princesas encantadas…

¡Hace ya tanto tiempo de eso!”.


Así comienza el cuento … Si quieres leerlo entero pulsa aquí.

…oo000oo… …oo000oo… …oo000oo… …oo000oo…

El cortometraje titulado “La flor más grande del mundo” fue dirigido por Juan Pablo Etcheverry. Es una pieza que crece a cada visionado gracias a un exquisito gusto por el detalle, la imponente narración del escritor José Saramago, que cuenta con su propio personaje animado y la delicada música compuesta por Emilio Aragón. La flor más grande del mundo fue nominada en la pasada edición de los Goya en la categoría de Mejor Corto de Animación y pone de actualidad una técnica que a pesar de las modas digitales resiste dentro de la cinematografía española: el stop-motion (animación con plastilina).



Ocho meses de trabajo para adaptar el cuento homónimo del genio portugués con técnicas stop-motion. Ocho meses para hacer que la partitura compuesta por Emilio Aragón casara a la perfección con unas postales animadas repletas de simbolismo. Diez minutos para hablar de la importancia de las cosas pequeñas y, sobre todo, de todo lo que nos rodea. Diez minutos para reflexionar sobre la infancia, la naturaleza y la ficción.

Porque, ¿qué pasaría si las historias escritas para niños fueran leídas por los adultos? …

10 comentarios:

Enredada dijo...

Hola...
Amiga... creo que pasaría que entenderíamos más nuestras vidas, que soñaríamos sueños bellos, que la dulzura entraría por las ventanas todo el tiempo, y que la alegría no sería imaginaria. Creo que nuestro niño interno se pondría feliz de que lo mimemos, y sigamos dándole incentivos para salir más seguido...
te quiero amiga...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

...que diez minutos cambiarían el mundo.

Carlos dijo...

Amiga mía, el mundo de los niños es tan grande que se puede contar con palabras pequeñas.

Lástima que Saramago no pudo escribir el cuento. :)

Beso para tí.

guillermo elt dijo...

Pues que depende de la mentalidad del adulto... De su sensibilidad... De, como ha dicho Enre, si tiene o no un niño interior... La pregunta... o una de las preguntas del millón.
Besicossss

martin dijo...

Saramago en plastina...
uf.
Y música de milikito...
uf

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

Qué bueno! me encantó. 10 minutos para pensar no? saludos c.

d2 dijo...

¿que pasaría? ¿a verdad, la verdad? pues que a los diez minutos volveríamos a las andadas... Pero bueno, diez minutos seriamos casi humanos....

Elbereth dijo...

Hola Aldabra...

http://www.youtube.com/watch?v=-KTL94Rl7CI

No he podido evitarlo y me he ido a youtube a buscar el vídeo. Os dejo aquí la dirección donde está el vídeo del corto.

Espero que haya puesto el enlace bien, de todas maneras si se pone el titulo aparece el primero.

De esa forma podemos leerlo primero, y verlo después.

Ojala el mundo fuera así. Ojála hubiera flores que nos protegieran y cuidaran. Ojala el mundo tuviera esos colores, esas voces, ese sentimiento. Ojala nosotros las cuidáramos a ellas así.

Mucha gracias, Aldabra...un fuerte abrazo.

STEVE dijo...

SIMPELMENTE UNA DEDICATORIA:
http://detotunpocmao.blogspot.com/2008/05/rojo-pasion.html

Aldabra dijo...

Enre: yo también creo que seguir siendo un poco niños es sano... nos hace mantener un poco viva la inocencia que se pierde con la edad adulta... y nos hace seguir creyendo en imposibles... cosas imprescindibles para seguir construyendo un fututo con esperanza.

Pedro: ¡ojalá!... ojalá todos dedicáramos esos 10 minutos a ser más felices con nosotros mismos y con los demás.

Carlos: ¿no te parece genial ese principio de cuento?... en realidad todo el cuento es de una sencillez tan brutal que produce el efecto contrario... una profundidad que deja a uno perplejo... como casi todos los libros de cuentos.

Guiller: todos tenemos un niño pequeño dentro, algunos lo seguimos mimando, otros lo han aniquilado o reprimido...

Martín: espero que ese uf signifique... ¡guau! y no ¡grrrr!...

Sweet: me alegro de que lo hayas descubierto y te gustase

Miguel: diez minutos hoy... diez minutos mañana... el cambio seríalento per de seguro positivo...

Enre: el mundo tiene todo sólo que nosotros no queremos verlo...

Steve: ahora me paso por tu blog y leo y VEO esa dedicatoria...

Besazos fuertes a todos y un abrazo enorme también.

Aldabra,