jueves, 5 de junio de 2008

Ponga una terapia en su vida






Tengo que buscar un sitio para pensar. Lo voy a hacer como un juego. En realidad se trata de una nueva terapia. Ahora no me acuerdo como se llama porque evidentemente tiene un nombre. Parece ser que es muy utilizada en Milán y en Palo Alto. Este último lugar no sé exactamente donde queda. Bueno, ni exactamente, ni por aproximación. Tengo la intuición que debe de estar en Estados Unidos porque con tanta gente que vive allí a alguien se le habrá ocurrido esta idea revolucionaria para ponerla a prueba.

Lo bueno de los que necesitan terapias para algo es que existe un variado menú a gusto del consumidor. Que resulta que no te va bien con ésta, pues no te preocupes, hombre, que ahora vas a probar con una de última generación y ya verás como la suerte te acompaña. Que tampoco hay suerte, pues tampoco te preocupes que mientras tú estás debatiéndote a brazo partido con una ya hay personas que están inventando otras nuevas. Y además como penúltimo recurso aún te quedan las pastillas. Lo malo es que claro, tal vez además de hacer terapia tengas que hacer dieta. No siempre, por supuesto. No todas las pastillas engordan. Porque en las pastillas también existen variados menús. ¿Prefieres cápsulas de un color solo, de dos colores, pastillas normales, ansiolíticos y antidepresivos, antidepresivos y relajación…?. Y todavía aun existe una última solución desesperarda. Morirse. Esta, la verdad, no se la recomendaría a nadie porque es bastante deprimente pensar en ella. Y tampoco consiste en estar más deprimido todavía. No tiene gracia.

Y a lo que iba que me estoy desviando del tema principal.

Tengo que buscar ese lugar ideal para pensar. Pensar en las cosas malas y negativas, se entiende. Porque para pensar en que estamos de vacaciones rumbo a Las Bahamas, tomándonos una cervecita bien fresca en una terraza de verano, dándonos un chapuzón desnudos en una cala desierta y maravillosa, besándonos apasionadamente con el amor de nuestra vida (¡ay!, perdón, se me ha escapado. No existe ese tipo de amor. Creo ¿O sí?. No lo tengo claro) o simplemente haber conseguido no pensar en nada (que ya es todo un triunfo)… para eso cualquier sitio es estupendo. En cambio para pensar en las cosas-malas-que-nos-angustian-y-deprimen-en-exceso-cuasándonos-gran-dolor es necesario buscar un lugar determinado. Y no pensar en eso en ningún otro lugar bajo ningún concepto. En eso consiste la terapia. Que parece que resulta que quiere uno deprimirse… ¡ah!, se siente: No ha lugar, como se dice en los juicios. No estoy en el lugar adecuado. ¡Que sencillo! ¡Está chupado!. De tan facil que parece es que hasta podría habérseme ocurrido a mi sola sin tener que leerlo en uno de esos manuales tan interesantes que existen ahora en el mercado. ¿Lo dudan? Con la imaginación que tengo seguro que podría haberlo hecho.

Sí, sí, sí, ya sé que estarán pensando que estoy jugando al despiste y que en realidad soy yo la que necesito la terapia. ¡Vamos, porque no me conocen porque si no les daría la risa de pensar que algo así pudiera pasarme a mi!. Porque soy una mujer madura, lógica, congruente, sensata, objetiva, con aplomo, segura de sí misma, decidida, arriesgada, tenaz… no sigo porque van a querer conocerme y quiero seguir en el anonimato. Sólo es un pequeño esbozo para que se hagan una idea y no piensen cosas raras. Esto es un simple pasatiempo. Estoy poniéndome en el lugar de alguien que necesitara pensar-en-cosas-negativas-en-un-lugar-determinado.

