martes, 25 de agosto de 2009

Imágenes

Los domingos que tengo miedo, me acuesto sobre el pecho de Congo. Pongo mi oído derecho en el lugar donde está su corazón y escucho, atenta y confiada, el sonido monocorde de sus latidos: Boom boom boom. Boom boom.Boom boom boom. Boom boom.

Congo, amante, acaricia mi cabeza con las yemas de los dedos, construyendo caminos, senderos, veredas. A medida que el miedo comienza a disiparse, mi cuerpo y mi mente se relajan. Sin darse cuenta. Sin vuelta atrás. Y mis ojos se cierran.

Negro.

Hasta que llegan los campos de hortensias. Azules. Moradas. Rosas. Lilas. Blancas.

Y verdes

hortensias verdes

Y si queréis escuchar la sensacional voz de Chrissie Hynde (1951 Estados Unidos), cantante, guitarrista y compositora de rock, fundadora y único miembro del grupo The Pretenders que ha permanecido en él a lo largo de toda su historia, pues sólo tenéis que pinchar en el play.

La fotografía se la hice a las hortensias que tengo en un jarrón encima de mi mesa. Está retocada con Loonapix y Picnik.

20 comentarios:

Silvia dijo...

Me ha encantado el montaje de la foto. Y qué te voy a decir de la canción? que es preciosa y que Pretender me encantan. Yo también echo de menos esa sensación de tener un alma tan cerca, lleno de vida. Un calor que reconforta y da seguridad.
Biquiños

TORO SALVAJE dijo...

También eres una excelente creadora de atmósferas.
No te engordes pero lo que te digo es verdad.

Besos.

iliamehoy dijo...

Qué hermosa manera de pasarse los miedos y recuperar la calma que precede a los sueños....
Me encanta pasarme por aquí, siempre encuentro otro motivo para continuar.
Una sonrisa

Chousa da Alcandra dijo...

Seguro que, ademáis dos latidos do corazón, Congo non engadirá algunha substancia ó aire???. E que ese visionado policromático-floral partindo do negro...non sei eu.
En todo caso, sendo na intimidade do fogar -que ainda é inviolable-, podes considerar lícita esa terapia dominguera.

(Eu tamén lles teño certa manía a esas horas tardías dos domingos. Pero ti tranquila, non che vou pedir a Congo para que me dea freguiñas na miña cabeza. Ademáis de dudar de que él quixera, xa irei tentando atopar outras solucións...)

Adolfo Payés dijo...

Hermosa imagen.. me gusta el montaje.. esta perfecta.. BRAVO

Saludos fraternos
Un abrazo

Luna Menguante dijo...

Hubo dias en que mis miedos tambien se espantaban con una caricia o un abrazo, pero ahora eso ya no sirve.
Siempre me desahogue escribiendo. Cuando no encontraba con quien hablar o habia cosas que no me apetecia contar, simplemente las escribia. Me parecia una bonita forma de hacerlo, por eso la llevo practicando años.

No te voy a engañar, ni a ti ni a mi. Ese... bueno, 'ese' no ha salido de mi vida, y aunque hay una parte de mi que lucha porque lo haga, la otra hace todo lo posible por evitarlo.
Quiza por eso deseo que llegue el proximo curso, para irme, para tenerlo lejos y olvidarlo.

Espero encontrar muchas puertas abiertas ahora. Tengo 18 años, una ciudad nueva por conocer y unas ganas increibles de comerme el mundo.

Como siempre, gracias por tus palabras. Suelen llegar envueltas en un aroma mezcla de rosas y arena de playa :)

Un abrazo!

Alegría dijo...

... pues a mí, querida Aldabra, me desasosiega escuchar el corazón de D... Me da miedo, saber, sentir, escucchar su sonido y pensar que su vida, y también la de todos, sí, depende de ese ritmo... Cada uno encuentra paz y armonía... de un modo...
Me encantan las hortensias, ¿has visto mi foto de ellas en el margen? La canción, fabulosa...

Un beso.

Carlos dijo...

Por suerte tus domingos con miedo, cada vez son más raros, señal de que la terapia resulta. (rumores dicen que domingos sin miedo y demás días de la semana, por las dudas, sueles reclinar la cabeza sobre el pecho de Congo). :)

Un beso para tí.

Ulysses dijo...

