lunes, 3 de marzo de 2008

Autorretrato


Mi vida es muy jodida.

Y ahora muchos de ustedes van a pensar: “¿Qué miserias nos va a contar esta tía?”. No, no… se equivocan porque resulta divertido saber por qué mi vida es tan rematadamente jodida.

Para empezar voy a presentarme. Mi nombre es Paz… paz, que nos induce a pensar en algo dulce, palomas blancas y todas esas gilipolleces. A ver, ¿alguien de los que estamos aquí puede decir que la paz existe? Sí, que levante la mano el que lo sepa y que nos lo explique a todos. Yo me muero por saber dónde hay Paz y no vale lo de “paz interior” porque ese cuento si que ya no se lo traga nadie… paz interior, paz interior… pero, ¿quién se habrá inventado todas esas patrañas?, ¿los chinos?. Si alguien lo sabe, también que levante la mano. No veo ninguna, entonces deduzco que están de acuerdo conmigo ¿no?

Nací un 31 de diciembre. No les voy a decir el año porque eso sí que sería jodido. Claro, ustedes para animarme dirían: “Mujer si no se te echan”. Pero yo no soy tonta porque lo que tiene de bueno tener una vida jodida es que los sentidos se te agudizan. Siempre estás alerta y pensando: “A ver por dónde me cae algo ahora…”. Pues sí, un 31 de diciembre, yo ya como dudando… salgo hoy… salgo mañana… ¿cuándo coño salgo? Y salí un año antes, en vez de salir al año siguiente. Ustedes ya pensaban: “Ahora se le va a escapar el año”. Siento decepcionarles. Pero venga, hagamos una prueba: ¿hay alguien que se anime a echarme la edad que tengo? Al que acierte… bueno, a ese, le parto la cara por capullo. ¿Y saben cuánto pesé al nacer? Les daré una pista: era más pequeña que el muñeco “Pucheritos” de mi hija (1.800 gramos en canal). Vamos, que debía de dar pena. Mi bisabuela dijo al verme: “Esta pequena vai morrer”.

No le quise dar ese gusto a nadie, siempre fui muy cabezota. Empecé a crecer y a ser tan feliz que cuando tenía 16 años y como muchos adolescentes intenté suicidarme. Y no se me ocurrió nada mejor para tal fin que tomarme un buen puñado de optalidones ¿Se acuerdan de aquellas pastillitas pequeñas, rosa fucsia que hace años las retiraron del mercado porque se demostró que creaban adicción?. El 90% de las amas de casa españolas estaban dopadas y nadie se enteraba. Sin ir más lejos mi madre tomaba uno todos los días. Figúrense lo que me pasó a mí después de tomarme un montón… vamos, agarré un colocón de no te menees pero no me morí… bueno, un poco sí de la vergüenza cuando vomité delante de mi madre. Hoy me muero de la risa cuando recuerdo el episodio completo: mi madre barriendo las escaleras del portal y yo balbuciendo palabras sin sentido, subiendo las escaleras a rastras hasta conseguir llegar al baño… patético.

Algunos años después… Que bonito es el amor ¿verdad? El amor si que no es nada jodido… el amor es maravilloso. Me enamoré por primera vez muy joven, realmente perdí la cabeza por aquel cabrón… Tienen que perdonar que emplee esta palabra tan vulgar, en realidad yo no suelo decir tacos, soy una mujer muy educada y elegante pero es que hoy estoy jodidamente cabreada. Pues sí, sigo, el muy cabrón me llevaba 10 años y cuando lo conocí todavía no era mayor de edad… Que no, no les voy a dar ningún dato que les lleve a deducir la edad que tengo, estoy en todo. ¿Saben que día escogió el muy sinvergüenza para que perdiese la virginidad: el día 14 de febrero, llamado también de San Valentín o de los enamorados. Y digo que escogió porque no pintaba mucho en aquella historia. En realidad sólo me encargaba de poner el amor, mi amor adolescente, mi primer amor. Él se encargó del resto. Fue en su coche, un cuatro latas… un desastre se lo pueden imaginar. Ahora aunque me maten no recuerdo si fue en el asiento delantero o en el trasero… es que ya se me va la olla… tampoco tiene mucha importancia, ¿o si la tiene?… porque dicen que la primera vez nunca se olvida. Claro que la mía para qué leches voy a querer recordarla si fue muy jodida. Pero todo se supera en la vida: tuve varias depresiones, insomnio, principios de anorexia y no hay nada que un buen profesional no pueda arreglar. Hoy, sin ir más lejos y aunque tengo una vida muy jodida, me siento muy feliz. Vamos, que me dan ganas de bajar del escenario y abrazarlos a todos. Me sale el amor por los cuatro costados. También puedo abrazar a uno en representación… por ejemplo, a aquel chico del fondo de camisa de cuadros y jersey granate que está sentado en la penúltima fila… sí, sí, tú, el morenito de gafas y con barba de dos día… ah…. que dices que no tienes interés… lástima… otra vez será.

