sábado, 14 de junio de 2008

Una tarde de verano


Las fotos las hice yo en la Playa de Seselle.



Hoy iba a ser el primer día de playa para Sara. No es que la entusiasmara ... las arenas, la bolsa, el bullicio, el calor en el coche... a veces era un rollo. Pero, justamente hoy, era un día perfecto. No tenía que hacer nada en casa durante la tarde y no hacía excesivo calor. Después de comer cogería sus bártulos y saldría con calma para disfrutar también del trayecto en coche. Le encantaba ir escuchando música y cantar a toda voz.

Iría a la playa donde solía ir con Senia... La echaba mucho de menos durante el mes de vacaciones que estaba con su padre pero aún así le gustaba ver a los otros niños jugando, haciendo castillos en la arena, bañándose en la orilla, recogiendo conchas... Y en aquella playa siempre había muchos niños pequeños porque era la menos peligrosa de la comarca. El primer día siempre solía buscar un sitio discreto ya que estaba demasiado blanca comparada con la mayoría de la gente. Cuando iba sola nunca faltaban en su bolsa además de las cosas habituales, el walkman, un libro e incluso a veces una libreta por si le apetecía escribir algo. Esa tarde lo llevaba todo, quería disfrutarla. Buscó el lugar adecuado y se situó más bien cerca del agua para darse un chapuzón de vez en cuando si tenía calor. Estiró la toalla sobre la arena, se desnudó, metió la ropa en la bolsa y como el sitio era discreto y puesto que estaba sola se sacó la parte de arriba del bikini. La gente de por allí no solía hacer topless y a ella tampoco le gustaba llamar demasiado la atención pero era algo a lo que no se podía resistir... le encantaba sentir los rayos de sol por toda su piel y sus pechos también formaban parte de ese conjunto. Estar así, semidesnuda, la hacía sentirse más libre. Se tumbó de espalda. Era una sensación agradable. La playa la relajaba mucho, tanto que la mayoría de las veces se dormía un ratito o un buen rato según el día. Incluso algunos hasta llegaba a soñar y se despertaba un poco desorientada. Hoy no sentía esa somnolencia que precedía a la siesta así que se dejaría llevar por la imaginación y soñaría despierta. Se acomodó los cascos… la lectura siempre solía dejarla para después del primer baño, cuando ya no hacía tanto calor. La música empezó a sonar “...tócame, no te quiero soñar, déjame abrazarte real o irreal, sabes que....” “...cuando hacemos el amor tu eres brava como el mar y en ese mar soy pez... cuando hacemos el amor... no hay centímetro de mí, ni caricia, ni rincón que no pertenezca a ti. Así es tu amor...”

Tumbada allí, casi desnuda, con el sol acariciando su piel empezó a sentir deseo, un deseo que le recorría cada poro de su piel... siempre era igual...en su fantasía todo podía ser perfecto... cada caricia, cada beso en el lugar preciso, cada palabra, cada gesto, cada susurro... era todo tierno y casi tan real que cuando se daba la vuelta y volvía a la realidad, incluso a veces lloraba.




Se levantó de la toalla. Había llegado el momento de ir a dar una vuelta para despejarse y dejar de dar vueltas a la cabeza. Estaba enamorada de un imposible. Su corazón amaba en soledad. Jamás iba a sentir con él esas caricias, esos besos... todo lo que ella imaginaba una y otra vez.

Después del paseo de ida y vuelta se bañó y estuvo leyendo hasta el atardecer. Ese era el mejor momento de la tarde, sin duda. El momento feliz del último baño. Nunca importaba lo fría que estuviese el agua. Se mojaba un poco el cuerpo y se zambullía con un pequeño grito de frío y placer al mismo tiempo. Le encantaba nadar hacia la dirección del sol, mirándolo en lo alto, brillante, imponente y majestuoso... Sentía como si fuese en la dirección adecuada, en busca de lo imposible, en busca de la verdad absoluta si es que existía, en busca de sí misma...

Después del baño se cambió de ropa y se vistió. Recogió sus cosas y se volvió a casa con la música todavía resonando en su cabeza “... Siente la magia del corazón. Cada latido será un color, que pinte el cielo de tus fantasías, que borre el gris de tu melancolía...”


---ooo0000ooo--- ---ooo000ooo---


Esta entrada se la dedico a Martín: "Una bitácora de cuadritos" porque me ha pedido que lo lleve a la playa y como eso es imposible en la realidad, he pensado en regalarle una tarde virtual.

Decir que este texto lo escribí hace bastantes años, cuando Senia todavía era muy pequeña.




