domingo, 1 de junio de 2008

"A las vacas de la Señora Elena no les gusta el pimiento picante" - Manuel José Díaz Vázquez.




El martes de esta semana (27 de mayo) a las 20.15 h Manuel José Díaz Vázquez, autor de la exitosa novela “Queso fresco con membrillo” publicada por Ediciones Atlantis y que prácticamente agotó su segunda edición en 2008, nos presentó su segundo libro “A las vacas de la señora Elena no les gusta el pimiento picante”. El acto se llevó a cabo en la Galería Sargadelos de Ferrrol, con gran asistencia de público. Como amiga y admiradora de Manuel, no podía faltar a esta cita.

Tras el éxito de su primera novela, Queso fresco con membrillo -uno de los libros más vendidos en Sargadelos el año pasado-, Manuel regresó al mercado editorial con su nuevo libro, inspirado, como ya ocurrió con el primero, en sus recuerdos de la infancia. La obra tiene un título largo y muy curioso y de ella habló largo y tendido su autor en la galería Sargadelos, de forma amena y divetida. Todos los que estábamos presentes disfrutamos mucho de la presentación, yo misma escuché como dos asistentes se lo decían a Manuel mientras esperábamos para la firma de nuestro libro.

En la presentación, Manuel, nos explicó a los presentes, el porqué del título y la historia de algunas de las anécdotas que aparecen en el libro.

Un pequeño resumen de la obra y un pequeño fragmento:


Durante unas vacaciones de verano en la aldea, un niño comienza a ser consciente del entorno natural, del lenguaje y de las costumbres de la época, contándoselo años después a un escritor en ciernes, quien encuentra todo tan vívido que lo asume como suyo propio, fundiendo realidad y fantasía en su quehacer literario.


Así da comienzo el libro:


“Acostado en la mullida hierba seca y quemada por el sol del inclinado camino (aproximadamente diez grados de desnivel), el nieto del viejo “Mazico”, con el brazo derecho cruzado bajo su cabeza a modo de almohada o cojín, observaba distraídamente el paso lento y ocioso de una nubecilla que en su forma se parecía al corderito del suavizante “Norit” (véase el recipiente), y a la que venían como anillo al dedo todos los adjetivos sonoros que el poeta había atribuido al burrillo “Platero” (excepto el de peludo), y que, deslizándose solitaria y elegantemente por la despejada avenida del cielo, vagaba, posiblemente ensimismada en sus esponjosos pensamientos. ¿Qué hace una nube sola en la inmensidad? No lo sabemos, y si lo supiésemos, guardaríamos el secreto... Si diremos, a modo anecdótico (este relato está cuajado de anécdotas como el cielo de estrellas), que se trataba de la nube número 3455621298; y puede ser que este dato numérico ustedes no se lo crean, pero, en verdad, las nubes están numeradas, basta con fijarse en la parte inferior derecha, aunque claro, para leerlo hay que tener la vista de ochocientos linces y otras tantas águilas...”

Y si queréis conocer el resto de la historia y reiros a discreción, no tenéis más que asomarose a las páginas de este libro, que describe con maestría y un lenguaje muy cuidado, la infancia que a todos nos gustaría haber tenido, sin lugar a dudas (al menos a mí).


15 comentarios:

Belén dijo...

Pues nada, tomaré nota ;)

Besicos

TOROSALVAJE dijo...

Tiene buena pinta.

Besos.

aunqueyonoescriba dijo...

ainsss madre la de libros que tengo apuntados pendientes... es que además reconozco que en este caso el autor ni me suena... sniffff

KUKA dijo...

Genial, otro libro para leer, gracias.

d2 dijo...

Buena pinta si que tiene.... otro libro para leer... Gracias

Elbereth dijo...

Con tanto libro ya no sé ni por donde empezar. :)

Un fuerte abrazo.

aná dijo...

Ese día no pude estar en Sargadelos, mi nieto requería mi presencia, leeré el libro.
Bicos, Aldabra.

Wycherly dijo...

Listo ya esta ya lo apunte.

Saludos.

guillermo elt dijo...

La infancia que a todos nos gustaría haber tenido... a todos???
Interesante... Ya, ya sé.
Besicos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Me apunto la sugerencia: sólo el título merece ya una oportunidad de lectura.

Isaac González Toribio dijo...

Otro voluntario para comprar el libro. Por cierto, Aldabra, muy valientes tus dos entradas anteriores ¡Y QUÉ BIEN ESCRITAS!!!
Bicos

Aldabra dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Estos días ando muy mal de tiempo así que me vais a perdonar que siga sin contstaros uno por uno, a ver si hoy, por fin, me paso por vuestros blogs.

besiños cariñosos,
Aldabra

Juanjo dijo...

Nunca iré a comer con una vaca de la Señora Elena, pero el libro quizá lo lea. Con un poco de miga de pan. Por si acaso.

Besos.

Enredada dijo...

ufff me vieras tía!!!!
TENGO MIL QUINIENTOS LIBROS POR LEER, OTROS MIL EMPEZADOS Y OTROS POR TERMINAR! Y SIGO AGREGANDO A LA LISTA!!!!
beso

MERCADO GALEGO dijo...

Manuel José Díaz Vázquez tiene otro libro, también de mucho éxito:
QUESO FRESCO CON MEMBRILLO.
Los lectores de A LAS VACAS DE LA SEÑORA ELENA LE GUSTA EL PIMIENTO PICANTE, disfrutarán también de dicha obra.

http://www.mercadogalego.eu/web/articulo.php?idarticulo=2265&idioma=2