Pero luego tuve otro amor, otro gran amor con el que me casé y tuve una maravillosa hija. Y no me pregunten cómo pero el amor se nos rompió y tampoco creo yo que fuera de tanto usarlo, como dice la canción. De un día para otro me vi envuelta en un convenio de mutuo acuerdo y dos juicios, llamadas telefónicas de tono cariñoso, miradas románticas a la puerta de casa… buen rollito que se llama. Ahora también voy al psicólogo… quién mejor para compartir tanta felicidad. Ellos tanto arreglan un roto como un descosido… en el fondo, somos buenos amigos.

Y qué me dicen de los hijos… la maternidad… eso si que me ha llenado por completo… Sí, aquella maravillosa hija que un día tuvimos hoy ya es una adolescente… Y ay que ver lo que siente una madre cuando llega su hija a casa y le dice: “Mami, hoy soy muy feliz. He hecho el amor con mi novio. Y tú le contestas: “Hija, si sólo tienes 17 años”. A lo que ella responde: “Mamá tú me has contado que perdiste la virginidad antes de ser mayor de edad… y aunque no se me dan muy bien las matemáticas se hacer números. Pero no te preocupes, hemos tomado precauciones y ha sido muy romántico y especial. Lo hemos hecho en la cama de sus padres. Este fin de semana se han ido a la sierra. Por cierto, te he traído las sábanas a lavar, ¿crees que estarán listas para mañana?. No quiero que ellos se enteren”. Yo emocionada y al borde de las lágrimas le digo de nuevo: “Hija, anda, dame un abrazo”… Y me quedo rumiando: que felicidad tan grande… su primera vez y la comparte conmigo… que bien la he educado… para que diga su padre que está malcriada…

Sí, ya ven, aquí estoy contándoles mi vida…

Pero no, no se crean que todo en mi vida es jodido… no, no… Hay días que incluso hago el amor con mi pareja. Eso sí, casi nunca llego al orgasmo, de lo contrario el dicho popular: ”La felicidad completa no existe” debería ser cambiado. Aunque no es fácil, siempre hay un pero para que tal cosa suceda. Han de cumplirse en el mismo día los siguientes requisitos: que sea luna nueva, de número 25 y que coincida viernes, sábado o domingo y si además anunciaron en los telediarios que habrá eclipse solar, de luna… en fin, alguno de esos que se llaman “fenómenos naturales extraordinarios”, incluso… hay muchas posibilidades de conseguir ese orgasmo tan deseado. Y no quieran saber cuántas veces sucede todo esto junto en un año porque no tengo ni idea… en realidad, ya no me acuerdo ni por dónde hay que empezar…

(Mirando el reloj) Ay que ver, que tarde se me ha hecho, tengo que dejarles… voy a ir urgentemente a la biblioteca más cercana a buscar un manual porque han dicho en la radio que hoy probablemente caerá el meteorito que lleva años acercándose a la tierra. Puede que cambie mi suerte.

Que sean felices.

9 comentarios:

Nuk dijo...

andas jodida y se te ve el plumero...... ¿no has probado a enamorarte nunca de un oso de peluche? es menos comprometido.... ya sabes, anda siempre ahi, en el lugar donde lo dejaste la ultima vez, siempre dispuesto a escuchar, a leer, incluso a charlar cuando no se pone nervioso.... aunque para eso hay que hablarle en el idioma de los osos de peluche... pero ese idioma estoy seguro que lo conoces.

Ya sabes, como siempre un abrazo fuerte un monton de animo dentro de un sobre vacio.

bicos.

Isaac González Toribio dijo...

Para estar "jodida" la protagonista se lo ha tomado con mucha ironía y grandes dosis de humor. Eso demuestra inteligencia por su parte, y por la tuya dominio del difícil arte del monólogo. Bicos

Enredada dijo...

opino como Isaac...
Sos inteligente y tus palabras llegan...y mucho.
mil besos
con vivencias compartidas

Aldabra dijo...

Buenos días Muk, Isaac, Enredada...

Gracias por haberos tomado la molestia de leer mi texto.