23 comentarios:

Aldabra dijo...

Si quereis escuchar una de las canciones citadas en este texto, pinchar el link de "Canción para una tarde de verano" que aparece en el margen izquierdo del blog.

Besitos a todos y buen finde.
Aldabra

Aldabra dijo...

Se me olvidaba deciros que HE APROBADO 2º DE INGLÉS con un 8,4. Gracias a todos por vuestros ánimos en el post... tal vez me anime a continuar... ahora que aprobé lo veo con más optimismo... je je je

bicos,
Aldabra

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A mí no me gusta la playa, pero acabo de desear estar tumbado a su lado toda la tarde.
Felicidades por lo del inglés.

Abedugu dijo...

Gracias por tu visita.
Me gustó el relato del día en la playa casi parecía que se podían sentir los rayos del sol sobre la piel.
Felicitaciones por tu buena nota en inglés, yo para los idiomas soy negada.
Buen fin de semana.

asbeirasdoarnego dijo...

Menudo relato máis descriptivo, máis intensao, creo que hasta me puxen moreno...
Moitas felicidades polo do inglés alegrome. Un Saúdo. Prometo voltar por aquí.
www.asbeirasdoarnego.blogspot.com

Rastrodesusurros dijo...

Impresionante texto. Me gusta como describes todas las sensaciones, lo hace tan verosímil! He llegado a creer que estaba en esa piel al leerlo por segunda vez.
Precioso :)

Silvia dijo...

Me ha encantado el texto, porque me apasiona el mar, y porque me encanta soñar despierta. Me he sentido muy identificada con la protagonista. Un placer visitar tu bitácora. Hoy he paseado por el mar con ella.
Un abrazo

d2 dijo...

Me ha encantado; gracias.

Mary dijo...

ME ENCANTO TU BLOG

Y TAMBIEN TUS ESCRITOS

VOLVERE¡

TOROSALVAJE dijo...

Me gusta, está escrito siempre con mucho gusto, es preciso y muy bonito.

Veo que antes ya lo hacías muy bien también.

Besos.

leandro dijo...

olá Aldabra!
agradezo-che os comentários que deixaches no meu blog!
se algumha vez tes contos para pintar, avisa-me!

Diana dijo...

Tu texto me ha hecho sentir que estaba en la playa totalmente. :)
¡Voy a ver si me ha dado el sol! XD

Ah, y lo que querías ser cuando eras pequeña me parece muy bonito y muy generoso!
Un besote, guapa!!

Diana dijo...

¡¡MUCHAS FELICIDADES POR LO DEL INGLÉS!! A mí se me da fatal!! Qué envidia!!! Muy bien hecho!!

MUAK!! :)

Belén dijo...

Por favor!!!!!!!

Yo necesito algo de playita si señor!!!!!!!!!

Espero poder ir la semana que viene... :)

besicos

jg riobò dijo...

Me estas dando una envidia con el tema de la playa. Cada vez me gusta más la playa, con la edad me apetece más.
Me gusta el texto y la sensación que transmite.

martin dijo...

Antes de nada, felicitarme a mí mismo, porque parece que mis clases particulares de inglés han dado resultado... :P

Y en segundo lugar, muchísimas gracias!! creo que es la primera vez que alguien me lleva a la playa de la manita a través de una historia tan evocadora... Me acabo de volver a enamorar de usted, aún más si cabe.

No se preocupe, que yo también la llevaré a una playa, no sé si será a la Malagueta o nos iremos a Zahara de los Atunes, no lo sé. Pero me pongo a trabajar en ello ahora mismo!!

Muchos besos y agradecimientos y amor y topleses y minibikinis y sobre todo, gracias por saber escuchar.

guillermo elt dijo...

Una bonita historia para que apetezca darse un bañito, ahora que empieza a apretar el calor. 30º
por aquí.

Enhorabuena por las notas... Si ya te lo decía yo, pero... Ayayayay!!! Que te gusta que te regalen el oidillooooo.... jejejeje

No, de verdad, sin bromas... Enhorabuena!!!

Besicos

Fortimbras dijo...