Precioso efecto y la canción, felicitaciones

Saludos

galicia maravillas dijo...

:) qué relajante! y ese verde, se respira y tranquiliza también :) me gusta The Pretenders :)
y qué retoques más chulos! yo no sé ni quitar el rojo de los ojos! jejejeje
un biquiño! y muy feliz semana!!!

BIPOLAR dijo...

El negro me ha dado miedo por un lado y paz por otro. El negro significa la nada. Lo he sentido. No hay nada en el negro.

El corazón de Congo asusta. No pondría la cabeza sobre un gorila en celo.

Una imagen muy bella.

Belén dijo...

Hace bien poco oyeron así mi corazon...

Besicos

Bea dijo...

Es reconfortante totalmente poder hacer desaparecer el miedo de ese modo, pero lo es más aún, poder descansar al son de los latidos de un corazón que ama.
Besos

A.C. dijo...

Non hai como un masaxiño axeitado para poder pechar os ollos e Ver.

Un bico relaxado

Vagabundo dijo...

Donde mejor se está es en casa, claro que la tuya sería Congo.
A mi parecer, esos momentos están cargados de tranquilidad, calma y complicidad... algo para compartir en silencio.
Muy buena melodía y voz la de Chrissie.

SOMMER dijo...

Y me imagino que a medida que tu te tranquilizas en el pecho de Congo, a él empezará a acelerársele el pulso ¿o no?

Besos vecina

fonsilleda dijo...

Un regusto recuperar la canción, pero hoy le gana el texto, esas imágenes son un pequeño tesoro.
Me ha entusiasmado con ese soporte de hortensias...
Creo que las mías también están ahí.
Bicos.

Carlos dijo...

Aldabrita, no me refería al retraso de los post sino a la fecha que figuraba a la izquierda (en el apartado de informaciones) donde el almanaque decía 15/08/09 :)

Estela dijo...

a medida que el miedo se va...amiga mia todos tenemos esos miedos..y quizas solo sirve para valorar mas lo que tenemos y desamos..pero una vez conseguido nos relajamos...quierelo mucho ese congo tuyo que construye caminos y senderos.

Un abrazo!!!

Aldabra dijo...

Hola a todos:

Silvia:Ese alma que deseas... ya aparecerá, verás.

Toro: ojalá me engordara con los cumplidos... igual así perdía los kilillos que me sobran con mayor facilidad.

Illiamehoy: y a mí me encanta que continúes viniendo.

Chousa: cala oh, non digas nada... e verdade que engade ó aire unha substancia... pero é un segredo.

Adolfo: el montaje es muy sencillito...

Luna: lo dicho, y más.

Alegría: me sorprendió leer en tu comentario que te desasosiega escuchar los latidos... a mí me relaja muchísimo, siempre acabo dormida como un bebé.

Carlos: la terapia es muy muy beneficiosa.

Ulysses: me alegra que también escuchéis las canciones porque no es un asunto baladí... intento que acompañe y añada al texto todo lo que yo no conseguí expresar.

Galicia: a mí también me parece relajante... y tanto que te recomiendo que hagas lo mismo con otro Congo que haberlos hailos.

Bipolar: Efectivamente el negro es la nada. Pero por eso es reconfortante empezar a rellenar la "nada" con aquellas cosas que más te gustan... campos de hortensias... mar... arena de playa... sombra de árboles...

Belén: al contrario... lo intento pero es que Congo es muy grandote y no puedo con él... je je je

Bea: perder el miedo siempre es bueno, da igual el modo en que sea haga... (bueno siempre que sean "modos" de los buenos, claro).

A.C.: encántame que me remexan na testa.

Vagabundo: Congo es el lugar en el que siempre quiero estar, lo has comprendido a la perfección.

Sommer: Ahora que no nos oye nadie es verdad que a veces Congo se acelera un poco, la verdad, pero yo tengo un remedio muy efectivo para esos acelerones. Otro día te los cuento ;-)

Fonsilleda: las hortensias me gustan muchísimo... ahora ya han empezado a ponerse todas pochas y están feas pero hace un mes estaban en todo su esplendor.

Carlos: soy muy despistada, creo que te lo he comentado alguna vez, ni cuenta me dí.

Estela: no te imaginas cuanto lo quiero, Estela, claro que sí... es un tesoro, por muchos motivos.

Biquiños a todos y que tengáis un bonito viernes.