Creo que no hay mejor terapia que reirse de uno mismo. Cuando las cosas pintan mal hay que tomarse la vida con filosofía para que no nos arrastre. No siempre se consigue pero al menos hay que intentarlo.

Bicos fuertes...

hoy los que tocan son... son... de burbujas de champán.

Elbereth dijo...

Ja,ja,jajajjajaj ¡Bravo! Ay cómo me ha gustado! Primero por el ritmo trepidante, leía y leía, y cada vez sonreía más.

La ironía es una buena píldora, sin duda. ¿No me dejas decirte la edad? jajjajaja Espera si restamos 17 años... al 2008, y a esa cantidad sumamos no sé unos...25 o así...jajaja valeeee....me callo.

Me ha encantado. Sólo una cosa me preocupa...ese último novio...¿segura que no hay que cambiarlo o alternarlo con otro?

;)

Un fuerte abarazo...Muy, muy bueno.

Nuk dijo...

A mi?.... A un oso de peluche le vas a hablar de reirse de uno mismo?... anda ya.... ¿caso no has visto que mi cara refleja siempre una eterna sonrisa? bordada es cierto.......pero sonrisa al fin y al cabo.
Un oso de peluche, como sabes, sabe siempre estar en su sitio.. en la estanteria donde lo han colocado cuando acabaron de jugar con él.... y siempre, siempre, prefiere recordar los raticos de juego mejor que los largos ratos de inactividad contemplando todo lo que ocurre en la habitacion, en esa habitacion pequeñita que todos tenemos dentro del corazon.... ¿de que es el corazon de un oso de peluche? ¿como es el corazon de un oso de peluche?... ¿que siente el corazon de un oso de peluche?....

- es de cera de abeja derretida...
- redondo con aristas puntiagudas
- triste como el amor que no ha existido...

bicos

Aldabra dijo...

¿Con qué te ha intrigado mi edad, Elbereth?... je je je... te diré que tengo más años de los que se me echan... y menos años de los que se requieren para estar tan realmente jodida... je je je...

Me alegra que te haya hecho reír...

y de ese último novio que tú preguntas... ¿quién se acuerda ya?... je je je...

Nuk... ¿así que eres un oso de peluche?... encantada de conocerte y bienvenido.

Bicos gordos.
Aldabra,

by Alex dijo...

Jajaja...te empeñas en no decir la edad y en tu perfil pones que tienes 45 años.....¿O, lo he soñado?.....jajajaja
Me he paseado un poco por tu "casa", tenia curiosidad....
¿No te importa, verdad?...
Eres una vecina primahermana, con una hija de 17, que es una mujer sensata y teneis mucha confianza...
Lo de no conseguir orgasmos, la verdad no lo entiendo muy bien...pueden ser mejores o peores, pero la anorgasmia, es un problema para consultar con un médico.....Y te pido perdón por meterme en un terreno tan personal....
Veo que secribes mucho, casi todos los dias y algunos dias mas de un post.....¿Escribes por no matar?....jajajajaja
A todo esto....tu ultimo post....Eres "una mujer que ama demasiado".....¿Cuanto es demasiado?.....
No me hagas mucho caso, vecina....
Un beso gordo...

Aldabra dijo...

buenos días, alex... antes de nada decirte que puedes paearte por mi "casa" cuando quieras... te doy la bienvenida sincera...

pero debes saber una cosa: todo lo que escribo en este blog puede ser verdad o puede ser ficción...

este texto se tituló Autoretrato en el mismo momento en que lo colgué en el blog... hace muchos años que lo escribí y siempre se tituló (hasta ahora) Monólogo de una mujer madura...

no negaré que mis textos tienen mucho de mí misma... pero no tiene porque ser de mí misma real... yo soy muchas mujeres al mismo tiempo... desempeño muchos roles y en cada uno de ellos me comporto de manera diferente y escribo de manera diferente...

Autoretrato, puede ser mi vida pero también puede ser la vida de cualquier mujer de mi generación...

y respecto a mi último post... siempre he considerado que había amado todo lo mejor que podía amar en cada momento porque eso creo que es justo lo que se merece la persona que está conmigo... y si al final se demuestra que esa persona no merecía todo mi amor, me digo: "Él se lo ha perdido"...

mi amor es lo mejor y más grande que puedo dar porque me sale de lo más hondo, no tengo ninguna duda...

bicos gordos,
Aldabra

Gallegos y Asturianos, primos hermanos... tengo alguna familia viviendo en Asturias desde hace años y os visito siempre que puedo.