Para poder pensar en todo esto con claridad y buen talante me he obsequiado con un atracón-homenaje, que le llamo yo. Bocadillo de bonito con lechuga, piña, una cerveza y dos pastelitos deliciosos. Uno, recubierto con chocolate. ¡Que rico!. Me los comería todos de un golpe. Pero no lo haré aunque me muera de las ganas. Ya está bien por hoy. Es tarde. Es más, debería estar ya soñando que soy un querubín y estoy tocando el arpa en el cielo. Eso o que estoy haciendo apasionada y placenteramente el amor con un hombre cariñoso-comprensivo-educado-complaciente-sensible-generoso (¿ésto ya lo escribí antes?), que alguno habrá, digo yo. Están poniendo una cara de disgusto que me están deprimiendo. Y a ver si al final voy a tener que utilizar una terapia de esas. Toco madera, por precaución. Y no es porque sea supersticiosa porque ya les he dicho que soy lógica y sensata. Y tocar madera para que algo suceda o no suceda no es nada lógico.

Y retomo ya, definitivamente, el tema que nos ocupa. Un lugar, un lugar… Ya lo tengo. Si yo necesitase un lugar así para pensar, no tendría ninguna duda: el sofá de mi habitación. Está en un rincón agradable, por las tarde le da el solecito y al fin le daría una utilidad digna y productiva. Y ahora que lo estoy pensando que bien queda entre tus amigas y amigos decir: Yo es que en mi casa tengo un sofá para pensar. Es chic, vip, guay, super. Muy moderno.

Misión cumplida. Lo he encontrado. Así que van a disculparme porque me muero de sueño. No se si será a causa de la cerveza o de la hora.

Cuídense y no se olviden que siempre existe una terapia para todo.




25 comentarios:

Diana dijo...

Es buena idea la de pensar en tus preocupaciones sólo en un sitio!! A mí tampoco se me había ocurrido nunca!! En cuanto consiga fijar mi lugar de residencia de una vez lo hago, buscaré ese lugar! Tienes razón en que queda muy chic lo del sillón para pensar!!! JAJAJA!!!
La combinación de tu bocadillo me gusta: jamás habría pensado en echar piña, es buena idea también!!

MUCHOS BESOS!!!

Diana dijo...

Morirse NUNCA!!! A no ser que sea de tanta fiesta!!! JAJA!! Un abrazote!!!

d2 dijo...

Gracias, me ha encantado. Un beso

Carlos dijo...

Disculpa, pero es que me quedé en la cala, desnudos, bañándonos. :)

Yo por lo que cuentas de tu sillón, le reservaría una función mucho más amistosa, y en tren de tener que buscar un lugar para pensar en cosas desagradables, creo que no estaría tan mal hacerlo debajo de la cama. Por lo demás, como yo soy muyyyyyyyyy positivo y creo que sobran hombres "cariñoso-comprensivo-educado-complaciente-sensible-generoso, (vamos, que alguno tendrá que haber), si fuera mujer, utilizaría, con el afortunado en cuestión, la terapia opuesta, esto es, pensaría en qué cosas bellísimas se podrían hacer, encima de la cama. :) Que si la cama no resulta, pues queda el sillón, con lo que vuelvo a mi reflexión del principio.

Dulces sueños para vos.

Carlos (especialista en besos castísimos) :)

Wycherly dijo...

Hay mejor eso de dormir seguidito y de corrido con esa cerveza encima, intentalo mas seguido y me dices jajaja

38 grados dijo...

Pues la idea me parece estupenda, pero además de tener el espacio de los "malos pensamientos" también se tendría que poner "el tiempo máximo" de los malos pensamientos.
Vamos, que cinco minutos al día como mucho en el sofá y luego a la calle a tomar cervecitas.
un beso.

TOROSALVAJE dijo...

Si, el mundo está llento de terapeutas, terapias, libros de autoayuda, antidepresivos, ansiolíticos, religiones, psicólogos, psiquiatras, etc., algo no va bien.

Algo no va bien, repito. En general, algo va muy mal.

Besos.

Belén dijo...

Me parece maravilloso lo que me dices Aldabra querida, eso de tener un sitio para expulsar los demonios, eso es fantástico!!!!!