La historia es tan actual que podia haber sucedido ayer mismo (hoy no que está nublado). A mi me gusta ir a la playa, escuchar música y correr un poco.Lo de leer me resulta un poco incómodo porque a veces el libro es grande y ya me cuesta trabajo sostenerlo con las manos y si lo apoyo acaba llenándose de arena.
Pero curiosamente escribo. No con ordenador, ni con papeles. Escribo en mi mente y como tengo buena memoria, al llegar a casa le doy forma. En la playa hay muchos motivos de inspiracion y para todos los géneros, desde una gaviota propia de cuento infantil, hasta un cuerpo morenazo de mujer que te lleva a historias de amor o incluso de sexo.
Y, logicamente, tambien nado. Suelo hacerlo en paralelo a la orilla porque no quiero meterme en grandes profundidades pensando en que he de volver. Echo de menos una balsa de La Concha, en San Sebastian, que estaba a unos 150 metros de la orilla, en la que podias descansar antes del retorno o incluso dar algun salto desde sus trampolines.
Bueno, esa es otra historia.
Un beso

Sol solito dijo...

Si es que donde el solito alumbrándonos en el mar......y felicidades por el Inglés. Besos

Wycherly dijo...

uhh Lªª hay que rico la playita!!

Congratulations!!!!!!
x lo del ingles.

Abrazo

Aldabra dijo...

Antes de nada, gracias a todos por vuestras felicitaciones.

Pedro: a la playa, como a todo, hay que cogerle su truquillom, a mí me encanta disfrutarla a partir de las 6 de la tarde, cuando el sol ya no quema y cuando ya mucha gente se empieza a marchar... el mar es muy tranquilizador.

Abedugu: nadie es negado para nada... puede que cueste más o menos pero siempre se pueden conseguir buenos resultados con esfuerzo.

Asbeirasdoarnego: e que eu véxote moreno.

Rastrodesusurros: me alegra que hayas disfrutado un ratito de sol ¿te gusta la playa de Seselle?... seguro que frecuentas Doniños, como Senia.

Silvia: vaya, así que nos parecemos... ¿no?

d2: gracias a ti por leerme.

Mary: vuelve cuando quieras porque eres bienvenida.

Torosalvaje: Gracias por tus palabras ¿Escuchaste la nueva canción que te dejé?

Leandro: pasareime polo teu blog e te conto.

Diana: el caso es que todavía lo sigo queriendo... ahora digo que cuando me jubile me meteré en una ONG y me marcharé a ayudar en lo que pueda a algún lugar lejano .

Belén: este año todavía no fui ningún día, esta semana que viene si el tiempo acompaña y ya sin clases, me podré pasar.

JG riobó: Me alegro de que te haya revivido las ganas del mar. Es que donde esté un buen chapuzón en las frías aguas del atlántico o cantábrico según sea.

Martín:¡hey!... deja de echarte flores que te silbé y no viniste... je je je... me encanta ese tono de Vd... me recuerda el bolero "Usted"... "usted es la culpable de todas mis angustias, de todos mis quebrantos..."

tú me das las gracias por saber escuchar y yo por confiar en mí: Gracias.

Guiller: no veas la racha que me echó el "che"... que si soy una agonías, que si esto que si aquello... pero es que de verdad es lo que siento cuando estudio... siempre voy a dar el máximo y cuando ese máximo no sale pienso que no lo hago bien, así que la primer sorprendida con la nota soy yo... parece que lo hago a propósito para que me regalen los oídos, como dices tú, pero sabes que no se trata de eso... me pone muy incómoda que me alaben... en fin, igual algún día cambio.

Fortimbras: yo también he aprendido a escribir en la mente de un tiempo a esta parte, dejo que las ideas vayan germinando en mi cabeza y creciendo y cuando están suficientemente maduras las vuelco en el papel, la escritura se hace más facil así...

yo también nado en paralelo a la orilla, entre otras cosas porque nado bastante mal y tengo mucho miedo... en la piscina, no pero en el mar es otra cosa y más en nuestros mares ¿verdad?

Sol solito: si que es donde tú alumbras todo es maravilloso.

Wych: Thanks... y sí que es muy rica la playita.

bicos fuertes a todos y que mañana empecéis la semana con buen pie
Aldabra

guillermo elt dijo...

Joder, niña, si cambias ya no serías tú... Bueno...vale cambia pero solo en aquellas cosas que los demás no nos demos cuenta... bueno, y en otras en beneficio de tu persona...vale?
Besicos... empollonaaaaaaaaa!!! ... jejejeje

Elbereth dijo...

Un 8.4 genial!!!! Felicidades!!!! Me gusta leeros cuando habláis de las playas... se nota cuanto disfrutáis.... Yo aguanto nada el sol. :)) No me gusta tomarlo, soy rara lo sé, lo sé. Y lo de estar tumbada en la playa no es para mí.

Prefiero los paseos al atardecer, o muy temprano, cuando amanece....

Pero me pongo en tu piel con tus historias y disfruto...

Muchas felicidades de nuevo.

Un fuerte abrazo.