martes, 3 de junio de 2008

Rectoral de Chandrexa



Estábamos en Chandrexa, alojados en aquel cuarto viejo que se llamaba “Herbiñas do Camposanto”. Y todo acompañaba: La quietud de las cosas, las campanadas de la iglesia, las risas de los niños, el vino casero, las rebanadas de pan de bollo, las croquetas de ortigas, el arroz con leche, la música suave …

Hubo un instante, mientras cenábamos, en que sentí ganas de levantarme de la silla y comenzar a dar vueltas como un molino de viento porque al fin intuía una salida.

Llevaba años intentando que me visitaran los recuerdos y por fin allí, en Chandrexa, aparecieron de golpe. Los tenía tan cerca que no sabía que hacer con ellos. Pedazos. Tenía que convertirlos en pequeños trozos, hacerlos trizas para que huyeran de mi cabeza definitivamente.

Y eso fue lo que hice.

Conforme iban llegando, los empujaba con todas mis fuerzas hasta que dejaban de atormentarme como diablos.

Y les gritaba: Fuera. Fuera. Iros.

La tarea me llevó más tiempo del que pensaba. El ladrido de un perro me devolvió a la realidad. Se hiciera ya de noche por completo. El cielo estaba lleno de estrellas y ví cuatro fugaces.

Sentada en la mecedora miraba las mazorcas que estaban secando en la balconada de madera. Cuando me venció el cansancio me levanté sin hacer ruido y entré. Congo ya dormía desde hacía un buen rato. Le dí un beso en los labios con mucho cuidado de que no se despertase y desnuda en cuerpo y alma me metí en la cama, y me acomodé a su cuerpo también desnudo, para sentir su calor.

Y fue entonces cuando lo supe: Allí en Chandrexa comenzaba de nuevo.









20 comentarios:

aná dijo...

Aunque aquí tengo mi playa preferida, disfruto mucho cuando una amiga me invita a ir a Tamallancos, me gusta mucho, la próxima vez que vaya dedicaré un día a conocer Chandrexa.
Un beso.

guillermo elt dijo...

No recuerdo cual fue tu frase, pero sí. Si es así, claro que desaparecen a cachitos pequeños esos recuerdos, difuminándose en el aire. Transportándose al más allá del más alla.
Besicos

Carlos dijo...

Siempre hay un momento, un día, un lugar, una excusa, para empezar de nuevo. (y lo mejor es que también se puede volver a empezar de ese volver a empezar)

Un beso (con permiso de Congo)

Carlos dijo...

Perdón, un beso, no, un "gran beso" :)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hay lugares en los que todo comienza de nuevo.

d´Agolada dijo...

Hola, acabo de conocer tu blog, es muy interesante, volveré más veces. Tienen razón las personas que han posteado antes, hay sitios donde todo comienza de nuevo. Besos.

Wycherly dijo...

Que bueno que llego ese momento,ojala los hayas pisado con esas botas con las que sigues a congo.

Abrazo.

TOROSALVAJE dijo...

Que así sea.

Te deseo lo mejor.

Besos.

aunqueyonoescriba dijo...

que ganas me has dado de conocer ese lugar... aunque ya será siempre, tu lugar.

entrenomadas dijo...

Es verdad, hay lugares que te inspiran, que incitan a empezar de nuevo. Me ocurre a menudo, pero tu post me ha hecho pensar en que ahora estoy lejos de esos lugares.
Y los echo muuucho de menos.

Un beso,

M

Fortimbras dijo...

Ese ambiente que describes lo pase en dos etapas de mi vida. Siendo joven, cuando aun no existia el llamado turismo rural, pasando algunos dias en casas de amigos, hijos de labradores, que alternaban el derecho civil del invienro con la guadaña y las vacas del verano. Luego transcurriedon docenas de años de asfalto y ahor, de nuevo descanse en una casa aldeana restaurada, decorada y un tanto sofisticada.
No fue capaz de quitarme el recuerdo de juventud y no creo que fuera porque entonces me llamaban rapaz y ahora señor.
Un beso

STEVE dijo...

Entre nuestra sabana nocturna
entre surcos y destellos
despues de nuestra hora del lidiar
para un jornal
cuando el sol ya place descansando
es cuando entre sueño despierto y sueño dormido
agradezco ser afortunado de poder
disfrutar de entre nuestra sabana
nocturna
entre surcos y destellos....
besos

jg riobò dijo...