Algo así como el baño del cerebro no? ;)

Besicos

P.D soy descreída querida, ya lo siento, pero es así... hay gente impar ;)

aunqueyonoescriba dijo...

pues nada... a ver si el sillón funciona...

me quedé pensando en si existe el hombre de nuestra vida... supongo que es aquel al que se ama intensamente... aunque sea un momento...

besos!!!

guillermo elt dijo...

Ealdiiiiii.... jejejejejej... claro que existe el amor de tu vida... Si estamos con una persona a la que queremos, la queremos como si fuera la única persona en nuestra vida... para mí eso es suficiente... Vivir el momento como si fuera el único, o el último... algo así... que tampoco es tan exagerado, pero... bueno, yo pego tiros por esa zona... Otra cosa son las tonterías propias de darte cuenta que a quien tienes al lado, le sobran o le faltan kilitos, o nariz, u orejas... jejeje... pero de corazón y alma... están repletitos... Ya digo... o algo así.

El tiempo no me da para más... ya sabes... luego siguo

Besicos grandes

Isaac González Toribio dijo...

Yyo, que no creo en la terapias... Me tengo que ir poniendo al día. Bicos

STEVE dijo...

Terapia:
conjunto de medios de cualquier clase cuya finalidad es la curación o el alivio...........
voy a buscar una terapia banquera que arregle la psicosis de la cuenta, por mas que insito ella se empeña en ponerse roja cada mes.....
bromas a parte, el hombre con el afan de ayudar, inventamos, practicamos e incluimos remedios que al dia de hoy parecen efectivos " según la ciencia"....y al cabo de unos años son dañinos.......según la ciencia o los efectos y secuelas para algunos.
no hay mejor terapia que conocerse y conocer, aunque este ultimo lo aprendes al final de tu vida a base de experiencias y..........
besos

guillermo elt dijo...

Bueno, hija... jejejej... yastoy de nuevo aquí.
Pues como te iba diciendo... pues eso, que con lo del amor... listo y almidonado... A otra cosa, marisopla.

Pues del resto... qué quieres que te diga... Que cada cual es cada cual, y cada cualo, pues cada cualo... que yo sigo con mis neuras, y mis bajones, pero que los combato con ganas de optimismo...(quién tiene narices para amargarme el día???!!!... A ver, que dé un paso al frente, que me lo como!!!... fritito con patatas... jejejej) Eso no quiere decir que no haya momentos malos, pero... pero eso. Le vamos a joder el día al que tenemos al lado???... Pues claro que sí, por supuesto, o es que soomos seres perfectos y sobrenaturales... pues no, somos humanos de carne y hueso. Y cuando llegan esos momento, pues uno... pues a reaacionar como cada cual reacciona, según su personalidad y a procurar joder lo menos posible... si se puede. Y a tragárselas como puños en la mayoría de las ocasiones... así tenemos las úlceras, las hernias. Y cuando llegan los momentos buenos... trar de impregnarse de ellos para que sirvan de cimientos para cuando lleguen los malos momentos... Me entiendes, no.

Sabes quién inventó esa terapia de la que hablas???... Adivinaaaaaaaaa!!!
Pues un jodido psiquiatra egoista y mal profesional, que tenía una mujer con problemas. Tal fue su sufrimiento de tener que "aguantarla", que dijo... "yastá, a esta la meto en el cuarto de las escobas y le digo que es una terapia para que se cure, y mientras, me deja tranquilo"...

Amiguica, qué te a parecido??? A que no lo sabías???... jejejeje... Quesque me he metido en internete y lo he averiguao....jejejejjeje

Esther, cariño, que un besazo. y, cuidate y que te cuiden.

Besos, abrazos y saludos

Fortimbras dijo...

Prmimero fue el psicoanalisis freudiano y ahora es la terapia. Con toda seguridad, y no quiero meterme en temas cientificos, el lugar ideal de las terapias es Argentina. Alli hay in psicólogo en cada esquina y un lugar de terapia en cada portal.
Pienso que la mejor terapia es hacer lo que te apetece.
A mi, por ejemplo, es escribir tonterias, sin fines trascendentales. A otros es sentarse a pensar y quedarse dormidos.
Ah...y luego esta el yoga y la meditación trascendental...pero eso más que terapia, en nuestro hemisferio, viene siendo moda.
Sigue con tu terapia del bocata, la cerveza y los pastelitos, que esa al menos, es golosa y alimenticia.
Un besco

Aldabra dijo...

