viernes, 6 de junio de 2008

A mi me gustan mucho las naranjas... ¿y a ti?






Hemos terminado de cenar. Mientras vas a tomarte el postre te pregunto si no te importa que vaya a sentarme a la encimera de mármol, al lado del fregadero, para fumar mi primer pitillo de la noche. El mejor y a veces el único de todo el día.

Me siento cómodamente y voy echando la ceniza sobre la pileta mientras te miro como mondas la naranja con parsimonia.

Me llega su olor.

Llevo puesto un camisón corto de raso de tirantes, grís, a juego con un coulotte.

Termino el cigarrillo casi al mismo tiempo en que tú acabas de comerte la naranja y lo apago bajo el agua del grifo. Abro la puerta de la alacena donde está el cubo de los desperdicios para tirarlo. Tú te levantas para tirar también las mondas y recoger la mesa.

Me pides que no me mueva cuando ves que estoy a punto de bajarme saltando al suelo, como hago siempre.

Y te acercas para empezar a besarme. Acaricias mi cuerpo por encima del camisón y lo haces resbalar con mimo. Metes las manos por debajo de la tela y tocas mis pechos.

Levantas el camisón despacio y me lo quitas, dejándolo a un lado sobre el mármol. Conduces tus manos deseosas hasta el coulotte para sacármelo con toda la lentitud de que eres capaz.

No sé en qué momento te desnudas.

Me abrazo a tu cuerpo tibio y con suavidad y firmeza entras en mí. Te acaricio la espalda mientras te mueves rítmicamente en mis entrañas. Te susurro al oído cuanto me gusta y tú me contestas, detallándome lo mucho que te excita la situación.

Percibo en tu cara el placer de las caricias y siento en mi cuerpo como tu miembro va creciendo, produciéndome la sensación de que estoy totalmente poseída de ti.

Justo cuando acaba la película de la tele llegamos también nosotros al final.

Me quedo con la cabeza recostada sobre tu hombro derecho y sigo besándote amorosamente por el cuello, en los labios... hasta que siento como tu pene se va volviendo pequeño y se sale.

Me coges en brazos para bajarme de la encimera. Y todavía hueles a naranja.




26 comentarios:

Carlos dijo...

Con razón los médicos dicen que la vitamina C es buena para la salud. :)

No quiero ni imginar cuando comen de postre, sandías.

(me gusta verte sobre la encimera)

Besos de fruta.

guillermo elt dijo...

Aaaah!!! la naranja, naranjita anaranjada... O tal vez ese olor al cigarrito???... Qué narices! Tú.
Qué bonito!
Besicos.

38 grados dijo...

Que tendrán las encimas de la cocina que tanto nos ponen?

TOROSALVAJE dijo...

Me ha gustado la elegancia con que lo has escrito.

Besos.

STEVE dijo...

menos mal que no ha tomado redbull, que si no........
jajajaja
besos

Belén dijo...

Lo hiciste al revés... ahora es cuando te tenías que haber fumado el cigarro ;)

Besicos

entrenomadas dijo...

Ponga una naranja en su vida.
Genial el post.
Mucho,
Besos,

M

Enredada dijo...

aroma de naranjas...amores naranjas... deseos naranjas, belleza naranja...
que HERMOSO ALDI!!!
suspiro y me voy....
te quiero hasta el cielo mujer naranja!

Fortimbras dijo...

Me gusta tu relato erótico tanto como las propias naranjas y en determinados momentos, muchomas.
Es una pena que yo sea ya una naranga a la que apenas le queda zumo.
Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Lo de la encimera me ha traído muy buenos recuerdos. Algún día debería contarlo.
Hermoso texto.

Juanjo dijo...

A mí también me gustan las naranjas, pero nunca las había probado así.

Tomo nota de tu receta.

Besos.

Juanjo dijo...

A mí también me gustan las naranjas, pero nunca las había probado así.

Tomo nota de tu receta.

Besos.

Wycherly dijo...

Y que hay con el jugo?

Abrazo!

by Alex dijo...

Jajajaja....me parto contigo...
Te superas cada semana en tus comentarios....que bueno...
Si sigues así, tendré que poner las miles de orquideas que tengo......jajajaja

Dicen que la primavera la sangre altera.....lo que no sabía es que las orquideas tubieran el mismo efecto....jajajaja.

Cambio esa orquidea que quieres poner entre tus pechos....(que situación, por dios)....por una caricia de ese "camisón corto de raso de tirantes, grís, a juego con un coulotte"....
Si no fuera posible, me conformo con una de tus sonrisas......que remedio.

Querida prima, ¿probaste a fumar "ese cigarro" encima de la labadora, mientras centrifuga a 2200 revoluciones por minuto?...jajaja

Bicos con aroma de orquidea.

El Secreto Del Mundo dijo...

Que pasión woww!!
Ponga una naranja en su vida :)
saludos

Diana dijo...

JAJA!!! A mí si es así también me gustarían las naranjas!!! XD Y las mandarinas, y los melocotones, y las peras, y las manzanas, y hasta los kiwis!!
BESITOS, GUAPA!!

Aldabra dijo...

Escribir este tipo de textos siempre es un poco peligroso porque hay personas para todo. Por eso me encanta que lo hayáis leido todos con alegría y respeto... bueno y espero que con pasión también.

Antes de nada, deciros a todos que me hace muy feliz que disfrutéis de mis textos porque los escribo para eso, para transmitir y provocar emociones. Me gustaría que después de haber leído este texto a todos os entraran ganas de... bueno, ya me entendéis... porque es más bonito hacer el amor y no la guerra... y no todo van a ser lágrimas. De vez en cuando hay que desmelenarse y dejarse llevar por el instante.