La melancolía es generadora, hasta de una nueva vida.

Elbereth dijo...

¿Viste cuatro estrellas fugaces?!!!! Eso significa cuatro deseos, espero que los pidieras. :))

Hay recuerdos tan malos que echarlos de la cabeza es como querer matar a cucarachas o ratas. Pero tú demostraste que no es imposible.

Y volviste a Congo, desnuda, esperando comenzar y llenarte de nuevo.

Preciosas las fotos, por cierto. La casa muy hermosa.

Un fuerte abrazo. Y suerte con el trabajo.

Diana dijo...

Yo también quiero romper en pedazos algunos recuerdos, enséñame!!!

Besitos, guapa!!!

Aldabra dijo...

Buenas noches a todos y gracias por pasaros y expresarme lo que os ha sugerido mi texto y las imágenes, claro está:

Aná: Merece la pena que visites Chandrexa. La comida es exquisita porque las croquetas de ortigas las hacen de verdad. Toda la comida es ecológica. Y muy cerquita hay una pequeña playa fluvial.

Guillermo: tengo tan grabados esos instantes...

Carlos: Congo no se opondrá a que me beses, eso sí, tendrá que ser un beso muy muy casto... je je je... perdón... un gran beso muy casto.

Pedro: Sí, hay lugares especiales y ese fue uno. Al principio la casa me ofrecía un poco de desconfianza porque antiguamente era la casa del cura por lo que estaba pegada a la iglesia y al cementerio. Y el cielo... hacía años que no veía un cielo con tantas estrellas... era como estar en el medio de la nada, sin luces artificales alrededor.

d´Agolada: Me alegro de que te hayas pasado y que pienses en volver.

Toro: Me gusta tu bendición: Que así sea.

Aunqueyonoescriba: será mi lugar en el corazón pero también puede ser tuyo.

Entrenómadas: Es bueno reconciliarse con la naturaleza y en lugares así se consigue.

Fortimbras: nuestra Galicia rural es increíble ¿verdad?... cuanto más mayor me hago más me gusta volver a los orígenes.

Steve: gracias por tus versos.

jg riobó: La melancolía es un gran sentimiento, coincido contigo.

Elbereth: Sí, volví a Congo, apostando fuerte, en realidad apostando todo lo que tenía. Y por el momento he ganado la partida.

Diana: a veces los recuerdos duelen porque llegan de improviso, en cambio si los convocamos y estamos en alerta con las armas preparadas pues ya podemos defendernos.... hay que buscar el momento adecuado y enfrentarse a ellos con valor. Suerte si lo intentas.

besos para todos, a discreción, a troche y moche, a tutiplé, a pierna suelta...

Aldabra

Belén dijo...

Como me alegro guapa! así es, echas fuera a los demonios y dejas que los ángeles se instalen ahí a tu lado ;)

besicos

Aldabra dijo...

un besito Belén,
Aldabra

by Alex dijo...

Querida prima...
¿Te encontraste a ti misma, o has encontrado una "nueva" Aldabra?

En cualquier caso, que sea para bien.....va siendo hora...
Te lo mereces...¿no?....pues eso.

Fuera fantasmas.....fuera malos recuerdos......y llena su espacio con cariño y ganas de ser todos los dias, un poco mas feliz.

Apostar fuerte, con todo lo que tienes.....es arriesgado....pero, a veces....es necesario.

Bicos de primo.....querida prima.

Enredada dijo...

Volver a empezar... hay uan canción de Alejandro Lerner, que se llama así... voy a dejarte su letra es hermosa, tanto como escucharla:
Pasa la vida y el tiempo no se queda quieto llevo un silencio de frío con la soledad
En qué lugar anidare mis sueños nuevos
Y quién me dará una mano cuando quiera despertar

Volver a empezar, aun no termina el juego volver a empezar, que no se apague el fuego queda mucho por andar
Y que mañana será una día nuevo bajo el sol volver a empezar

Se fueron los aplausos y algunos recuerdos y el eco de la gloria duerme en un placard
Yo seguiré adelante atravesando miedos
Sabe dios que nunca es tarde, para
Volver a empezar

Volver a empezar, aun no termina el juego volver a empezar, que no se apague el fuego queda mucho por andar
Y que mañana será una día nuevo bajo el sol volver a empezar, volver a intentar
Volver a empezar.

Volver a empezar, aun no termina el juego