miércoles, 25 de junio de 2008

Rechazo







Todavía arrastro el desconsuelo de todos estos años vividos a tu lado. Tal vez me hayas querido, no lo pongo en duda, pero no del mismo modo que yo, con la misma entrega. Y nadie es mejor que el otro, simplemente, somos diferentes.

Tus caricias tenían fronteras invisibles en mi cuerpo, por eso una parte de él se fue muriendo hasta que dejé de quererte. Día tras día te pedía de mil maneras ternura, abrazos, besos que no llegaban. La respuesta siempre era la misma: stress, cansancio, falta de ganas, preocupación por el trabajo… Hasta que me escondí en un rincón de nuestra cama y dejé de acercarme mientras aplastaba mis lágrimas y mis ganas bajo la almohada. A veces me preguntabas si lloraba. Te mentía.

Me vencían la desesperanza y el desánimo ante tu negativa a recibir ayuda. Te lo pedía por ti mismo, sobre todo, pero la cerrazón te impidió ver que tenías un problema que nos afectaba a los dos. Y la frustración me ganaba la partida haciéndome pensar que ya no te gustaba, que no deseabas mi cuerpo, que tal vez te gustase otra mujer… A mis preguntas, tú negabas, alegando que veía fantasmas donde no los había, que sólo era una mala época.

¿Y que hay de los ataques repentinos de ira desmedida?. No sé qué fue más difícil de soportar. Me asustaba viéndote tan descontrolado, gritando por tonterías y llegaba a odiarte por unos instantes viendo como después llorabas pidiendo perdón. Sí, te perdonaba y trataba de entenderte pero no podía olvidar de pronto las palabras hirientes que habías proferido y cómo te humillabas. Estabas enfermo.

El día del conato de abandono estuve tentada de no abrirte la puerta, al igual que estuve tentada de dejarte aquel día que chillaste delante de mis padres o de nuestros amigos. Cada vez me decía que sería la última. No lo llevaba a cabo. Esperaba el milagro que nunca llegó.


Ahora ya hemos tomado caminos diferentes. No pudimos superarlo.


14 comentarios:

STEVE dijo...

Es la historia del pan nuestro de cada dia, donde inicialmente las obligaciones laborales u otras se anteponen a las de pareja, pero segui leyendo.......... y vi que el esfuerzo desmedido trajo unas consecuencias.......ira. inapetito sesual, dudas, cansancio, etc...
fuese lo que fuese cambio al ser que conociste y se vio superado y enfermo por no cortar con la enfermedad escudada de ambicion laboral, sumegido en ese desman de desilusiones ambiguas que al final y como siempre lo paga quien espera en casa.
pero segui leyendo tus letras mas poco a poco.......y me dije, es tarde para psicologos de pareja?, heridas y desenamoramiento quedo sembrado entre sabanas humedas pero esta vez de lagrimas, lastima, otra pareja rota.
Besos

TOROSALVAJE dijo...

Lo siento amiga, espero que no te duela demasiado.

Aunque veo que todavía lo tienes presente.

Un abrazo.

38 grados dijo...

Hay situaciones, palabras, hechos, que superan, y nos superan. Yo es que no creo en los milagros. Así que adelante, que el camino es ancho y sin barreras.
un beso

Belén dijo...

Pues sabes una cosa querida mía? que casi mejor... si hacen daño lo mejor es dejar que vayamos por distintos sitios no crees?

Mil besos

d´Agolada dijo...

Este tipo de situaciones se dan con demasiada frecuencia en nuestra sociedad, ánimo. Un saludo

jg riobò dijo...

La uniformidad de los días, de las historias, de esta rutinaria sociedad.

Enredada dijo...

Aldabra, es mejor darse cuenta.
Lo que fué así no cambia por más que querramos o soñemos que si.
La vida nos da otras respuestas, nos sigue dando caminos por recorrer.
Como decís vos, caminos diferentes, y quien te dice? tal vez allí el amor.
Estoy bien.
Voy a escribirte.
Te quierooooooooooooooooooo!

horabaixa dijo...

Hola,

Entre en Steve y vi un comentario tuyo. Me encanta todo lo relacionado con las sirenas. Por eso ahora estoy aqui.

Quizá me meto donde no me llaman. Pero mejor así. Te darás cuenta. Ahora es pronto.

Te deseo mucho animo.

Wycherly dijo...

Que te sea ligero...

Mi abrazo sincero.

Aldabra dijo...

Steve: Esta historia es pasada pero veraz... me gusta tanto escribir de lo bueno como de lo malo... lo bueno para volver a sobrearlo y lo malo para recordar lo que no debe volver a suceder... y claro, es el pan nuestro de cada día.

Toro: en realidad no dolió demasiado porque poco a poco dejé de querer... cuando algo así se resquebraja y se rompe es un alivio... muy grande... lo de tenerlo presente, es como le dije a Steve es para no olvidarlo.

38: sí, el camino ha sido estrecho al principio pero ahora es ancho... muy ancho... y muy largo...

Belén: pues claro.

d´Agolada: sí, supongo que hay miles de parejas así, sufriendo en silencio o a gritos, según.

Jg riobó: un día y otro día que no cambian hasta que llega el desenlace.

Enre: me alegra que estés bien pero no te creo del todo... aunque sé que poco a poco saldrás y te veremos todos más contenta.

Horabaixa: en este blog cuando vengas pues coomentar lo que quieras con entera libertad.

Wych: ya pasó...

bicos a todos,
Aldabra

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

De esas historias se aprende: a pesar de que duela el amor.

nandara dijo...

¿Arrastrar desconsuelo del tiempo vivido con él? Llámalo proceso de duelo, expúlsalo, poquito a poco, sin pausa... Exterioriza, con tranquilidad.
Es necesario y difícil de explicar porque la lógica brilla por su ausencia, se supone que nos inculcaron que la vida en pareja era el paraíso, que nos querríamos siempre y que jamás faltaría el respeto por ambos lados. Pero ya se sabe que los cuentos de hadas son eso, cuentos.
Salud. :)

guillermo elt dijo...

Besicosss.

Sol solito dijo...

Como jode que te dejen a un lado de la cama y te sientas no deseada. Eso es lo peor. Besos guapa