Diana: la verdad es que he probado pero que a mí no me resulta... es que no me gustan las cosas por imposición... aquí sí, aquí no...

y la piña es de postre, no con el bocata... je je je

d2: Gracias a ti.

Carlos: tienes toda la razón, el sofá da para mucho más... !vamos que si da!... je je je... por no hablar del resto de cosas que nombras... cama... ya verás, ya verás... lee mi post de esta noche y ya me contarás.... je je je

Wych: a mí una cerveza me relaja porque me encaaaanta.

38º: ¿tiempo máximo?... ¿cinco minutos?... no te llegan ni para acomodarte, hombre...

Toro: coincido contigo en que algo no va bien... estamos todos fatal del coco... es la verdad...

Belén: me gusta la gente impar aunque sea descreída como tú... al menos reconoces tu autenticidad.

aunqueyonoescriba: sí existe un hombre de nuestra vida, más también... pero uno siempre es especial, sin desmerecer al resto.

Guiller: hoy te mato... me dan ganas de coger el autobus o el tren y pegarte un par de tortazos (cariñosos) para que te me despabiles... pero hombre de dios ¿qué me has llamado?... el otro día Elbi y hoy... ¿te has dado cuenta?... estamos en el blog, Guille, no en la vida real...

Isaac: un día dijiste en tu blog que todos podíamos llegar a ser víctimas de una secta... y hoy yo te digo que todos podemos llegar a ser víctimas o conejillos de indias de las terapias... cuando se está mal uno intenta lo que sea para salir del pozo, yo por lo menos... aunque luego ya mejor veas que lo que hacías era ridículo.

Steve: no hay mejor terapia que querer y que te quieran... es la mejor cura para un corazón roto... venga de donde venga el daño.

Fortimbras: sé que para los descreídos de la psicología muchas cosas de las que hablo suenan a "risa"... yo misma trato el tema con ironía... y lo trato así por sacarle hierro... nuestro cerebro es como una fiera que en cuanto se desboca es dificil ponerle freno... también a la pasión, esa gran desconocida... el caso es que tratar de reeducar al cerebro para que cambie de conducta es una tarea de titanes... al menos para mí... es muy facil decir: Trata de distraerte, No pienses en cosas malas, No te obsesiones, No te angusties... pero que dificil conseguir llevar eso a cabo. Porque además el cerebro se vicia y tiende a repetir siempre los mismos esquemas. Aunque no cabe duda, que hacer lo que nos apetece sienta bien. En eso coincido contigo. Es una buena ayuda.

Bicos a todos.
Me están esperando unos maravillosos apartos en el gimnasio.

Que paséis una buena tarde de viernes.

¿os dije que alguna vez que sois importantes para mí?... todos y cada uno de los que me visitáis... ¿no?... pues eso...

jg riobò dijo...

Todos tnemos ese sitio donde los problemas se olvidan y el futuro es esperanzador.

Anónimo dijo...

rio ... por no llorar. es la vida.te leo hace mucho. no nos conocemos , pero siento tu sentir.
.....pastillas, terapias, amigos , consejos, ¿donde esta el amor?,,,

NO amor de madre, sino amor de pasion, ES dificil.



es como la ruleta rusa.

d´Agolada dijo...

Hoy en día hay terapias para todo. UN SALUDO.

Elbereth dijo...

Aldabra:me ha encantado el texto. En serio. Me ha gustado ese tono que has empleado para reír con nosotros de tanta depresión y terapia, y manuales de autoayuda, y de...de todo.

Y me ha encantado que le regañaras a Guille...¡porque se lo tiene merecido la verdad! jajjajajajajjajaja Guille, perdóname, pero no lo he podido evitar. Ha estado genial Aldabra.