Carlos: me gustan casi toda la fruta pero justo la sandía, no... ya ves... en cambio las naranjas... me puedo comer tranquilamente un par de ellas al día, incluso más... je je je

Guiller: tenemos una conversación pendiente que todavía no te has enterado... prepárate para mañana , verás la que se te avecina... je je je

38º: ¿a ti también te pone la encimera de mármol?...

Todo: tu comentario ha sido uno de los mejores elogios porque a veces es dificil escribir algo erótico sin caer en el morbo. Y decir que he escrito el texto con elegancia pues para mí es como si me dieses un cum laude... era mi pretensión y me alegra que contigo lo consiguiera.

Steve: el red bull seguro que no provocaría el mismo efecto... es que las naranjas tienen su aquél... quitarle la monda, el olor, el zumo, separar los gajos e ir comiéndolos uno a uno... es un acto muy "erótico" al menos para mí... je je je... una, que tiene sus rarezas...

Belén: lo del cigarro ha sido un juego literario porque yo ya no fumo... claro que de las naranjas no me voy a privar nunca... hasta ahí podíamos llegar...

Entrenómadas: fíjate que facil: Ponga una naranja en su vida, mucho mejor que la terapia anterior ¿verdad?

Enredada: me ha gustado tu suspiro, se te ha pueso una cara preciosa.

Fortimbras: no sientas pena... tú has vivido tu tiempo y aunque digas que apenas le queda zumo a tu naranja, todavía tienes el olor, el sabor y la ceremonia de poder comerla... y no tienen nada de morbo mis palabras, son sinceras... quiero decirte, resumiendo, que tienes todavia muchas cosas que ofrecer, sin duda.

Pedro: cuando llegue ese día en que lo cuentes, quiero leerlo... creo que la buena literatura erótica es un génerlo muy dificil... hacer algo elegante, apasionado, bello sin caer en descripciones escabrosas... así que si escribes algo así será para mí todo un aprendizaje, sin duda.

Y si los recuerdos que han venido a tu mente al leer el texto son buenos, pues bienvenidos sean.

Juanjo: veo que la lectura del texto te ha puesto un poquitín nervioso que comentaste por duplicado... je je je... es broma, hombre, a mí también me pasa a veces en otros blogs.

Wych: el jugo?... el jugo de la naranja lo abosrbe la sangre instantáneamente y va directo al corazón ¿no lo sabías?

Álex: es que me has provocado, hijo y ahora debes atenerte a las consecuencias... ah, se siente!... es lo bueno que tiene escribir... que puedo adoptar la personalidad que quiera según el momento lo precise... y con tus textos has provocado a la Aldabra más salvaje y castigadora... je je je... ¿sabes qué te digo?, que lo importante es reirnos, disfrutar el momento, jugar... que bastante seria es la vida ya ¿no te parece?...

El secreto del mundo: siempre se dice que el Amor mueve el mundo pero yo tengo mis dudas de que no sea la pasión quien lo mueve... a fin de cuentas mcuhos de nuestros cambios en la vida se producen más por la pasión que por el amor... esos arrebatos que a veces la sociedad (correctamente amueblada, cada cosa en su lugar y cada oveja con su pareja) no entiende.

Bueno, pues besitos a todos, me vuelvo a la cocina a estudiar que mañana tengo my English´s exam... Oh, my god!

Aldabra,

Aldabra dijo...

Diana: con el resto de frutas no sé si sucede lo mismo a otras personas... a mí sólo me suceden estas cosas con las naranjas... je je je... y más si son de Valencia porque son las mejores...

bicos,
Aldabra

Diego Flannery dijo...

..."totalmente poseída de ti", un raro placer levanta vuelo del corazón mismo de las otras naranjas envidiosas que han quedado en la frutera a la espera de un futuro cigarrillo en una próxima noche.

jg riobò dijo...

La cocina es el centro del hogar y ocurren las cosas más increibles como encima de la encimera.
Buen y excitante texto.

KUKA dijo...

Tomaremos más naranjas, eso está claro, y tu dices que mis lunes son subiditos.........¿y esto guapa?

Aldabra dijo...

Gracias jg riobó, kuka, diego... y tienes razón kiuka, aquí tal vez se me fue la mano escribiendo... je je je

bicos,
Aldabra

Eifonso Lagares dijo...

Precioso y elegante entrada.

Curioso, mi mujer hace lo mismo se fuma su cigarrillo sentada en la encimera y la ceniza cae en la pileta, lo apaga bajo el agua y a la basura.

El resto tendré que probrarlo tiene una muy buena pinta...

Un beso

Elbereth dijo...

¡Demonios que buen texto para comenzar el fin de semana! Pero yo lo leo un lunes...¡mira las horas! :)))

No creo que tenga fuerzas....:)))

Me gusta que te atrevas con estos textos. Se te dan muy bien, y leerlos es un placer. :))) Nunca mejor dicho.

La cocina es una de mis habitaciones preferidas de la casa...

Un fuerte abrazo, Aldabra.

Aldabra dijo...

Elbereth:no pasa nada porque sea lunes, cualquier momento es bueno siempre que haya disposición... para leer un texto como éste, quiero decir... je je je

mi cocina me encanta, en realidad elegí este piso porque me enamoré de su cocina... es amplia, soleada... hago muchas cosas en ella... da para mucho... je je je

bicos,
Aldabra

sky-walkyria dijo...

pues vale la pena poner un aplauso por el relato, aunque parece un poco corto.....:-)
besos