¿Qué decíamos de los hombres....y el amor de nuestra vida? :)))) Voy a decirte una cosa, que quizá te parezca una enorme estupidez...¿de acuerdo? Creo que existe el amor eterno durante segundos o días. Creo que existe el amor perfecto durante un breve tiempo. Creo que la media naranja existe, hasta que el tiempo la marchita. Pero mientras tanto es real.

Y eso me ha hecho recordar los versos de Guillermo, de hoy. Todos los que hemos tenido una relación y se ha roto...dudamos. De todo.

¡Dios mío que charlas! ¡Soy como Guille! jajajjajajajajja Cosas de familia.

Un fuerte abrazo, Aldabra. Me ha encantado tu rincón. Solamente que yo lo pondría muy alejado de mi cama.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El problema de ese sofá es que invita más a una buena siesta. Yo, para pensar en cosas malas uso la etiqueta monstuos de mi blog.
Besos.

Enredada dijo...

jajaja, me hiciste reír!!! yo no encuentro ni siquiera un lugar tranquilo para pensar!!! jajaja.
Quiero agradecerte, por la canción de esta semana que se va,
Quiero que se me pinte bonita la vida.
Que no me pierda otra vez buscando esas flores de papel
que alguien pintó del color que quería para mi vida.

Yo sólo soy un payaso con gafas azules.
Me las dieron hace tiempo a cambio de fama
y una historia pegada a la espalda:
“Esta niña no ha roto nada”,
y en mi vida, mi amor, esto no es lo que…

quiero que no me rompan las ilusiones.
Quiero quedarme tranquila durmiendo en tu almohada
y no ver después que no sirvió de nada.

Yo que te he prometido toda la vida.
Yo que he esperado tanto a que llegaras
y ahora, siempre te miro de afuera,
como si yo no estuviera.
PARA HACERME FELIZ HAY QUE ESTAR MUY LOCO…
POR MÍ.

Es dulce y hermosa, claro que no tanto como vos, amiga del alma!!!!!!
te quieroooooooooooooooooooooooo!!!!!

Anónimo dijo...

Pues no se por que, pero todo esto me suena un rato largo, leyendo tus "emosiones" o lo que es lo mismo, tus "aficiones" pues me da a mi que me suena...

va! que mas da, no?


saludosss

Aldabra dijo...

jg riobó: sí, si lo intentamos todos tenemos un lugar donde desconectar de la realidad.

Anónimo 1: siempre mejor reir que llorar, también llorar y reir al mismo tiempo... y del amor, sólo decirte que hay que estar siempre receptivos, así hay más posibilidades... el resto, lo hace el destino.

d´Agolada: sí, todo tiene remedio excepto la muerte.

Elbereth: pienso igual que tú del amor... y me alegro que te gustara el texto...

en cuanto a Guille, espera que llegue el lunes que aún le tengo preparada otra bronca más... je je je... es que no se me centra, hija...

Pedro: el sofá invita a muchas cosas... escribir, leer, dormitar como bien dices tú, escuhar...

Enredada: Nena Daconte no me gusta especialmente pero esta canción me gusta muchísimo porque me siento muy identificada con ella.

Anónimo 2: ¿te suena?... ¿te suenan porque me conoces? ¿te suenas porque tú también tienes una vida parecida a la mía?... siento que hayas sido tan misterioso en tu comentario porque así no te puedo responder mejor.

Besos a todos de domingo estudiantil... (mañana tengo un examen... ggggrrrrrr!)

Aldabra,

Aldabra dijo...

Para anónimo 2 (es que se me olvidó antes).
Discrepo en que emociones y aficiones sean lo mismo. Vamos, es que ni parecido tienen.

Bicos,
Aldabra

ZezinhoMota dijo...

Foi aqui neste sofã que me sentei a descansar da minha caminhada da visita aos outros blogs.

Deu para olhar um pouquinho para as tuas escitas, imagens e tudo o mais.

Vou regressar.

DO Porto-Portugal

ZezinhoMota